Diabetes

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por los niveles elevados de azúcar (glucosa) en la sangre. La diabetes puede causar problemas graves de salud, incluso ataques cardíacos o accidente cerebrovascular, ceguera, problemas durante el embarazo e insuficiencia renal. Más de 13 millones de mujeres tienen diabetes o aproximadamente una de cada 10 mujeres mayores de 20 años.1

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad causada por los elevados niveles de azúcar (glucosa) en el cuerpo. Esto puede suceder cuando el organismo deja de producir suficiente insulina o es incapaz de utilizarla adecuadamente.

La insulina es una hormona producida por el páncreas, un órgano que se encuentra cerca del estómago. La insulina permite que las células del organismo tomen la glucosa procedente de los alimentos y la utilicen como fuente de energía. Si tu cuerpo no produce suficiente insulina o no utiliza correctamente la insulina, la glucosa se estanca y se acumula en la sangre.

Con el tiempo, este exceso de glucosa puede causar prediabetes o diabetes. La diabetes puede causar otros problemas graves de salud que ponen en riesgo tu vida, como las  enfermedades cardíacas, el accidente cerebrovascular, la ceguera y la insuficiencia renal.

¿Cuáles son los diferentes tipos de diabetes?

Los tres tipos principales de diabetes son:

  • Diabetes tipo 1. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune, lo que significa que el sistema inmunológico (de defensa) del cuerpo ataca y destruye las células en el páncreas que producen insulina. Si tienes diabetes tipo 1, tu cuerpo no produce insulina, por lo que debes inyectarte o tomar insulina todos los días.
  • Diabetes tipo 2. Es el tipo más común de diabetes. Puedes tener diabetes tipo 2 a cualquier edad, incluso durante la infancia. Con la diabetes tipo 2, tu organismo no produce suficiente insulina o es incapaz de utilizar su propia insulina adecuadamente. Cuando esto sucede, aumentan los niveles de glucemia.
  • Diabetes gestacional. La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que ocurre solamente durante el embarazo. Si no se controla, la diabetes gestacional puede causarle problemas de salud al bebé y la madre. Aunque la diabetes gestacional desaparece después del nacimiento del bebé, tener diabetes durante el embarazo aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 a futuro.2Aprende más sobre la diabetes gestacional en el Centro Coordinador Nacional de Información sobre la Diabetes (NDIC, por sus siglas en inglés).

¿Corro riesgo de tener diabetes?

Un factor de riesgo es aquello que aumenta las probabilidades de una persona de contraer una enfermedad en comparación con una persona promedio.

Los factores de riesgo de la diabetes tipo 1 en mujeres y niñas son:

  • Edad: suele desarrollarse durante la infancia.
  • Antecedentes médicos familiares: tener un padre o hermano o hermana con diabetes tipo 1.
  • Ciertas infecciones o enfermedades virales, como el virus de coxsackie B (una causa común de enfermedades en las manos, pies y boca), el rotavirus (también denominado gripe estomacal) y las paperas3
  • Donde vives: es más común en personas que viven en climas fríos.

Los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 en mujeres y niñas son:4

  • Sobrepeso u obesidad: índice de masa corporal (IMC) de 25 o más en adultos. Averigua tu IMC. Los niños y adolescentes con un peso que supere el percentil 85 basado en su IMC corren riesgo de tener diabetes tipo 2. Encuentra las tablas del IMC en niños y jóvenes.
  • Edad avanzada: mayores de 45 años. Después de la menopausia, las mujeres corren mayor riesgo de aumentar de peso, especialmente alrededor de la cintura, lo que aumenta el riesgo de tener diabetes tipo 2.
  • Antecedentes médicos familiares: tener una madre, padre, hermano o hermana con diabetes tipo {[#0]}.
  • Raza/origen étnico: antecedentes de familia afroamericana, nativos de Estados Unidos/Alaska, hispanos, asiático-americanos y nativos de Hawái y de las islas del Pacífico.
  • Tener un bebé que pesó 9 libras o más al nacer.
  • Tener diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional).
  • Hipertensión: tomar medicamentos para la hipertensión o tener una presión arterial de 140/90 o más. (Ambos números son importantes. Si uno o los dos números suelen ser altos, tienes hipertensión.
  • Colesterol alto: colesterol HDL de 35 mg/dL o menos y triglicéridos de 250 mg/dL o más.
  • Falta de actividad física: las mujeres que se ejercitan menos de tres veces por semana.
  • Tener síndrome de ovario poliquístico (SOP)
  • Antecedentes personales de enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular

Si tienes cualquiera de estos factores de riesgo, consulta con tu médico sobre cómo reducir el riesgo de diabetes. También puedes hacerte un examen de riesgo de diabetes y hablar con tu médico sobre los resultados.

