Abuso sexual

Abuso sexual es cualquier tipo de contacto o comportamiento sexual forzado u obligado que sucede sin consentimiento. El abuso sexual incluye violación o intento de violación, abuso sexual de menores y acoso o amenazas sexuales. En los Estados Unidos, casi una de cada cinco mujeres ha sido violada y casi la mitad de las mujeres ha experimentado otro tipo de abuso sexual.1 Si has sufrido de abuso sexual, no es tu culpa.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es el abuso sexual?

El abuso sexual es cualquier tipo de actividad sexual, incluso violación, sin consentimiento. El abuso sexual, también denominado violencia sexual, nunca es culpa de la víctima.

¿Qué es violación?

El Departamento de Justicia define violación como: "La penetración, por leve que sea, de la vagina o el ano con cualquier parte del cuerpo u objeto, o penetración oral por un órgano sexual de otra persona, sin el consentimiento de la víctima".2 Esta definición legal es usada por el gobierno federal para recopilar información de la policía local acerca de violaciones. Es posible que la definición de violación sea un poco diferente en tu comunidad.

También es violación cuando no puedes dar tu consentimiento físicamente, como por ejemplo si estás borracha, pierdes el conocimiento o estás bajo los efectos de drogas. Lee más sobre alcohol, drogas y abuso sexual. También es violación cuando no puedes dar tu consentimiento legalmente, como por ejemplo si eres menor de edad.

¿Qué incluye el abuso sexual?

El abuso sexual puede incluir:3

  • Cualquier tipo de contacto sexual con alguien que no puede dar su consentimiento, tales como menores de edad, personas con discapacidad intelectual o personas inconscientes
  • Violación
  • Intento de violación
  • Coerción sexual
  • Contacto sexual con un niño
  • Incesto (contacto sexual entre familiares)
  • Caricias o contacto no deseados por encima o debajo de la ropa

El abuso sexual también puede ser verbal o visual. Es cualquier cosa que fuerza a una persona a participar en contacto o atención sexual no deseado. Algunos ejemplos incluyen:4

  • Voyerismo, o mirar a hurtadillas (cuando alguien mira actos sexuales privados sin el consentimiento de los involucrados)
  • Exhibicionismo (cuando alguien se expone en público)
  • Acoso o amenazas sexuales
  • Forzar a alguien a posar para fotos sexuales

¿Qué significa "consentimiento" en cuanto al abuso sexual?

Consentimiento se refiere a un "si" claro para realizar una actividad sexual. Decir "no" no significa que no diste tu consentimiento.

Dar tu consentimiento significa:

  • Que sabes y comprendes lo que sucede (no estás inconsciente, desmayada o incapacitada intelectualmente).
  • Que sabes lo que quieres hacer.
  • Que tienes la capacidad de decir lo que quieres hacer.
  • Que estás sobria (no bajo la influencia del alcohol o las drogas).

A veces,  no puedes dar tu consentimiento legal a una actividad o contacto sexual. Por ejemplo, si:

  • Eres amenazada, forzada, obligada o manipulada para dar tu consentimiento
  • No tienes la capacidad física para hacerlo (estás borracha, drogada, inconsciente o dormida)
  • No tienes la capacidad mental para hacerlo (debido a una enfermedad o discapacidad)
  • Eres menor de 16 años (en la mayoría de los estados) o 18 años (en otros estados)

Recuerda:

  • El consentimiento es un proceso continuo, no una pregunta de una sola vez. Si das tu consentimiento para participar de una actividad sexual, puedes cambiar de opinión y elegir detenerte, incluso luego de haber comenzado la actividad sexual.
  • Haber dado tu consentimiento en el pasado no significa que lo darás en el futuro. El hecho de haber dado tu consentimiento en el pasado para participar de una actividad sexual no significa que tienes que dar tu consentimiento en la actualidad o en el futuro.
  • Aceptar participar de cierta actividad sexual no significa que das tu consentimiento para todos los tipos de actividad sexual. Si aceptas participar de una actividad sexual, es solo para los tipos de actividad sexual con los que te sientes cómoda en ese momento con esa pareja.

¿Qué NO se considera consentimiento en un abuso sexual?

