Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

¿Cómo podemos tener mamás y bebés más saludables?

24 de junio de 2014

Mujer hablando con una médica¿Sabías que la mitad de los embarazos en los EE. UU. no fueron planificados? ¿Y sabías que los embarazos planificados son mejores para la salud de las madres y los bebés?  Es por ello que la Oficina de Asuntos de Población de EE. UU. y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades lanzaron recientemente recomendaciones formales sobre los servicios de planificación familiar.

Conversé con Susan B. Moskosky, directora en funciones de la Oficina de Asuntos de Población, para conocer más sobre la planificación familiar de calidad y por qué es importante.

Los profesionales de la salud han estado esperando con ansias estas nuevas nuevas recomendaciones. ¿Por qué el público general debería interesarse en las recomendaciones para los proveedores de salud?

Ya sea que las mujeres y parejas quieran prevenir el embarazo, estén pensando en tener su primer hijo o ya tengan hijos, es importante que tengan en cuenta la planificación familiar. Determinar si quieres tener un hijo en los próximos años puede ayudarte a tener un embarazo y un parto más saludables. Problemas como un parto prematuro o un peso bajo en recién nacidos pueden prevenirse. Prevengamos estos contratiempos porque pueden derivar en problemas de salud crónicos.

Las nuevas recomendaciones definen cuáles son los servicios de planificación familiar de excelente calidad y cuál es la mejor manera de proporcionárselos a mujeres, hombres y adolescentes. Las recomendaciones son para todos los proveedores de atención primaria, como tu médico de cabecera o enfermero de práctica avanzada, y no solo para obstetras y ginecólogos. Nuestro objetivo es que con el tiempo, cada proveedor de atención primaria le pregunte a cada paciente en edad reproductiva cuáles son sus metas respecto de tener o no tener hijos y trabajar con ellos para ayudarles a alcanzar esas metas.

Las recomendaciones, ¿abordan los servicios para mujeres y parejas que quieren tener hijos y para las que desean prevenir el embarazo?

Sí. Para aquellas que quieran demorar el embarazo o prevenirlo directamente, las recomendaciones describen específicamente la manera en la que los proveedores de salud pueden ayudar a sus pacientes a evitar el embarazo hasta que estén listos para cuidar de un hijo (o de otro más). Por ejemplo, las investigaciones revelan que las pacientes tienen una mayor inclinación a elegir anticonceptivos más eficaces luego de haber hablado sobre los métodos más efectivos. Una mujer que usa un método anticonceptivo más efectivo es menos propensa a tener un embarazo no planificado.

Las recomendaciones también sugieren que los proveedores de salud, como médicos, enfermeros de práctica avanzada y asistentes médicos, hablan sobre la salud antes de concebir con las pacientes que podrían querer tener hijos ahora o en el futuro. Las mujeres y los hombres en edad reproductiva (15-44) deben mantener la buena salud y no descuidar los problemas médicos, tanto para contribuir al bienestar suyo como al de cualquier hijo que puedan tener. La atención médica antes de concebir incluye pruebas de detección, además de asesoramiento y educación sobre temas como por ejemplo abandonar el hábito de fumar antes del embarazo, llegar a un peso saludable y controlar afecciones crónicas, como la diabetes, las cuales podrían afectar un embarazo futuro.

¿Qué más debe incluir una consulta sobre planificación familiar de excelente calidad?

Una consulta sobre planificación familiar puede incluir muchos servicios diferentes, dependiendo de las necesidades individuales del paciente. Podría incluir información sobre cuidados anticonceptivos y salud antes de concebir, pruebas de embarazo y orientación, pruebas de detección y tratamiento de infecciones de transmisión sexual (ITS), planificación de la vida reproductiva y servicios básicos para el tratamiento de la infertilidad. Las nuevas recomendaciones también incluyen sugerencias para servicios preventivos relacionados, como pruebas de detección de cáncer de mama y de cuello uterino.

¿Qué otra información quisieras que nuestros lectores conocieran?

Con el objetivo de brindar a mujeres y hombres una atención del más alto nivel, analizamos las investigaciones y los métodos a fin de facilitar los servicios de planificación familiar para los clientes. Por ejemplo, las investigaciones revelan que los exámenes pélvicos suelen no ser necesarios para que una mujer reciba sin inconvenientes una receta para métodos anticonceptivos hormonales, como píldoras, parche o anillo. Ciertamente, un examen pélvico es necesario para ciertos tipos de anticonceptivos, a fin de poder, por ejemplo, implantar un DIU o colocar un diafragma. Un examen pélvico también puede ser necesario para tratar otro problema médico. Sin embargo, las recomendaciones hacen hincapié en eliminar los obstáculos innecesarios para brindar métodos anticonceptivos de manera segura a más mujeres.

Parece que mujeres y hombres también pueden preguntar a sus médicos de cabecera sobre la planificación familiar.

Sí, recomendamos a los pacientes hacer preguntas a sus proveedores de salud y abordar el tema de la planificación familiar con ellos. Esto requerirá que todos trabajemos juntos para mejorar la cantidad de embarazos que son planeados y debidamente espaciados, a fin de optimizar la salud general de la madre y del hijo.

Para obtener más información sobre cómo brindar servicios de planificación familiar de calidad (QFP, por sus siglas en inglés): recomendaciones de la Oficina de Asuntos de Población de EE. UU y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, visita el sitio web de OPA. En línea, se pueden encontrar capacitación y recursos relativos a QFP para proveedores de servicios médicos. Sigue @OPA1 en Twitter para acceder a las actualizaciones sobre QFP.