Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Saltar enlaces de navegación superior

Logotipo de Women's Health
In English

Publicaciones





línea divisoria

Infecciones de transmisión sexual (ITS)

Las ITS también se llaman enfermedades de transmisión sexual, o ETS. En general, las ITS se contagian a través del sexo vaginal, oral o anal. Más de 9 millones de mujeres en los Estados Unidos son diagnosticadas con una ITS cada año.1 Las mujeres suelen tener problemas de salud más graves por ITS que los hombres, incluso infertilidad.

Expandir todo

¿Qué es una infección de transmisión sexual (ITS)?

Una ITS es una infección que se contagia de una persona a otra a través del contacto sexual. Una infección es cuando una bacteria, virus o parásito ingresa al cuerpo y crece dentro o sobre él. Las ITS también se llaman enfermedades de transmisión sexual, o ETS.

Algunas ITS tienen cura y otras no. En el caso de las ITS que no tienen cura, existen medicamentos para controlar los síntomas.

¿Quiénes pueden contraer ITS?

Casi 20 millones de personas en los Estados Unidos contraen una ITS cada año.2 Estas infecciones afectan a mujeres y hombres de todos los orígenes y niveles económicos. Pero la mitad de todas las nuevas infecciones corresponden a personas jóvenes de 15 a 24 años.2

¿Cómo afectan las ITS a las mujeres?

Las mujeres suelen tener problemas de salud más graves por ITS que los hombres:

  • La clamidia y la gonorrea, si no se tratan, aumentan el riesgo de dolor pélvico crónico y embarazo ectópico que pone en peligro la vida. La clamidia y la gonorrea también pueden causar infertilidad.
  • La sífilis no tratada en mujeres embarazadas causa la muerte del bebé en hasta un 40 % de las veces.3
  • Las mujeres tienen mayor riesgo que los hombres de contraer una ITS a través del sexo vaginal sin protección. El sexo anal sin protección pone a las mujeres en mucho más riesgo de contraer una ITS que con el sexo vaginal sin protección.

¿Cómo se contraen las ITS?

Las ITS se propagan de las siguientes maneras:

  • Tener sexo vaginal, oral o anal sin protección (sin condón) con alguien que tiene una ITS. Puede resultar difícil saber si alguien tiene una ITS. Las ITS se pueden contagiar incluso si no existen síntomas.
  • Durante el contacto genital. Es posible contraer algunas ITS, como sífilis y herpes, sin tener sexo.
  • A través del contacto sexual entre mujeres que tienen sexo solo con otras mujeres
  • De una mujer embarazada o lactante a su bebé

¿Pueden las ITS causar problemas de salud?

Sí. Cada ITS causa problemas de salud diferentes en las mujeres. Ciertos tipos de ITS no tratadas pueden causar:

  • Problemas para quedar embarazada o infertilidad permanente
  • Problemas durante el embarazo y problemas de salud en el bebé por nacer
  • Infección en otras partes del cuerpo
  • Daños en los órganos
  • Ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de cuello uterino
  • Muerte

Tener ciertos tipos de ITS facilita el contagio de VIH (otra ITS), si tienes contacto con este virus.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las ITS?

Muchas ITS tienen síntomas leves solamente, o ningún signo o síntoma en absoluto. Cuando las mujeres tienen síntomas, pueden confundirlos con otras cosas, como por ejemplo infección de las vías urinarias o candidiasis vaginal. Hazte pruebas para que recibas tratamiento para la infección correcta.

¿Cómo me realizo pruebas de detección de ITS?

Pregúntale a tu médico o enfermero acerca de cómo realizarte pruebas de detección de ITS. Tu médico o enfermero puede decirte qué pruebas necesitas y cómo se realizan. Las pruebas de ITS también se llaman pruebas de detección de ITS.

