Virus del papiloma humano

Virus del papiloma humano, o VPH, es la infección de transmisión sexual (ITS) más común en los Estados Unidos. Alrededor del 80 % de las mujeres contraerá al menos un tipo de VPH en algún momento de su vida.1 Suele transmitirse a través del sexo vaginal, oral o anal. Muchas mujeres no saben que tienen VPH ya que no suelen tener síntomas y por lo general la infección desaparece por sí sola. Algunos tipos de VPH pueden causar enfermedades como verrugas genitales o cáncer de cuello uterino. Existe una vacuna para prevenir el VPH.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es el virus del papiloma humano (VPH)?

El VPH es el nombre con el que se designa a un grupo de virus que incluye más de 100 tipos. Más de 40 tipos de VPH pueden transmitirse a través del contacto sexual. Los tipos de virus que infectan el área genital se llaman VPH genital.

¿Quién puede contraer VPH?

El VPH genital es la ITS más común en los Estados Unidos, tanto en los hombres como en las mujeres. Alrededor de 79 millones de estadounidenses tienen VPH.2 Es tan común que el 80 % de las mujeres contraerá al menos un tipo de VPH en algún momento de sus vidas.1

¿Cómo se contrae el VPH?

El VPH se contagia a través del:

  • Sexo vaginal, oral u anal. El VPH se puede contagiar incluso si no existen síntomas. Esto significa que alguien que no tenga signos ni síntomas puede contagiarte el VPH.
  • Contacto con los genitales. Un hombre no necesita eyacular (llegar al orgasmo) para que se produzca el contagio de VPH. El VPH también puede transmitirse entre mujeres que tienen sexo con mujeres.
  • En el parto, de una madre a su bebé.

¿Cuáles son los síntomas del VPH?

Muchas personas con VPH no tienen síntomas. Existe un motivo por el cual las mujeres deben realizarse exámenes de Papanicolaou con regularidad. Los expertos recomiendan realizarse el primer examen de Papanicolaou a los 21 años.3 El examen de Papanicolaou puede detectar cambios en el cuello uterino a causa del VPH. Si eres mujer y tienes entre 30 y 65 años, tu médico también puede hacerte una prueba de VPH con el examen de Papanicolaou cada cinco años. Existe un examen de ADN que detecta la mayoría de los tipos de VPH.

Otra manera de saber si tienes una infección por VPH es si tienes verrugas genitales. Las verrugas genitales suelen aparecer como un pequeño bultos o un grupo de bultos en el área genital. Pueden ser pequeñas o grandes, con relieve o planas, o tener forma de coliflor. Los médicos suelen diagnosticar las verrugas al examinar el área genital.

¿Qué problemas de salud puede causar el VPH?

La infección por VPH suele desaparecer por sí sola y no causa ningún problema de salud. Pero cuando el VPH no desaparece, puede causar los siguientes problemas de salud:

  • Cáncer de cuello uterino
  • Otros tipos de cáncer en los genitales (como cáncer de vulva, vagina, pene o ano)
  • Cáncer orofaríngeo (cáncer en la parte posterior de la garganta, que incluye la base de la lengua y las amígdalas)
  • Verrugas genitales
  • Papilomatosis respiratoria recurrente (una afección poco frecuente que se caracteriza por la formación de verrugas en las vías respiratorias)

¿Debo hacerme el examen de VPH?

  • Si tienes entre 21 y 29 años de edad, tu médico puede recomendarte un examen de VPH si los resultados del examen de Papanicolaou no están claros o son atípicos. El examen determinará si el VPH es la causa de las células anormales en el cuello uterino. La mayoría de las mujeres menores de 30 años no necesitan hacerse un examen de VPH, ya que el sistema inmunitario rechaza el VPH por un período de dos años en el 90 % de los casos en dicho grupo etario.4
  • Si eres mayor de 30 años, puedes optar por hacerte el examen de VPH junto con el examen de Papanicolaou para detectar el cáncer de cuello uterino.
  • Si los resultados de ambos exámenes son normales, las probabilidades de que tengas cáncer de cuello uterino en los próximos años son muy bajas. Es probable que tu médico te diga que puedes esperar hasta cinco años para realizarte el próximo examen de VPH.

