Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Analgésicos recetados: conoce los riesgos

Abril 21 de 2015

Babette CouserEn una conferencia reciente a la que asistí sobre analgésicos recetados (como opioides o analgésicos narcóticos, que incluyen medicamentos como el Vicodin u OxyContin), supe que las sobredosis con medicamentos recetados están aumentando entre las mujeres. Hay datos a nivel federal que señalan que las mujeres de entre 45 y 54 años corren mayor riesgo que los hombres del mismo grupo de edad de sufrir una sobredosis con medicamentos opioides recetados. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaron que si bien más hombres que mujeres murieron de sobredosis en 1999-2010, durante el mismo período, la tasa de muertes por sobredosis entre las mujeres aumentó alrededor de un 151 %, casi el doble que en el caso de los hombres. El mal uso y abuso de opioides de venta bajo receta generaron más de 200,000 visitas a la sala de emergencias en el caso de las mujeres en 2010, el doble de lo informado en 2004.

Este alto riesgo puede atribuirse a la biología y las necesidades de salud de las mujeres. La investigación demuestra que a las mujeres se les recetan mayores dosis de calmantes y suelen usarlos por periodos más prolongados que los hombres. En promedio, las mujeres suelen pesar menos que los hombres, pero se les receta dosis similares o más altas de medicamentos para el dolor. Por ese motivo, corren mayor riesgo de adicción y eso las puede conducir a posibles sobredosis.

Además, el aumento en las muertes por sobredosis entre las mujeres también puede atribuirse a dolores crónicos más graves, a mayores dosis prescriptas de medicamentos para el dolor y al uso de calmantes durante periodos de tiempo más prolongados que los hombres. El uso de analgésicos opioides también puede aumentar la predisposición de la mujer a sufrir diversos daños, como una sobredosis accidental, abuso, adicción, distracciones y accidentes que implican caídas y accidentes en vehículos motorizados.

Cuando la receta se convierte en el problemaLos medicamentos opioides para el dolor son potentes y son analgésicos muy adictivos. Generalmente se recetan para ayudar a aliviar el dolor crónico o grave. A lo largo de los años, el uso a largo plazo de estos medicamentos para el tratamiento del dolor crónico ha aumentado drásticamente. Conocer las tres reglas clave para el uso seguro de medicamentos opioides recetados es importante y puede ser muy útil para mejorar tu calidad de vida diaria:

  1. Mantén informado a tu médico. Informa a tu proveedor de atención médica sobre tus antecedentes de abuso de sustancias. Todos los pacientes tratados con opioides para el dolor requieren un control meticuloso por parte de su profesional de atención médica para determinar signos de abuso y adicción y para decidir cuándo esos analgésicos ya no son necesarios.
  2. Sigue la indicaciones con cuidado. Los opioides están relacionados con efectos secundarios significativos, como somnolencia, estreñimiento y respiración reprimida, según la cantidad tomada. En grandes cantidades, pueden causar respiración reprimida grave o la muerte. No tritures ni cortes las píldoras. Esto puede alterar el ritmo con el que se absorbe la medicación y provocar una sobredosis y la muerte.
  3. Disminuye el riesgo de interacción medicamentosa. No mezcles opioides con alcohol, antihistamínicos, barbitúricos o benzodiacepinas. Todas estas sustancias enlentecen la respiración e incluso una sola dosis grande puede causar respiración reprimida grave y la muerte. La respiración reprimida puede afectar la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, una afección llamada hipoxia. La hipoxia puede producir efectos neurológicos y psicológicos a corto y largo plazo, como un coma y daño cerebral permanente.

Recuerda siempre seguir las indicaciones de tu proveedor de atención médica, tomar los medicamentos para el dolor según las indicaciones, nunca compartir tu medicación para el dolor con nadie y no cambiar la dosis sin consultar primero a tu proveedor de atención médica.

Para obtener más información sobre medicación recetada para el dolor, como los opioides, visita http://www.drugs.com/fda-consumer/a-guide-to-safe-use-of-pain-medicine-77.html.

Para conocer las medidas que toma el HHS para luchar contra el abuso de opioides, lee 3 áreas principales para combatir el uso de opioides (versión en inglés).