¿Quién puede tener diabetes?

La diabetes tipo 1 suele desarrollarse en la infancia, pero puede ocurrir a cualquier edad. Es más común en la población blanca que en otros grupos raciales o étnicos. Aproximadamente el 5 % de los adultos con diabetes tiene el tipo 1.1 Los genes que heredas de tus padres juegan un papel importante en el desarrollo de la diabetes tipo 1. No obstante, el lugar donde vives también puede incidir. La diabetes tipo 1 suele diagnosticarse más en invierno y en las personas que viven en climas más fríos.

La diabetes tipo 2 es más común en adultos, especialmente en personas con sobrepeso y antecedentes familiares de diabetes. Alrededor del 95 % de los adultos con diabetes tienen diabetes tipo 2.1 La diabetes tipo 2 es cada vez más común en niños y adolescentes, ya que muchos de ellos suelen tener sobrepeso y obesidad.5

¿Las mujeres de color deberían preocuparse por la diabetes?

Sí. Ciertos grupos raciales y étnicos corren mayor riesgo de tener diabetes tipo 2. Estos grupos son:

  • Afroamericanos. Las mujeres afroamericanas tienen el doble de probabilidades de tener diabetes que las mujeres blancas.6 Los afroamericanos también son más propensos a tener problemas de salud causados por la diabetes y el sobrepeso.
  • Hispanos. Las mujeres hispanas tienen el doble de probabilidades de tener diabetes que las mujeres blancas.6 La diabetes afecta a uno de cada 10 hispanos o más. Entre las mujeres hispanas, la diabetes afecta con mayor frecuencia a las estadounidenses de origen mexicano y a las puertorriqueñas.1
  • Nativos de Estados Unidos y Alaska. La diabetes afecta a casi el 16 % de los adultos nativos de Estados Unidos y Alaska.1
  • Nativos de Hawái y de las islas del Pacífico. Los nativos de Hawái y de las islas del Pacífico tienen casi el doble de probabilidades de desarrollar diabetes que los blancos.7
  • Asiático-americanos. La diabetes es la quinta causa de muerte para los asiático-americanos. Las mujeres asiático-americanas también son más propensas a desarrollar diabetes gestacional que las mujeres blancas y suelen tener diabetes gestacional con un peso corporal más bajo.8

¿La diabetes afecta de diferente manera a hombres y mujeres?

La diabetes afecta a hombres y mujeres en igual proporción. Sin embargo, la diabetes afecta a las mujeres de diferente manera que a los hombres.

En comparación con los hombres diabéticos, las mujeres diabéticas tienen:9

¿La diabetes aumenta el riesgo de tener otros problemas de salud?

Sí. Cuanto más tiempo tengas diabetes tipo 2, mayor es el riesgo de tener problemas médicos graves a causa de esta enfermedad. Además, si fumas y tienes diabetes, las probabilidades de tener problemas médicos graves a causa de la diabetes son mayores, en comparación con las personas que tienen diabetes y no fuman.11

El exceso de glucosa en la sangre causante de la diabetes puede provocar daños en los nervios y vasos sanguíneos. Los daños en los nervios causados por la diabetes pueden generar dolor o pérdida permanente de la sensibilidad en manos, pies y otras partes del cuerpo.12

Los daños en los vasos sanguíneos causados por la diabetes también pueden provocar:

  • Enfermedad cardíaca
  • Accidente cerebrovascular
  • Ceguera
  • Insuficiencia renal
  • Amputación de una pierna o un pie
  • Pérdida auditiva

Las mujeres con diabetes también corren mayor riesgo de tener:  

  • Problemas para quedar embarazada
  • Problemas durante el embarazo, incluso posibles problemas que afecten tu salud y la de tu bebé
  • Infecciones urinarias y vaginales en forma reiterada

¿Cuáles son las causas de la diabetes?

