Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Violencia doméstica: perspectiva de una proveedora

26 de octubre de 2014

médica con una pacienteOctubre es el Mes Nacional de Concientización sobre la Violencia Doméstica, un momento importante para generar conciencia sobre este problema de salud pública. La violencia doméstica o la violencia interpersonal (IPV) puede tener un impacto profundo en la salud, la seguridad y el bienestar de mujeres y hombres, niños y otros miembros de la familia. Según datos nacionales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, más de una de cada tres mujeres y uno de cada cuatro hombres en los Estados Unidos ha sufrido violación, violencia física y/o acecho por parte de una pareja íntima en su vida. La IPV también está relacionada con problemas de salud crónicos, el VIH/SIDA, y se ve agravada por otros problemas de comportamiento de alto riesgo, incluido el abuso de sustancias y problemas de salud mental. Los miembros de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transgénero también pueden experimentar la IPV en sus relaciones.

Identificar experiencias agresivas y traumáticas actuales o pasadas puede contribuir en la prevención de un potencial abuso, reducir la discapacidad y optimizar el estado de salud. Dado que los proveedores de atención médica suelen ser recursos confiables en sus comunidades, se encuentran en una posición única para conectar a las personas que experimentan IPV con los servicios locales de ayuda. Es sumamente importante dedicar tiempo a averiguar si las pacientes se sienten seguras en sus relaciones, a escuchar lo que dicen y descifrar lo que callan, y a observar la reacción de la persona ante esta pregunta. Proporcionar a las pacientes información, recursos y remisiones a organizaciones comunitarias para que reciban una mayor asistencia, si fuera necesaria, puede lograr marcar la diferencia.

Gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, muchos planes de seguro de salud ahora cubren pruebas de detección y asesoramiento breve para mujeres por violencia doméstica e IPV. La ley de atención médica también exige que la mayoría de los planes cubran pruebas de detección y asesoramiento sin costo adicional por VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual. Descubre qué otros servicios están cubiertos según las pautas de servicios preventivos para mujeres de la HRSA. Otros servicios preventivos para mujeres están disponibles sin costo extra, al igual que los servicios preventivos para adultos.

También hay recursos que puedes compartir con tus pacientes para ayudar a prevenir la violencia. Por ejemplo, Circle of 6 es una aplicación móvil gratis que permite a una mujer contactar fácilmente a seis amigos si está en una situación que la hace sentir incómoda o para la cual necesita ayuda.

Recuérdales a las mujeres que nadie tiene el derecho de lastimarlas ni de hacerles sentir miedo. Si sospechas que una de tus pacientes se siente en peligro, indícale que puede llamar a la Línea Nacional de Ayuda Contra la Violencia al 800-799-SAFE (7233) o 800-787-3224 (TDD) para hablar con alguien las 24 horas, los siete días de la semana, e infórmale que la llamada es gratuita y confidencial. Tus pacientes también pueden hablar con un abogado experto desde el sitio web de la Línea Nacional de Ayuda Contra la Violencia Doméstica.