Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

8 cosas que debes saber sobre la extracción de leche en el trabajo

Agosto 20 de 2015

Nota editorial: esta publicación del blog contiene información del blog MomsRising. La fecha original de publicación fue el 12 de agosto de 2015. Lee la publicación original.

Una empleada ingresando a una sala para lactancia materna.Lugar, lugar, lugar. Es una de las mayores preocupaciones de las madres lactantes que planean extraer leche en el trabajo.

La buena noticia es que ya sea que trabajes en una tienda minorista, un restaurante o un hangar de avión, hay formas de hacer espacio para que puedas extraerte leche. En algunos casos, ¡solo se requiere un poco de creatividad!

Gracias a la ley de "Tiempo de Descanso para las Madres Lactantes", la mayoría de los empleadores de trabajadoras por hora deben proporcionar a las madres lactantes adaptaciones básicas para la lactancia, como un espacio privado y funcional para extraerse leche y tiempo libre para hacerlo. Sin embargo, por ley, el espacio no puede ser un baño.

Ya sea que estés embarazada o hayas dado a luz recientemente y desees continuar la lactancia materna después de regresar al trabajo, tenemos la información que necesitas. Consulta estas preguntas (y respuestas) frecuentes sobre la ley y tus derechos, las razones por las que la lactancia materna es buena para todos, incluido tu empleador, y consejos sobre cómo hablar con tu jefe sobre la lactancia materna.

¿Estoy cubierta por la ley de Tiempo de Descanso para las Madres Lactantes?

La ley se aplica a la mayoría de las asalariadas por hora y a algunas empleadas cubiertas por la Ley de Normas Laborales Justas (FLSA, por sus siglas en inglés). Incluso si no estás cubierta por la ley federal, es posible que estés cubierta por una ley estatal. ¿Tienes preguntas? Llama a la División de Salarios y Horas Laborales del Departamento de Trabajo de EE. UU. al 866-487-9243 y pregunta por el asesor de la Ley de Normas Laborales Justas.

¿Se pagan o no mis descansos?

La ley no exige que se paguen los descansos para extraer leche. Sin embargo, si tu empleador ya ofrece descansos pagados, puedes utilizar esos descansos para extraerte leche. Es posible que tu empleador no te pague el tiempo adicional que utilices.

¿Con qué frecuencia puedo tomarme un descanso para extraerme leche?

La ley requiere que los empleadores proporcionen tiempo y espacio "cada vez que dicha empleada necesite extraerse leche". Si el espacio no está disponible cuando lo necesites, tu empleador no está cumpliendo con los requisitos de la ley. Si te preocupa no poder tomarte el tiempo de descanso suficiente para extraerte leche, consulta estas soluciones creativas de tiempo y espacio.

¿Qué tipo de espacio debe proporcionar mi empleador?

La ley exige que los empleadores proporcionen un lugar utilizable que no sea un baño. Debe ser completamente privado para que nadie pueda ver el interior o entrar al espacio mientras se está utilizando.

Los empleadores no están obligados a crear un espacio específico permanente para las empleadas lactantes. En muchos lugares de trabajo, no hay espacios sin usar. En ese caso, el empleador podría darte acceso a un espacio que normalmente se use para otros fines, como la oficina del gerente o el área de almacenamiento.

El documento Lactancia materna en el sector comercial (PDF, 2.15 MB) recomienda que, como mínimo, los empleadores proporcionen un espacio seguro y privado con una silla y una mesa pequeña o estante para colocar el extractor de leche. Un espacio especialmente útil podría incluir un tomacorriente, una puerta que se pueda cerrar con llave desde el interior, un fregadero y/o un refrigerador ubicado cerca del espacio de extracción. Aunque no es obligatorio, estas adiciones pueden ayudar a acortar el tiempo de descanso porque no necesitarás desplazarte a otra área para lavarte las manos, limpiar las piezas del extractor y almacenar la leche.

Me preocupa que simplemente no tengamos espacio en mi lugar de trabajo. ¿Cuáles son algunas soluciones de espacio creativas?

Los empleadores y empleados de todas las industrias han encontrado soluciones creativas para hacer posible la lactancia materna. A continuación, se muestran algunas creativas soluciones de espacio:

  • Áreas no utilizadas como un armario de almacenamiento, una oficina vacía o una sala de reuniones
  • Oficina del administrador
  • Áreas que puedan dividirse o bloquearse con una cortina.
  • Vehículo de la empresa o personal con cortinas en las ventanas
  • Carpas emergentes o paredes temporales
  • Trabajo desde casa

¿Qué pasa con el equipo que necesitaré?

En la mayoría de los casos, se espera que las empleadas proporcionen su propio extractor, recipientes de almacenamiento y suministros de limpieza. Gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, la mayoría de los planes de salud deben cubrir el costo de un extractor de leche. Si eliges comprar tus propios suministros para la lactancia, los mismos son deducibles de impuestos (PDF, 11.3 KB).

¿Por qué mi empleador debería apoyarme con la extracción de leche en el trabajo?

Es posible que muchos empleadores no se den cuenta de que la lactancia materna les puede permitir ahorrar dinero. Comparte estos beneficios con tu empleador:

  • Las empleadas lactantes faltan al trabajo con menos frecuencia porque los bebés amamantados son más saludables.
  • La lactancia materna reduce los costos de atención médica.
  • El apoyo a la lactancia materna ayuda a los empleadores a mantener a sus mejores empleadas de modo que se gasta menos dinero en contratar y capacitar a nuevos empleados.
  • Las empleadas lactantes que reciben apoyo en el lugar de trabajo tienen una mayor productividad y lealtad.

Obtén más información sobre cómo los empleadores se benefician de los programas de apoyo a la lactancia materna en el lugar de trabajo.

¿Cómo puedo hablar con mi empleador sobre mis necesidades?

La mayoría de los empleadores con gusto te brindarán el apoyo que necesitas, siempre que sepan cuáles son tus necesidades y lo importante que es para ti contar con su apoyo. Si tu empresa no cuenta con un programa de apoyo a la lactancia materna, es posible que nadie lo haya solicitado. Consulta estos consejos para hablar con tu empleador:

  • Plantea el caso. La lactancia materna es la opción más saludable para ti y tu bebé.
  • Es posible que tu supervisor no sepa lo que necesitas para continuar la lactancia materna. Simplemente explica tus necesidades básicas de privacidad y descansos flexibles para extraerte leche.
  • Explica cómo satisfacer tus necesidades de lactancia beneficiará a la empresa utilizando los ejemplos que proporcionamos anteriormente.
  • Aclara que no tomarás descansos más largos de lo necesario.
  • ¡Debes estar preparada! Considera las posibles inquietudes que pueda tener tu supervisor.
  • Piensa en el equipo. Sé sensible a los temas que son importantes para tu empresa y demuestra cómo el apoyo a tus esfuerzos para continuar la lactancia materna puede ayudarlos a ambos a lograr sus objetivos.
  • Asegúrate de mostrar tu agradecimiento por los esfuerzos de tu supervisor para apoyar tu lactancia.

Recuerda, no tienes que dejar la lactancia materna porque estás regresando al trabajo. Nuestro sitio web, Apoyo a la lactancia materna en el trabajo: soluciones para el empleador tiene ideas creativas y de bajo costo para ayudar a todo tipo de empresas a colaborar con sus empleadas lactantes para que alcancen sus objetivos de lactancia. ¡La ley está de tu lado!