  • Silencio. El hecho de que alguien no diga "no" no quiere decir que dice "sí".
  • Haber dado consentimiento anteriormente. El hecho de que alguien haya dicho "sí" en el pasado no significa que dice "sí" en la actualidad. El consentimiento debe ser parte de cada actividad sexual, siempre.
  • Estar en una relación. Haber estado casada, salido con alguien o tenido contacto sexual con alguien en el pasado no quiere decir que haya consentimiento en este momento.
  • Estar bajo los efectos del alcohol o de las drogas. Lee más sobre alcohol, drogas y abuso sexual.
  • No defenderse. No defenderse físicamente no significa que haya consentimiento.
  • Ropa sexy, bailes o coqueteos. Solo "sí" significa "sí".

¿Qué es la coerción sexual?

No todos los abusos sexuales implican ataque físico. Coerción sexual es una actividad sexual no deseada que sucede luego de que una persona es presionada, engañada o forzada de una manera no física.

Cualquier persona puede usar coerción, por ejemplo, maridos, parejas, novios, amigos, compañeros de trabajo, jefes o citas.

¿Cuáles son algunos ejemplos de coerción sexual?

La coerción sexual puede ser presión social o emocional para forzar a alguien a participar de una actividad sexual que no quiere o acepta. Consulta el cuadro a continuación para conocer maneras en que alguien podría usar coerción sexual:

Ejemplos de coerción sexual
Maneras en que alguien podría usar coerción sexual Lo que él / ella puede decir
Pedirte tener sexo una y otra vez hasta agotarte, o hacerte sentir mal, culpable u obligada
  • "Si realmente me amaras, lo harías".
  • "¡Vamos, es mi cumpleaños!"
  • "No sabes lo que me haces".
Hacerte sentir que es demasiado tarde para decir no
  • "Pero ya me excitaste".
  • "No puedes simplemente pedirle a un hombre que se detenga".
Decirte que no tener sexo afectará tu relación
  • "Todo es perfecto. ¿Por qué tienes que arruinarlo?".
  • "Terminaré contigo si no tienes sexo conmigo".
Mentir o amenazar con hacer correr rumores sobre ti
  • "Todos creen que ya lo hicimos, así que por qué no lo haces".
  • "De todas maneras les diré a todos que lo hiciste".
Hacer promesas
  • "Te recompensaré".
  • "Sabes que tengo muchos contactos".
Amenazar a tus hijos o a otros familiares
  • "Le haré esto a tu hija si no lo haces conmigo".
Amenazarte con tu trabajo, hogar o carrera
  • "Realmente respeto tu trabajo aquí. Odiaría que algo cambiara eso".
  • "Aún no decido quién va a obtener las bonificaciones este año".
  • "No te preocupes por el alquiler. Hay otras cosas que puedes hacer".
  • "Trabajas tan duro, sería vergonzoso que no obtuvieras una A".

¿Cómo puedo responder en el momento ante una coerción sexual?

La coerción sexual no es tu culpa. Si te sientes presionada por hacer algo que no quieres hacer, hazlo saber o apártate de la situación. Es mejor terminar una relación o herir los sentimientos de alguien que hacer algo para lo que no te sientes preparada o no estás dispuesta a hacer.

Algunas posibles respuestas son:

  • "Quiero igual que tú, pero no estoy lista para tener sexo".
  • "Si realmente te importo, respetarás que no quiera tener sexo".
  • "No te debo una explicación ni nada en absoluto".

Sé clara y directa con la persona que te está presionando. Dile cómo te sientes y qué no quieres hacer. Si la otra persona no te escucha, apártate de la situación. Si tú o tu familia están en riesgo físico, intenta alejarte de la persona lo más rápido posible. Llama al 911 si estás en peligro inmediato.

¿Cómo puedo obtener ayuda luego de sufrir una coerción sexual?

La coerción sexual es un tipo de abuso sexual. Llama a la Línea Nacional de Ayuda contra el Abuso Sexual al 800-656-HOPE (4673) o chatea en línea con un funcionario capacitado de la línea de ayuda en la  Línea Nacional en Internet contra el Abuso Sexual en cualquier momento para obtener ayuda.

Algunos hechos de coerción sexual van contra la ley o violan las políticas de escuelas o lugares de trabajo. Si eres menor de 18 años, cuéntale a un adulto de confianza lo que sucedió. Si eres mayor de edad, considera hablar con alguien acerca de cómo obtener ayuda y cómo denunciar a la persona ante las autoridades locales. Puedes hablar con un consejero, el departamento de recursos humanos o la policía local.

