Verrugas genitales

Las verrugas genitales son un tipo de infección de transmisión sexual (ITS) causada por el virus del papiloma humano (VPH). Puedes contagiarte verrugas genitales a través del sexo vaginal, oral o anal. Las verrugas genitales aparecen como un pequeño bulto o un grupo de bultos en el área genital. No existe un tratamiento para el VPH, pero tu médico puede tratar las verrugas genitales.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales son un tipo de ITS causada por el virus del papiloma humano (VPH). Si bien no existe una cura para el VPH, puedes recibir tratamiento para las verrugas genitales. Las verrugas genitales aparecen como un pequeño bulto o un grupo de bultos en el área genital. Algunas verrugas genitales son tan pequeñas que no se pueden ver.

¿Quién puede desarrollar verrugas genitales?

Cada año, alrededor de 400,000 estadounidenses desarrollan verrugas genitales.1 Los investigadores calculan que las verrugas genitales son más comunes en los hombres.2

¿Cómo se contraen las verrugas genitales?

Casi todos los casos de verrugas genitales son causados por el VPH.

Las verrugas genitales se contagian con más frecuencia a través del contacto directo con la piel durante el sexo vaginal o anal. El VPH, el virus que causa verrugas genitales, puede contagiarse incluso si la persona no tiene verrugas genitales visibles.

En raras ocasiones, las verrugas genitales se contagian:

  • Al practicarle sexo oral a alguien que tiene VPH o verrugas genitales
  • Al recibir sexo oral de alguien que tiene VPH o verrugas genitales en la boca, los labios o la lengua
  • Durante el parto, de una mujer a su bebé

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las verrugas genitales?

Las verrugas genitales suelen aparecer como un pequeño bultos o un grupo de bultos en el área genital. Tienen el color de la piel y pueden ser planas o lucir abultadas como un coliflor. Algunas verrugas genitales son tan pequeñas que no se pueden ver.

En las mujeres, las verrugas genitales pueden desarrollarse:

  • Dentro de la vagina
  • En la vulva, el cuello uterino o la ingle
  • Dentro o alrededor del ano
  • En los labios, la boca, la lengua o la garganta (muy poco común)

En los hombres, las verrugas genitales pueden desarrollarse:

  • En el pene
  • En el escroto, el muslo o la ingle
  • Dentro o alrededor del ano
  • En los labios, la boca, la lengua o la garganta (muy poco común)

Las verrugas genitales pueden producir picazón, ardor y malestar. Consulta a tu médico si crees que tienes verrugas genitales.

¿En cuánto tiempo aparecen las verrugas genitales?

Las verrugas genitales suelen aparecer a los pocos meses de haber tenido contacto sexual con alguien que tiene tipos de VPH que causan estas verrugas. A veces, las verrugas aparecen en unos días o unas semanas, mientras que otras personas no tienen verrugas genitales evidentes hasta después de unos años. Algunas personas pueden tener VPH y nunca desarrollar verrugas genitales.

¿Cómo se tratan las verrugas genitales?

Si bien no existe una cura para el VPH, las verrugas genitales pueden extraerse. Si decides extraer tus verrugas, no uses los medicamentos de venta libre que se usan para otros tipos de verrugas. Existen tratamientos recetados especiales para las verrugas genitales. Tu médico o tu enfermera deben recetarte el medicamento.

El médico o la enfermera pueden aplicar un químico para tratar las verrugas en el consultorio o recetarte una crema para que te apliques en tu casa. La cirugía también es una opción. Tu médico puede:

  • Usar corriente eléctrica para quemar las verrugas
  • Usar una luz o un láser para destruir las verrugas
  • Congelar las verrugas
  • Cortar las verrugas

El tratamiento solo puede extraer la verruga genital. El tratamiento no cura el VPH, el virus que causa las verrugas genitales.

¿Tengo que tratar las verrugas genitales?

No. Algunas personas eligen no tratar las verrugas genitales. Si no se tratan, las verrugas genitales pueden desaparecer, quedar como están o crecer tanto en tamaño como en cantidad. Las verrugas genitales no se convierten en cáncer.

Incluso si tratas las verrugas genitales, aun puedes contagiar las verrugas genitales y el VPH, el virus que las causa, a otras personas. Los médicos no saben por cuánto tiempo contagias después de que aparecen las verrugas.

¿Puedo seguir teniendo VPH si me extraen las verrugas genitales?

Sí. Aun cuando se tratan las verrugas, puedes seguir teniendo VPH. Por eso, las verrugas pueden regresar después del tratamiento. Aun puedes contagiar el VPH a otras personas después de la extracción de las verrugas genitales.

¿De qué modo afectan el embarazo las verrugas genitales?

Si tuviste verrugas genitales que desaparecieron solas o se trataron, es probable que no tengas problemas durante el embarazo. Cuéntale al médico o la enfermera si tú o tu pareja alguna vez tuvieron verrugas genitales.

Durante el embarazo, las verrugas genitales en las mujeres pueden:

  • Sangrar y crecer (en tamaño y en cantidad) debido a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo durante el embarazo.
  • Bloquear el canal de parto. Si sucede esto, es posible que necesites un parto por cesárea.
  • Exponer a los bebés a tipos de VPH que causan verrugas en las vías respiratorias del bebé. Se trata de una afección muy extraña llamada papilomatosis respiratoria recurrente.

¿Cómo puedo prevenir las verrugas genitales?

La mejor manera de prevenir las verrugas genitales o cualquier ITS es no tener sexo vaginal, oral o anal.

Si mantienes relaciones sexuales, reduce el riesgo de contraer una ITS siguiendo los pasos que se detallan a continuación:

  • Vacunarse. La FDA aprobó una vacuna contra el VPH (Gardasil 9) que protege contra tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales.
  • Usar preservativos. Cuando se mantienen relaciones sexuales, los preservativos son la mejor alternativa para prevenir una ITS. Asegúrate de poner el preservativo antes de que el pene toque la vagina, la boca o el ano. El VPH, el virus que causa verrugas genitales, puede infectar áreas que no se cubren con un preservativo. Puedes contraer verrugas genitales a través del contacto directo con la piel. Otros métodos anticonceptivos, como las píldoras anticonceptivas, las inyecciones, los implantes o los diafragmas, no actúan como protección contra las ITS.
  • Hacerse la prueba. Asegúrate de que tanto tú como tu pareja se hagan la prueba para descartar cualquier ITS. Compartan los resultados de las pruebas antes de mantener relaciones sexuales.
  • Practicar la monogamia. Practicar sexo con la misma persona puede reducir el riesgo de contraer una ITS. Después de haberse hecho una prueba de detección de ITS, sean fieles. Esto significa que tendrán exclusividad mutua para las relaciones sexuales.
  • Limitar la cantidad de parejas sexuales. El riesgo de contraer una ITS aumenta en proporción con la cantidad de parejas sexuales que tienes.
  • No realizarse duchas vaginales. Las duchas vaginales eliminan algunas de las bacterias que se encuentran normalmente en la vagina, cuya función es protegerte de las infecciones. Esto puede aumentar el riesgo de contraer una ITS.
  • No consumir alcohol o drogas en exceso. Tomar demasiado alcohol o usar drogas aumenta las posibilidades de que tengas un comportamiento riesgoso y puede ponerte en riesgo de abuso sexual y de una potencial exposición a las ITS.

Estas medidas funcionan mejor si se implementan juntas. Ningún paso individual te protegerá contra todos los tipos de ITS.

Las mujeres que mantienen relaciones sexuales con otras mujeres, ¿pueden contraer verrugas genitales?

Sí. Es posible contraer verrugas genitales o cualquier otra ITS si eres mujer y tienes relaciones sexuales solo con mujeres.

Habla con tu pareja acerca de sus antecedentes sexuales antes de tener sexo y consulta a tu médico sobre las pruebas de detección si tienes signos o síntomas de verrugas genitales.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre las verrugas genitales?

Para obtener más información sobre las verrugas genitales, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2015). Trabajo de investigación sobre enfermedades de transmisión sexual 2013 - Tabla 45 (versión en inglés).
  2. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2015). Trabajo de investigación sobre enfermedades de transmisión sexual 2013 - Figura 51 (versión en inglés).