Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Reincorporándome al mundo de la salud de la mujer

13 de noviembre de 2016

Estoy emocionada por unirme al equipo de OWH. Se siente bien regresar al mundo de la salud de la mujer, un poco como reconectar con un viejo amigo. Comencé el 30 de septiembre, después de que la Dra. Nancy Lee se jubiló, por lo que estas semanas han sido un torbellino no solo por tener que ponerme al día rápidamente sino también, por supuesto, por la celebración del 25º aniversario de la OWH. ¡Qué gran manera de comenzar como directora interina en funciones de la OWH! Quisiera presentarme al compartir con ustedes algunos de mis trabajos anteriores y qué espero aprender y aportar durante mi tiempo en la OWH.

Dra. Karen A. ScottAproximadamente cerca del mismo tiempo en que la OWH se creó, era la funcionaria de programa sénior en la Commonwealth Fund cuando lanzamos la iniciativa nacional Comisión para la Salud de la Mujer. Era una iniciativa centrada en expandir nuestros conocimientos sobre los problemas de salud y las necesidades de atención médica de las mujeres. Trabajamos estrechamente con la OWH y otros líderes federales porque todos teníamos el mismo objetivo: reconocíamos el gran trabajo hecho en torno a la salud reproductiva de la mujer, pero necesitábamos abordar todos los demás aspectos de la vida de la mujer para mejorar su bienestar durante toda su vida. Por este motivo, mis colegas de la Commonwealth Fund y yo estudiamos la salud de las adolescentes, la salud de la mujer mayor, la menopausia, la depresión, la violencia de pareja, la toma de decisiones de atención médica, los servicios preventivos, entre otros temas. Nuestra investigación contribuyó a la ciencia actual relacionada con la salud de la mujer, y presentamos varias publicaciones basadas en nuestros datos y los hallazgos de encuestas nacionales para profundizar la discusión nacional en torno al bienestar de las mujeres de nuestro país.

Durante mi tiempo entre la Commonwealth Fund y el HHS, me enfoqué en la calidad hospitalaria y la seguridad del paciente. Me desempeñé como vicepresidenta de calidad y seguridad del paciente del New York Presbyterian Hospital en la ciudad de Nueva York y, anteriormente, fui directora médica adjunta de la New York City Health and Hospitals Corporation, donde creé la primera oficina centrada en la mejora y la seguridad en todo el sistema de hospitales públicos municipales.

Tengo un profundo interés en mejorar los resultados de salud y la calidad de la atención médica, especialmente para las poblaciones más vulnerables. Esto fue lo que me impulsó a unirme al HHS en marzo de 2016, donde me desempeño como directora médica de la Oficina del Subsecretario de Salud (OASH, por sus siglas en inglés). En este puesto, tengo la oportunidad de trabajar en todo el HHS para mejorar la salud pública y la prestación de servicios de atención médica para todos los estadounidenses. Cuando me ofrecieron la oportunidad de ser directora interina en funciones de la OWH, no podía desaprovecharla. Estoy entusiasmada de tener la oportunidad de volver a reflexionar sobre los problemas de la salud de la mujer y conectar el trabajo de la OWH con otros trabajos del HHS.

Estoy aprendiendo rápidamente sobre las áreas donde hemos progresado y las áreas en las que debemos seguir trabajando. Las mejoras han sido enormes. Las mujeres ahora pueden tener una vida más larga y saludable. Se observa un disminución en las tasas de mortalidad por enfermedades cardíacas, accidente cerebrovascular y muchos tipos de cáncer y, gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, 9.5 millones de mujeres han obtenido cobertura de seguro de salud. Sin embargo, todavía existen muchas áreas de la salud de la mujer en las que debemos trabajar. Por ejemplo, cerca del 64 % de las mujeres mayores de 18 años tiene sobrepeso u obesidad; las mujeres son casi dos veces más propensas que los hombres a sufrir depresión; más de 1 de cada 5 mujeres han sufrido violencia física grave por parte de una pareja en algún momento de su vida; y las mujeres a menudo actúan como la cuidadora principal de sus seres queridos y colocan su propia salud en segundo plano.

Estos problemas, junto con muchos otros, son prioritarios para la OWH. Me ha asombrado mucho la solidez de los programas en los que la OWH está trabajando y el esmero puesto en cada proyecto. Estoy muy entusiasmada por trabajar en estrecha colaboración con el equipo en estos programas y espero ser parte de conversaciones que nos ayuden a determinar dónde existen nuevas oportunidades o áreas en las que no nos hemos enfocado todavía. Llevaré a estas discusiones mis experiencias como directora médica de la OASH. Me interesa ver cómo podemos apoyar a mujeres de diversos entornos y en las distintas etapas de la vida.

Espero con entusiasmo los próximos meses donde estaré cumpliendo mi rol de directora interina en funciones y ayudando a la OWH a celebrar el año de su 25º aniversario. Gracias a la Oficina, la salud de la mujer está arraigada firmemente a la conversación nacional. Me siento honrada de continuar ese trabajo y ayudar a establecer la dirección para los próximos 25 años.