Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Saltar navegación

Logotipo de Women's Health
In English
línea divisoria

Alcoholismo, abuso de sustancias y comportamientos adictivos

Alcoholismo

El abuso de alcohol es un patrón de bebida nocivo para el bebedor u otros. Las siguientes situaciones que ocurran reiteradamente durante un período de 12 meses serían indicadores de abuso de alcohol:

  • Faltar al trabajo o no cumplir con las responsabilidades relacionadas con el cuidado de los hijos a causa de la bebida
  • Beber en situaciones de peligro, como por ejemplo, antes de (o al) conducir
  • Ser arrestado por conducir bajo los efectos del alcohol o por haber herido a alguien en estado de ebriedad
  • Continuar bebiendo aunque existan tensiones relacionadas al alcohol con amigos y familiares

El alcoholismo es una enfermedad. Es crónico, o dura para toda la vida, y puede empeorar con el paso del tiempo y poner en riesgo tu vida. El alcoholismo se origina en el cerebro. Hay algunas características típicas del alcoholismo:

  • Compulsión: una fuerte necesidad de beber
  • Pérdida de control: la incapacidad de dejar de beber
  • Dependencia física: síntomas de abstinencia, como náuseas, sudoración, temblores y ansiedad, cuando se deja de beber alcohol después de un período de consumo excesivo
  • Tolerancia: la necesidad de aumentar las cantidades de alcohol para que surta efecto

Conoce los riesgos

Las investigaciones sugieren que es más probable que una mujer beba en exceso si tiene algo de lo siguiente:

  • Padres o hermanos (u otros parientes consanguíneos) con problemas de alcoholismo
  • Una pareja que bebe en exceso
  • La capacidad de "tolerar el alcohol" más que otras personas
  • Antecedentes de depresión
  • Antecedentes de abuso físico o sexual en la infancia

La presencia de cualquiera de estos factores es un buen motivo para tener especial cuidado a la hora de beber.

¿Cómo sabes si tienes un problema?

Contestar las siguientes cuatro preguntas puede ayudarte a descubrir si tú o alguien cercano tienen un problema con la bebida.

  • ¿Alguna vez has sentido que deberías beber menos?
  • ¿Te molesta la gente que critica tu consumo de alcohol?
  • ¿Alguna vez te has sentido mal o culpable por beber?
  • ¿Alguna vez has bebido a primera hora de la mañana para controlar tus nervios o deshacerte de una resaca?

Una respuesta afirmativa sugiere un posible problema con el alcohol. Si respondiste "sí" a más de una pregunta, es muy probable que tengas un problema con el alcohol. De cualquier modo, es importante que consultes a un proveedor de servicios médicos de inmediato para charlar sobre tus respuestas a estas preguntas.

Aunque hayas contestado negativamente todas las preguntas anteriores, si estás teniendo problemas relacionados con la bebida que afectan tu trabajo, tus relaciones, tu salud o el cumplimiento de la ley, deberías buscar ayuda.

Tratamiento para problemas con el alcohol

El tratamiento del alcoholismo depende de su gravedad. Las visitas de rutina al médico son la oportunidad ideal para charlar sobre el consumo de alcohol y los problemas que puede causar. Los profesionales del cuidado de la salud pueden ayudar a que una mujer examine en profundidad cuál es el efecto que está teniendo el alcohol en su vida y asesorarla en cuanto a cómo puede dejar de beber o reducir el consumo.

El tratamiento del alcoholismo funciona para mucha gente. Pero, tal como sucede con otras enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión y el asma, el tratamiento tiene diversos niveles de éxito. Algunas personas dejan de beber y se mantienen sobrias. Otras pasan largos períodos de sobriedad con recaídas. Y hay otras que no pueden dejar de beber durante ningún período de tiempo. Sin embargo, con tratamiento, algo queda claro: cuanto más tiempo pase una persona sin beber alcohol, más probable será que pueda mantenerse sobria.

Volver arriba

Abuso de sustancias

Mucha gente no comprende por qué las personas se hacen adictas a las drogas. La verdad es que las drogas modifican el cerebro y dan lugar al abuso reiterado. La drogadicción es una enfermedad cerebral. El consumo de drogas produce cambios en la estructura y el funcionamiento del cerebro. Aunque es verdad que para la mayoría de las personas la decisión inicial de drogarse es voluntaria, con el paso del tiempo, los cambios en el cerebro causados por el abuso reiterado de drogas pueden afectar el autocontrol y la capacidad de tomar decisiones sensatas. Al mismo tiempo, las drogas hacen que el cerebro envíe impulsos intensos de consumir más.

Tratamiento

El abuso de drogas es una enfermedad tratable. Existen muchos tratamientos efectivos para el abuso de drogas. Algunos puntos importantes sobre el tratamiento contra el abuso de sustancias incluyen:

  • Para tratar el abuso de drogas, se recurre a la terapia médica o conductual, ya sea en forma independiente o conjunta.
  • En ocasiones, el tratamiento puede ser ambulatorio.
  • Usualmente, el abuso severo de drogas requiere tratamiento residencial, en el que el paciente duerme en el centro de atención.
  • El tratamiento puede tener lugar dentro de los sistemas de justicia penal, lo que puede evitar que un convicto vuelva a cometer delitos.
  • Los estudios demuestran que no es necesario que el tratamiento sea voluntario para que funcione.

Volver arriba

Comportamiento adictivo

¿Por qué algunas personas se vuelven adictas y otras no?

Nada puede predecir si una persona se hará o no adicta a las drogas. Pero hay ciertos factores de riesgo en materia de drogadicción, incluidos:

  • Biología. Los genes, el sexo, la etnia y la presencia de otros trastornos mentales pueden aumentar el riesgo de abuso de sustancias y adicción a las drogas.
  • Entorno. La presión de los pares, el abuso físico y sexual, el estrés y las relaciones familiares pueden influir en el abuso de sustancias y la adicción a las drogas en la vida de una persona.
  • Desarrollo. Aunque el consumo de drogas a cualquier edad puede causar adicción, cuanto antes comience, más probable será que se convierta en un abuso grave.

Volver arriba

Más información sobre alcoholismo, abuso de sustancias y comportamientos adictivos

Consulta otras publicaciones y sitios web

Ponte en contacto con otras organizaciones

Última actualización del contenido: 13 de agosto de 2015.

Volver arriba