Venas varicosas y arañas vasculares

Las venas varicosas y arañas vasculares son venas inflamadas y retorcidas que suelen aparecer en las piernas. Las mujeres son más propensas a tener venas varicosas y arañas vasculares. El embarazo, el envejecimiento y la obesidad pueden aumentar tu riesgo de desarrollar venas varicosas y arañas vasculares. Las venas varicosas y las arañas vasculares no suelen generar dolor ni problemas de salud. Si provocan síntomas, o si quieres quitártelas, habla con tu médico o enfermera sobre las opciones de tratamiento.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué son las venas varicosas?

Las venas varicosas son venas retorcidas que pueden ser azules, rojas o del color de la piel. Las venas más grandes pueden ser similares a un cordón y hacer que la piel sobresalga.

Las venas varicosas suelen aparecer en los muslos, en la parte frontal o posterior de las pantorrillas o en el interior de las piernas, cerca de los tobillos y los pies. Durante el embarazo, las venas varicosas pueden aparecer en el interior de los muslos, la parte baja de la pelvis y los glúteos.

¿Qué son las arañas vasculares?

Las arañas vasculares, o arañitas, son más pequeñas que las venas varicosas. Suelen ser rojas. Se parecen a las ramas de un árbol o a las telarañas. Las arañas vasculares se suelen ver bajo la piel, pero no hacen que ésta sobresalga como las venas varicosas.

Las arañas vasculares se pueden encontrar en las piernas o en el rostro.

¿Qué personas desarrollan venas varicosas y arañas vasculares?

Las venas varicosas afectan dos veces más a las mujeres que a los hombres y son más comunes en mujeres mayores.1 Las arañas vasculares pueden afectar a más de la mitad de las mujeres.2

¿Cuáles son los síntomas de las venas varicosas y las arañas vasculares?

Algunas mujeres no experimentan síntomas de las venas varicosas y las arañas vasculares. Si los tienes, es posible que sientas las piernas extremadamente cansadas, pesadas o dolorosas. Tus síntomas pueden empeorar después de estar sentada o parada por mucho tiempo. Es posible que tus síntomas mejoren después de descansar o poner las piernas en alto.3

Otros síntomas comunes de las venas varicosas pueden ser:

  • Dolor punzante o calambres
  • Hinchazón
  • Picazón

Los cambios en los niveles hormonales pueden afectar tus síntomas. Por ello, es posible que experimentes más síntomas durante ciertos momentos del ciclo menstrual o durante el embarazado o la menopausia.

¿Cuál es la causa de las venas varicosas y las arañas vasculares?

Los problemas en las válvulas de las venas pueden evitar que la sangre fluya normalmente y causar venas varicosas o arañas vasculares.

Tu corazón bombea sangre llena de oxígeno y nutrientes a través de las arterias del cuerpo. Las venas transportan la sangre de las distintas partes del cuerpo hacia el corazón. Normalmente, las venas tienen válvulas que actúan como aletas de una vía. Sin embargo, si las válvulas no se cierran correctamente, la sangre puede regresar a la parte inferior de la vena en lugar de ir al corazón. Con el tiempo, más sangre se acumula en la vena y genera presión, que debilita las paredes de la vena. Esto hace que la vena aumente de tamaño.

¿Algunas mujeres tienen más riesgo de desarrollar venas varicosas y arañas vasculares?

Sí. Las venas varicosas y arañas vasculares son causadas por el daño en las válvulas de las venas, que evita que la sangre fluya normalmente. Muchos factores pueden dañar tus válvulas; sin embargo, el riesgo de desarrollar venas varicosas y arañas vasculares puede ser mayor si:1

