Migraña

La migraña es una afección médica. Un dolor de cabeza por migraña por lo general es un dolor intenso y punzante en uno, o a veces en ambos lados de la cabeza. El dolor y los síntomas de la migraña afectan a 29.5 millones de estadounidenses. Aproximadamente tres de cada cuatro personas que tienen migraña son mujeres. La migraña es la forma más frecuente de dolor de cabeza incapacitante por el que los pacientes consultan a un médico.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es la migraña?

La migraña es una afección médica. La mayoría de las personas que sufren migraña sienten dolores de cabeza que pueden ser muy fuertes. Un dolor de cabeza por migraña por lo general es un dolor intenso y punzante en uno, o a veces ambos lados de la cabeza. La mayoría de las personas con migraña sienten dolor en las sienes y detrás de un ojo u oreja, aunque puede afectar a cualquier parte de la cabeza. Además de dolor, la migraña puede causar náuseas y vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido. Además, algunas personas pueden ver puntos o luces parpadeantes o padecer una pérdida de visión temporal.

La migraña puede aparecer en cualquier momento del día, aunque suele comenzar por la mañana. El dolor puede durar unas horas o hasta uno o dos días. Algunas personas tienen migrañas una o dos veces a la semana. Otras, solo una o dos veces al año. En la mayoría de los casos, las migrañas no suponen un riesgo para la salud. Pero los ataques de migraña pueden interferir con tu vida cotidiana.

Se desconoce cuál es la causa de la migraña, pero las personas que la sufren tienen algunas cosas en común:

  • En general, la migraña afecta a personas de entre 15 y 55 años.
  • La mayoría de las personas tienen antecedentes familiares de migraña o dolor de cabeza incapacitante.
  • Son más frecuentes en mujeres.
  • La migraña suele volverse menos intensa y menos frecuente con los años.

¿Cuán frecuentes son las migrañas?

El dolor y los síntomas de la migraña afectan a 29.5 millones de estadounidenses. La migraña es la forma más frecuente de dolor de cabeza incapacitante por el que los pacientes consultan a un médico.

¿Cuáles son las causas de la migraña?

No se comprende completamente la causa precisa de la migraña. Según la mayoría de los investigadores, la migraña se debe a cambios anormales en los niveles de las sustancias que el cerebro produce en forma natural. Cuando los niveles de estas sustancias se elevan, causan inflamación. Esta inflamación puede provocar que se hinchen los vasos sanguíneos del cerebro y ejerzan presión sobre los nervios cercanos y causen dolor.

También hay un componente genético en la migraña. Las personas que sufren migraña pueden tener alguna anomalía en los genes que controlan las funciones de ciertas células cerebrales.

Los expertos saben con certeza que las personas con migraña reaccionan a diferentes factores y eventos, conocidos como desencadenantes. Estos desencadenantes varían según cada persona, y no siempre causan una migraña. Es más probable que un ataque sea producto de una combinación de desencadenantes, y no de un evento aislado. La respuesta de una persona a los desencadenantes también puede variar según el tipo de migraña. Muchas mujeres con migraña tienden a tener ataques desencadenados por:

  • Falta de sueño o dormir demasiado
  • Saltearse comidas
  • Luces brillantes, ruidos u olores fuertes
  • Cambios hormonales durante el ciclo menstrual
  • Estrés, ansiedad, o relajarse después de un episodio de estrés
  • Cambios de clima
  • Alcohol (con frecuencia el vino tinto)
  • Cafeína (consumir demasiada o la abstinencia)
  • Alimentos que contienen nitratos, como perros calientes y embutidos
  • Alimentos que contienen glutamato monosódico (GMS), un realzador de sabor presente en la comida chatarra, los caldos, condimentos y especias
  • Alimentos que contienen tiramina, como los quesos añejos, los productos de soja, las habas, los encurtidos, el pescado ahumado y el vino Chianti
  • Aspartamo (NutraSweet® o Equal®)

Inicia un diario para registrar tus dolores de cabeza y poder identificar los desencadenantes de tus migrañas. Cada vez que tengas un dolor de cabeza por migraña, regístralo en tu diario. También escribe:

  • El momento del día en que comenzó el dolor de cabeza
  • Dónde estabas y qué estabas haciendo cuando comenzó la migraña
  • Qué comiste o bebiste 24 horas antes del ataque
  • Cada uno de los días en los que tienes tu período menstrual, no solo el primero (esto puede permitirles a ti y a tu médico ver si tus dolores de cabeza se producen al mismo tiempo o cerca de tu período).

Habla con tu médico acerca de lo que desencadena tus dolores de cabeza para que pueda encontrar el mejor tratamiento para ti.

¿Existen distintos tipos de migraña?

Sí, hay muchos tipos de migraña. Los dos tipos más frecuentes son migraña con aura y migraña sin aura.

Migraña con aura (antes conocida como migraña clásica). Cuando una persona tiene migraña con aura, puede tener estos síntomas sensoriales (la llamada "aura") 10 a 30 minutos antes de un ataque:

  • Ver luces que destellan, líneas en zig zag, o puntos oscuros
  • Entumecimiento u hormigueo en el rostro o las manos
  • Sentido del olfato, gusto o tacto distorsionados
  • Sensación de "confusión"

Solo una de cada cinco personas que tienen migraña sufren los síntomas del aura. Este tipo de migraña es menos frecuente en mujeres que en hombres.

Migraña sin aura (antes conocida como migraña común). Cuando una persona tiene este tipo de migraña, no tiene un aura pero sí el resto de las características de un ataque.

¿Cómo puedo distinguir si tengo una migraña o simplemente una cefalea tensional?

Comparado con la migraña, el dolor de cabeza por tensión por lo general es menos intenso y pocas veces incapacitante. Compara tus síntomas con los que figuran en el siguiente cuadro para ver qué tipo de dolor de cabeza puedes estar sufriendo.

Migraña versus cefalea tensional
Síntoma Cefalea tensional Dolor por migraña
Intensidad del dolor: leve a moderada x x
Intensidad del dolor: moderada a grave   x
Tipo de dolor: punzante intenso y/o incapacitante   x
Tipo de dolor: molesto pero no debilitante x  
Tipo de dolor: dolor constante x x
Lugar del dolor: un lado de la cabeza   x
Lugar del dolor: ambos lados de la cabeza x x
Náuseas, vómitos   x
Sensibilidad a la luz o a los sonidos poco frecuente x
Aura antes de la aparición del dolor de cabeza   x

Nota: el dolor de cabeza de efecto rebote puede tener componentes de la cefalea tensional y/o de la migraña Adaptado de un cuadro producido por American Council for Headache Education.

Si bien la fatiga y el estrés pueden provocar tanto cefaleas tensionales como migraña, hay ciertos alimentos, cambios en los niveles hormonales del organismo y hasta cambios de clima que pueden desencadenar la migraña.

También hay diferencias en la respuesta al tratamiento con medicamentos según el tipo de dolor de cabeza. Si bien algunos medicamentos de venta sin receta que se usan para tratar cefaleas tensionales a veces ayudan a aliviar la migraña, en la mayoría de los casos los medicamentos que se usan para tratar los ataques de migraña no son eficaces para tratar cefaleas tensionales.

No es posible diferenciar una migraña y una cefalea tensional en función de la frecuencia con la que se producen. Ambas pueden aparecer a intervalos irregulares. Además, en casos menos frecuentes, ambas pueden producirse todos los días o casi todos los días.

¿Cómo puedo distinguir si tengo una migraña o simplemente una cefalea sinusal?

Muchas personas confunden el dolor de cabeza producto de la sinusitis con una migraña porque es frecuente sentir presión en los senos nasales, congestión nasal y ojos llorosos cuando se sufre migraña. Para saber si tu dolor de cabeza es sinusitis o migraña, piensa en lo siguiente:

Además de mis síntomas de sinusitis, ¿tengo:

  1. dolor de cabeza moderado a intenso?
  2. náuseas?
  3. fotosensibilidad (sensibilidad a la luz)?

Si tu respuestas es "sí" a dos o tres de estas preguntas, es más probable que tengas migraña con síntomas de sinusitis. Un verdadero dolor de cabeza por sinusitis es poco frecuente y suele producirse cuando hay infección en los senos nasales. Si tienes una infección de los senos nasales, probablemente también tengas fiebre y secreciones nasales espesas de color amarillo, verde o con sangre. El dolor de cabeza debería desaparecer al tratar la infección de la sinusitis.

¿Cuándo es conveniente que consulte por mis dolores de cabeza?

A veces, un dolor de cabeza puede ser señal de algo más grave. Debes hablar con tu médico acerca de tus dolores de cabeza si:

  • Tienes varios dolores de cabeza al mes y cada uno dura unas cuantas horas o días
  • Tus dolores de cabeza interrumpen tu vida cotidiana, el trabajo o tus estudios
  • Tienes náuseas, vómitos, problemas de la vista u otros problemas sensoriales (como entumecimiento o cosquilleo)
  • Te duele alrededor de un ojo u oreja
  • Tienes un dolor de cabeza intenso y el cuello duro
  • Tienes dolor de cabeza y confusión
  • Tienes dolor de cabeza con convulsiones
  • Tienes dolor de cabeza después de un golpe en la cabeza
  • Solías no tener dolores de cabeza, pero ahora los tienes con frecuencia

¿Qué exámenes se usan para averiguar si tengo migraña?

Si crees que tienes dolores de cabeza por migraña, consulta a tu médico. Antes de tu cita, escribe:

  1. Con qué frecuencia tienes dolores de cabeza
  2. Dónde te duele
  3. Cuánto duran los dolores de cabeza
  4. En qué momento se producen los dolores de cabeza, como por ejemplo durante tu período menstrual
  5. Otros síntomas, como náuseas o manchas
  6. Algún antecedente familiar de migraña
  7. Todos los medicamentos que tomas para tratar tus problemas médicos, aun los medicamentos de venta sin receta (mejor aun: lleva los medicamentos en sus frascos al médico)
  8. Todos los medicamentos que tomaste en el pasado y puedas recordar y, si es posible, las dosis que tomabas y los efectos secundarios que sufriste

Quizá tu médico te examine y te haga más preguntas acerca de tus antecedentes médicos. Esto puede incluir lesiones pasadas en la cabeza y problemas dentales o en los senos nasales. Es posible que tu médico pueda diagnosticar migraña simplemente a partir de la información que le des.

Quizá te hagan análisis de sangre o algún otro estudio, como una TC o una IRM, si tu médico cree que hay otro problema que provoca tus dolores de cabeza. Ponte de acuerdo con tu médico para decidir cuáles son los exámenes que más te convienen.

¿Los dolores de cabeza producto de la migraña son más frecuentes en mujeres que en hombres?

Sí. Aproximadamente tres de cada cuatro personas que tienen migraña son mujeres. Las migrañas son más frecuentes entre mujeres de entre 20 y 45 años. En esa etapa de la vida, las mujeres suelen tener más obligaciones laborales, familiares y compromisos sociales. Las mujeres tienden a referir dolores de cabeza más fuertes y prolongados y más síntomas, como náuseas y vómitos. Todos estos factores le dificultan a una mujer cumplir con sus obligaciones y deberes en casa cuando tiene un ataque de migraña.

Suelo tener migraña justo antes de mi período menstrual. ¿Puede estar relacionado con mi ciclo menstrual?

Más de la mitad de las migrañas en mujeres se producen justo antes, durante o después de su período menstrual. Por lo general, esto se conoce como "migraña menstrual". Pero solo una pequeña cantidad de mujeres que tienen migraña cerca de su período menstrual la tienen solo en ese momento. La mayoría tienen dolores de cabeza producto de la migraña también en otros momentos del mes.

No está del todo claro cuál es el vínculo entre el ciclo menstrual y la migraña. Sabemos que justo antes del comienzo del ciclo se reducen abruptamente los niveles de hormonas femeninas, estrógenos y progesterona. Esta caída en el nivel de hormonas puede desencadenar una migraña, porque el estrógeno controla los químicos del cerebro que afectan la sensación de dolor en las mujeres.

Habla con tu médico si crees que tienes migraña menstrual. Quizá haya medicamentos, algún cambio en tu estilo de vida o métodos caseros de tratamiento que permitan prevenir o reducir el dolor.

¿La migraña puede empeorar durante la menopausia?

Si tus dolores por migraña están estrechamente vinculados a tu ciclo menstrual, probablemente no sean tan fuertes cuando llegues a la menopausia. A medida que vayas envejeciendo, probablemente también disminuyan las náuseas y los vómitos. Aproximadamente dos tercios de las mujeres con migraña refieren que sus síntomas mejoran con la menopausia.

Pero, para algunas mujeres, la menopausia empeora la migraña o la desencadena. No está claro por qué ocurre esto. La terapia hormonal para la menopausia, que está indicada para algunas mujeres durante la menopausia, puede estar vinculada a las migrañas en esta etapa. En general, sin embargo, el empeoramiento de los síntomas de migraña desaparece una vez que termina la menopausia.

¿Tomar píldoras anticonceptivas puede empeorar mi migraña?

Para algunas mujeres, las píldoras anticonceptivas agravan la migraña. Las píldoras pueden reducir la cantidad de ataques y los ataques pueden volverse menos fuertes. Pero para otras mujeres, las píldoras empeoran sus migrañas. Y hay otro grupo de mujeres para las que las píldoras anticonceptivas no tienen absolutamente ningún efecto sobre sus migrañas.

Se desconoce el motivo de estas respuestas dispares.  En el caso de las mujeres cuyas migrañas empeoran al tomar píldoras anticonceptivas, sus ataques parecen producirse durante la última semana del ciclo. Esto se debe a que por lo general las últimas siete píldoras no contienen hormonas; se toman para no perder el hábito de tomar una por día. Sin las hormonas, los niveles de estrógeno de tu cuerpo se reducen abruptamente. Esto puede desencadenar migraña en algunas mujeres.

Habla con tu médico si crees que las píldoras anticonceptivas empeoran tu migraña. Cambiar por una opción de píldoras en la que todas las del blíster contienen hormonas y tomarlas durante tres meses seguidos puede mejorar los dolores de cabeza. Los cambios en el estilo de vida, como adoptar un patrón de sueño regular y comer comida saludable, también pueden ayudar.

¿El estrés causa migraña?

Sí. El estrés puede desencadenar dolores de cabeza por migraña y cefalea tensional. Sucesos como casarse, mudarse o tener un bebé pueden causar estrés. Pero según algunos estudios, el estrés diario, y no los cambios de vida importantes, es el que causa la mayoría de los dolores de cabeza. Ocuparse de diferentes tareas, como ser madre y esposa, profesional, las presiones financieras, pueden ser factores diarios de estrés para las mujeres.

Hacerse un tiempo para una y encontrar formas sanas de lidiar con el estrés es importante. Algunas cosas que puedes hacer para ayudar a prevenir o reducir el estrés incluyen:

  • Comer comida saludable
  • Hacer actividad física (al menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana es lo mejor)
  • Hacer ejercicios de relajación
  • Dormir lo suficiente

Intenta averiguar qué es lo que te hace sentir estresada. Es posible que puedas controlar algunos de estos factores que te provocan estrés. Por ejemplo, si te estresa conducir hasta el trabajo, prueba tomar el autobús o el metro. Puedes tomarte ese tiempo de viaje para leer o escuchar música, en lugar de tener que lidiar con el tránsito. Para los desencadenantes de estrés que no puedes evitar, estar organizada y hacer todo lo que puedas con anticipación te ayudan a sentir que tienes el control.

¿Cómo se trata la migraña?

La migraña no tiene cura. Pero tus migrañas se pueden controlar con la ayuda de tu médico. Juntos podrán encontrar formas de tratar los síntomas de migraña cuando aparezcan, además de formas de lograr que las migrañas sean menos frecuentes e intensas. Tu plan de tratamiento puede incluir alguno o varios de los siguientes métodos.

Medicamentos. Hay dos formas de abordar el tratamiento de las migrañas con medicamentos: detener una migraña en proceso (se conoce como tratamiento "abortivo" o "agudo") y la prevención. Muchas personas con migraña usan ambos tipos de tratamiento.

Tratamiento agudo. Los analgésicos de venta sin receta como la aspirina, el acetaminofeno o los antiinflamatorios no esteroides (AINE) como el ibuprofeno alivian el dolor de una migraña leve en algunas personas. Si estos medicamentos no funcionan en tu caso, quizá tu médico te indique un medicamento recetado. Hay dos clases de medicamentos que los médicos suelen probar primero:

  • Los triptanos, que actúan equilibrando los químicos del cerebro. Algunos ejemplos incluyen sumatriptano (Imitrex®), rizatriptano (Maxalt®), zolmitriptano (Zomig®), almotriptano (Axert®), eletriptano (Relpax®), naratriptano (Amerge®) y frovatriptano (Frova®). Los triptanos vienen como comprimidos para tragar, comprimidos para disolver en la lengua, atomizadores nasales y como inyección. No se deben tomar si tienes alguna enfermedad cardíaca o hipertensión.
  • Los derivados de la ergotamina (ergotamina tartrato y dihidroergotamina), que actúan de la misma forma que los triptanos. No se deben tomar si tienes alguna enfermedad cardíaca o hipertensión.

La mayoría de los medicamentos para el tratamiento agudo de la migraña funcionan mejor si se los toma de inmediato, apenas aparecen los síntomas. Siempre lleva contigo tus medicamentos para la migraña para estar preparada en caso de un ataque. A las personas con un dolor extremo producido por la migraña también se les puede indicar un medicamento "de rescate" muy potente. Como no todos responden de la misma manera a los medicamentos para la migraña, deberás trabajar junto a tu médico para encontrar el mejor tratamiento para ti.

Prevención. Algunos medicamentos que se toman a diario pueden ayudar a prevenir los ataques. Muchos de estos medicamentos fueron diseñados para tratar otras afecciones, como la epilepsia y la depresión. Los siguientes son algunos ejemplos:

  • Antidepresivos como la amitriptilina (Elavil®) o la venlafaxina (Effexor®)
  • Anticonvulsivos, como el divalproato de sodio (Depakote®) o el topiramato (Topamax®)
  • Los betabloqueantes como el propanolol (Inderal®) o el timolol (Blocadren®)
  • Los bloqueantes de los canales de calcio, como el verapamil

Quizá estos medicamentos no prevengan todas las migrañas, pero pueden ayudar mucho. La terapia hormonal puede ayudar a prevenir ataques en mujeres cuyas migrañas parecen estar vinculadas a su ciclo menstrual. Consulta a tu médico acerca de los medicamentos de prevención si:

  • Si los medicamentos no alivian los síntomas de tus migrañas
  • Si tus migrañas son incapacitantes o provocan que debas faltar al trabajo, te pierdas actividades familiares o eventos sociales
  • Tomas analgésicos más de dos veces por semana

Cambios en el estilo de vida. Adoptar estos hábitos puede reducir la cantidad de ataques de migraña:

  • Evitar o limitar los desencadenantes.
  • Levántate y acuéstate todos los días a la misma hora.
  • Come comida saludable y no te saltees comidas.
  • Realiza actividad físcia en forma regular.
  • Limita la ingesta de alcohol o cafeína.
  • Aprende formas de reducir el estrés y lidiar con él.

Métodos alternativos. Se ha demostrado que la biorretroalimentación ayuda a algunas personas con migraña. Implica aprender a monitorear y controlar las respuestas de tu cuerpo al estrés, por ejemplo bajando tu frecuencia cardíaca y relajando la tensión muscular. Otro métodos, como la acupuntura y la relajación, pueden ayudar a aliviar el estrés. La terapia también puede ayudar si crees que tus migrañas pueden tener relación con la depresión o la ansiedad. Habla con tu médico acerca de estos métodos de tratamiento.

¿Qué son las migrañas de efecto rebote?

Las personas que toman medicamentos analgésicos más de dos o tres veces por semana o más de 10 veces a lo largo de un mes pueden iniciar un ciclo llamado rebote. A medida que desaparece el efecto de una dosis de medicamento, vuelve el dolor y provoca que el paciente tome aun más. Este exceso en la toma del medicamento hace que ya no resulte efectivo para tratar el dolor y que termine provocando dolores de cabeza. Los dolores de cabeza por el efecto rebote pueden aparecer tanto con medicamentos de venta sin receta como con analgésicos recetados. También pueden producirse así los tomes para tratar el dolor de cabeza u otro tipo de dolor. Habla con tu médico si te ves atrapada en un ciclo de rebote.

Estoy embarazada. ¿Igual pueden tratar mi migraña?

No debes tomar medicamentos para la migraña si estás embarazada porque pueden causar defectos de nacimiento y otros problemas. Esto incluye los medicamentos de venta sin receta, como la aspirina y el ibuprofeno. Habla con tu médico si sufres migraña estando embarazada o si tienes pensado quedar embarazada. Es posible que tu médico te sugiera un medicamento que te ayude y sea seguro para tu embarazo. Los métodos de tratamiento caseros, como los ejercicios de relajación y el uso de compresas frías, también pueden ayudar a aliviar tu dolor. La buena noticia es que para la mayoría de las mujeres las migrañas mejoran o se detienen aproximadamente en el tercer mes del embarazo.

Estoy amamantando. ¿Tomar medicamentos para la migraña puede dañar a mi bebé?

Consulta a tu médico qué medicamentos para la migraña puedes tomar durante la lactancia materna. Algunos medicamentos pueden pasar a través de la leche materna y pueden dañar a tu bebé.

¿De qué maneras puedo prevenir la migraña?

La mejor manera de prevenir la migraña es averiguar qué desencadena tus ataques y evitar o limitar estos desencadenantes. Como los dolores de cabeza por migraña son más frecuentes en momentos de estrés, encontrar formas sanas de reducirlo y lidiar con el estrés puede ayudar. Habla con tu médico acerca de iniciar un programa de ejercitación o tomar una clase para aprender relajación.

Habla con tu médico si necesitas tomar tus medicamentos analgésicos más de dos veces por semana. Hacelo puede hacerte caer en un ciclo de dolores de cabeza de rebote. Si tu médico te indicó medicamentos para prevenir la migraña, tómalos exactamente según las indicaciones. Pregunta qué debes hacer si te salteas una dosis y durante cuánto tiempo debes tomar el medicamento. Habla con tu médico si el tamaño de dosis que te indicó no te ayuda con tus dolores de cabeza.

¿Qué debo hacer cuando comienza una migraña?

Coordina con tu médico para diseñar un plan para controlar tus migrañas. Tener un listado de métodos de tratamiento en casa que hayan funcionado para ti en el pasado también puede ser útil. Cuando aparezcan los síntomas:

  • Si tomas un medicamento para la migraña, tómalo inmediatamente.
  • Toma mucho líquido, si no tienes náuseas durante tu migraña.
  • Recuéstate y descansa en la oscuridad, en una habitación silenciosa, si te resulta posible.

A algunas personas les resulta útil:

  • Un paño frío sobre la cabeza
  • Frotar o aplicar presión en la zona donde sientes dolor
  • Los masajes y otros ejercicios de relajación

¿Respondimos tus preguntas sobre la migraña?

Para obtener más información acerca de la migraña, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones: