Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Saltar navegación

Logotipo de Women's Health
In English

Imagen corporal

línea divisoria

La imagen corporal y tus hijos

3-mujeres

Tu imagen corporal juega un papel en la imagen de ellos

"Cuando estás a dieta no puedes comer". Eso es lo que dijo una niña de 5 años en un estudio sobre lo que piensan las niñas sobre hacer dieta. Esta y otras investigaciones han demostrado que las hijas son más susceptibles a tener ideas sobre hacer dieta cuando sus madres hacen dieta. Los niños captan los comentarios sobre hacer dieta que pudieran parecer inofensivos, como comer menos comidas con muchas grasas o comer menos. Sin embargo, cuando las niñas entran en la adolescencia, tener ciertas ideas sobre hacer dieta puede generar problemas. Hay muchas cosas que pueden hacer que las niñas empiecen a preocuparse por su peso y afectar sus hábitos alimenticios de maneras posiblemente perjudiciales:

Accede a más información sobre imagen corporal para tu hija en girlshealth.gov.
  • Tener madres que se preocupan por su propio peso
  • Tener madres que se preocupan demasiado sobre el peso y aspecto físico de sus hijas
  • Aumento de peso natural y otros cambios corporales durante la pubertad
  • Presión social por lucir de cierta manera
  • Problemas de autoestima
  • Las imágenes en los medios que muestran el cuerpo femenino ideal como delgado

Muchas adolescentes de peso promedio piensan que tienen sobrepeso y no están contentas con su cuerpo. Preocuparse extremadamente por su peso -y actuar conforme a esas preocupaciones- puede ser perjudicial para el crecimiento social, físico y emocional de las niñas. Ciertas acciones como saltearse comidas o tomar pastillas para adelgazar pueden conducir a una mala nutrición y dificultad de aprendizaje. En algunas, los esfuerzos extremos por perder peso pueden llevar a sufrir trastornos de la conducta alimentaria como anorexia o bulimia. Para otras, la presión por ser delgadas de hecho puede llevarlas a sufrir un trastorno alimentario compulsivo: comer de más y después sentirse muy culpable. Es más, estas niñas son más propensas a poner más en riesgo su salud intentando perder peso de maneras no saludables, como fumando.

Aunque no es tan común, los varones también están en riesgo de desarrollar hábitos alimenticios no saludables y trastornos de la conducta alimentaria. La imagen corporal se convierte en un asunto importante para los varones durante la adolescencia cuando enfrentan cambios corporales y prestan más atención a las imágenes que presentan los medios del hombre musculoso "ideal".

Volver arriba

Ayuda a que tu hijo tenga una imagen corporal saludable

Tus hijos prestan atención a lo que dices y haces, incluso si a veces pareciera que no. Si siempre te estás quejando sobre tu peso o te sientes presionada a cambiar la forma de tu cuerpo, tus hijos pueden aprender que estas son preocupaciones importantes. Si estás siempre probando nuevas dietas "milagrosas" pueden aprender que una dieta restrictiva es mejor que elegir llevar un estilo de vida saludable. Si le dices a tu hija que sería mucho más linda si bajara de peso, aprenderá que el objetivo de perder peso es ser atractiva y aceptada por los demás.

Los padres son modelos a seguir y debes tratar de seguir patrones de alimentación sana y actividad física que quisieras que tus hijos sigan, por tu salud y la de ellos. Cuando una persona se preocupa extremadamente por su peso o sufre un trastorno de la conducta alimentaria, así como también la obesidad, es muy difícil de tratar. Sin embargo, tu función es muy importante para prevenir que tus hijos sufran estos problemas.

Sigue estos consejos para ayudar a que tu hijo desarrolle una imagen corporal positiva y se relacione con la comida de una manera saludable:

  • Asegúrate de que tu hijo comprenda que subir de peso es una parte normal del desarrollo, especialmente durante la pubertad.
  • Evita decir cosas negativas sobre la comida, el peso y el tamaño y forma del cuerpo.
  • Permite que tu hijo tome decisiones sobre la comida, y a la vez asegúrate de tener muchas opciones saludables y nutritivas para comer.
  • Felicita a tu hijo por sus esfuerzos, talentos, logros y valores personales.
  • Controla el tiempo que miran televisión y acompáñalos cuando lo hacen para hablar sobre las imágenes que ven en los medios.
  • Pide a la escuela que instauren políticas contra la discriminación sexual y por talla, acoso, burlas e insultos; apoya la eliminación de pesajes y mediciones corporales públicas.
  • Mantén abiertas las líneas de comunicación con tus hijos.

Volver arriba

Más información sobre La imagen corporal y tus hijos

Consulta otras publicaciones y sitios web

Ponte en contacto con otras organizaciones

Última actualización del contenido: 22 de septiembre de 2009.

Volver arriba