¿Quiénes sufren de abuso sexual?

El abuso sexual puede sucederle a cualquier persona de cualquier edad, raza u origen étnico, religión, capacidad, apariencia, orientación sexual o identidad de género. Sin embargo, las mujeres tienen mayores índices de abuso sexual que los hombres.

  • Mujeres. Más de 23 millones de mujeres en los Estados Unidos han sido violadas. Más de una de cada cinco mujeres afroamericanas y blancas y una de cada ocho mujeres hispanas han sido violadas.1
  • Mujeres jóvenes. La mayoría de las mujeres que fueron violadas eran menores de 25 años al momento de la violación. Casi la mitad de las mujeres víctimas de violación eran menores de 18 años.1
  • Hombres. Casi 2 millones de hombres en los Estados Unidos han sido violados. Casi un 6 % de los hombres ha experimentado coerción sexual, y casi un 11 % ha experimentado contacto sexual no deseado.1
  • Lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero (LGBT, por sus siglas en inglés). Las mujeres bisexuales tienen índices más altos de abuso sexual que las lesbianas y heterosexuales. Casi la mitad de todas las mujeres bisexuales han sido violadas.5 Las lesbianas y mujeres bisexuales también tienen índices más altos de violencia sexual por parte de una pareja que las mujeres heterosexuales. Más de la mitad de las personas transgénero ha sufrido abuso sexual.6,7 Lee más sobre violencia en relaciones homosexuales.

¿Quién comete abuso sexual?

A veces, el abuso sexual lo comete un extraño. Pero con mayor frecuencia, sin embargo, lo comete alguien que conoces, por ejemplo un amigo, conocido, pariente, cita o pareja.

Tanto las mujeres como los hombres cometen abuso sexual, pero casi un 99 % de todas las personas denunciadas por abuso sexual son hombres. Seis de cada 10 de ellos son blancos.8 La mayoría de las víctimas de abuso sexual conocen a la persona que abusó de ellas.1

¿Puedo sufrir abuso sexual por parte de mi pareja o cónyuge?

Sí. El abuso sexual es una actividad sexual no deseada, sin importar con quién se hace.

Los abusos sexuales por parte de personas con las que se tiene una relación íntima son comunes. Más de la mitad de las mujeres víctimas de violación fueron violadas por sus parejas.1

¿Qué hago si fui víctima de abuso sexual?

Si estás en peligro o necesitas atención médica, llama al 911. Si puedes, aléjate de la persona que abusó de ti y ve a un lugar seguro lo más rápido posible.

Si sufriste de abuso sexual o violación, hay otras cosas importantes que puedes hacer de inmediato:

  • Guarda todo lo que pudiera tener el ADN del agresor. Por muy difícil que sea no lavarse, si lo haces podrías eliminar evidencia importante. No cepilles, peines o limpies ninguna parte de tu cuerpo. No te cambies de ropa, si es posible. No toques ni cambies nada en el lugar donde ocurrió el abuso. De esa manera, la policía local tendrá evidencia física de la persona que abusó de ti.
  • Ve a la sala de emergencias del hospital más cercano, lo antes posible. Necesitas que te examinen y te curen las heridas. Es posible que te den medicamentos para prevenir el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS) y anticoncepción de emergencia para prevenir un embarazo. La Línea Nacional de Ayuda contra el Abuso Sexual, 800-656-HOPE (4673), puede ayudarte a encontrar un hospital cercano donde puedan recolectar evidencia del abuso sexual. Pide que te atienda un examinador forense de abuso sexual (SAFE, por sus siglas en inglés). Un médico o una enfermera usará un kit para casos de violación para recolectar evidencia. Esto puede incluir fibras, cabellos, saliva, semen o ropa que haya dejado el agresor. No tienes que decidir si presentar cargos o no mientras estás en el hospital.
    • Si crees que te drogaron, pídele al personal del hospital que te hagan pruebas de detección de  drogas para violación durante una cita, como Rohypnol y Gammahidroxibutirato (GHB), entre otras drogas.
    • El personal del hospital también puede ponerte en contacto con el centro local de crisis en caso de violación. El personal allí puede ayudarte a tomar decisiones en cuanto a cómo denunciar el abuso sexual y obtener ayuda a través de grupos de asesoramiento y apoyo.
  • Busca ayuda. Llama a un amigo o familiar de confianza, o llama a un centro de crisis o una línea de ayuda. Los centros de crisis y las líneas de ayuda tienen voluntarios y consejeros capacitados que pueden ayudarte a encontrar apoyo y recursos cerca tuyo. Una de las líneas de ayuda es la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual, 800-656-HOPE (4673). Si formas parte de las fuerzas armadas, también puedes llamar a DoD Safe Helpline al 877-995-5246.
  • Denuncia el abuso sexual a la policía: llama al 911. Si quieres hablar con alguien primero acerca de cómo denunciar el abuso, también puedes llamar a la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual al 800-656-HOPE (4673). Un consejero te puede ayudar a entender cómo denunciar el delito. Aunque estas llamadas son gratuitas, pueden aparecer en tu factura de teléfono. Si crees que la persona que abusó de ti sexualmente puede revisar tu factura telefónica, intenta llamar desde el teléfono de un amigo o un teléfono público.
  • Anota los detalles sobre la persona que abusó de ti sexualmente y lo que sucedió.

