Cuidado prenatal

El cuidado prenatal es la atención médica que recibes mientras estás embarazada. 

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es el cuidado prenatal?

El cuidado prenatal es la atención médica que obtienes mientras estás embarazada. Cuídate a ti misma y a tu bebé haciendo lo siguiente:

  • Obtén cuidado prenatal temprano/strong>. Si estás embarazada, o crees estarlo, llama a tu médico para programar una consulta.
  • Obtén cuidado prenatal regular. Tu médico programará muchos controles durante el curso de tu embarazo. No faltes a ninguno, son todos importantes.
  • Sigue los consejos de tu médico.

¿Por qué necesito cuidado prenatal?

El cuidado prenatal ayuda a que tú y tu bebé permanezcan sanos. Los bebés de madres que no reciben cuidado prenatal son tres veces más propensos a nacer con bajo peso y cinco veces más propensos a morir que aquellos bebés que nacen de mamás que reciben cuidado prenatal.

Los médicos pueden detectar problemas de salud a tiempo cuando controlan regularmente a las madres. Esto permite un tratamiento temprano. El tratamiento temprano puede curar numerosos problemas y evitar otros. Los médicos también pueden hablar con las mujeres embarazadas sobre lo que pueden hacer para brindar un comienzo de vida saludable al bebé por nacer.

Estoy pensando en quedar embarazada. ¿Cómo puedo cuidarme?

Debes comenzar a cuidarte a ti misma antes de intentar quedar embarazada. Esto se denomina salud antes de la concepción. Significa conocer la forma en que las afecciones de salud y riesgos te podrían afectar a ti y a tu bebé si quedas embarazada. Por ejemplo, algunos alimentos, hábitos y medicamentos pueden perjudicar a tu bebé, incluso antes de ser concebido. Algunos problemas de salud también pueden afectar el embarazo.

Consulta con tu médico antes de quedar embarazada para conocer qué puedes hacer para preparar tu cuerpo. Las mujeres deberían prepararse para un embarazo antes de comenzar a ser sexualmente activas. Idealmente, las mujeres deben darse 3 meses como mínimo para prepararse antes de quedar embarazadas.

Las cinco cosas más importantes que puedes hacer antes de concebir son:

  1. Tomar 400 a 800 microgramos (400 a 800 mcg o 0.4 a 0.8 mg) de ácido fólico todos los días durante al menos 3 meses antes de concebir para disminuir el riesgo de algunos defectos de nacimiento en el cerebro y en la columna vertebral. Algunos alimentos contienen ácido fólico. Pero es difícil obtener todo el ácido fólico que necesitas solo de los alimentos. La mejor forma y la más fácil de asegurarte de obtener la cantidad suficiente es tomar una vitamina que contenga ácido fólico.
  2. Deja de fumar y tomar alcohol. Pídele ayuda a tu médico.
  3. Si tienes una afección médica, asegúrate de tenerla bajo control. Algunas afecciones incluyen asma, diabetes, depresión, hipertensión, obesidad, enfermedad de la tiroides o epilepsia. Asegúrate de tener tus vacunas al día.
  4. Habla con tu médico sobre los medicamentos de venta libre y con receta que usas. Pueden incluir suplementos dietarios o naturales. Algunos medicamentos no son seguros durante el embarazo. Al mismo tiempo, suspender medicamentos que necesitas también puede ser dañino.
  5. Evita el contacto con sustancias tóxicas o materiales que puedan ser peligrosos en el trabajo y en el hogar. Aléjate de los productos químicos y de las heces de gatos o roedores.

Estoy embarazada. ¿Qué debo hacer, o no, para cuidar de mí y de mi bebé?

Respeta los permitidos y los prohibidos para cuidarte a ti misma y a la valiosa vida que crece en tu vientre:

Permitidos y prohibidos para el cuidado de la salud

  • Obtén cuidado prenatal temprano y regular. No importa si este es tu primer embarazo o el tercero, el cuidado de la salud es extremadamente importante. Tu médico controlará en todas las consultas que tú y tu bebé se encuentren saludables. En caso de haber algún problema, la acción temprana te ayudará a ti y a tu bebé.
  • Toma un multivitamínico o vitaminas prenatales con 400 a 800 microgramos (400 a 800 mcg o 0.4 a 0.8 mg) de ácido fólico todos los días. El ácido fólico es más importante durante los primeros meses del embarazo, pero debes continuar tomándolo durante todo el embarazo.
  • Consulta con tu médico antes de suspender la toma de cualquier medicamento o de comenzar a tomar otros nuevos. Algunos medicamentos no son seguros durante el embarazo. Ten en cuenta que incluso los medicamentos de venta libre y los productos a base de hierbas pueden causar efectos secundarios u otros problemas. Pero también puede ser peligroso no tomar los medicamentos que necesitas.
  • Evita las radiografías. Si debes deber hacerte algún arreglo dental o prueba de diagnóstico, avisa a tu dentista o a tu médico que estás embarazada para que tomen más precauciones.
  • Vacúnate contra la gripe. Las mujeres embarazadas pueden contraer gripes muy fuertes y necesitar cuidados hospitalarios.