Las pruebas de ITS pueden incluir:

  • Examen pélvico y físico. Tu médico busca signos de infección, como verrugas, erupciones o secreción.
  • Examen de sangre. Un enfermero extrae un poco de sangre para realizar análisis de detección de ITS.
  • Examen de orina. Orinas (haces pis) en un recipiente. La orina luego se somete a pruebas para detectar ITS.
  • Muestra de fluido o tejido. Tu médico o enfermero usa un hisopo de algodón para tomar una muestra de fluido o secreción de un lugar infectado de tu cuerpo. El fluido se observa con un microscopio o se envía a un laboratorio para su análisis.

Busca un consultorio cercano donde puedas realizarte pruebas de ITS o vacunarte contra la hepatitis B y el virus del papiloma humano (VPH).

¿El examen de Papanicolaou detecta ITS?

No. El examen de Papanicolaou se usa principalmente para buscar cambios celulares que podrían ser cáncer o precáncer. Sin embargo, tu médico puede realizar pruebas de VPH además del examen de Papanicolaou si eres mayor de 30 años.

Si quieres realizarte pruebas de ITS, debes preguntarle a tu médico o enfermero.

¿Debo hacerme pruebas de detección de ITS?

Si eres sexualmente activa, habla con tu médico o enfermero acerca de pruebas de ITS. Las pruebas que necesitarás y la frecuencia con que deberás hacértelas dependerá de ti y de los antecedentes sexuales de tu pareja.

Puede que te sientas avergonzada o pienses que tu vida sexual es demasiado personal como para compartirla con tu médico o enfermero. Pero la única manera en que tu médico puede ayudarte es siendo abierta y honesta. Averigua qué pruebas de detección podrías necesitar. Luego, habla con tu médico o enfermero sobre qué pruebas necesitas.

¿Cómo puedo obtener pruebas de ITS gratuitas o de bajo costo?

En conformidad con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, la mayoría de los planes de seguro de salud deben cubrir el costo de las pruebas de detección de ITS o asesoramiento, sin costo para ti.

Para obtener más información sobre otros servicios cubiertos por la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visita HealthCare.gov.

¿Cómo se tratan las ITS?

En el caso de algunas ITS, el tratamiento puede incluir tomar medicamentos de manera oral o vacunas. En el caso de otras ITS que no tienen cura, como el herpes o el VIH/SIDA, los medicamentos pueden reducir los signos y síntomas.

Si tengo una ITS, ¿mi pareja la tiene también?

Quizás. Si las pruebas muestran que tienes una ITS, tu médico podría querer que tu pareja se haga pruebas. O bien, el médico puede darte un medicamento para que lo lleves a casa y se lo des a tu pareja.

Es posible que una pareja sexual anterior te haya contagiado la ITS a ti o a tu pareja. Por eso es importante hacerse pruebas luego de cada pareja sexual nueva. También, si tu prueba resulta positiva para ciertas ITS (VIH, sífilis o gonorrea), algunas ciudades y estados te exigen (o le exigen a tu médico) hablar sobre parejas sexuales actuales o anteriores.

¿Los medicamentos vendidos por Internet previenen o tratan las ITS?

No. Solo toma medicamentos recetados o sugeridos por tu médico.

Algunos medicamentos vendidos por Internet afirman prevenir o tratar las ITS. Y algunos de estos sitios afirman que sus medicamentos funcionan mejor que los que receta tu médico. Pero en la mayoría de los casos esto no es verdad, y nadie sabe cuán seguros son estos productos o incluso qué contienen.

Al comprar medicamentos con receta o de venta libre por Internet corres el riesgo de no saber exactamente lo que obtienes. Una farmacia ilegal por Internet podría intentar venderte medicamentos no aprobados, con el ingrediente activo equivocado, con mucha o muy poca cantidad del ingrediente activo, o con ingredientes peligrosos.

¿Cómo puedo prevenir una ITS?

La mejor manera de prevenir una ITS es no tener sexo vaginal, oral o anal.

