El derecho a la reconstrucción de una sobreviviente

Cuando pienso en octubre, no solamente pienso en el clima más frío y los bocadillos con sabor a calabaza. También pienso en la conocida cinta rosa de lucha contra el cáncer de mama debido a que cada año, durante el Mes de Concientización sobre el Cáncer de Mama, las organizaciones de todo el país lanzan promociones y campañas que muestran la cinta rosa para ayudar a crear conciencia sobre el cáncer de mama. Para muchas de nosotras, es un tipo de cáncer que conocemos demasiado bien. Conocemos a alguna familiar, amiga, vecina o compañera de trabajo que ha sido tocada por el cáncer de mama. Y no discrimina. Según los CDC, aparte de algunos tipos de cáncer de piel, el cáncer de mama es el más común entre mujeres de todas las razas y etnias. Sin embargo, hay un aspecto del cáncer de mama que no ha recibido suficiente atención: el derecho de una sobreviviente a la reconstrucción.

Tres mujeres sonriendo¿Sabías que hay una ley federal que requiere que la mayoría de los planes de seguro de salud cubra la reconstrucción de seno y las prótesis después de una mastectomía? ¿Y que eso está vigente desde 1998? Aquí está la primicia, la ley llamada Ley de Derechos sobre la Salud de la Mujer y el Cáncer requiere que los planes de salud que cubren la mastectomía (cuando se remueve total o parcialmente tu tejido mamario) también cubran la reconstrucción de seno si la mujer la elige. La cobertura también incluye la reconstrucción del otro seno para una apariencia más equilibrada, las prótesis mamarias (o senos artificiales que se colocan en el sostén) y el tratamiento de complicaciones físicas de la mastectomía, incluido el linfedema. La ley también otorga a las mujeres el derecho a cambiarse a un médico diferente, como un cirujano, para la cirugía de reconstrucción, dentro de la red si así lo requiere su plan de seguro. Muchas pacientes con cáncer de mama que son elegibles para la reconstrucción de seno tras una mastectomía no son conscientes de sus derechos u opciones de atención.

Es por ello que la OWH está trabajando con oficinas de todo el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. para crear conciencia sobre los derechos de reconstrucción de seno en el Mes de Concientización sobre el Cáncer de Mama. Juntos, queremos ayudar a más mujeres a comprender todas sus opciones de atención. Por supuesto, no todas las mujeres elegirán una reconstrucción de seno después de una mastectomía. Pero es una decisión personal que pensamos que todas las mujeres tienen derecho a tomar por sí mismas.

Para mi buena amiga Lynn Winn, fue exactamente eso, una decisión personal que mejoró su calidad de vida.

Lynn Winn

Lynn Winn

Lynn tiene 51 años. Se enteró de que tenía cáncer de mama hace cuatro años. Sus médicos recomendaron una tumorectomía para extirpar el tumor en su seno derecho. Después de su cirugía, Lynn se hacía una mamografía cada seis meses y después de dos años, ella y sus médicos decidieron que una mastectomía doble era el curso de tratamiento indicado.

En cuanto a la reconstrucción, Lynn dijo: "Para mí, era lo correcto". Ella explica que sentía que era el siguiente paso en el proceso, debido a que someterse a una reconstrucción de seno significaba que luciría como antes de tener cáncer de mama. Si no la conocieras (¡e incluso si la conoces!), jamás te darías cuenta de que tuvo la cirugía. Le devolvió un sentido de normalidad a su vida después de haberse dado vuelta todo por completo.

"[La reconstrucción de seno] me hizo sentir entera de nuevo", dice Lynn.

Para las mujeres que eligen la reconstrucción, puede facilitarles un poco el camino después del cáncer de mama y mejorar su calidad de vida. Es por eso que queremos que las mujeres sepan que tienen derecho a la reconstrucción de seno después de una mastectomía, y espero que te unas a mí al compartir esta información tanto como puedas. La reconstrucción no será la decisión adecuada para todas las mujeres, pero todas deberían saber que la mayoría de los planes de seguro cubren la reconstrucción. Alienta a las mujeres de tu vida que hayan sido afectadas por el cáncer de mama para que se informen más sobre la reconstrucción de seno y para que hablen con su proveedor de atención médica sobre lo que es indicado para ellas. Juntos, podemos ayudar a que las mujeres que son elegibles para la reconstrucción comprendan todas sus opciones de atención.