Los investigadores desconocen las causas exactas de la diabetes tipo 1 y tipo 2, pero sí saben que el hecho de tener antecedentes genéticos puede aumentar el riesgo de sufrir esta enfermedad. La obesidad es también es uno de los principales factores de riesgo de la diabetes tipo 2. Fumar también puede causar diabetes tipo 2. Cuanto más fumes, mayor es el riesgo de tener diabetes tipo 2 y otros problemas graves de salud si ya eres diabética.13

La pérdida de peso puede ayudar a controlar la diabetes tipo 2 para estar más saludable. El hecho de dejar de fumar también puede controlar los niveles de azúcar en sangre. Tener un peso saludable y no fumar pueden ayudar a todas las mujeres a ser más saludables.

No obstante, la obesidad y el tabaquismo no siempre causan diabetes. Algunas mujeres con sobrepeso, obesas o fumadoras jamás tienen diabetes. Además, las mujeres que tienen un peso normal o están levemente pasadas de peso, pueden desarrollar diabetes si tienen otros factores de riesgo, como antecedentes familiares. 

¿Cuáles son los signos y síntomas de la diabetes?

Los síntomas de la diabetes tipo 1 por lo general son más graves y pueden manifestarse repentinamente.

La diabetes tipo 2 puede ser asintomática al principio. Los síntomas pueden comenzar a manifestarse lentamente con el paso del tiempo. Es probable que no los notes de inmediato.

Los signos y síntomas más comunes de la diabetes tipo 1 y tipo 2 son:

  • Sentirse más cansada de lo habitual
  • Sed extrema
  • Orinar más de lo habitual
  • Visión borrosa
  • Tener más hambre de lo habitual
  • Bajar de peso sin intención
  • Lenta cicatrización de las heridas
  • Sequedad y picazón en la piel
  • Sensación de hormigueo en manos y pies
  • Más infecciones de lo habitual, tales como infecciones de las vías urinariascandidiasis vaginal.

¿Debo hacerme la prueba de diabetes?

Quizás. Si tienes entre 40 y 70 años, sobrepeso u obesidad, deberías hacerte la prueba de diabetes. Es posible que tu médico te recomiende hacerte la prueba antes de los 40 años si también tienes otros factores de riesgo de la diabetes. Además, consulta con tu médico acerca de la prueba de diabetes si tienes signos o síntomas de la enfermedad. El médico prescribirá un examen de sangre para saber si tienes diabetes.

Si la prueba muestra elevados niveles de azúcar en la sangre, deberías comenzar a incorporar cambios saludables en tus hábitos alimenticios y realizar más actividad física para prevenir la diabetes.

¿Qué es la prediabetes?

La prediabetes significa que el nivel de azúcar en la sangre (glucosa) es más elevado de lo normal, pero es inferior al rango de diabetes. También significa que corres mayor riesgo de tener diabetes tipo 2 y sufrir enfermedades cardíacas.

Alrededor de 27 millones de mujeres estadounidenses tienen prediabetes.14 Si tienes prediabetes, puedes hacer cambios saludables, como hacer algún tipo de actividad física casi todos los días, para reducir el riesgo de tener diabetes y volver a tener los niveles normales de azúcar en la sangre. Perder el 7 % de tu peso corporal (o 14 libras si pesas 200 libras) puede ayudarte a reducir en más de la mitad el riesgo de diabetes tipo 2. Si tienes prediabetes, consulta a un médico o enfermera cada año para controlar los niveles de glucosa en la sangre.15

¿Cómo se trata la diabetes?

El tratamiento para la diabetes incluye analizar los síntomas para controlar los niveles de azúcar en la sangre. Puedes ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre si comes alimentos saludables y haces actividad física con regularidad.

Con la diabetes tipo 1, también deberás inyectarte insulina o utilizar una bomba de insulina. La insulina no puede tomarse en píldoras.

El tratamiento de la diabetes tipo 2 también puede incluir el suministro de medicamentos para controlar el azúcar en la sangre. Con el tiempo, las personas con diabetes tipo 2 producen cada vez menos insulina. Esto significa que tendrás que aumentar la dosis de medicamentos o empezar a inyectarte insulina para controlar la diabetes.

Aprende más sobre cómo controlar la diabetes en el sitio web del Programa Nacional de Educación sobre la Diabetes.

¿Existe algo que pueda hacer para prevenir la diabetes tipo 1?

Los investigadores aún no saben cómo prevenir la diabetes tipo 1. Siguen investigando para encontrar la manera de evitar la diabetes tipo 1 en mujeres y niñas a través de estudios de parientes cercanos que tienen diabetes.