  • Tienes antecedentes familiares o personales de venas varicosas o arañas vasculares. En un breve estudio, más de la mitad de las mujeres con venas varicosas tenían un pariente con venas varicosas.4
  • Estás sentada o parada por mucho tiempo. Estar sentada o parada por mucho tiempo, en especial por más de 4 horas seguidas, puede hacer que tus venas trabajen más duro contra la gravedad para bombear la sangre hasta el corazón.
  • Tienes sobrepeso u obesidad. Tener sobrepeso u obesidad puede agregarle más presión a tus venas. Las mujeres que tienen sobrepeso son más propensas a desarrollar venas varicosas que las mujeres con un peso saludable.5
  • Están embarazadas. Durante el embarazo, la cantidad de sangre que bombea por tu cuerpo aumenta para soportar al feto. La sangre adicional hace que las venas se inflamen. Tu útero (matriz) en crecimiento también genera presión en tus venas. Las venas varicosas pueden desaparecer a los pocos meses de haber parido, o pueden permanecer y seguir causando síntomas. Es posible que aparezcan más venas varicosas y arañas vasculares con cada embarazo.
  • Eres mayor. Al envejecer, las válvulas de las venas pueden debilitarse y dejar de funcionar correctamente. Los músculos de las pantorrillas también se debilitan con el envejecimiento. Por lo general, los músculos de las pantorrillas contraen las venas y envían la sangre de regreso al corazón mientras caminas.
  • Utilizas anticonceptivos hormonales o terapia hormonal de la menopausia. La hormona estrógeno puede debilitar las válvulas de las venas y generar venas varicosas. Utilizar anticonceptivos hormonales, como la píldora o el parche, la inyección, el anillo vaginal o el dispositivo intrauterino (DIU) con estrógeno y progesterona, o bien tomar terapia hormonal de la menopausia puede aumentar tu riesgo de desarrollar venas varicosas o arañas vasculares.6,7
  • Tienes una afección que dañó las válvulas. Los coágulos sanguíneos en las piernas o las cicatrices de las venas pueden dañar las válvulas.

¿Por qué las venas varicosas y las arañas vasculares aparecen generalmente en las piernas?

Las venas varicosas y las arañas vasculares suelen aparecer con mayor frecuencia en las piernas. Esto se debe a que las venas de las piernas transportan la sangre al corazón contra la gravedad y es la distancia más larga en el cuerpo.

¿Debo llamar a mi médico o enfermera si tengo venas varicosas o arañas vasculares?

Posiblemente. Si crees que tienes venas varicosas o arañas vasculares y te generan dolor o incomodidad, habla con tu médico o enfermera. Las venas varicosas y arañas vasculares no suelen causar síntomas. Sin embargo, es posible que quieras quitarte o cerrar las venas varicosas o arañas vasculares si tienes síntomas o si no te gusta la manera en que lucen.

Habla con tu médico o enfermera si las venas varicosas o arañas vasculares te generan dolor o si:1,8

  • La vena está hinchada, enrojecida o muy blanda o caliente al tacto, lo que puede ser un signo de un coágulo sanguíneo
  • Tienes llagas o sarpullido en la pierna o cerca del tobillo
  • La piel del tobillo o de la pantorrilla cambia de color
  • Una de las venas varicosas comienza a sangrar
  • Tus síntomas impiden que realices tus actividades diarias

¿Desarrollaré venas varicosas durante el embarazo?

Es posible. Durante el embarazo, tienes más sangre que bombea por tu cuerpo para soportar al feto. La sangre adicional puede hacer que tus venas aumenten de tamaño. Tu útero (matriz) en crecimiento también genera presión en las venas. Las venas varicosas pueden aparecer alrededor de la vagina y los glúteos.

Para algunas mujeres, las venas varicosas se reducen o desaparecen después del parto. Para otras, las venas varicosas permanecen después del parto y los síntomas siguen empeorando. También es posible que las mujeres desarrollen más venas varicosas o arañas vasculares con cada embarazo.

¿Cómo se diagnostican las venas varicosas y arañas vasculares?

Tu médico o enfermera observará tus piernas mientras estás parada o sentada. Puede preguntarte sobre tus síntomas, incluso el dolor. A veces, el médico o enfermera puede realizar otras pruebas para descartar otros problemas de salud.

Tu médico o enfermera también puede hacer uno de los siguientes estudios:

  • Ultrasonido. Esta prueba utiliza ondas de sonido para crear imágenes del interior de tu cuerpo. Tu médico o enfermera puede comprobar el flujo sanguíneo de tus venas para detectar válvulas debilitadas o permeables y cóagulos sanguíneos.
  • Venograma. Tu médico o enfermera puede realizar esta prueba para obtener un vistazo más detallado del flujo sanguíneo de tus venas. Un venograma es un tipo de radiografía que utiliza un tinte (llamado "contraste") para ayudar a ver las venas de tus piernas. Un venograma es un tipo de angiografía, una prueba que suele utilizarse para las enfermedades cardíacas. Esta prueba se realiza únicamente si tu médico o enfermera piensa que puedes tener un coágulo sanguíneo grande.