¿De qué modo el VPH afecta el embarazo?

El VPH no afecta las probabilidades de quedar embarazada pero puede causar problemas durante el embarazo.

Algunos posibles problemas durante el embarazo pueden ser:

  • Cambios en las células del cuello uterino. Continúa realizándote pruebas de detección de cáncer de cuello uterino con regularidad durante y después del embarazo para permitirle a tu médico detectar algún cambio.
  • Verrugas genitales que sangran y aumentan de tamaño. Los cambios hormonales durante el embarazo pueden hacer que las verrugas genitales que tenías antes de quedar embarazada o durante el embarazo comiencen a sangrar y crecer (en tamaño y cantidad).
  • Cesárea. Si las verrugas genitales obstruyen el canal de parto, es probable que deban realizarte una cesárea.
  • Problemas de salud en el bebé. Una mujer con VPH puede, en muy raras ocasiones, contagiar a su bebé. Pueden desarrollarse protuberancias en las vías respiratorias de los bebés y niños a causa del VPH. Es una afección poco común pero potencialmente grave llamada papilomatosis respiratoria recurrente.

¿Tiene cura el VPH?

No, el VPH no tiene cura. A menudo la infección por VPH desaparece por sí sola. Si no desaparece, existen tratamientos para las verrugas genitales y los cambios en las células del cuello uterino causados por el VPH.

¿Cómo se puede prevenir el VPH?

Existen dos maneras de prevenir el VPH. Una opción es la vacuna contra el VPH. Y la otra manera de prevenir el VPH o cualquier otra ITS es a través de la abstinencia sexual.

Si mantienes relaciones sexuales, reduce el riesgo de contraer una ITS siguiendo los pasos que se detallan a continuación:

  • Usar preservativos. Cuando se mantienen relaciones sexuales, los preservativos son la mejor alternativa para prevenir una ITS. Aunque el VPH puede aparecer en las áreas genitales tanto femeninas como masculinas sin protección, las investigaciones revelan que el uso de preservativo está vinculado a un menor índice de cáncer de cuello uterino. La vacuna contra el VPH no reemplaza al preservativo ni reduce la necesidad de usarlo. Asegúrate de poner el preservativo antes de que el pene toque la vagina, la boca o el ano. Otros métodos anticonceptivos, como las píldoras anticonceptivas, las inyecciones, los implantes o los diafragmas, no actúan como protección contra las ITS.
  • Hacerse la prueba. Asegúrate de que tanto tú como tu pareja se hagan la prueba para descartar cualquier ITS. Compartan los resultados de las pruebas antes de mantener relaciones sexuales.
  • Practicar la monogamia. Practicar sexo con la misma persona puede reducir el riesgo de contraer una ITS. Después de haberse hecho una prueba de detección de ITS, sean fieles. Esto significa que tendrán exclusividad mutua para las relaciones sexuales.
  • Limitar la cantidad de parejas sexuales. El riesgo de contraer una ITS aumenta en proporción con la cantidad de parejas sexuales que tienes.
  • No realizarse duchas vaginales. Las duchas vaginales eliminan algunas de las bacterias que se encuentran normalmente en la vagina, cuya función es protegerte de las infecciones. Esto puede aumentar el riesgo de contraer una ITS.
  • No consumir alcohol o drogas en exceso. Tomar demasiado alcohol o usar drogas aumenta las posibilidades de que tengas un comportamiento riesgoso y puede ponerte en riesgo de abuso sexual y de una potencial exposición a las ITS.

Estas medidas funcionan mejor si se implementan juntas. Ningún paso individual te protegerá contra todos los tipos de ITS.

¿Qué es la vacuna contra el VPH?

La vacuna contra el HPV previene el cáncer de cuello uterino en las mujeres. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprobó la vacuna contra el HPV para prevenir el HPV y otras enfermedades relacionadas, tal y como el cáncer de cuello uterino.

¿Cuándo puedo vacunarme contra el HPV?

Los expertos recomiendan la vacuna contra el HPV para las personas de 11 o 12 años. La vacuna contra el VPH es más efectiva si la recibes antes de tener cualquier tipo de contacto sexual con cualquier persona. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)  aprobó la vacuna contra el HPV para niñas y mujeres de 9 a 26 años.

Si tienes 26 años o menos y nunca te vacunaste contra el HPV o no recibiste todas las dosis, pregúntale a tu médico o enfermero sobre cómo recibir la vacuna.

La vacuna contra el HPV se administra en dos o tres dosis, en un período de 6 a 12 meses. Espaciar las dosis contra el HPV ayuda a tu sistema inmunológico a desarrollar anticuerpos contra el HPV. El programa de dosis de la vacuna contra el HPV depende de la edad y los antecedentes de la persona que la reciba.5

Consulta a tu médico para saber si puedes vacunarte teniendo en cuenta tu edad y tus antecedentes médicos.

¿Debo vacunarme contra el VPH si ya he tenido relaciones sexuales?

Sí. Puedes beneficiarte de la vacuna contra el VPH si ya has tenido relaciones sexuales. La vacuna puede brindarte protección contra los tipos de VPH que aún no has contraído. Sin embargo, la vacuna está recomendada para la mayoría de las personas, únicamente si son menores de 26 años.

Si me vacuné contra el VPH, ¿igual debo usar preservativo?

Sí. La vacuna no reemplaza al preservativo ni reduce la necesidad de usarlo. El uso de preservativos disminuye el riesgo de contraer otros tipos de VPH y otras ITS.

¿Debo hacerme un examen de Papanicolaou aunque me haya vacunado contra el VPH?

Sí. Existen tres motivos para hacerlo:

  1. Aunque la vacuna contra el HPV protege contra muchos de los tipos de HPV que causan cáncer de cuello uterino, no previene contra todos ellos.
  2. Es probable que no estés completamente protegida si no has recibido las tres dosis de la vacuna (o a las edades recomendadas).
  3. Probablemente no recibas todos los beneficios de la vacuna si te vacunaste después de haber contraído uno o más tipos de VPH antes de la vacunación.

¿Puedo tener VPH incluso si los resultados del examen de Papanicolaou son normales?

Sí. Puedes tener VPH aunque los resultados del examen de Papanicolaou sean normales. Es probable que no se detecten cambios en el cuello uterino de inmediato o quizás jamás se perciban. En el caso de las mujeres mayores de 30 años que se realizaron un examen de VPH y un examen de Papanicolaou, el resultado negativo en ambos exámenes indica que no se detectaron cambios en el cuello uterino ni la presencia de VPH. Esto significa que tienes muy pocas probabilidades de desarrollar cáncer de cuello uterino en los próximos años.

Si tuve VPH y desapareció por sí solo, ¿puedo volver a tenerlo?

Sí. Debido a que hay varios tipos de VPH, puedes volver a contraerlo.

Las mujeres que mantienen relaciones sexuales con otras mujeres, ¿pueden contraer VPH?

Sí. Es posible contraer VPH, o cualquier ITS, si eres mujer y tienes relaciones sexuales solo con mujeres.

Habla con tu pareja acerca de sus antecedentes sexuales antes de tener sexo y consulta a tu médico sobre la prueba si tienes síntomas de VPH.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre el VPH?

Para obtener más información acerca del VPH, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Myers, E.R., McCrory, D.C., Nanda, K., Bastian, L., Matchar, D.B. (2000). Mathematical model for the natural history of human papillomavirus infection and cervical carcinogenesis. Am J Epidemiol; 151:1158–1170.
  2. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2017). Genital HPV Infection - Fact Sheet.
  3. Fuerza de Tareas de Servicios Preventivos de los Estados Unidos. (2016). Cervical Cancer: Screening.
  4. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2013). Incidencia, prevalencia y costo de las infecciones de transmisión sexual en los Estados Unidos (versión en inglés) (PDF, 1.6 MB).
  5. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). Vacuna contra el HPV - Preguntas y respuestas.
  6. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2012). Human papillomavirus-associated cancers—United States, 2004–2008. Morbidity and Mortality Weekly Report; 61(15):258–261.