Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

4 vacunas para una adolescencia más saludable

28 de julio de 2015

Tres adolescentes sonriendoLo sé, sigue siendo verano. ¡Es demasiado pronto para pensar sobre el regreso a la escuela! Pero es el momento perfecto para ocuparte de algunas de las necesidades médicas de tus hijos, antes de que comience la presión de la escuela, los deportes y las actividades extracurriculares.

Cuando nuestros hijos son pequeños, hay muchas vacunas en el calendario. Hepatitis, rotavirus, difteria, sarampión, paperas, rubéola: cuando nuestros hijos son pequeños, son vulnerables a muchas cosas. Pero una vez que están en la escuela, terminan con todo eso, ¿verdad?

¡No es verdad! Hay varias vacunas que los preadolescentes y los adolescentes necesitan para mantenerse saludables. Esta es una lista de cuatro vacunas recomendadas para casi todos los adolescentes:

  • Tdap​​​​​​​. Todos los niños de 11 y 12 años deben recibir esta vacuna. Los protege de tres enfermedades: tétanos, difteria y tos ferina (Tdap). El tétanos es una bacteria tóxica que se puede contraer cuando se infecta un corte o una herida (como pisar un clavo oxidado). La difteria y la tos ferina se transmiten por el aire con la tos y los estornudos. La tos ferina puede ser especialmente mortal para los bebés. Si tu hijo cuida a otros niños o tiene un hermano menor, la Tdap puede evitar que les transmita la bacteria de la tos ferina.

    La vacuna Tdap actúa como un refuerzo de la DTaP que reciben los niños cuando son bebés, ya que su protección desaparece con el tiempo. Mientras tu hijo recibe la vacuna Tdap, habla con su médico sobre la posibilidad de recibir una vacuna de refuerzo de Tdap o Td para ti: los adultos necesitan una vacuna de refuerzo cada 10 años.

  • VPH. Todos los adolescentes (niñas y niños) deben recibir la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) a los 11 o 12 años de edad. Esta vacuna protege contra el virus que causa el cáncer de cuello uterino y varios otros tipos de cáncer, incluidos el cáncer de pene, vulva, vagina, ano y garganta. La vacuna también protege contra las verrugas genitales. La vacunación de niños y niñas ayuda a mantenerlos sanos y hace que sean menos propensos a transmitir el virus a otras personas. Para una protección completa, tu hijo necesita tres dosis de la vacuna durante seis meses. Si tienes adolescentes, no es demasiado tarde para protegerlos. Habla con tu proveedor de atención médica sobre la actualización de vacunas (PDF, 229 KB). ¿Tienes más preguntas sobre la vacuna contra el VPH? Mira este video.
  • Meningitis meningocócica. La vacuna meningocócica protege contra enfermedades como la meningitis, una enfermedad rara pero muy grave en la que la enfermedad ataca rápida e inesperadamente y las muertes pueden ocurrir en tan solo unas pocas horas. Los adolescentes y los adultos jóvenes tienen un mayor riesgo de infección, por lo que los niños deben recibir la primera dosis de la vacuna a los 11-12 años y una dosis de refuerzo a los 16 años. Si tu adolescente no recibió la vacuna meningocócica cuando era más joven, puede ponerse al día con la vacuna. Los niños con ciertas afecciones deben tener un calendario de dosis modificado. Habla con tu proveedor de atención médica sobre el calendario adecuado para tu hijo. Mira este video para obtener más información sobre cómo proteger a tus hijos de la meningitis.
  • Gripe. Todo el mundo necesita una vacuna contra la gripe todos los años. La vacuna contra la gripe es la mejor manera de prevenir la gripe, tanto para niños como para adultos. No solo protege contra la influenza, también puede prevenir complicaciones como la deshidratación y la neumonía. Si tu hijo tiene asma o diabetes, puede evitar que empeore si contrae la gripe. Mira este video para obtener más información.
  • Vacunas adicionales. Si tu hijo tiene problemas de salud de larga duración, está recibiendo algún tipo de tratamiento médico o viajará al extranjero en los próximos meses, es posible que necesite vacunas diferentes a las de otras personas de su edad. Habla con el médico de tu hijo sobre otras vacunas que pueda necesitar.

Bien, ahora sabes qué vacunas necesitan tus preadolescentes y tus adolescentes. ¿Qué hay acerca del costo? Bueno, gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, los planes de seguro deben cubrir muchas de las vacunas que necesitan los adolescentes, sin ningún costo adicional para ti. Eso incluye las vacunas Tdap, VPH, meningocócica y antigripal. Consulta con tu proveedor de seguros para averiguar exactamente qué está incluido en tu plan. Si no tienes seguro médico, tu hijo podría calificar para vacunas gratuitas a través del programa de vacunas para niños. También puedes comunicarte con tu departamento de salud estatal para obtener más información sobre dónde obtener vacunas gratuitas o de bajo costo en tu área.

Visita WebMD hoy para poner a prueba tus conocimientos sobre vacunas, obtener más información sobre las vacunas que tu hijo necesita y saber qué hacer cuando una vacuna no es suficiente. Las vacunas nos mantienen seguros y saludables, así que asegúrate de que tu hijo reciba todas las vacunas que necesita antes de que comiencen las clases este otoño.

¿Son seguras las vacunas?

¡Sí! Las vacunas se prueban durante muchos años antes de que se autorizan y se ponen en uso. Incluso después de que se aprueba una vacuna, se supervisa de cerca para garantizar su seguridad y eficacia. Si hay informes de problemas de salud, las recomendaciones pueden cambiar. Obtén más información sobre la seguridad de las vacunas.

¿Qué debo esperar después de que mi hijo reciba una vacuna?

La mayoría de los niños no presentan efectos secundarios evidentes después de las vacunas. A veces, verás reacciones leves como dolor en el lugar de la inyección, sarpullido o fiebre leve. Muy raramente hay reacciones más graves, como una reacción alérgica. Antes de que tu hijo reciba una vacuna, asegúrate de informar a tu médico sobre todas sus alergias.