Histerectomía

Una histerectomía es una cirugía para extirpar el útero de la mujer (también conocido como matriz) El útero es donde crece el bebé cuando una mujer está embarazada. Durante esta cirugía, por lo general se extirpa todo el útero. El médico también puede extirpar las trompas de Falopio y los ovarios. Después de una histerectomía, ya no tendrás períodos menstruales y no podrás quedar embarazada.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué sucede durante una histerectomía?

La histerectomía es una cirugía para extirpar el útero (matriz) de una mujer. Por lo general se extirpa todo el útero. El médico también puede extirpar las trompas de Falopio y los ovarios.

Consulta con tu médico antes de la cirugía para conocer tus opciones. Por ejemplo, si ambos ovarios son extirpados, tendrás los síntomas de la menopausia. Pregúntale a tu médico sobre los riesgos y los beneficios de la extirpación de ovarios. Quizás puedas probar primero otra alternativa a la histerectomía, como medicamentos o algún otro tipo de tratamiento.

¿Por qué debería hacerme una histerectomía?

Puedes necesitar hacerte una histerectomía si tienes alguno de los siguientes problemas:1

  • Fibromas uterinos. Los fibromas uterinos son crecimientos no cancerígenos en las paredes del útero. En algunas mujeres causan dolor o sangrado profuso.
  • Sangrado vaginal inusual o profuso. Los cambios en los niveles hormonales, infecciones, cáncer o fibromas, pueden causar un sangrado profuso y/o prolongado.
  • Prolapso uterino. Esto sucede cuando se produce un desplazamiento del útero hasta la vagina. Es más común en mujeres que han tenido varios partos vaginales, pero también puede ocurrir después de la menopausia o debido a la obesidad. El prolapso puede causar problemas urinarios e intestinales y presión pélvica.
  • Endometriosis. La endometriosis ocurre cuando el tejido que normalmente recubre el útero crece fuera del útero, en los ovarios, donde no corresponde. Puede causar dolores fuertes y sangrados entre los períodos menstruales.
  • Adenomiosis. Esta afección hace que el tejido que recubre el útero crezca dentro de las paredes del útero, donde no corresponde. Las paredes del útero se engrosan, lo que provoca fuertes dolores y sangrado profuso.
  • Cáncer (o precáncer) de útero, ovarios, cuello uterino o endometrio (el revestimiento del útero). La histerectomía puede ser la mejor opción si tienes cáncer en una de estas áreas. Otras opciones de tratamiento pueden ser quimioterapia y radiación. Tu médico te explicará acerca del tipo de cáncer que tienes y qué tan avanzado se encuentra. Aprende más sobre las opciones de tratamiento para estos cánceres en el Instituto Nacional del Cáncer.

Ten en cuenta que puede haber alternativas para tratar tu problema de salud sin realizar una histerectomía. La histerectomía es una cirugía mayor. Consulta con tu médico para conocer todas las opciones de tratamiento.

¿Cuáles son algunas de las alternativas de la histerectomía?

La histerectomía es una cirugía mayor. En ciertos casos, la histerectomía puede ser médicamente necesaria, como en el caso de un sangrado profuso y prolongado o de ciertos tipos de cáncer. Pero en otros casos, puedes intentar primero con otros tratamientos. Algunos de estos factores son:

