Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Nadie debería estar a la venta

Enero 28 de 2015

Dra. Rochelle RollinsDurante la mayor parte de mi carrera a nivel federal, los retratos de Harriet Tubman e Ida B. Wells colgaron de mi pared. Estas heroínas me recuerdan que la libertad es preciosa y que las poblaciones vulnerables necesitan atención específica, protección y asistencia. Me honra trabajar con abolicionistas dentro de los sectores públicos y privados para poner fin al tráfico de personas, también conocido como la esclavitud moderna.

La trata de personas es el delito insidioso, extendido y rentable de forzar, engañar o coaccionar a alguien a trabajar a través de un servicio o acto sexual comercial. Además, todo niño de menos de 18 años que está en la industria del comercio sexual es víctima del tráfico sexual, independientemente de la presencia de fuerza, fraude o coerción. La promulgación de la Ley de Protección a las Víctimas de Trata de Personas de 2000 determina que estos delitos son una violación a la ley federal. La mayoría de las personas que corren riesgo son niñas, niños, hombres y mujeres que son vulnerables debido a circunstancias de la vida (por ejemplo, las personas que están bajo cuidado tutelar o en sistemas judiciales penales, sin techo, que son pobres o se encuentran en condiciones de servidumbre por deuda).

El presidente Obama declaró a enero el Mes Nacional de Prevención de la Esclavitud y la Trata de Personas. De esta manera, interpeló a la nación para que no haya más personas obligadas a realizar trabajo forzoso y privadas de sus derechos. Organizaciones de todo el país realizan eventos contra la trata de personas y comparten información para que los profesionales y los ciudadanos comunes sepan más y hagan más para prevenir la trata de personas y ayudar a los sobrevivientes. Por ejemplo, la American Psychological Association recientemente publicó un Informe de la Fuerza de Tareas sobre la trata de mujeres y niñas (versión en inglés) para crear conciencia y hacer recomendaciones.

A nivel federal, es mucho lo que se hace para combatir todas las formas de trata de personas. Una poderosa herramienta de organización es el primer plan federal de acción estratégica sobre servicios para víctimas de la trata de personas en los Estados Unidos, 2013-2017. Este plan de cinco años fortalece la capacidad del país de ayudar a las víctimas a través de una mayor coordinación, colaboración y capacidad. Las 250 medidas del plan son implementadas, monitoreadas y reportadas a la Fuerza de Tareas Interagencial del presidente para monitorear y luchar contra la trata.

Una medida específica que toma el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (HSS, por sus siglas en inglés) mejorará la respuesta del sistema de atención médica ante la trata de personas. En septiembre de 2014, con la ayuda de la Oficina para la Salud de la Mujer del HHS, la Administración para Niños y Familias del HHS dirigió la iniciativa de capacitación "SOAR" para la salud y el bienestar orientada a profesionales de la salud. SOAR pide a los profesionales de la salud que "se detengan, observen, pregunten y respondan" frente a la trata de personas al prestar atención y considerar "¿quién está en tu sala de espera?" Los proveedores también aprendieron los factores de riesgo y las señales de la trata y cómo identificar recursos para las víctimas.

La concientización es el primer paso para tomar medidas. Con más de 20 millones de personas dentro del sistema de esclavitud moderna en todo el mundo, animo a todas las personas de cualquier profesión a aprender más sobre la trata de personas porque, como dice el presidente, "nuestra gente y nuestros niños no están a la venta".

Para obtener más información sobre la trata de personas y los esfuerzos federales para prevenir y luchar contra la misma, visita Poner fin a la trata e Iniciativa "SOAR" para la salud y el bienestar. Si sospechas que estuviste en contacto con una víctima de la trata de personas, recurre al Centro Nacional de Recursos para la Tata de Personas o llama al 888-373-7888.

Cómo se trafica a las víctimas

Fuerza: se traumatiza a la víctima a través de una violación, golpes o el encierro.

Engaño: se hacen falsas ofertas para inducir a la víctima a una situación de explotación.

Coerción: se persuade a la víctima a creer que si no realiza una determinada acción, ella o su familia sufrirá un daño grave.