Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Devolviéndole la fuerza a los sobrevivientes

26 de octubre de 2015

Nota del editor: esta entrada de blog es un cruce de información publicada en The Huffington Post. La fecha de publicación original fue el 26 de octubre de 2015. Lee la publicación original.

Las víctimas de violencia doméstica pueden recobrar el control de su seguro médico

Advertencia sobre el contenido: violencia de pareja

Dra. Nancy LeeTodos tenemos el control de las decisiones que tomamos a diario, incluso de cómo gastamos nuestro dinero, qué programa de televisión vemos o si tenemos que ir al médico, ¿no es así? Pero para las 7 millones de mujeres aproximadamente (PDF, 4.27 MB) que son abusadas por su pareja o cónyuge cada año, puede que ese no sea el caso.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades definen la "violencia de pareja" (IPV, por sus siglas en inglés) como "el daño físico, sexual o psicológico que ejerce una pareja actual o una ex pareja, o un cónyuge".Básicamente, el abuso se trata de tener el control sobre otra persona. Los abusadores utilizan el daño y la amenaza, entre otras tácticas, para controlar la vida diaria de sus parejas. Esto significa que pueden controlar todo, desde el lugar donde sus parejas trabajan y si pueden trabajar, quiénes son sus amigos y qué hacen con su dinero. El abusador también puede llegar a decidir si su pareja recibe atención médica y cuándo como una forma de control.

Además de las lesiones causadas directamente por el abuso, la violencia puede provocar muchos problemas de salud crónicos en las mujeres, como asma, enfermedad cardíaca, depresión, fibromialgia y trastornos por consumo de sustancias. Las mujeres que sufren IPV pueden tener mayores necesidades de atención médica y gastos hasta por hasta 15 años luego de que termina el abuso. Por ese motivo, las sobrevivientes de la violencia deben recuperar el control de su atención médica por todos los medios. Todas las personas merecen consultar a un médico si están enfermas o lastimadas, tener acceso a anticonceptivos y a tratamientos para infecciones de transmisión sexual y darles a sus hijos los medicamentos que necesitan, todo eso sin miedo a ser castigadas por un abusador.

Obtener la atención médica apropiada es un derecho básico. Y el primer paso para obtener el control de tu propia atención médica es contar con un seguro médico integral. Las mujeres que han sufrido IPV o abandono por parte del cónyuge ahora pueden solicitar su propia cobertura de salud a través del Mercado de Seguros Médicos. Incluso pueden obtener un crédito fiscal y otros descuentos que ayuden con el costo del seguro. Las sobrevivientes pueden hacerlo a través del Mercado con un período de inscripción especial que les permitirá solicitar e inscribirse en una cobertura del Mercado incluso fuera del período de inscripción abierta anual regular.

¿Cómo es la vida con un plan de salud del Mercado? Las mujeres pueden consultar a un médico para realizarse controles de rutina y obtener medicamentos para tratar los problemas de salud crónicos. Pueden trabajar con su equipo de atención médica para prevenir afecciones crónicas y disminuir el riesgo de discapacidad. Debido a que el asesoramiento en salud mental es un beneficio esencial que debe incluirse en todos los planes de seguro de salud del Mercado, las mujeres tienen cobertura para recibir asesoramiento de parte de un profesional de la salud. Las mujeres ya no deben permanecer en una relación abusiva por miedo a perder el seguro médico para ellas o sus hijos.

Los proveedores de atención médica se encuentran en una posición única y fiable para ayudar a las mujeres que sufren abuso. Antes de la ACA, los aseguradores podían negarles legalmente a las mujeres cobertura de seguro según la historia de IPV, por lo que una mujer podía perder su seguro por contarle al médico la verdad sobre su historia de abuso. La ACA cambió todo eso. Ahora las mujeres pueden hablar libremente sobre sus experiencias, sin preocuparse por perder su cobertura. Por este motivo, los proveedores de atención médica deberían tener más oportunidades de detectar casos de IPV y ofrecer orientación breve en caso de ser necesario. Los proveedores también pueden conectar a las mujeres con otros servicios y organizaciones que pueden ayudarlas.

La ACA ha ayudado a millones de mujeres a llevar vidas más sanas, incluso a sobrevivientes de abusos. Si eres una sobreviviente y no tienes seguro de salud, comienza a recuperar tu vida al solicitar inscribirte en un plan del Mercado.

Si eres una sobreviviente de violencia de pareja o abandono por parte del cónyuge, comunícate con el Centro de Llamadas del Mercado al 800-318-2596 (TTY: 855-889-4325) para solicitar inscribirte en la cobertura médica, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.