Si mantienes relaciones sexuales, reduce el riesgo de contraer una ITS siguiendo los pasos que se detallan a continuación:

  • Vacunarse. Existen vacunas para proteger contra el VPH y la hepatitis B.
  • Usar preservativos. Cuando se mantienen relaciones sexuales, los preservativos son la mejor alternativa para prevenir una ITS. Debido a que los hombres no necesitan eyacular (terminar) para transmitir o contagiarse con algunas ITS, asegúrate de que se ponga un condón antes de que el pene entre en contacto con la vagina, la boca o el ano. Otros métodos anticonceptivos, como las píldoras anticonceptivas, las inyecciones, los implantes o los diafragmas, no actúan como protección contra las ITS.
  • Hacerse la prueba. Asegúrate de que tanto tú como tu pareja se hagan la prueba para descartar cualquier ITS. Compartan los resultados de las pruebas antes de mantener relaciones sexuales.
  • Practicar la monogamia. Practicar sexo con la misma persona puede reducir el riesgo de contraer una ITS. Después de haberse hecho una prueba de detección de ITS, sean fieles. Esto significa que tendrán exclusividad mutua para las relaciones sexuales.
  • Limitar la cantidad de parejas sexuales. El riesgo de contraer una ITS aumenta en proporción con la cantidad de parejas sexuales que tienes.
  • No realizarse duchas vaginales. Las duchas vaginales eliminan algunas de las bacterias que se encuentran normalmente en la vagina, cuya función es protegerte de las infecciones. Esto puede aumentar el riesgo de contraer una ITS.
  • No consumir alcohol o drogas en exceso. Tomar demasiado alcohol o usar drogas aumenta las posibilidades de que tengas un comportamiento riesgoso y puede ponerte en riesgo de abuso sexual y de una potencial exposición a las ITS.

Estas medidas funcionan mejor si se implementan juntas. Ningún paso individual te protegerá contra todos los tipos de ITS.

¿Qué se está investigando acerca de las ITS y las mujeres?

Las investigaciones sobre las ITS son una prioridad para la salud pública. Las investigaciones se centran en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento.

  • Los investigadores están buscando maneras de prevenir las ITS con vacunas y microbicidas. Un microbicida es un gel o una crema que puede aplicarse dentro de la vagina o del ano para proteger contra ITS, incluso el VIH.
  • Los científicos están trabajando en vacunas para prevenir el VIH e infecciones de herpes.
  • Muchas mujeres no muestran ningún signo o no tienen ningún síntoma de ciertas ITS, o tienen síntomas muy leves que pueden confundirse con otras cosas. Los investigadores están estudiando las razones de por qué muchas ITS no causan síntomas, lo cual puede demorar el diagnóstico.

Conoce más acerca de las investigaciones actuales sobre las ITS en clinicaltrials.gov.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre las ITS?

Para obtener más información sobre las ITS, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2013). PDF - Se necesita Adobe Acrobat Reader Incidencia, prevalencia y costo de las infecciones de transmisión sexual en los Estados Unidos (versión en inglés) (PDF, 1.6 MB).
  2. Satterwhite, C.L., et al. (2013). Infecciones de transmisión sexual en mujeres y hombres de EE. UU: cálculos de prevalencia e incidencia, 2008 (versión en inglés). Sexually Transmitted Diseases; 40(3): 187–193.
  3. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2014). Sífilis - Hoja de datos de CDC (versión en inglés).

Volver arriba

El material incluido en esta página no tiene restricciones de derechos de autor y se puede copiar, reproducir o duplicar sin la autorización de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Se agradece citar la fuente.

Esta hoja de datos fue revisada por:

Jill E. Long, M.D., M.P.H., FACOG, Comandante, Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de EE. UU., director médico, rama de Enfermedades de Transmisión Sexual, División de Microbiología y Enfermedades Infecciosas, Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NAID)

y por

el personal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Última actualización del contenido: 31 de agosto de 2015.

Última actualización del contenido: 25 de marzo de 2014.

Volver arriba