Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Saltar navegación

Logotipo de Women's Health

Haga la llamada. ¡No pierda tiempo!

¿Qué hacer durante un ataque cardíaco?

In English

Ataque cardíaco: qué hacer

  • Llama al 9-1-1 para pedir asistencia médica de emergencia

    ¿Sabías que?

    Las mujeres que llaman a su propio médico antes de llamar al 9-1-1 demoran el doble de tiempo en recibir el tratamiento para salvar vidas.

    Llamar al 9-1-1 es la mejor y más rápida manera de llegar al hospital. Cuando notes los síntomas de un ataque cardíaco llama al 9-1-1 inmediatamente (dentro de cinco minutos como máximo). Si llamas al 9-1-1, el personal médico de emergencias puede comenzar el tratamiento enseguida para salvarte la vida, incluso antes de que llegues al hospital. No conduzcas tú misma o haz que alguien más te lleve a menos que no haya otra opción.

    Más sobre por qué el 9-1-1 es el número correcto » 
    • Los pacientes con ataque cardíaco que llegan en ambulancia tienden a ser atendidos más rápido una vez que ingresan al hospital, y cada minuto cuenta.
    • Si tratas de conducir tú misma puedes quedar atorada en el tránsito o desmayarte y causar un accidente.
    • Llamar a tu propio médico antes de llamar al 9-1-1 solamente causa demoras.
    • Los problemas comunes inmediatamente después de un ataque cardíaco incluyen arritmia (un problema del ritmo cardíaco que puede deberse al daño producido durante un ataque cardíaco) y paro cardíaco (cuando el corazón repentinamente deja de latir). El personal médico de emergencia tiene el equipo y la capacitación para tratar estos problemas y asegurarse de que llegues a salvo al hospital.
  • Habla con el operador del 9-1-1 y sigue sus instrucciones.

    ¿Sabías que?

    La ambulancia puede recogerte si llamas al 9-1-1 desde un teléfono fijo o desde un teléfono celular. Si están a la misma distancia, utiliza el teléfono fijo.

    • Intenta no entrar en pánico. Respira en forma larga y profunda, manten la calma y habla pausada y claramente. El operador te preguntará tu nombre, dónde te encuentras y cuál es el problema. Dile: "Creo que estoy sufriendo un ataque cardíaco". Permanece en la línea hasta estar segura de que el operador tiene toda la información que necesita.

    • El operador del 9-1-1 puede decirte que mastiques y tragues una aspirina si no eres alérgica y no tienes alguna otra razón médica para no tomarla. Nunca demores en llamar al 9-1-1 para tomarte una aspirina.

      Más acerca de tomar aspirina » 

      Si se te indica que lo hagas, masticar o moler y luego tragar una aspirina (una aspirina normal o dos para bebé) puede reducir el daño cardíaco y salvarte la vida. Una aspirina masticada o molida entra a tu sangre más rápido que si la tragas entera. La aspirina no es buena para todo el mundo, así que pregunta con anticipación a tu médico si es bueno para ti tomarla si crees que estás sufriendo un ataque cardíaco.

  • Sigue tu plan de acción en el caso de un ataque cardíaco.

    Si tienes una enfermedad cardíaca, o has sufrido un ataque cardíaco antes, pregunta con anticipación a tu médico qué deberías hacer en el caso de una emergencia. Tu plan de acción en el caso de un ataque cardíaco debe indicarte cuándo llamar al 9-1-1 y puede además incluir:

    • Masticar una aspirina (una aspirina normal o dos para bebé).
    • Ponerte una píldora de nitroglicerina debajo de la lengua.

      Más acerca de las píldoras de nitroglicerina » 

      Pregúntale a tu médico acerca de tener píldoras de nitroglicerina disponibles para un caso de emergencia. La nitroglicerina ensancha las arterias, lo que envía sangre adicional al corazón y proporciona tiempo adicional para llegar al hospital. Si tu médico te ha recetado nitroglicerina y tienes dolor o malestar de pecho, toma una píldora y espera cinco minutos. Si el dolor no se va o si empeora, llama al 9-1-1 enseguida. Puedes tomar hasta tres píldoras más (una cada cinco minutos) mientras esperas la ambulancia.


    • Mantener cerca siempre una copia de tu electrocardiograma (ECG, en inglés) en reposo y una lista de la medicación a la que eres alérgica.
  • Espera a que llegue la ayuda.

    Si te sientes débil o mareada luego de colgar el teléfono, saca la llave de la puerta y acuéstate en el suelo para que quienes respondan a la emergencia puedan verte tan pronto entren. Intenta mantener la calma, y respira lenta y profundamente.