¿Existe algo que pueda hacer para prevenir la diabetes tipo 2?

Sí. Muchos estudios, entre los cuales se encuentra un importante estudio del Programa de prevención de la diabetes (versión en inglés), han demostrado que se puede prevenir la diabetes bajando de peso. La pérdida de peso a través de una alimentación saludable y la actividad física favorecen la manera en que el organismo utiliza la insulina y la glucosa.

  • Pérdida de peso: la obesidad es el principal factor de riesgo de la diabetes. Calcula tu IMC para saber si tienes un peso saludable. Si tienes sobrepeso u obesidad, comienza a hacer pequeños cambios en tus hábitos alimenticios y realiza más actividad física. Incluso si pierdes poco peso (7 % o alrededor de 14 libras para una mujer de 200 libras), puedes retrasar o incluso prevenir la diabetes tipo 2.
  • Alimentación saludable: consume verduras, granos enteros (como trigo integral o pan de centeno, cereales integrales o arroz integral), frijoles y frutas. Lee las etiquetas de los alimentos para saber elegir alimentos con bajo contenido de grasas saturadas, grasas trans y sodio. Limita la ingesta de alimentos procesados y azucarados y bebidas dulces.
  • Actividad física: ponte la meta de ejercitarte 30 minutos prácticamente todos los días de la semana y reduce el tiempo de sedentarismo.

Aprende cómo consumir alimentos más saludables y hacer más actividad física.

¿Es seguro que mujeres diabéticas queden embarazadas?

Sí. Si tienes diabetes tipo 1 o tipo 2, puedes tener un embarazo saludable. Si tienes diabetes y deseas tener un bebé, debes planificarlo antes de quedar embarazada.

Habla con tu médico antes de quedar embarazada. Tu médico te indicará las medidas que debes tomar para preservar la salud de tu bebé. Esto puede incluir un programa de educación sobre la diabetes para ayudarte a entender mejor esta enfermedad y cómo controlarla durante el embarazo.

¿Respondimos tus preguntas sobre la diabetes?

Para obtener más información sobre la diabetes, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (2014). National Diabetes Statistics Report, 2014. Fuente de datos: 2009-2012 National Health and Nutrition Examination Survey.
  2. Coustan, D.R., Ed. (2013). Medical management of pregnancy complicated by diabetes. 5th edition. Alexandria, VA: American Diabetes Association.
  3. Filippi, C.M., von Herrath, M.G. (2008). Viral Trigger for Type 1 Diabetes. Diabetes; 57(11): 2863-2871.
  4. American Diabetes Association (2013). Standards of medical care in diabetes — 2013. Diabetes Care, 36 (Suple. 1), S11-66.
  5. Li, C., Ford, E.S., Zhao, G., Mokdad, A.H. (2009). Prevalence of pre-diabetes and its association with clustering of cardiometabolic risk factors and hyperinsulinemia among US adolescents: NHANES 2005–2006. Diabetes Care; 32:342–347.
  6. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (2013). National Diabetes Surveillance System.
  7. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (2012). Summary Health Statistics for U.S. Adults: 2011. Tabla 8.
  8. Blatt, A.J., Nakamoto, J.M., Kaufman, H.W. (2011). Gaps in diabetes screening during pregnancy and postpartum. Obstet Gynecol; 117: 61–68.
  9. American Diabetes Association. (s/d) Depresión (versión en inglés).
  10. Pan, A., et al. (2010). Bidirectional Association Between Depression and Type 2 Diabetes Mellitus in Women.  JAMA Internal Medicine; 170(21): 1884-1891.
  11. Eliasson, B. (2003). El consumo de cigarrillos y la diabetes (versión en inglés)Prog Cardiovasc Dis; 45(5): 405-13.
  12. Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón, (2013). Neuropatías diabéticas: el daño de los nervios en personas con diabetes (versión en inglés).
  13. Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. (2014). Las consecuencias del tabaquismo en la salud: 50 años de progreso: un informe de Surgeon General (versión en inglés). Atlanta: Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, Oficina de Tabaquismo y Salud. 537-545.
  14. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (2013). Mujeres en alto riesgo de diabetes: actividad física, alimentación saludable y pérdida de peso (versión en inglés).
  15. American Diabetes Association (2013). Standards of medical care in diabetes — 2013. Diabetes Care, 36 (Suple. 1), S11-66.