Embarazo no planificado

Los embarazos no planificados son comunes. Alrededor de 1 de 2 embarazos en Estados Unidos no es planificado. En el mejor de los casos, una mujer sorprendida por un embarazo no planificado tiene una buena salud antes de concebir y está preparada y capacitada para ocuparse de un niño. Pero, a veces, esto no es así.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Opciones para embarazos no planificados

Si tienes un embarazo no planificado, es posible que no sepas qué hacer. Podría preocuparte que el padre no reciba bien la noticia. Podrías no estar segura de poder ocuparte de un bebé. Podría preocuparte si tus elecciones pasadas, como beber o consumir drogas, afectará la salud del bebé por nacer. Podría preocuparte que el hecho de tener un bebé te impida terminar de estudiar o seguir una carrera. Si quedas embarazada después de una violación, es posible que te sientas avergonzada, paralizada o asustada. Podrías preguntarte cuáles son tus opciones. Estos son algunos pasos que te ayudarán a seguir adelante:

  • Comienza por ocuparte de ti de inmediato. Toma de 400 a 800 microgramos (400 a 800 mcg o 0.4 a 0.8 mg) de ácido fólico todos los días. Deja el alcohol, el tabaco y las drogas.
  • Consulta a tu médico para confirmar el embarazo. Habla de tu salud y de los problemas que puedan afectar tu embarazo. Pide ayuda para dejar de fumar. Conoce qué puedes hacer para cuidarte y cuidar a tu bebé por nacer.
  • Pide a tu médico que te recomiende un asesor con el que puedas hablar sobre tu situación.
  • Busca el apoyo de alguien en quien confíes y a quien respetes.

Violencia doméstica y embarazo no planificado

El embarazo no planificado es común entre las mujeres maltratadas. Las investigaciones han descubierto que algunos maltratadores obligan a sus parejas a tener sexo sin protección o sabotean los métodos anticonceptivos que usan sus parejas y esto lleva a embarazos no planificados. Si tienes una pareja violenta, busca ayuda de inmediato. La violencia puede dañarte o dañar tu embarazo y tener efectos duraderos sobre tus hijos. Alrededor de 1 de 2 hombres que maltratan a sus esposas también maltratan a sus hijos. Y los niños que crecen con violencia en el hogar son más propensos a convertirse en maltratadores cuando son adultos y a tener problemas tanto físicos como emocionales.

Para obtener ayuda ahora mismo, llama a la Línea Nacional de Ayuda Contra la Violencia Doméstica al 800-799-SAFE (7233) y al 800-787-3224 (TTY). Ayuda disponible en español.