Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Saltar navegación

Logotipo de Women's Health
In English

Salud mental

línea divisoria

Dinero y vivienda

Dinero

Si no puedes trabajar a causa de una enfermedad mental, hay algunas opciones para recibir apoyo financiero. Las mismas incluyen seguro por discapacidad y/o pagos por discapacidad a través del Seguro Social.

Seguro por discapacidad

Algunas personas compran pólizas de seguro por discapacidad ya sea en forma independiente o a través de su empleador. Si has estado pagando una póliza de seguro por discapacidad cada mes, quizás puedas recibir pagos. Contacta a tu empleador o tu compañía de seguros para obtener más información.

Seguro Social y pagos por discapacidad

Las enfermedades mentales, tal como sucede con las físicas, pueden ser motivo de discapacidad. Las personas con enfermedades mentales graves tienen tanto derecho a recibir pagos por discapacidad como aquellas con una enfermedad física grave. Si tú o un familiar tienen una enfermedad mental como esquizofrenia, trastorno obsesivo compulsivo, depresión maníaca u otro trastorno cerebral incapacitante (enfermedad mental), es probable que tengas derecho a gozar de los beneficios de la Administración del Seguro Social. Para todas las consultas, llama a la Administración del Seguro Social al 800-772-1213 o visita su sitio web en http://www.ssa.gov/.

Si tu enfermedad mental es incapacitante, quizás puedas recibir beneficios por discapacidad si trabajaste suficiente tiempo y hasta hace poco tiempo conforme a lo dispuesto por el Seguro Social. La cantidad de trabajo necesaria aumenta con la edad. Necesitas crédito por 1½ años de trabajo durante los últimos 3 años si quedas discapacitado antes de los 24 años y hasta 5 durante los últimos 10 años si quedas discapacitado a los 31 años o más. Algunas mujeres pierden su cobertura por discapacidad cuando entran y salen de la fuerza laboral y no cumplen con el requisito de empleo reciente. Si necesitas ayuda para descifrar cuánto trabajo necesitas para mantener tu cobertura por discapacidad, llama a tu oficina local del Seguro Social.

Se te considerará discapacitada si no puedes hacer el trabajo que hacías antes y se decide que no puedes adaptarte a otra tarea debido a tu afección médica. Además, tu discapacidad debe durar (o se debe esperar que dure) al menos un año o causar la muerte. Después de recibir los pagos por discapacidad por 24 meses consecutivos, también contarás con la protección de Medicare.

Volver arriba

Vivienda

Conoce más sobre las opciones de vivienda para personas con enfermedades mentales:
Para las personas con enfermedades mentales graves, el hogar puede ser un espacio para vivir con dignidad y avanzar hacia su recuperación. Al pensar en un nuevo lugar donde vivir, considera:

  • ¿Cuánto puedes pagar?
  • El vecindario, ¿es agradable? ¿Es seguro?
  • Si compartes el lugar donde vives, ¿tus compañeros de casa serán compatibles?
  • La casa, el apartamento o la habitación, ¿está en buenas condiciones?
  • ¿Tienes transporte cerca para ir de compras o hasta tu centro de tratamiento?
  • ¿Cuánto apoyo necesitarás para llevar a cabo tus actividades diarias?
  • ¿Tu posible arrendador tiene la reputación de responder en forma puntual y cortés a las solicitudes del inquilino?

El gobierno estadounidense ofrece algunos programas de vivienda que puedan aplicarse a ti si estás teniendo dificultades financieras debido a tu enfermedad mental.

Viviendas públicas

Aunque las clases de viviendas varían según el estado, los programas de viviendas públicas básicamente funcionan de la siguiente manera:

  • Section 8: el programa de asistencia para la renta centrado en el inquilino ofrece cupones o certificados que subsidian la renta. Según este programa, una persona paga el 30% de su ingreso ajustado, el 10% de sus ingresos netos o el monto de asistencia social designado para vivienda. El certificado o cupón sirve para pagarle al arrendador el resto de la renta.
  • Chapter 9: el programa de asistencia para la renta centrado en proyectos ofrece a los arrendadores un incentivo si ofrecen vivienda a personas con discapacidades a través del aporte de dinero para el edificio con unidades para rentar. Hay más personas que se postulan a este programa que apartamentos disponibles.

Otras viviendas

Los estados y localidades también financian programas de viviendas. Además, algunas organizaciones con fines de lucro ofrecen viviendas para personas con discapacidades. Contacta a la autoridad de salud mental a nivel local o estatal para informarte sobre el otorgamiento de licencias y los servicios requeridos. En general, muchas localidades ofrecen varias de las siguientes opciones:

  • Viviendas residenciales privadas
  • Alojamientos comerciales
  • Viviendas independientes con asistencia
  • Hogares grupales con servicios de cuidado personal
  • Centros comunitarios de rehabilitación residencial
  • Programas residenciales estructurados
  • Centros de atención y enfermería disponibles las 24 horas

Las sedes locales de The National Alliance on Mental Illness (NAMI) y la National Mental Health Association (NMHA) deberían tener información sobre opciones de vivienda en tu área.

Última actualización del contenido: 29 de marzo de 2010.

Volver arriba