Problemas con alimentos específicos

Esta sección está destinada a aquellas personas que limitan los tipos de alimentos que consumen. Esto puede deberse a una afección médica, como alergia alimentaria o intolerancia a la lactosa. O también puede ser a causa de un deseo de seguir una dieta vegetariana.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Alergias alimentarias

Aproximadamente una de cada cuatro personas cree ser alérgica a ciertos alimentos. De hecho, solamente el 4 por ciento de las personas mayores de 5 padecen realmente de una alergia alimentaria.

En caso de una verdadera alergia alimentaria, el sistema de defensa de tu cuerpo, llamado sistema inmunitario, reacciona ante cierto alimento o componente de un alimento como si se tratara de una sustancia nociva. Los síntomas de una reacción alérgica a un alimento generalmente aparecen a los pocos minutos y hasta una hora después de ingerir el alimento.

  • SI eres alérgica a un alimento específico, es posible que primero sientas picazón en la boca cuando comiences a ingerir ese alimento.
  • Puedes experimentar picazón o congestión nasal.
  • Es posible que comiences a estornudar.
  • Podrías tener picazón en los ojos o lagrimeo.
  • Se te pueden hinchar los labios, la cara, la lengua, la garganta u otras partes del cuerpo.
  • Una vez que el alimento llega al estómago, puedes tener síntomas como vómitos, diarrea o calambres estomacales.
  • Podrías experimentar picazón o enrojecimiento de la piel, o podría aparecer un sarpullido.

Anafilaxis

Para algunas personas, una reacción alérgica alimentaria es incómoda pero no peligrosa. Para otras, una reacción alérgica a un alimento puede causar la muerte. Una reacción potencialmente mortal causada por una alergia se denomina anafilaxis. Los síntomas de anafilaxis incluyen:

  • Ronquera, opresión en la garganta o sensación de tener un nudo en la garganta.
  • Respiración sibilante, opresión en el pecho o dificultad para respirar
  • Frecuencia cardiaca rápida
  • Mareo, aturdimiento o desmayos
  • Cosquilleo de las manos, los pies, los labios o el cuero cabelludo
  • Piel fría o húmeda azulada o grisácea

Si tú o alguien que conoces experimenta estos síntomas después de comer algo, llama inmediatamente al 911. La anafilaxis requiere tratamiento de emergencia con un medicamento llamado epinefrina.

Alimentos problemáticos para personas con alergias

En adultos, los alimentos más comunes que pueden causar reacciones alérgicas son:

  • Mariscos, como vieiras, ostras, camarones, cangrejos, langostas y langostas de agua dulce
  • Maní
  • Frutos secos, como las nueces, castañas de cajú y nueces de pecán
  • Pescado
  • Huevos

Problemas médicos similares a la alergia alimentaria

Hay otros problemas médicos que pueden tener algunos de los mismos síntomas que una alergia alimentaria, como por ejemplo:

Diagnóstico y tratamiento de la alergia alimentaria

Si tienes síntomas de alergia alimentaria poco después de comer, consulta a un médico o alergista. De ser posible, visita a tu médico mientras está ocurriendo la reacción alérgica. Esto ayudará a tu médico a diagnosticar el problema.

El mejor tratamiento para una alergia alimentaria es evitar comer los alimentos que causan esos síntomas. Esto puede requerir que leas los ingredientes en las etiquetas de los alimentos para asegurarte de que no contengan nada que pudiera causarte los síntomas.

Si tienes reacciones anafilácticas a ciertos alimentos, tu médico puede darte una receta para epinefrina inyectable. Tendrás que llevar este medicamento contigo siempre para poder inyectártelo, o que otra persona lo haga por ti, en caso de emergencia.

Intolerancia a la lactosa

¿Sientes malestar estomacal luego de tomar leche? ¿Tienes diarrea posterior a la ingesta de leche? De ser así, probablemente seas intolerante a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa significa que careces de la capacidad para digerir alimentos que contengan lactosa. La lactosa es el azúcar que se encuentra en la leche y en los alimentos que contienen leche. No puedes digerir la lactosa porque el intestino delgado no tiene la suficiente cantidad de enzimas llamadas lactasa.