Alimentos permitidos y prohibidos

  • Come una variedad de alimentos saludables. Elije frutas, vegetales, granos integrales, alimentos ricos en calcio y con pocas grasas saturadas. Además, asegúrate de tomar mucho líquido, especialmente agua.
  • Consume a diario todos los nutrientes necesarios, incluyendo hierro. Consumir suficiente hierro evita que sufras anemia, la cual está asociada a nacimientos prematuros y de bajo peso. Consumir alimentos variados y saludables te ayudará a obtener los nutrientes que tu bebé necesita. Pero consulta con tu médico si debes tomar una vitamina prenatal diaria o un suplemento con hierro para asegurarte de que estés obteniendo lo suficiente.
  • Protégete a ti y a tu bebé de enfermedades que se encuentran en los alimentos, como la toxoplasmosis y la listeria. Lava las frutas y los vegetales antes de su consumo. No consumas carne o pescado crudos o con poca cocción. Siempre manipula, lava, cocina, consume y almacena los alimentos adecuadamente.
  • No consumas pescados con grandes cantidades de mercurio, como pez espada, caballa real, tiburón y blanquillos.

Estilos de vida permitidos y prohibidos

  • Sube una cantidad de peso saludable. El médico te puede decir cuánto peso debes subir durante el embarazo.
  • No fumes, no tomes alcohol ni consumas drogas. Estos pueden causar daños a largo plazo o la muerte de tu bebé. Pídele ayuda a tu médico para dejar de consumirlos.
  • A menos que tu médico te indique lo contrario, intenta hacer al menos 2 horas y 30 minutos de actividad aeróbica moderada por semana. Lo mejor es distribuir tus entrenamientos a lo largo de toda la semana. Si entrenabas regularmente antes del embarazo, puedes seguir con tu nivel de actividad mientras tu salud no cambie y mientras consultes con tu médico sobre el nivel de actividad durante todo el embarazo. Obtén más información sobre cómo llevar un embarazo saludable.
  • No te des duchas muy calientes ni uses jacuzzis o saunas.
  • Duerme bien y busca formas de controlar el estrés.
  • Infórmate. Lee libros, mira videos, asiste a clases preparto y habla con las mamás que conozcas.
  • Consulta con tu médico sobre clases de preparto para ti y para tu pareja. Las clases pueden ayudarte a estar preparada para el nacimiento de tu bebé.

Recomendaciones en cuanto al entorno

  • Mantente alejada de químicos como insecticidas, solventes (como algunos productos de limpieza o tíner), plomo, mercurio y pintura (inclusive los vapores de pintura). No todos los productos tienen en sus etiquetas advertencias para embarazadas. Si no sabes con certeza si cierto producto es seguro, pregúntale a tu médico antes de usarlo. Coméntale al médico si te preocupa que los químicos que se utilizan en tu lugar de trabajo sean peligrosos.
  • Si tienes un gato, pregúntale al médico sobre la toxoplasmosis. Esta infección se da a causa de un parásito que se puede encontrar en las heces de los gatos. Si no se trata, la toxoplasmosis puede provocar defectos de nacimiento. Puedes disminuir el riesgo permaneciendo alejada de los residuos felinos y usando guantes cuando realizas trabajos de jardinería. 
  • Evita el contacto con roedores, inclusive los domésticos, y con sus deshechos o materiales de nidificación. Los roedores pueden portar un virus que es dañino y a veces mortal para el bebé en gestación.
  • Toma medidas de precaución, como lavarse las manos en forma frecuente.
  • Mantente alejada del humo de segunda mano.

No quiero quedar embarazada por el momento. ¿Igualmente debo tomar el ácido fólico todos los días?

¡Sí! Los defectos de nacimiento que afectan al cerebro y columna vertebral se dan en la etapa temprana del embarazo, generalmente antes de saber que estás embarazada. Para cuando ya te enteras que estás embarazada, puede ser demasiado tarde para prevenir estos defectos de nacimiento. Además, la mitad del total de embarazos en Estados Unidos no son planeados. Por estos motivos, todas las mujeres que puedan quedar embarazadas necesitan tomar ente 400 y 800 mcg de ácido fólico diariamente.

¿Con qué frecuencia debo visitar al médico durante el embarazo?

El médico te dará un cronograma con todas las consultas médicas a las que deberás asistir durante el embarazo. La mayoría de los expertos recomiendan que las mujeres embarazadas vean a su médico:

  • Aproximadamente una vez al mes desde la semana 4 hasta la 28
  • Dos veces al mes desde la semana 28 hasta la 36
  • Semanalmente desde la semana 36 hasta el nacimiento

Si tienes más de 35 años o llevas un embarazo de alto riesgo, probablemente visites a tu médico con mayor frecuencia.

¿Qué sucede durante los controles prenatales?

En la primera consulta prenatal, el médico probablemente:

  • Te pregunte sobre tus antecedentes médicos, incluyendo enfermedades, intervenciones quirúrgicas o embarazos previos
  • Haga preguntas sobre los antecedentes médicos de tu familia
  • Te realice un examen físico completo, incluyendo un examen pélvico y un examen de Papanicolaou
  • Solicite análisis de sangre y de orina
  • Controle tu presión arterial, altura y peso
  • Calcule la fecha estimada de parto
  • Despeje tus dudas

En la primera consulta médica, es recomendable que te saques todas las inquietudes sobre el embarazo. Averigua todo lo que puedas sobre cómo mantenerte saludable.

Las demás visitas prenatales seguramente sean más breves. El médico controlará tu salud y se asegurará de que el bebé está creciendo normalmente.  En la mayoría de las visitas prenatales:

  • Se controla la presión arterial de la madre
  • Se calcula cuánto aumentó de peso la madre
  • Se toman las medidas del abdomen de la madre para controlar el crecimiento del bebé (una vez que comienza a notarse)
  • Control del ritmo cardíaco del bebé

Durante el embarazo, también se llevan a cabo exámenes de rutina. Se recomienda que ciertos exámenes se los realicen todas las mujeres, como análisis de sangre para detectar o descartar anemia y VIH, para conocer tu tipo sanguíneo y para estar al tanto de otros factores. Hay otros exámenes que se ofrecen de acuerdo a la edad, antecedentes médicos personales o familiares y orígenes étnicos de la madre, como también según los resultados de los exámenes de rutina que se hayan realizado. Visita la sección de embarazo en nuestro sitio web para obtener más detalles sobre cuidados y pruebas prenatales.

Ya tengo bastante más de 30 y quiero embarazarme. ¿Debo hacer algo especial?

A medida que te haces más grande, son mayores las posibilidades de que tengas un bebé con algún defecto de nacimiento. Sin embargo, muchas mujeres en sus 30 y 40 dan a luz a bebés saludables. Visita a tu médico a menudo incluso antes de comenzar la búsqueda. Te ayudará a preparar tu cuerpo para el embarazo. También te podrá informar sobre cómo la edad puede afectar al embarazo.

Durante el embarazo, es muy importante asistir a las consultas médicas regularmente. Debido a tu edad, el médico probablemente recomiende algunas pruebas adicionales para controlar la salud del bebé.

Cada vez son más las mujeres que esperan hasta los 30 y 40 para tener hijos. A pesar de que muchas mujeres de estas edades no tienen problemas para concebir, la fertilidad disminuye con la edad. Las mujeres de más de 40 que no pueden quedar embarazadas después de seis meses de intento deben ver a su médico para que les realice un estudio de fertilidad. 

Los expertos definen la infertilidad como la incapacidad de quedar embarazada después de intentarlo por un año. También se habla de infertilidad cuando una mujer tiene varios abortos espontáneos. Si dudas de que tu o tú pareja pueden ser infértiles, háblalo con tu médico. Los médicos pueden ayudar a que muchas parejas infértiles tengan bebés saludables.

¿A dónde puedo asistir para obtener cuidado prenatal a un costo reducido o gratis?

Las mujeres de todos los estados pueden recibir ayuda para pagar los cuidados médicos durante el embarazo. Este cuidado prenatal te puede ayudar a tener un bebé saludable. Todos los estados de Estados Unidos ofrecen un programa de asistencia. Los programas ofrecen atención médica, información, consejos y otros servicios que son fundamentales para llevar un embarazo saludable.

Para obtener más información sobre el programa en tu estado en particular:

  • Llama al 800-311-BABY (800-311-2229). Esta línea gratuita te conectará con el Departamento de Salud correspondiente a tu código de área.
  • Para obtener información en español, llama al 800-504-7081.
  • Ponte en contacto con el Departamento de Salud de tu área.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre el cuidado prenatal?

Para obtener más información sobre el cuidado prenatal, comunícate con womenshealth.gov llamando al 800-994-9662 (TDD: 888-220-5446) o ponte en contacto con las siguientes organizaciones: