Lactancia materna y el regreso a las actividades laborales

Planificar con antelación tu regreso al trabajo puede facilitarte la transición. Obtén toda la información posible antes del nacimiento del bebé y habla con tu empleador sobre tus opciones. La planificación anticipada puede ayudarte a seguir disfrutando de amamantar a tu bebé mucho después de haber terminado la licencia por maternidad.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué puedo hacer durante mi embarazo para prepararme para la lactancia materna luego de volver a trabajar?

  • Asiste a una clase de lactancia materna, que quizás te ofrezcan en el hospital donde planeas dar a luz a tu bebé. En esas clases se brindan consejos sobre el regreso al trabajo y cómo continuar con la lactancia materna.
  • Únete a un grupo de apoyo a la lactancia materna y habla con otras mamás sobre cómo amamantar al trabajar.
  • Mira estos videos de mamás que amamantaron satisfactoriamente, incluso luego de volver a trabajar.
  • Habla con tu jefe sobre tus planes de amamantar antes de tener la licencia por maternidad.
  • Alienta a tu jefe a que visite el sitio Apoyo a la lactancia materna en el trabajo: soluciones para el empleador para obtener consejos y soluciones para apoyar a las madres lactantes en el trabajo en los distintos tipos de lugares de trabajo.
  • Habla sobre los distintos tipos de horarios con tu jefe, cómo volver a trabajar primero media jornada o trabajar por turnos. Para saber qué hablar con tu jefe, lee Lactancia materna en el sector comercial.
  • Conoce cuáles son tus derechos bajo la ley federal de Tiempo de descanso para las madres lactantes. La ley requiere que algunos empleadores otorguen tiempo de descanso considerable para que las empleadas extraigan su leche para su bebé lactante durante 1 año luego del nacimiento del bebé. Esto incluye tiempo y espacio funcionales para que las mujeres extraigan su leche cada vez que lo necesiten.
  • Averigua si tu compañía ofrece un programa de apoyo a la lactancia para empleadas.
  • Habla con otras mujeres de tu compañía. Pregúntale al director del programa de lactancia, tu supervisor, el director del programa de bienestar, la oficina de recursos humanos para empleados o a otros colegas si conocen otras mujeres que hayan amamantado luego de regresar al trabajo.
  • Averigua cuáles son las opciones de cuidado de niños. Averigua si hay alguna guardería infantil cerca de tu trabajo para que puedas visitar y amamantar a tu bebé en el almuerzo u otros momentos de descanso. Pregunta si la guardería tiene un lugar aparte para las madres lactantes. Asegúrate de que la guardería alimente a tu bebé con tu leche materna.

¿Qué puedo hacer en mi licencia por maternidad para que la lactancia materna sea satisfactoria luego de volver a trabajar?

  • Tómate todas las semanas de licencia que puedas. Si te tomas al menos seis semanas de licencia, podrás recuperarte del parto y establecer una buena rutina de lactancia.
  • Practica extraerte la leche a mano o con un extractor varios días o semanas antes de tener que volver al trabajo. Puede sentirse muy distinto extraerse leche comparado con amamantar a tu bebé. A algunas mujeres les resulta útil familiarizarse con el extractor de leche o la extracción a mano mientras están en sus hogares en un ambiente sin estrés.
  • El extractor de leche puede ser el mejor método para extraer leche de manera rápida en el trabajo. Incluso, un extractor de leche manos libres puede permitirte trabajar mientras realizas la extracción, si trabajas en una oficina. Consulta nuestra sección Extracción y almacenamiento de leche materna para obtener información sobre cuánta leche extraer y cómo almacenarla.
  • Extrae leche mientras tu bebé duerme la siesta o está bajo el cuidado de otra persona. Prepara y almacena leche materna para que los cuidadores le den a tu bebé mientras estás en el trabajo.
  • Ayuda a tu bebé a adaptarse a tomar la leche materna de un biberón o vaso. Quizás al principio resulte útil hacer que otra persona le dé el biberón o vaso a tu bebé. Antes de darle el biberón a tu bebé por primera vez, espera al menos un mes luego del nacimiento. Es probable que tu bebé pueda tomar de un vaso a los 3 o 4 meses de edad.
  • Habla con tu familia y tu proveedor de cuidado de niños sobre tu deseo de amamantar la mayor cantidad de tiempo posible. Diles que necesitarás su apoyo y cómo pueden ayudarte mejor. Sigue estas sugerencias sobre cómo las personas de tu red pueden ayudarte a lograr tus objetivos de lactancia materna.

¿Qué puedo hacer al regresar al trabajo para facilitar la transición?

  • Continúa hablando con tu jefe sobre tu horario y lo que funciona o no para ti. Bajo la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud a Bajo Precio, la mayoría de los empleadores, con algunas excepciones, deben ofrecer descansos razonables a las empleadas que amamantan para extraer su leche hasta un 1 año después del nacimiento de sus bebés y un lugar que no sea un baño donde hacerlo de manera cómoda, segura y privada. Obtén más información sobre cómo proteger tu derecho a amamantar.
  • Cuando llegas a la guardería a buscar a tu bebé, mira si puedes quedarte a amamantarlo ahí mismo. Esto permitirá que tú y tu bebé se reconecten antes de ir a casa.

¿Con cuánta frecuencia debo extraerme leche en el trabajo?

En el trabajo, deberás extraerte leche en los momentos en los que amamantarías a tu bebé si estuvieras en casa. Como regla general, en los primeros meses de vida, los bebés necesitan ser amamantados entre ocho y 12 veces en 24 horas. A medida que el bebé crece, la cantidad de amamantamientos puede disminuir.

La extracción de leche puede tardar entre 10 y 15 minutos una vez que te acostumbres a usar tu extractor de leche. A veces, puede llevar más tiempo. Muchas mujeres usan sus recreos regulares y la hora del almuerzo para extraerse leche. Algunas mujeres llegan al trabajo más temprano o se quedan hasta más tarde para compensar el tiempo que usaron para extraerse leche.

¿Dónde debo almacenar mi leche materna?

La leche materna es alimento, por lo que por seguridad debe mantenerse en un refrigerador para empleados o en una nevera portátil con compresas de hielo. Habla con tu jefe sobre almacenar la leche en un refrigerador para empleados si crees que a alguien le puede preocupar el tema. Si trabajas en un departamento médico, no almacenes la leche en los mismos refrigeradores donde se mantienen las muestras.

Etiqueta el contenedor de leche con tu nombre y la fecha en la que la extrajiste. Intenta mantener la leche en la parte trasera del refrigerador donde la temperatura es más constante y más fría.

¿Cuánta leche materna debo enviar para mi bebé durante el día?

Quizás necesites extraerte leche de dos a tres veces por día en el trabajo para producir suficiente cantidad de leche para tu bebé mientras esté con un cuidador.

Según revelan ciertas investigaciones, los bebés amamantados de entre 1 y 6 meses de edad toman un promedio de 2 a 3 onzas por alimentación. A medida que tu bebé crece, la leche materna cambia para satisfacer las necesidades de tu bebé. Por lo tanto, tu bebé obtendrá la nutrición que necesita de la misma cantidad de onzas a los 9 meses como a los 3 meses.1

Algunos bebés comen menos de día cuando están lejos de sus mamás y luego amamantan más seguido de noche. A esto se lo denomina "ciclo inverso". O los bebés pueden comer durante el día y aún así amamantar más seguido de noche. Esto puede suceder más por el apego del bebé por ti que por deseo. Si tu bebé tiene el ciclo inverso, quizás descubras que no necesitas extraer tanta leche para tu bebé durante el día.

¿Respondimos tu pregunta sobre la lactancia materna y el regreso al trabajo?

Para obtener más información acerca de la lactancia materna sin planificación y el regreso al trabajo, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

Fuentes

1. Kent, J.C., Mitoulas, L.R., Cregan, M.D., Ramsay, D.T., Doherty, D.A., Hartmann, P.E. (2006). Cantidad y frecuencia de amamantamientos y contenido graso de la leche materna a lo largo del día. Pediatría; 117(3): e387-e395.