Tareas de último momento

Antes de llegar a las últimas semanas de embarazo, deberías prestar atención a las tareas de último momento. De esta manera, no dejarás cabos sueltos para el trabajo de parto. Usa esta lista de control para prepararte.

  • Visita el hospital o centro de maternidad. Asegúrate de saber cómo llegar, dónde estacionar y dónde registrarte. Averigua si puedes registrarte con anticipación para que la información de tu seguro ya esté ingresada en la computadora cuando llegues.
  • Elabora un plan para el parto y consúltalo con tu médico o partera. Un plan para el parto es una herramienta para comunicar la manera en que desearías que se proceda durante el trabajo de parto y el parto. Algunas de las cosas que quizás te gustaría incluir en tu plan son las personas que quisieras que estén dándote apoyo en la sala de parto, tus deseos en cuanto al control del dolor, quién te gustaría que reciba al bebé justo después de nacer, y dudas respecto de los procedimientos o políticas de rutina en el hospital o centro de maternidad. Haz una copia del plan para el parto y llévala al hospital el día del parto. Averigua cómo localizar a tu médico o partera cuando comiences con el trabajo de parto. Y pregúntale en qué momento del trabajo de parto deberías llamarlo.
  • Organiza la licencia por maternidad con tu empleador y determina quién podría cubrirte durante tu ausencia.
  • Coordina con un vecino o familiar para que cuiden de tus mascotas o de tus otros hijos mientras estés en el hospital.
  • Habla con tus familiares y amigos respecto de qué tipo de apoyo podrías necesitar cuando regreses a casa con tu recién nacido. Necesitarás mucha ayuda y apoyo. Por otro lado, evita que te visiten personas de otro lado, todos a la vez. Pídele a tus familiares y amigos que sean flexibles.
  • Arma un bolso para llevar al hospital. Querrás llevar artículos personales y para el bebé.