Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Marca la diferencia en la vida de los hombres que amas

21 de junio de 2015

Una pareja mayor andando en bicicleta.Junio es el Mes de la Salud del Hombre. Pero espera, ¿por qué hablamos de la salud de los hombres en un sitio web sobre la salud de la mujer? Porque la salud del hombre afecta a la mujer de maneras muy significativas, y es mucho lo que tú puedes hacer para ayudar a los hombres que forman parte de tu vida a disfrutar de una vida más prolongada y saludable.

Comencemos por lo básico. En términos generales, los hombres tienen hábitos de salud menos beneficios que los de las mujeres y también son menos propensos a tomar medidas preventivas para su salud. En comparación con las mujeres, es 24 % menos probable que los hombres hayan consultado a un proveedor de atención médica durante el año pasado. Cuando se deciden a buscar atención médica, suelen cancelar las consultas de seguimiento, no terminan de tomar sus medicamentos recetados y subestiman la gravedad de las enfermedades y afecciones. Además, los hombres son más propensos a fumar, beber alcohol y tomar decisiones riesgosas, como no usar el cinturón de seguridad. ¿Qué resulta de todo esto? Que los hombres tienen un 60 % más de probabilidades que las mujeres de morir de una enfermedad cardiaca y siguiendo esta comparación, más del 40 % de posibilidades de morir de cáncer. En promedio, las mujeres viven unos cinco años más que los hombres.

Lo lamentable es que algunas de estas muertes pueden prevenirse pero, por alguna razón, son demasiados los hombres que no quieren o no pueden hacer cambios básicos (no siempre fáciles de implementar, lo sabemos) que podrían salvarles la vida, literalmente.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿qué podemos hacer, en nuestra calidad de mujeres, para cuidarlos mejor? Primero, tratemos de entender por qué puede ser difícil para algunos hombres tener la misma perspectiva sobre la salud que nosotras tenemos. Los niños siempre han sido criados con el concepto de que no deben llorar, quejarse ni mostrar signos de debilidad. En consecuencia, según mi propia experiencia, muchos hombres piensan que para que algo no les afecte, es mejor no saberlo. Lamentablemente, la ignorancia no es una bendición. Yo defino esta situación como los "terribles demasiados". Cuando tienen más de 20, los hombres se sienten demasiado recios para consultar a un médico. Cuando tienen más de 30, están demasiado ocupados para dedicarle tiempo a la atención preventiva. Cuando tienen más de 40 e incluso en décadas posteriores, tienen demasiado miedo de enfrentarse a lo que podrían descubrir. Debes explicarles a los hombres que forman parte de tu vida, que la atención preventiva es importante para todos, incluso si se sienten bien, porque permite identificar los problemas a tiempo, cuando es más fácil tratarlos. Si a tu pareja le inquieta hacerse un chequeo, ofrécete a acompañarle o reúnete con él después de la consulta para tomar un café o almorzar.

Hay muchas otras maneras de ayudar a los hombres que forman parte de tu vida a vivir por más tiempo y de forma más saludable. Sé un modelo a seguir para ellos y predica con el ejemplo siguiendo estos otros consejos preventivos sobre salud. ¡La mejor parte es que pueden ponerlos en práctica juntos!

  • Ana N. Fadich, MPH, CHESAparta tiempo para hacer ejercicio. La actividad física puede ayudarte a controlar tu peso y disminuir tu riesgo de padecer enfermedades graves, tales como enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer.
  • Adopta una alimentación saludable. Consume una amplia variedad de frutas, vegetales, cereales integrales y productos lácteos descremados o con un bajo contenido graso. Accede a más consejos para elegir una mejor alimentación (PDF, 805 KB) y encuentra consejos específicamente para hombres (PDF, 695 KB).
  • Deja de fumar. Ayuda a tus seres queridos a dejar este hábito también. Es la mejor decisión que puedes tomar para beneficiar tu salud y la de los que te rodean.
  • Infórmate. Familiarízate con los problemas de salud más comunes entre hombres y mujeres. Comparte tus conocimientos con los hombres que forman parte de tu vida. Puedes obtener toda la información que necesitas en menshealthnetwork.org y en espanol.womenshealth.gov.
  • Habla sobre salud. Hablar sin tapujos y honestamente sobre salud puede ayudarles a ti y a tu familia a sentirse más cómodos al momento de compartir con el resto alguna inquietud sobre salud o síntoma. Dale importancia a todos los síntomas, incluso los más leves, y cuéntaselos a tu proveedor de atención médica.

Puede que estos cambios no ocurran de la noche a la mañana. Implementar hábitos más saludables lleva tiempo. Sin embargo, es posible que, con el tiempo, logres mejorar la calidad de vida, y prolongar los años, de los hombres que amas. Y en ese proceso, también estarás mejorando tu propia calidad de vida.