¿Cómo se tratan las venas varicosas y arañas vasculares?

  • Si tus síntomas son leves, tu médico o enfermera puede sugerir medidas que puedes tomar en casa. También puede recomendarte que utilices medias de compresión durante el día y te las quites por la noche para que la sangre circule mejor por tus piernas. Estas medidas pueden ayudarte a controlar los síntomas de las venas varicosas y arañas vasculares existentes. Pueden ayudar a prevenir la aparición de nuevas venas varicosas y arañas vasculares.
  • Si las medias de compresión no funcionan o si tienes dolor u otros síntomas que te molestan, tu médico o enfermera puede hablar contigo sobre los procedimientos no quirúrgicos para tratar las venas varicosas y arañas vasculares.
  • Si tienes venas varicosas muy grandes o severas, es posible que necesites cirugía.

¿El tratamiento para las venas varicosas o arañas vasculares es permanente?

Es posible. Algunos tratamientos para las venas varicosas sellan o eliminan la vena de forma permanente. Sin embargo, con el tiempo, pueden desarrollarse nuevas venas varicosas o arañas vasculares. No puedes controlar algunos factores de riesgo para el desarrollo de venas varicosas o arañas vasculares, como la edad o antecedentes familiares. Si desarrollas nuevas venas varicosas o arañas vasculares, es posible que necesites otra cirugía o procedimiento médico para eliminarlas o sellarlas.

Usar medias de compresión con gradiente puede ayudar a prevenir el desarrollo de nuevas venas varicosas o arañas vasculares.

¿Qué puedo hacer en casa si tengo venas varicosas y arañas vasculares?

Si te molestan tus venas varicosas o arañas vasculares, puedes tomar medidas en casa o en el trabajo para mejorar la circulación de la sangre en tus piernas.

  • Haz actividad física regular. Los músculos de las piernas ayudan a las venas a regresar la sangre al corazón contra la fuerza de gravedad. Si tienes venas varicosas o arañas vasculares en las piernas, cualquier ejercicio que trabaje los músculos de las piernas te ayudará a prevenir el desarrollo de nuevas venas varicosas o arañas vasculares.
  • Pierde peso, si tienes sobrepeso u obesidad. El peso adicional dificulta que tus venas regresen la sangre al corazón contra la fuerza de gravedad. Perder peso puede ayudar a prevenir el desarrollo de nuevas venas varicosas o arañas vasculares.
  • No te sientes o estés parada por mucho tiempo. Si tienes que estar parada o sentada en el trabajo o en casa por mucho tiempo, tómate un descanso cada 30 minutos para ponerte de pie y caminar. Esto hace que los músculos de tus piernas transporten la sangre de regreso al corazón más que cuando estás sentada o parada sin moverte.
  • Usa medias de compresión. Las medias de compresión ayudan a aumentar el flujo sanguíneo de tus piernas.
  • Pon los pies en alto. Descansa los pies sobre un banquillo la mayor cantidad de tiempo que puedas mientras estás sentada para ayudar a que la sangre de las piernas regrese al corazón.

¿De qué manera las medias de compresión ayudan a tratar las venas varicosas o arañas vasculares?

Las medias de compresión presionan las venas, lo que aumenta el flujo sanguíneo de tus piernas. Existen tres tipos de medias de compresión:

  • Pantimedias de compresión, que ejercen una presión mínima. Se venden en la mayoría de las tiendas.
  • Medias de compresión con gradiente de venta libre, que ejercen un poco más de presión alrededor del pie, tobillo y parte baja de la pierna, donde es más necesaria la presión para regresar la sangre al corazón. Se venden en las tiendas de suministros médicos y algunas farmacias.
  • Medias de compresión con gradiente de presión recetada, que ejercen la mayor cantidad de presión en los pies, tobillos y parte baja de las piernas. Es posible que necesites una receta del médico para comprarlas, en especial si tu plan de seguro las cubre. También las deberá colocar alguien que esté capacitado para hacerlo. Se venden en las tiendas de suministros médicos y algunas farmacias.

Algunas medias de mayor compresión pueden herir a las personas con ciertas afecciones médicas, como algunos tipos de enfermedad cardíaca o cardiopatía. Pregúntale a tu médico o enfermera si es seguro utilizar las medias de compresión de presión recetada o bien cuál es la presión segura para ti.