  • Espera vigilante. Si tienes fibromas uterinos, tú y tu médico pueden optar por esperar, ya que estos fibromas tienden a reducirse después de la menopausia.
  • Ejercicios. Para el prolapso uterino, puedes probar haciendo ejercicios de Kegel (contracción de los músculos del suelo pélvico). Los ejercicios de Kegel ayudan a tonificar los músculos que sostienen el útero.
  • Medicamentos. Tu médico puede indicarte algún medicamento para tratar la endometriosis. Los medicamentos de venta libre que suelen tomarse durante el período menstrual también pueden ayudar a aliviar los dolores y el sangrado. Los anticonceptivos hormonales, como la píldora, la inyección, el anillo intravaginal o el dispositivo intrauterino (DIU) pueden ayudar a tratar el sangrado vaginal irregular o profuso o los períodos menstruales que duran más de lo normal.
  • Pesario vaginal (para el prolapso uterino). Un pesario es un objeto de goma o plástico con forma de rosquilla, similar al diafragma que se usa como anticonceptivo. El pesario se coloca en la vagina para dar soporte al útero. El prolapso uterino ocurre después del parto o de una cirugía pélvica cuando el útero desciende o "se desprende" debido a que pierde sostén. 
  • Cirugía. Tú y tu médico pueden optar por una cirugía que requiera menos cortes o incisiones más pequeñas que los de una histerectomía. Las incisiones más pequeñas pueden permitir una cicatrización más rápida y menos marcas. Dependiendo de los síntomas que tengas, estas opciones pueden incluir:
    • Cirugía para tratar la endometriosis. En la cirugía laparoscópica se utiliza un tubo delgado y con luz y una cámara pequeña. El médico inserta la cámara y los instrumentos quirúrgicos dentro de la pelvis a través de incisiones muy pequeñas. Con esta cirugía se puede extirpar el tejido cicatrizado o el crecimiento del tejido endometrial, sin dañar los órganos sanos circundantes, como los ovarios. Puedes quedar embarazada después de esta cirugía.
    • Cirugía para detener el sangrado vaginal profuso o prolongado.
      • La dilatación y legrado (D y L) consiste en la remoción del revestimiento del útero que se forma todos los meses antes del período menstrual. Es usual que se realice en combinación con otros procedimientos, como la histeroscopía. El médico inserta el histeroscopio (un telescopio angosto) en el útero para ver dentro de la cavidad uterina. A través de la dilatación y legrado también se pueden extirpar los crecimientos no cancerígenos o pólipos del útero. Después de la D y L, se regenerará el revestimiento del útero durante el próximo ciclo menstrual como sucede normalmente. Puedes quedar embarazada después de esta cirugía.
      • La ablación endometrial destruye el revestimiento interno del útero de forma permanente. Dependiendo del tamaño y del estado en que se encuentra el útero, el médico puede utilizar herramientas que congelan, calientan o utilizan energía de microondas para destruir el revestimiento interno del útero. Esta cirugía no debería utilizarse si aún quieres quedar embarazada o si ya atravesaste la etapa de la menopausia.
    • Cirugía para extraer fibromas uterinos sin extirpar el útero. Se llama miomectomía. Dependiendo de la ubicación de los fibromas, la miomectomía puede realizarse a través de la zona pélvica o de la vagina y del cuello uterino. Después de esta cirugía, es posible quedar embarazada. Si el médico te recomienda esta cirugía, pregúntale si utilizará un morcelador eléctrico. La FDA emitió una advertencia en contra del uso de morceladores eléctricos para la mayoría de las mujeres. Consulta la casilla en esta página para obtener más información.  
    • Cirugía para reducir fibromas sin extirpar el útero. Esto se llama miólisis. El cirujano quema los fibromas para reducir el tamaño y hacer que desaparezcan. La miólisis puede hacerse mediante una laparoscopía (a través de incisiones muy pequeñas en la zona pélvica). Puedes quedar embarazada después de someterte a una miólisis.
  • Tratamientos para reducir el tamaño de los fibromas sin cirugía. Estos tratamientos incluyen la embolización de las arterias uterinas (EAU) y ultrasonido focalizado guiado por resonancia magnética (MR[f]US, por sus siglas en inglés). La EAU consiste en insertar diminutas partículas de plástico o gel en los vasos que suministran sangre a los fibromas. Una vez que se bloquea el suministro de sangre, se reduce el tamaño del fibroma y este desaparece. La resonancia magnética envía ondas de ultrasonido que queman los fibromas y reducen su tamaño. Después de someterte a una EAU o MR(f)US, ya no podrás quedar embarazada.

¿Cuán comunes son las histerectomías?

Cada año, aproximadamente 500,000 mujeres en los Estados Unidos son sometidas a una histerectomía.2 La histerectomía es la segunda causa más común de cirugía en mujeres en los Estados Unidos. La cirugía más común en las mujeres es la cesárea.

¿Cuáles son los distintos tipos de histerectomía?

  • Con la histerectomía total se extirpa todo el útero, incluyendo el cuello uterino. Los ovarios y las trompas de Falopio no necesariamente deban ser extirpados. Este es el tipo más común de histerectomía.
  • En la histerectomía parcial, también denominada subtotalsupracervical, se extirpa solo la parte superior del útero. El cuello uterino queda intacto. Los ovarios pueden ser extirpados o no.
  • En la histerectomía radical, se extirpa el útero completo, el cuello uterino, el tejido de ambos lados del cuello uterino y la parte superior de la vagina. La histerectomía radical se usa más a menudo para tratar ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de cuello uterino. Las trompas de Falopio y los ovarios no necesariamente deban ser extirpados.

¿El médico me extirpará los ovarios durante la histerectomía?

El hecho de que los ovarios sean extirpados o no durante la histerectomía depende del motivo por el cual te realizan una cirugía de este tipo.

Los ovarios pueden ser extirpados durante la histerectomía para reducir el riesgo de cáncer de ovarios. Sin embargo, las mujeres que aún no han atravesado la menopausia también pierden el efecto protector del estrógeno contra las enfermedades cardíacas y la osteoporosis. 

Estudios recientes revelan que extirpar únicamente las trompas de Falopio y conservar los ovarios puede reducir el riesgo de desarrollar el tipo más común de cáncer de ovarios que, según se cree, se inicia en las trompas de Falopio.3

La decisión de conservar los ovarios, o de extirparlos, la puedes tomar tú después de hablar con tu médico acerca de los riesgos y beneficios.

¿La histerectomía me hará entrar a la menopausia?

Todas las mujeres que se someten a una histerectomía dejarán de tener el período menstrual. El hecho de que tengas otros síntomas de la menopausia después de una histerectomía depende de si el médico extirpa los ovarios durante la cirugía.

Si conservas los ovarios durante la histerectomía, no deberías tener otros síntomas de menopausia. Pero podrían comenzar a manifestarse los síntomas un poco antes de que tengas la edad promedio para la menopausia (52 años).

Debido a la extirpación del útero, ya no tendrás los períodos menstruales ni podrás quedar embarazada. No obstante, los ovarios pueden seguir produciendo hormonas, por lo que es probable que no manifiestes otros signos de menopausia. Es posible que tengas sofocones, un síntoma de la menopausia, porque la cirugía pudo haber obstruido el flujo sanguíneo a los ovarios. Esto puede impedir que los ovarios liberen estrógeno.

Si te extirpan ambos ovarios durante la histerectomía, ya no tendrás el período menstrual y podrás comenzar a tener otros síntomas de menopausia de inmediato. Debido a que los niveles hormonales disminuyen rápidamente sin los ovarios, los síntomas pueden ser más intensos que los de una menopausia típica. Consulta a tu médico sobre diferentes maneras de lidiar con los síntomas.

¿Cómo se realiza una histerectomía?

Una histerectomía se puede realizar de diferentes maneras. Dependerá de tus antecedentes médicos y del motivo por el cual te sometes a la cirugía. Consulta a tu médico sobre las diferentes opciones:

  • Histerectomía abdominal. El médico realiza una incisión generalmente en la parte baja del abdomen.
  • Histerectomía vaginal. Se realiza a través de una pequeña incisión en la vagina.
  • Histerectomía laparoscópica. Un laparascopio es un instrumento con un tubo delgado y con luz y una pequeña cámara que le permite al médico poder ver tus órganos pélvicos. En la cirugía laparoscópica, el médico realiza pequeñas incisiones para introducir el laparoscopio y los instrumentos quirúrgicos dentro de tu cuerpo. Durante una histerectomía laparoscópica, se extirpa el útero a través de pequeñas incisiones que se realizan en el abdomen o la vagina.
  • Cirugía robótica. El médico guía un brazo robótico para realizar la cirugía a través de pequeñas incisiones en la parte baja del abdomen, como en una histerectomía laparoscópica..

¿Cuánto tiempo lleva recuperarse de una histerectomía?

Recuperarse de una histerectomía lleva tiempo. La mayoría de las mujeres permanecen en el hospital durante uno o dos días después de la cirugía. Algunos médicos pueden darte de alta ese mismo día. Algunas mujeres permanecen hospitalizadas por más tiempo, por lo general cuando la histerectomía se realiza debido a un cáncer.

Probablemente el médico te recomiende que te levantes y camines en cuanto puedas después de hayas sido sometida a una histerectomía. Incluso ir al baño sola. No obstante, es probable que tengas que orinar a través de un tubo delgado llamado catéter por uno o dos días después de la cirugía.

El tiempo que se tarda en retomar las actividades habituales depende del tipo de cirugía:

  • El período de recuperación tras una cirugía abdominal puede durar de cuatro a seis semanas.
  • El período de recuperación de las cirugías vaginales, laparoscópicas o robóticas puede durar de tres a cuatro semanas.

Deberías hacer reposo y no levantar objetos pesados durante cuatro a seis semanas después de la cirugía. Una vez transcurrido ese tiempo, podrás tomar baños de inmersión y mantener relaciones sexuales. El tiempo que tardes en recuperarte dependerá de la cirugía y de tu estado de salud antes de la misma. Consulta con tu médico.

¿Qué cambios puedo esperar después de una histerectomía?

La histerectomía es una cirugía mayor, de modo que la recuperación puede tardar unas semanas. Pero para la mayoría de las mujeres, el principal cambio es una mejor calidad de vida. Deberías sentir alivio de los síntomas que te llevaron a la cirugía.

Otros cambios que podrías experimentar después de una histerectomía son:

  • Menopausia. Ya no tendrás el período menstrual. Si tus ovarios fueron extirpados durante la histerectomía, es posible que tengas otros síntomas de la menopausia.
  • Cambio en la sensibilidad sexual. Algunas mujeres tienen sequedad vaginal o menos interés sexual después de una histerectomía, especialmente si los ovarios fueron extirpados.
  • Mayor riesgo de tener otros problemas de salud. Si te extirparon ambos ovarios, puedes correr mayor riesgo de padecer ciertas afecciones como: pérdida ósea, enfermedades cardíacas e incontinencia urinaria (pérdida de orina). Consúltale a tu médico sobre cómo prevenir estos problemas.
  • Sensación de pérdida. Algunas mujeres pueden sentir angustia o depresión por perder la fertilidad o por el cambio que sufrió su cuerpo. Consulta a tu médico si tienes síntomas de depresión como tristeza, pérdida de interés por la comida o por cosas que antes disfrutabas, o si tienes menos energía u otros síntomas que duren más de unas semanas después de la cirugía.

¿Cambiará mi vida sexual después de la histerectomía?

Es posible. Si tenías una vida sexual activa antes de la histerectomía, podrás retomarla sin ningún problema una vez que te recuperes. Muchas mujeres afirman que tienen una mejor vida sexual después de la histerectomía, ya sea porque sienten un alivio del dolor o porque dejan de tener un sangrado vaginal profuso.

Si tienes síntomas de menopausia debido a la histerectomía, es probable que tengas sequedad vaginal o falta de interés sexual. El uso de lubricantes a base de agua puede ayudar con la sequedad. Habla con tu pareja y traten de darse más tiempo para alcanzar la excitación durante el sexo. Consulta a tu médico y obtén más consejos en la sección Menopausia y sexualidad .

Tuve una histerectomía. ¿Debo seguir haciéndome los exámenes de Papanicolaou?

Puede ser. Es posible que necesites hacerte exámenes de Papanicolau (o Pap) regularmente para detectar cáncer de cuello uterino si:

  • No te extirparon el cuello uterino
  • Tuviste una histerectomía debido a un cáncer o precáncer

Pregúntale a tu médico qué es lo mejor y con qué frecuencia deberías hacerte los exámenes de Papanicolaou.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre las histerectomías?

Para obtener más información acerca de la histerectomía, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2015). Hysterectomy.
  2. CDC. (2010). National Hospital Discharge Survey. Procedures by selected patient characteristics – Number by procedure category and age.
  3. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2013). Growing Acceptance of Removing Fallopian Tubes But Keeping Ovaries to Lower Ovarian Cancer Risk.