Enfermedad de Hashimoto

La enfermedad de Hashimoto o tiroiditis de Hasimoto es una enfermedad autoinmune que daña la glándula tiroidea. La enfermedad de Hashimoto afecta a más mujeres que hombres. Es la causa más común de hipotiroidismo (insuficiencia tiroidea). El hipotiroidismo se puede tratar con medicamentos. Si no se trata, el hipotiroidismo puede causar problemas para quedar embarazada y problemas durante el embarazo. Entre los síntomas del hipotiroidismo se encuentran: fatiga, aumento de peso, depresión y dolor articular.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es la enfermedad de Hashimoto?

La enfermedad de Hashimoto es una enfermedad autoinmune que afecta a la glándula tiroides. La tiroides es una pequeña glándula ubicada en la base del cuello. La glándula tiroides crea hormonas que controlan muchas actividades de tu cuerpo, incluso qué tan rápido late tu corazón y qué tan rápido quemas calorías.

En aquellas personas con la enfermedad de Hashimoto, el sistema inmunitario crea anticuerpos que atacan equivocadamente a la tiroides. Esto daña la glándula tiroides, por lo que no genera suficiente hormona tiroidea. La enfermedad de Hashimoto suele provocar hipotiroidismo. El hipotiroidismo, cuando es grave, puede provocar que tu metabolismo se ralentice, lo que hace que ganes peso, tengas fatiga y otros síntomas.

¿Quiénes contraen la enfermedad de Hashimoto?

La enfermedad de Hashimoto afecta a más mujeres que hombres. Puede ocurrir mujeres jódenes y adolescentes, pero aparece con más frecuencia entre los 40 y 60 años.1 La enfermedad de Hashimoto suele ser hereditaria.

El riesgo de tener la enfermedad de Hashimoto es mayor si tienes otra enfermedad autoinmune, como artritis reumatoide, celiaquía, diabetes tipo 1, anemia perniciosa (anemia por deficiencia de vitamina B12) o lupus.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Hashimoto?

Es posible que no tengas síntomas de la enfermedad de Hashimoto por años. El primer signo suele ser una tiroides agrandada, llamada bocio. El bocio puede ocasionar una hinchazón en la parte frontal del cuello. Es posible que lo sientas en la garganta o que se te dificulte tragar. Sin embargo, la mayoría de las personas no tienen síntomas, y los bocios no suelen causar dolor.

Algunas mujeres con la enfermedad de Hashimoto tienen problemas para quedar embarazadas.

La enfermedad de Hashimoto suele generar una glándula tiroidea hipoactiva (hipotiroidismo). Los síntomas de insuficiencia tiroidea incluyen sentirse cansada, sentir frío cuando otras personas no, constipación, aumento de peso y períodos menstruales más fuertes de lo normal. Obtén más información sobre el hipotiroidismo.

¿Qué causa la enfermedad de Hashimoto?

Los investigadores no están seguros de cuál es la causa exacta de la enfermedad de Hashimoto. Los estudios demuestran que es más común en mujeres que en hombres.

Tienes mayor riesgo si:2

  • Tienes antecedentes familiares. La enfermedad de Hashimoto es hereditaria. Los investigadores trabajan para encontrar el gen o los genes involucrados.
  • Acabas de tener un bebé. Algunas mujeres tienen problemas de tiroides después de tener un bebé, que se denomina tiroiditis posparto. La tiroides suele volver a la normalidad dentro de los 12 a 18 meses posteriores al comienzo de los síntomas. Pero si tienes antecedentes de tiroiditis posparto, es mayor el riesgo de desarrollar hipotiroidismo crónico.3

¿De qué manera afecta la enfermedad de Hashimoto a las mujeres?

Las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir la enfermedad de Hashimoto. Además, afecta a las mujeres de diferente manera que a los hombres. La mayoría de los problemas de la enfermedad de Hashimoto ocurren cuando las mujeres desarrollan hipotiroidismo. El hipotiroidismo puede generar:

  • Problemas con tu ciclo menstrual. La hormona tiroidea puede afectar a tu ciclo menstrual. Una hormona tiroidea insuficiente puede generar ciclos o períodos menstruales irregulares más fuertes de lo normal.
  • Problemas para quedar embarazada. Los ciclos menstruales irregulares pueden dificultar que las mujeres con la enfermedad de Hashimoto queden embarazadas. Los estudios demuestran que prácticamente la mistad de las mujeres con hipotiroidismo generado por la enfermedad de Hashimoto han tenido problemas para quedar embarazadas. La mayoría de estas mujeres han recibido su diagnóstico de hipotiroidismo hace poco o no han comenzado el tratamiento todavía.4
  • Problemas durante el embarazo. El sistema nervioso y el cerebro de un feto necesitan de la hormona tiroidea para desarrollarse. La enfermedad de Hashimoto no tratada o con escaso tratamiento puede generar un aborto, defectos de nacimiento u otros problemas.

¿Cómo se trata la enfermedad de Hashimoto?

La enfermedad de Hashimoto se trata con una dosis diaria de levotiroxina. Es la misma hormona que genera la glándula tiroides. Es probable que debas tomar píldoras para la hormona tiroides por el resto de tu vida. Habla con tu médico o enfermera si tienes preguntas o preocupaciones.

Es posible que debas acudir al médico o enfermera varias veces para evaluar el nivel de la hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés) en tu cuerpo. La hormona tiroidea actúa lentamente en el organismo, así que puede tardar varios meses después de iniciar el tratamiento para que los síntomas desaparezcan. Una vez que se normalice el nivel de TSH, podrás ver a tu médico o enfermera con menos frecuencia.

La misma dosis de tratamiento suele funcionar por muchos años. Sin embargo, tus niveles de TSH pueden cambiar, especialmente durante el embarazo, si tienes cardiopatías o si realizas una terapia hormonal de la menopausia. Es posible que tu médico o enfermera deba ajustar la dosis.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Hashimoto?

Si tienes síntomas de hipotiroidismo, tu médico o enfermera hará un examen y pedirá una o más pruebas. Las pruebas utilizadas para descubrir si tienes hipotiroidismo y la enfermedad de Hashimoto incluyen:

  • Prueba de funcionamiento de la tiroides. Esta prueba de sangre determina si tu cuerpo tiene la cantidad suficiente de hormona estimulante de la tiroides (TSH) y hormona tiroides. Un alto nivel de TSH es un signo de una tiroides hipoactiva. Cuando la tiroides comienza a fallar, la glándula pituitaria genera más TSH para impulsar a que la tiroides fabrique más hormona tiroidea. Cuando la tiroides dañada ya no puede mantener mantener el ritmo, los niveles de hormona tiroidea disminuyen más de lo normal.
  • Prueba de anticuerpos. La prueba de anticuerpos indica si tienes anticuerpos que sugieren la enfermedad de Hashimoto. Más de una de cada 10 personas tienen los anticuerpos, pero su tiroides funcionan normalmente. El hecho de tener solo los anticuerpos no causa hipotiroidismo.

¿Qué puede ocurrir si no se trata el hipotiroidismo generado por la enfermedad de Hashimoto?

Si no se trata, el hipotiroidismo generado por la enfermedad de Hashimoto puede provocar otros problemas de salud, tales como:

Raramente, el hipotiroidismo grave, llamado mixedema, puede generar:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Crisis convulsivas
  • Coma
  • Muerte

¿De qué forma la enfermedad de Hashimoto afecta el embarazo?

El hipotiroidismo no tratado o con escaso tratamiento puede generar problemas durante el embarazo, tales como:

También puede provocar problemas graves para tu bebé, tales como:

Los síntomas de un embarazo normal, como la fatiga o el aumento de peso, pueden hacer que se ignoren los problemas de tiroides durante el embarazo. Si tienes síntomas de hipotiroidismo o notas un bocio, debes hablar con tu médico o enfermera.

Algunas mujeres comienzan a tener problemas de tiroide durante el primer año después de dar a luz. Esto se llama tiroiditis posparto. Suele comenzar con síntomas leves de hipotiroidismo, que duran de dos a cuatro meses. La mayoría de las mujeres después presentan síntomas de una actividad tiroidea deficiente que puede durar hasta un año y requiere tratamiento. Por lo general, la tiroides vuelve a funcionar con normalidad cuando se cura.

¿Cómo se tata el hipotiroidismo generado por la enfermedad de Hashimoto durante el embarazo?

Durante el embarazo, puede que tengas que ver a tu ginecólogo/obstetra y a un endocrinólogo, un especialista en problemas hormonales.

Es importante tomar levotiroxina, el medicamento utilizado para tratar la enfermedad de Hashimoto, durante el embarazo. Es posible que necesites una dosis mayor de lo normal para apoyar el desarrollo de tu bebé por nacer. Aun así, tu médico o enfermera controlará tus niveles de hormonas tiroideas cada seis a ocho semanas durante el embarazo. Después de tener a tu bebé, probablemente vuelvas a la dosis previa al embarazo.

¿Puedo amamantar si tomo medicamentos para tratar la enfermedad de Hashimoto?

Sí. Pequeñas cantidades de levotiroxina (el medicamento para el tiroidismo) pasan a través de la leche materna. Sin embargo, no le generará problemas a tu bebé.5

¿Pudimos responder tus preguntas sobre la enfermedad de Hashimoto?

Para obtener más información acerca de la enfermedad de Hashimoto, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón, (2017). Enfermedad de Hashimoto (versión en inglés).
  2. Zaletel, K. y Gaberšček, S. (2011). Tiroiditis de Hashimoto: desde la genética a la enfermedad (versión en inglés). Current Genomics, 12(8), 576–588.
  3. Lazarus, J. H., (2011). La saga continua de la tiroiditis posparto (versión en inglés). Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, 96(3), 614–616.
  4. Quintono-Moro, A., Zantut-Wittmann, D., Tambascia, M., da Costa Machado, H. y Fernandes, A. (2014). Prevalencia alta de infertilidad entre mujeres con enfermedad de Graves y tiroiditis de Hashimoto (versión en inglés). International Journal of Endocrinology, 2014 (982705). doi:10.1155/2014/982705.
  5. DailyMed. (2016). Levotiroxina sódica (versión en inglés). Biblioteca Nacional de Medicina