¿Cómo puedo obtener ayuda luego de sufrir un abuso sexual?

Luego de un abuso sexual, puedes sentir miedo, vergüenza, culpa o conmoción. Estos sentimientos son normales. Pero el abuso sexual nunca es tu culpa. Puede ser aterrador pensar en hablar sobre el agresor, pero es importante conseguir ayuda. Puedes llamar a estas organizaciones a cualquier hora, de día o de noche. Las llamadas son gratuitas y confidenciales:

Cada estado y territorio tiene organizaciones y líneas de ayuda para ayudar a las personas que han sido víctimas de abuso sexual.

¿Cómo puedo disminuir mi riesgo de abuso sexual?

No siempre puedes prevenir el abuso sexual. Si eres víctima de abuso, o si te encuentras en una situación que parece insegura, no es tu culpa. Sin embargo, puedes tomar medidas para mantenerte segura en general:9,10

  • Ve a fiestas o reuniones con amigos. Lleguen juntos, estén en contacto y váyanse juntos. Habla sobre tus planes para la noche, de modo que todos sepan qué esperar.
  • Cuida a tus amigos, y pídeles que te cuiden también. Si una amiga parece estar fuera de sí, demasiado borracha para la cantidad de alcohol que consumió, tiene una conducta extraña o parece demasiado borracha como para mantenerse a salvo en general, llévala a un lugar seguro. Pídele a tus amigos que hagan lo mismo por ti.
  • Ten un "código" con tus amigos y familiares que signifique "Ven a buscarme, necesito ayuda" o "Llámame simulando una emergencia falsa". Llámalos o envíales un mensaje de texto y usa el código para hacerles saber que necesitas ayuda.
  • Descarga una aplicación en tu teléfono. Puedes descargar aplicaciones gratuitas que puedes usar si te sientes insegura o amenazada. Algunas aplicaciones comparten tu ubicación con tus amigos o la policía si necesitas ayuda. También puedes configurar una aplicación para que te envíe mensajes de texto durante toda la noche para garantizar que estás a salvo. Si no respondes, la aplicación le notificará a la policía.
  • Evita beber desde poncheras u otros contenedores que pueden ser alterados fácilmente (cuando se agrega alcohol a una bebida sin permiso). Si crees que tú o alguno de tus amigos ha sido drogado, llama a la policía. Cuéntales lo que sucedió para que te puedan hacer las pruebas adecuadas para las drogas específicas.
  • Conoce tus límites cuando consumas alcohol o drogas. No dejes que nadie te presione para beber o hacer más de lo que quieres.
  • Confía en tus instintos. Si estás sola con alguien que no conoces o en quien no confías, vete. Si te sientes incómoda en una situación por cualquier motivo, vete. Tú eres la única persona que puede determinar si te sientes segura o no.
  • Conoce tus alrededores. Especialmente si caminas sola, evita hablar por teléfono o escuchar música con auriculares. Transita por áreas ajetreadas y bien iluminadas, especialmente de noche.

¿Hay alguna relación entre el alcohol y las drogas y el abuso sexual?

Sí. El abuso sexual y el alcohol a menudo van de la mano. Algunas investigaciones demuestran que hasta tres de cada cuatro agresores habían estado bebiendo al momento de suceder el ataque.11

Las investigaciones también demuestran que aproximadamente la mitad de las víctimas de abuso sexual había estado bebiendo.11 Sin embargo, eso no significa que el alcohol causa el abuso sexual. Muchos criminales usan el alcohol como herramienta para disminuir la capacidad de una persona para dar su consentimiento, resistirse, comprender lo que está sucediendo o recordar el abuso. Pueden aprovecharse de la víctima que ya había bebido o alentarla a beber más de lo que usualmente bebe.

Algunos criminales también usan drogas denominadas "drogas para violación durante una cita". Estas drogas se colocan en los tragos, incluso bebidas no alcohólicas, o en la comida sin el conocimiento de la víctima. Las drogas pueden causar pérdida de memoria, de modo que las víctimas pueden no saber lo que sucedió. Algunos agresores también usan otras drogas, tales como éxtasis, marihuana o pastillas con receta. Puede que le den drogas a una persona que las consume por propia voluntad, o pueden drogarla sin su consentimiento.

Una persona borracha, drogada o bajo los efectos de las drogas no puede dar su consentimiento. Sin consentimiento, la actividad sexual es abuso sexual.

¿El abuso sexual causa efectos en la salud a largo plazo?

Sí, el abuso sexual puede causar efectos en la salud a largo plazo. Las personas que han sido víctimas de abuso sexual tienen más posibilidades de presentar:1

  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Dolor a largo plazo
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Salud física y mental deficientes

Otros efectos en la salud pueden incluir:12

  • Ansiedad, estrés o miedo agudos
  • Abuso del alcohol o de las drogas
  • Depresión
  • Trastornos de la conducta alimentaria
  • Infecciones de transmisión sexual (ITS)
  • Embarazo
  • Autoflagelación o suicidio

¿Cómo puedo ayudar a alguien que sufrió un abuso sexual?

Puedes ayudar a un amigo o familiar que ha sufrido abuso sexual escuchando, consolando y no juzgando. Refuerza el mensaje de que no fue su culpa y que es natural sentir enojo, confusión o vergüenza, o cualquier combinación de sentimientos.

Pregúntale a tu ser querido si quiere que lo acompañes al hospital o a terapia. Si decide denunciar el delito a la policía, pregúntale si quiere que lo acompañes. Hazle saber que puede encontrar ayuda profesional. Coméntale sobre las líneas de ayuda para llamar y hablar con alguien. Obtén más consejos sobre cómo ayudar a una amiga víctima de abuso sexual en nuestra sección Violencia contra la mujer.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre el abuso sexual?

Para obtener más información acerca del abuso sexual, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2014). Prevalencia y características de la violencia sexual, el acecho y la violencia por parte de una pareja - National Intimate Partner and Sexual Violence Survey, Estados Unidos, 2011 (versión en inglés) MMWR; 63(SS08): 1–18.
  2. Departamento de Justicia. (2012). Una definición actualizada de violación (versión en inglés).
  3. Departamento de Justicia. (2016). Abuso sexual (versión en inglés).
  4. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2014). Comprensión de la violencia sexual (versión en inglés) (PDF, 382 KB).
  5. Walters, M.L., Chen, J., Breiding, M.J. (2013). The National Intimate Partner and Sexual Violence Survey (NISVS): Hallazgos sobre abuso por orientación sexual 2010 (versión en inglés) (PDF, 1.7 MB). Atlanta, GA: Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
  6. Grant, J.M., Mottet, L.A., Tanis, J., Harrison, J., Herman, J.L., Kiesling, M. (2011). Injusticia en todas partes: informe de la National Transgender Discrimination Survey (versión en inglés) (PDF, 25 MB).
  7. National Center for Lesbian Rights. (2014). Abuso sexual en la comunidad LGBT (versión en inglés).
  8. Departamento de Justicia de los EE. UU. (1997). Agresiones y agresores sexuales (versión en inglés) (PDF, 213 KB).
  9. Rape, Abuse & Incest National Network. (n.d.). Maneras de reducir el riesgo de abuso sexual.
  10. Sexual Assault Prevention and Awareness Center, Universidad de Michigan. (s/d). Las drogas y el abuso sexual (versión en inglés).
  11. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism. (s/d). El alcohol y el abuso sexual (versión en inglés).
  12. Organización Mundial de la Salud. (2002). Violencia sexual (versión en inglés) (PDF, 1.8 MB).