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa se manifiestan entre media hora y dos horas luego de ingerir alimentos con lactosa. Los síntomas incluyen:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Calambres estomacales
  • Hinchazón
  • Gases

La intolerancia a la lactosa no es lo mismo que la alergia a la leche. La alergia a la leche se debe a un problema con el sistema de defensas del cuerpo, llamado el sistema inmunológico. Por el contrario, la intolerancia a la lactosa se da por no contar con suficiente lactasa. Los síntomas de la alergia a la leche se manifiestan inmediatamente después de ingerir leche. Pero los síntomas de intolerancia a la lactosa tardan más en manifestarse.

La intolerancia a la lactosa es más común en ciertos grupos étnicos, particularmente en asiáticos, negros, hispánicos y amerindios. Esta afección también se da con más frecuencia en personas mayores, ya que el cuerpo cada vez produce menos lactasa.

Lidiar con la intolerancia a la lactosa

A pesar de que puede resultar incómodo, no es algo grave. Una forma de evitar los síntomas es consumir menos alimentos que contengan lactosa. La lactosa, además de estar presente en la leche, también se encuentra en los siguientes alimentos:

  • Helado
  • Sorbetes
  • Crema
  • Manteca
  • Algunos quesos (inclusive el requesón o ricota)
  • Yogur

La lactosa también se añade en algunos alimentos elaborados, como:

  • Panes y otros productos horneados
  • Cereales
  • Premezclas para tortas, galletas, panqueques y panecillos
  • Puré de papas instantáneo, sopas y bebidas para el desayuno
  • Fiambres
  • Alimentos congelados
  • Aderezos para ensaladas
  • Margarinas

Si tienes pensado ingerir alimentos que contengan lactosa, puedes tomar una pastilla de lactasa justo antes de comer. La pastilla le suministra al cuerpo la lactasa que necesita. Otra opción es tomar leche reducida en lactosa. Contiene los mismos nutrientes que la leche, incluyendo calcio y vitamina D, pero menos lactosa.

Algunas personas que sufren de intolerancia a la lactosa toleran ingerir pequeñas cantidades de ciertos alimentos que contienen lactosa. Por ejemplo, probablemente puedan comer yogur o quesos estacionados, como cheddar o suizo. Otras personas pueden tolerar la leche si la toman en pequeñas cantidades o durante las comidas.

Si no puedes tolerar la leche o productos lácteos ni siquiera en pequeñas cantidades, es aconsejable que busques otra manera de consumir las cantidades recomendadas de calcio. El calcio es necesario para lograr huesos y dientes saludables. Consulta nuestra lista de alimentos ricos en calcio. Además, pregúntale a tu médico si deberías tomar un suplemento de calcio a diario.

Vegetarianismo

Puedes obtener todos los nutrientes que necesitas con una dieta vegetariana si consumes una amplia variedad de alimentos. Pero es posible que necesites tomar medidas adicionales para asegurarte de que estás consumiendo la cantidad necesaria de proteínas, hierro, calcio, zinc y vitamina B12.

Las medidas adicionales que necesites tomar dependerán de qué tipo de vegetariana eres. Los vegetarianos se dividen en tres grupos:

  • Los veganos comen solo alimentos de origen vegetal. No comen carne ni productos de origen animal como leche o huevos.
  • Los lactovegetarianos consumen leche, productos lácteos y alimentos de origen vegetal. No comen huevos.
  • Los ovolactovegetarianos consumen huevos, leche y productos lácteos, además de alimentos de origen vegetal.

La leche y los productos lácteos son buenas fuentes de calcio, vitamina B12 y proteína completa. Los huevos son una buena fuente de vitamina B12 y proteína completa. Por lo tanto, si no consumes leche o huevos, necesitarás buscar otra fuente que te aporte estos nutrientes.

Al hacer clic en los enlaces que se encuentran a continuación, podrás encontrar listas de alimentos que contienen estos nutrientes, incluso fuentes vegetales:

Ten en cuenta que los vegetales aportan proteína incompleta. Para obtener los aminoácidos que el cuerpo necesita, deberás ingerir una amplia variedad de alimentos de origen vegetal. Por lo que, por ejemplo, consumir arroz integral con frijoles te aportará proteína completa ya que cada alimento contiene los aminoácidos de los que el otro carece.

Con una planificación minuciosa, las dietas vegetarianas pueden ser saludables. Al consumir principalmente alimentos que no son de origen animal, tiendes a ingerir menos grasas y colesterol y más fibra que con una dieta a base de carne.