¿Qué más puedo hacer para tratar las venas varicosas y arañas vasculares sin realizarme la cirugía?

Tu médico o enfermera puede darte medicamentos para tratar los síntomas de las venas varicosas, entre ellos la inflamación, el dolor y la picazón.9

Otros tratamientos no quirúrgicos para las venas varicosas y arañas vasculares incluyen:

  • Escleroterapia. La escleroterapia es el tratamiento más común para las venas varicosas y arañas vasculares más pequeñas. El médico inyecta un químico en la vena. El químico hace que las paredes de las venas se hinchen, se adhieran y se sellen. Así se detiene el flujo sanguíneo y las venas se convierten en tejido cicatrizado. Tu médico o enfermera puede sugerirte que uses medias de compresión con gradiente después de la escleroterapia para ayudar durante el proceso de sanación. Al cabo de algunas semanas, las venas desaparecen. Es posible que necesites varios tratamientos para que funcione. También hay una probabilidad de que las venas varicosas o arañas vasculares regresen.
  • Sistema de sellado. Este sistema funciona únicamente para las venas que están debajo de la superficie de la piel. Las venas más profundas no pueden tratarse con esta opción. El sistema sella la vena permanentemente utilizando un tipo de adhesivo (material pegajoso) que se inyecta en la vena. Después del tratamiento, la sangre circulará normalmente por las venas sanas que rodean las venas selladas.
  • Tratamientos láser percutáneos (superficie de la piel). Los tratamientos láser pueden tratar las arañas vasculares y venas varicosas con un diámetro menor a 3 milímetros (aproximadamente una 10° parte de una pulgada). Este procedimiento envía impulsos luminosos muy intensos a las venas a través de la piel. De esta manera, las venas se disipan hasta desaparecer. Es posible que necesites varios tratamientos para sellar las arañas vasculares de las piernas. Es probable que las venas varicosas o arañas vasculares vuelvan a aparecer.
  • Terapia térmica endovenosa (ablación por láser y radiofrecuencia). Este procedimiento trata las venas más grandes de las piernas que sobresalen de la piel. Durante el procedimiento, el médico introduce un pequeño tubo en la vena. Luego, pasa una sonda delgada por el tubo. Un dispositivo en el extremo de la sonda emana calor dentro de la vena y la cierra. El dispositivo utiliza ondas de radio o energía láser para sellar la vena permanentemente. La sangre circulará normalmente por las venas sanas que rodean a las venas selladas.

¿Qué tipos de cirugía tratan las venas varicosas?

Tu médico o enfermera puede recomendarte la cirugía para las venas varicosas muy grandes o severas. Los tipos de cirugía para las venas varicosas incluyen:

  • Flebectomía ambulatoria. La cirugía elimina las venas varicosas que están justo debajo de la superficie de la piel. El médico realiza incisiones pequeñas en la piel y utiliza ganchos para extirpar las venas de las piernas. El médico suele extirpar la vena en un tratamiento y deja cicatrices diminutas. La mayoría de las personas pueden retomar sus actividades normales el día posterior al tratamiento. La sangre circulará normalmente por las venas sanas.
  • Ligadura y extirpación venosa. Esta cirugía se realiza en las venas varicosas más grandes. Con este tratamiento, se ligan las venas problemáticas en las piernas y se extirpan a través de pequeñas incisiones en la piel. La recuperación puede tardar hasta un mes. La sangre circulará normalmente por las venas sanas.

¿El seguro cubre el tratamiento para las venas varicosas y arañas vasculares?

Es posible. Si tienes síntomas, como dolor o inflamación, tu plan de seguro puede cubrir ciertos tratamientos para las venas varicosas y arañas vasculares, tales como medias de compresión, medicamentos o un procedimiento. El seguro también puede cubrir la cirugía si las medias de compresión no han sido de ayuda.

¿Qué puede ocurrir si no se tratan las venas varicosas y arañas vasculares?

La mayoría de las venas varicosas y arañas vasculares no generan problemas de salud. Las venas varicosas más grandes pueden generar dolor punzante e incomodidad, en especial después de estar sentada o parada por mucho tiempo.

A veces, las venas varicosas pueden desencadenar problemas de salud más graves, tales como:

  • Llagas o úlceras cutáneas causadas por una acumulación de sangre en las venas a largo plazo. Estas llagas o úlceras son dolorosas y difíciles de curar. Es posible que necesites atención especial para tratar estas llagas o úlceras.
  • Hemorragia por el daño de las venas. La piel sobre las venas varicosas puede volverse más delgada y lastimarse fácilmente. Cualquier lesión en la vena puede causar hemorragia.
  • Tromboflebitis superficial, o coágulos sanguíneos que se forman en las venas justo debajo de la superficie. Estos tipos de coágulos sanguíneos pueden causar enrojecimiento de la piel, una vena cálida, blanda y firme, dolor e inflamación.
  • Trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés), o coágulos sanguíneos en las venas más profundas bajo la piel. Es posible que no tengas signos o síntomas de DVT, o bien los coágulos sanguíneos pueden causar dolor, inflamación, calor y una sensación de "tirón" en la pantorrilla. Sentarte quieta por mucho tiempo, como cuando viajas por más de 8 horas, puede aumentar tu riesgo de desarrollar un coágulo sanguíneo. El coágulo puede romperse y viajar hasta los pulmones. Esto puede generar un bloqueo en los pulmones, llamado embolia pulmonar, que dificulta la respiración, acelera el ritmo cardíaco y genera dolor en el pecho. También puede causar la muerte. Puedes ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos durante los vuelos largos en avión, por ejemplo, al usar medias de compresión, mantenerte hidratada y caminar regularmente.

¿Cómo puedo prevenir las venas varicosas y las arañas vasculares?

Es posible que no puedas prevenir las venas varicosas y arañas vasculares, en especial si tienes antecedentes familiares o estás embarazada. Existen otros factores de tu vida que no puedes controlar, como el envejecimiento, que también puede contribuir al desarrollo de venas varicosas y arañas vasculares.

Existen medidas que puedes tomar en casa, como hacer ejercicio y perder el peso extra, para que estés más saludable y prevenir la formación de nuevas venas varicosas o arañas vasculares. Estas medidas también pueden ayudar a que tus piernas se sientan mejor al aliviar el dolor y la incomodidad.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre las venas varicosas y las arañas vasculares?

Para obtener más información acerca de las venas varicosas y las arañas vasculares, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Piazza, G. (2014). Actualización clínica: venas varicosas (versión en inglés). Circulation, 130, 582–587.
  2. Nakano, L. C. U., Cacione, D. G., Baptista-Silva, J. C. C. y Flumignan, R. L. G. (2017). Tratamiento para las telangiectasias y venas reticulares (versión en inglés). Cochrane Database of Systematic Reviews, 7, CD012723.
  3. Vandy, F. y Wakefield, T. W. (2012). Venas varicosas: evaluación de los tratamientos modernos, con énfasis en la flebectomía accionada para las varices bifurcadas (versión en inglés). Interventional Cardiology, 4(5), 527–536.
  4. Krysa, J., Jones, G. T. y van Rij, A. M. (2012). Evidencia para un rol genético en las venas varicosas y la insuficiencia venosa crónica (versión en inglés). Phlebology, 27(7), 329–335.
  5. Van Rij, A. M., De Alwis, C. S., Jiang, P., Christie, R. A., Hill, G. B., Dutton, S. J. y Thomson, I. A. (2008). Obesidad e impedimento de la función venosa (versión en inglés). European Journal of Vascular and Endovascular Surgery, 35(6), 739–744.
  6. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. (2018). Venas varicosas (versión en inglés).
  7. Ciardullo, A. V., Panico, S., Bellati, C., Rubba, P., Rinaldi, S., Iannuzzi, A., … Berrino, F. (2000). El estradiol endógeno alto se relaciona con una mayor distensibilidad venosa y evidencia clínica de venas varicosas en las mujeres menopáusicas (versión en inglés). Journal of Vascular Surgery, 32(3), 544–549.
  8. Heller, J. A. y Evans, N. S. (2015). Venas varicosas (versión en inglés). Vascular Medicine, 20(1), 88–90.
  9. Gloviczki, P., Comerota, A. J., Dalsing, M. C., Eklof, B. G., Gillespie, D. L, Gloviczki, M., … Wakefield, T. W. (2011). La atención de los pacientes con venas varicosas y enfermedades venosas crónicas asociadas: pautas prácticas clínicas de la Sociedad para la Cirugía Vascular y el American Venous Forum (versión en inglés). Journal of Vascular Surgery, 53(5), 2S–48S.