Embarazo y medicamentos

Para decidir si tomar un medicamento o no durante el embarazo,, debes hablar con tu médico sobre los beneficios y riesgos del medicamento. Antes de empezar a o dejar de tomar cualquier medicamento, lo mejor siempre es hablar con tu médico. Sigue leyendo para ver información para poder decidir si tomar un medicamento estando embarazada.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Es seguro tomar medicamentos si estoy embarazada?

No hay una respuesta clara a esta pregunta. Antes de empezar a o dejar de tomar cualquier medicamento, lo mejor siempre es hablar con el médico que te está atendiendo durante el embarazo. Sigue leyendo para ver información para poder decidir si tomar un medicamento estando embarazada.

¿Cómo debería decidir si tomar un medicamento o no, si estoy embarazada?

Para decidir si tomar un medicamento o no durante el embarazo, debes hablar con tu médico sobre los beneficios y riesgos del medicamento.

  • Beneficios: ¿cuáles son los beneficios del medicamento tanto para mí como para mi bebé por nacer (feto)?
  • Riesgos: ¿de qué maneras el medicamento podría ser perjudicial para mí o mi bebé por nacer (feto)?

En algunas ocasiones durante el embarazo, puedes elegir si tomar o no medicamentos. La decisión que tomarás con tu médico sobre tomar medicamentos durante el embarazo no será igual que cuando no estás embarazada. Por ejemplo, si te resfrías, puedes decidir "vivir con" tu congestión nasal en vez de tomar el medicamento que usabas cuando no estabas embarazada.

Otras veces no se trata de decidir si tomar un medicamento o no, es una necesidad. Algunas mujeres tienen que tomar medicamentos estando embarazadas. Algunas veces las mujeres tienen que tomar un medicamento por unos cuantos días o un par de semanas para tratar un problema como una infección urinaria o una faringitis. Otras mujeres necesitan tomar un medicamento todos los días para controlar problemas de salud a largo plazo como asma, diabetes, depresión o convulsiones. Además algunas mujeres tienen problemas con el embarazo que requieren un tratamiento con medicamentos. Estos problemas pueden incluir náuseas y vómitos graves, embarazos anteriores perdidos o parto prematuro.

¿Dónde buscan información los médicos y enfermeros sobre el uso de medicamentos durante el embarazo?

Los médicos y enfermeros obtienen información de las etiquetas y envases de los medicamentos, libros de texto y publicaciones de investigación. También comparten información con otros médicos y enfermeros y hablan con la gente que fabrica y vende medicamentos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) es la parte del gobierno del país que controla los medicamentos que se pueden y no se pueden vender en los Estados Unidos. La FDA permite que una compañía venda un medicamento en los Estados Unidos si es seguro de usar y funciona para cierto problema de salud. Las empresas que fabrican medicamentos en general tienen que demostrar a los médicos y científicos de la FDA si el medicamento causa defectos de nacimiento u otros problemas en animales bebés cuando el medicamento se administra a hembras embarazadas. La mayoría de las veces los medicamentos no se prueban en mujeres embarazadas.

La FDA trabaja con las compañías farmacéuticas para asegurarse de que las etiquetas de los medicamentos sean claras y completas. Pero en la mayoría de los casos no hay demasiada información sobre cómo un medicamento afecta a las embarazadas y el bebé que se está gestando. Las etiquetas de muchos medicamentos con receta incluyen los resultados de estudios hechos con hembras embarazadas. Pero los medicamentos no siempre afectan a los fetos humanos y animales de la misma manera. A continuación, te damos un ejemplo.

Se le da un medicamento a ratas embarazadas. Si el medicamento causa problemas en algunas de las ratas bebés, puede o no causar problemas en bebés humanos. Si no aparece ningún problema en las ratas bebés, esto no prueba que el medicamento no causará problemas en bebés humanos.

La FDA exige estudios en dos tipos diferentes de animales. Esto aumenta las probabilidades de que los estudios puedan predecir lo que podría suceder en mujeres embarazadas y sus bebés.

Hay mucho que los médicos y científicos de la FDA no saben sobre el uso de medicamentos durante el embarazo. En un mundo perfecto, las etiquetas de todos los medicamentos incluirían información útil sobre los efectos del mismo en mujeres embarazadas y sus bebés en gestación. Lamentablemente esto no es así.

¿De qué manera las etiquetas de medicamentos de venta libre (OTC) ayudan a mi médico a elegir el medicamento adecuado para mí si estoy embarazada?

Los médicos usan información de muchas fuentes al elegir un medicamento para un paciente, incluso las etiquetas de los medicamentos. Para ayudar a los médicos, la FDA creó categorías de letras para el embarazo para ayudar a explicar qué es lo que se sabe sobre el uso de medicamentos durante el embarazo. Este sistema asigna categorías de letras a todos los medicamentos con receta. La categoría de letra aparece en la etiqueta de los medicamentos con receta. La etiqueta indica si se han hecho estudios en mujeres embarazadas o hembras embarazadas y, si así fue, qué sucedió. Los medicamentos de venta libre no tienen una categoría de letras para el embarazo. Algunos medicamentos de venta libre primero fueron medicamentos con receta y solían tener una categoría de letra. Habla con tu médico y sigue las indicaciones de la etiqueta antes de tomar medicamentos de venta libre.

Medicamentos con receta

La FDA elige la categoría de letra de un medicamento según lo que se sabe sobre el medicamento cuando se usa en hembras y mujeres embarazadas.

Definición de categorías de medicamentos
Categoría de embarazo Definición Ejemplos de medicamentos
A

En estudios con humanos, el medicamento se suministró a embarazadas y sus bebés no tuvieron ningún problema relacionado con el uso del medicamento.

  • Ácido fólico
  • Levotiroxina (forma sintética de la hormona tiroidea)
B

No hay estudios concluyentes en humanos. Pero en los estudios hechos con animales, se dio el medicamento a hembras embarazadas y los bebés no mostraron problemas relacionados con el medicamento.

O

En estudios con animales, las hembras embarazadas recibieron el medicamento y algunos bebés tuvieron problemas. Pero en estudios con humanos, el medicamento se suministró a embarazadas y sus bebés no tuvieron ningún problema relacionado con el uso del medicamento.

  • Algunos antibióticos como la amoxilina.
  • Zofran (ondansetrón) para las náuseas
  • Glucophage (metformina) para la diabetes
  • Algunos tipos de insulina usados para tratar la diabetes como la insulina regular y NPH.
C

No hay estudios concluyentes en humanos. En animales, las hembras embarazadas tratadas con el medicamento tuvieron algunos bebés con problemas. Sin embargo, algunas veces los beneficios del medicamento para las madres y bebés humanos pueden superar sus posibles efectos perjudiciales.

O

No se ha hecho ningún estudio con animales y no hay ningún estudio concluyente con mujeres embarazadas.

  • Diflucan (fluconazol) para la candidiasis vaginal
  • Ventolin (albuterol) para el asma
  • Zoloft (sertralina) y Prozac (fluoxetina) para la depresión
D

Los estudios en humanos y otros informes indican que cuando las mujeres embarazadas toman el medicamento, algunos bebés nacen con problemas relacionados con el medicamento. Sin embargo, en algunas situaciones graves, los beneficios del medicamento para la madres y el bebé pueden superar sus posibles efectos perjudiciales.

  • Paxil (paroxetina) para la depresión
  • Litio para el trastorno bipolar
  • Dilantin (fenitoina) para convulsiones epilépticas
  • Algunos tratamientos de quimioterapia para el cáncer 
X

Estudios o informes sobre humanos o animales indican que las madres que toman el medicamento durante el embarazo pueden llegar a tener bebés con problemas relacionados con el uso del medicamento. No existen situaciones en las que el medicamento pueda ayudar a la madre o al bebé que valga la pena ponerlos en riesgo. Estos medicamentos nunca deben administrarse a mujeres embarazadas.

  • Accutane (isotretinoína) para el acné quístico
  • Thalomid (talidomida) para un tipo de enfermedad cutánea

La FDA está trabajando arduamente para recopilar más información sobre el uso de medicamentos durante el embarazo. La FDA también está tratando de lograr que las etiquetas de los medicamentos sean más útiles para los médicos. La información de la etiqueta para los medicamentos con receta está cambiando, y la parte de la etiqueta sobre el embarazo cambiará en el transcurso de los próximos años.  A medida que la información de medicamentos con receta se actualiza, se agrega a un centro de información en línea llamado DailyMed que ofrece información gratuita y actualizada a los consumidores y proveedores de atención médica.

Medicamentos de venta libre

Todos los medicamentos de venta libre tienen una etiqueta de información sobre el medicamento. La etiqueta de información sobre el medicamento tiene la misma disposición en todos los medicamentos de venta libre. De esta manera es más fácil encontrar la información sobre el uso del medicamento. Una de las secciones de la etiqueta de información sobre el medicamento está dedicada a las embarazadas. En el caso de los medicamentos de venta libre, la etiqueta generalmente indica que las mujeres embarazadas deben hablar con su médico antes de tomar el medicamento. Se sabe que algunos medicamentos de venta libre causan ciertos problemas durante el embarazo. Las etiquetas de estos medicamentos informan a las embarazadas porqué y cuándo no deben tomar el medicamento. Te damos algunos ejemplos:

  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve) y la aspirina (acetilsalicilato), pueden causar graves problemas de circulación sanguínea en el bebé si se usan durante los últimos 3 meses de embarazo (después de 28 semanas). Además la aspirina puede aumentar las probabilidades de problemas de hemorragia en la madre y el bebé durante el embarazo o en el parto.
  • Las etiquetas de medicamentos de tratamiento con nicotina, como el parche o pastillas de nicotina, recuerdan a las mujeres que fumar puede ser perjudicial para el bebé nonato. Si bien se cree que el medicamento es más seguro que fumar, los riesgos del medicamento no se conocen del todo. Las embarazadas que fuman primero tienen que intentar dejar de fumar sin tomar el medicamento.

¿Qué sucede si estoy pensando en quedar embarazada?

Si todavía no estás embarazada, puedes aumentar tus probabilidades de tener un bebé sano si planificas con anticipación. Programa un control antes del embarazo. En esta consulta puedes hablar con tu médico sobre los medicamentos, vitaminas y hierbas que tomas. Es muy importante que sigas tratando tus afecciones de salud durante tu embarazo. Tu médico puede decirte si necesitas cambiar de medicamento. Pregúntale sobre las vitaminas para mujeres que están tratando de quedar embarazadas. Todas las mujeres que pueden quedar embarazadas deben tomar una vitamina diaria con ácido fólico (una vitamina B) para prevenir defectos de nacimiento en el cerebro y la médula espinal del bebé. Debes empezar a tomar estas vitaminas antes de quedar embarazada o apenas quedes embarazada. Este también es el momento de hablar con tu médico sobre el consumo de cafeína, alcohol y cigarrillos.

¿Es seguro tomar medicamentos si estoy tratando de quedar embarazada?

Es difícil saber exactamente cuándo quedarás embarazada. Una vez que quedas embarazada, puede que no lo sepas por 10 a 14 días o más. Antes de empezar a tratar de quedar embarazada, lo mejor es programar una cita con tu médico para hablar sobre los medicamentos que tomas a diario o de vez en cuando. A veces tienes que cambiar de medicamento o dejar de tomarlo antes de quedar embarazada. Cada mujer es diferente. Por eso tienes que hablar con tu médico sobre los medicamentos en vez de decidir cambiarlos por tu cuenta.

Si estás embarazada o estás pensando en quedar embarazada:

  • No dejes de tomar ningún medicamento recetado sin hablar primero con tu médico.
  • Habla con tu medico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre.

¿Qué sucede si me enfermo y tengo que tomar un medicamento estando embarazada?

Tomar o no un medicamento durante el embarazo es una cuestión seria que debes hablar con tu médico. Algunos problemas de salud necesitan tratamiento. No tomar un medicamento que necesitas podría ser perjudicial para ti y tu bebé. Por ejemplo, una infección de las vías urinarias (UTI) sin tratar podría convertirse en una infección renal. Las infecciones renales pueden provocar un parto prematuro y que el bebé nazca con bajo peso. Para curar una UTI necesitas un antibiótico. Pregunta a tu médico si los beneficios de tomar cierto medicamento superan los riesgos para ti y tu bebé.

Tengo un problema de salud. ¿Debería dejar de tomar mi medicamento durante el embarazo?

Si estás embarazada o quieres quedar embarazada debes hablar con tu médico sobre tus medicamentos. No dejes de tomarlos ni los cambies por tu cuenta. Esto incluye a medicamentos para la depresión, asma, diabetes, convulsiones (epilepsia) y otros problemas de salud. No tomar los medicamentos que necesitas puede ser más dañino que tomarlos, tanto para ti como para tu bebé.

Para las mujeres con VIH, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan usar zidovudina (AZT) durante el embarazo. Los estudios indican que las mujeres VIH positivo que usan AZT durante el embarazo disminuyen ampliamente el riesgo de pasar el VIH a sus bebés. Si una mujer diabética no toma sus medicamentos durante el embarazo, aumenta su riesgo de sufrir un aborto espontáneo, muerte fetal o que el bebé tenga defectos de nacimiento. El feto podría tener problemas si el asma y la hipertensión no se controlan durante el embarazo.

¿Es seguro tomar vitaminas durante el embarazo?

Las mujeres que están embarazadas no deben tomar vitaminas regularmente. Pueden contener dosis que son demasiado altas. Pregunta sobre las vitaminas especiales para embarazadas que pueden ayudarte a mantener tu salud y la de tu bebé. Estas vitaminas prenatales deberían contener al menos 400 - 800 microgramos (µg) de ácido fólico. Los mejor es empezar a tomarlas antes de quedar embarazada o si estás tratando de quedar embarazada. El ácido fólico reduce las probabilidades de que el bebé tenga algún defecto del tubo neural, como espina bífida, cuando la columna o el cerebro no se forman bien. Consulta nuestra información sobre el ácido fólico. El hierro puede ayudar a prevenir un bajo conteo de glóbulos rojos (anemia). Es importante tomar la dosis de vitaminas recetada por tu médico. Tomar demasiadas vitaminas puede ser perjudicial para tu bebé. Por ejemplo, se sabe que tener altos niveles de vitamina A puede estar relacionado con anomalías congénitas graves.

¿Es seguro tomar hierbas, minerales o aminoácidos durante el embarazo?

No se sabe con certeza si son seguros para las embarazadas, así que lo mejor es no tomarlos. Incluso algunos productos "naturales" pueden no ser buenos para las mujeres durante el embarazo o la lactancia materna. A excepción de algunas vitaminas, se sabe muy poco sobre el uso de suplementos dietarios durante el embarazo. Las etiquetas de algunos remedios a base de hierbas afirman son beneficiosos durante el embarazo. Sin embargo, a menudo no hay buenos estudios que demuestren la veracidad de estas afirmaciones o si la hierba puede causar daño a la mujer embarazada o al bebé. Habla con tu médico antes de tomar cualquier producto a base de hierbas o suplemento dietario. Estos productos pueden contener ingredientes que podrían ser perjudiciales para ti o tu bebé durante tu embarazo.

En los Estados Unidos hay distintas leyes para los medicamentos y para los suplementos dietarios. La parte de la FDA que controla los suplementos dietarios es la misma parte que controla los alimentos que se venden en los Estados Unidos. Solo los suplementos dietarios que contienen ingredientes nuevos que no se comercializaban antes del 15 de octubre de 1994 presentan información de seguridad a la FDA para su revisión. Sin embargo, a diferencia de los medicamentos, la FDA no aprueba los remedios a base de hierbas y "productos naturales" por su seguridad ni por los resultados que afirman tener. La mayoría nunca fue evaluada para ver si podría ser perjudicial para ti o el feto en gestación, y por lo tanto no se ha demostrado si son seguros para usar durante el embarazo. Antes de que una compañía pueda vender un medicamento debe completar muchos estudios y enviar los resultados a la FDA. Muchos científicos y médicos de la FDA controlan los resultados de los estudios. La FDA aprueba el medicamento para la venta solo si los estudios indican que el medicamento funciona y es seguro de usar.

¿Es seguro vacunarme durante el embarazo?

Las vacunas protegen a tu cuerpo de enfermedades peligrosas. Si estás embarazada no es seguro que te coloques ciertas vacunas. En el caso de algunas vacunas, la decisión de usarlas durante el embarazo depende de la situación particular de la mujer. Antes de colocar una vacuna el médico debe considerar estas preguntas:

  1. ¿Existe una alta probabilidad de que la paciente se exponga a la enfermedad?
  2. ¿La infección presentaría un riesgo para la madre o el feto?
  3. ¿Es poco probable que la vacuna sea perjudicial?

El Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación recomienda considerar la vacuna contra la hepatitis B cuando la mujer está en riesgo de sufrir hepatitis B durante el embarazo, y la vacuna contra la influenza inactivada para las mujeres embarazadas durante la temporada de gripe. Por otro lado, una embarazada que no es inmune a la rubeola (sarampión alemán) no puede vacunarse contra la enfermedad hasta después del embarazo. Habla con tu médico para asegurarte de estar completamente protegida. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tienen pautas de vacunación para mujeres embarazadas.

En el futuro, ¿habrá mejores maneras de saber si los medicamentos son seguros para tomar durante el embarazo?

En este momento, los medicamentos rara vez se prueban para ver si son seguros en embarazadas por miedo a dañar al feto. Hasta que esto cambie, los registros de exposición de embarazadas ayudan a los médicos e investigadores a saber cómo los medicamentos afectan a las embarazadas y sus bebés en gestación. Un registro de exposición en el embarazo es un estudio donde se inscriben embarazadas que están tomando un medicamento en particular. Las mujeres se inscriben para el estudio estando embarazadas y son controladas durante un cierto período después del nacimiento del bebé. Los investigadores comparan a bebés de madres que tomaron el medicamento estando embarazadas con bebés de madres que no tomaron el medicamento. Este tipo de estudio compara grandes grupos de madres embarazadas y bebés para saber cuáles son los efectos del medicamento. Una mujer y su médico pueden usar los resultados del registro para tomar decisiones mejor fundadas sobre el uso de un medicamento durante el embarazo.

Si estás embarazada y estás tomando un medicamento o lo tomabas cuando quedaste embarazada, busca si hay un registro de exposición en el embarazo para ese medicamento. La Administración de Alimentos y Medicamentos tiene una lista de registros de exposición en el embarazo a los que las embarazadas pueden inscribirse.

¿Respondimos tus preguntas sobre el embarazo y los medicamentos?

Para solicitar más información sobre embarazo y medicamentos, llama a womenshealth.gov al 800-994-9662 (TDD: 888-220-5446) o comunícate con las siguientes organizaciones: