Saltar al contenido principal
Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de los Estados Unidos

Semana nacional de concientización sobre trastornos de la conducta alimentaria

Semana nacional de concientización sobre trastornos de la conducta alimentaria

6 de marzo de 2018
Ingrid Donato
Jillian Lampert

Del 26 de febrero al 4 de marzo de 2018 se celebró la Semana de Concientización sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria. Fue una oportunidad para hablar sobre la conexión entre el acoso y los trastornos de la conducta alimentaria. Las burlas por el peso y el acoso se han identificado como experiencias comunes en los jóvenes, en especial para aquellos que tienen sobrepeso. Los niños que sufren de acoso por su peso tienen mayor probabilidad de desarrollar trastornos de la conducta alimentaria. Ayuda a concientizar sobre el "bullying" por el peso. Conoce los signos que debes buscar en un niño o persona joven que pueda tener un trastorno de la conducta alimentaria y lo que se puede hacer para ayudar a los adolescentes que sufren acoso y que están en riesgo de desarrollar un trastorno alimentario.

¿Qué es un trastorno de la conducta alimentaria?

Niña siendo acosada por compañeras

Los trastornos de la conducta alimentaria son trastornos mentales complejos que hacen que una persona tenga un miedo excesivo y ansiedad por comer, la imagen corporal y el aumento de peso, lo cual desencadena en comportamientos poco saludables.

Tres de los trastornos de la conducta alimentaria que se diagnostican con mayor frecuencia incluyen el trastorno por atracón, la bulimia nerviosa y la anorexia nerviosa.

  • Trastorno por atracón: una persona con trastorno por atracón comerá demasiado y sentirá que no tiene control sobre la cantidad que come. Lo que se debe buscar: comidas en secreto, consumo de mucha cantidad de comida rápidamente y sentimientos de tristeza o culpa por comer.
  • Bulimia nerviosa: una persona con bulimia comerá en exceso y luego se provocará el vómito o hará algo más para compensar lo que comió, como no comer o hacer muchos ejercicios, para no aumentar de peso por comer demasiado. Lo que se debe buscar: envoltorios de comida escondidos, vómito, idas al baño después de comer, ejercicios en exceso y cambios de humor.
  • Anorexia nerviosa: una persona con anorexia a menudo teme que pueda pesar demasiado, a pesar de su bajo peso. Este miedo la lleva a tratar de perder peso o evitar el aumento de peso al limitar los alimentos que consume. Lo que se debe buscar: pérdida de peso, hablar sobre la comida y comer todo el tiempo, no comer, y aislarse u otros cambios de estado de ánimo.

Los trastornos de la conducta alimentaria pueden ocasionar graves problemas de salud, como insuficiencia cardíaca y muerte, sin la ayuda de un equipo de atención médica capacitado. Cualquiera puede tener un trastorno de la conducta alimentaria a cualquier edad, pero los mismos son más comunes en mujeres y la mayoría comienza durante los años de la adolescencia. La recuperación de un trastorno de la conducta alimentaria puede llevar mucho tiempo, pero es posible recuperarse por completo. Las personas que fueron víctimas de burlas por su peso en la adolescencia a veces se preocupan por su peso y adoptan conductas propias de trastornos alimentarios en la adultez.

¿Cómo puedo apoyar a una persona joven que está sufriendo acoso por su peso?

Apoyar a la persona joven que está siendo acosada es clave. Escucha a la persona y déjale saber que no es su culpa y que merece sentirse bien sobre su cuerpo. Ten en cuenta que puede resultarle difícil hablar sobre las burlas por su peso, pero saber que tiene a un adulto que se preocupa puede marcar la diferencia para prevenir el desarrollo de un trastorno de la conducta alimentaria. Aquí presentamos algunos consejos adicionales:

  • Alienta a los jóvenes a comer saludablemente y permanecer activos. Obtén más ideas del President's Council on Sports, Fitness & Nutrition.
  • Sé un buen ejemplo. Evita burlarte de los jóvenes por su peso y hablar negativamente del cuerpo de otras personas, incluido el tuyo. Enfoca las conversaciones en rasgos positivos de la personalidad que enfaticen las fortalezas y talentos de los jóvenes.
  • Ayuda a los jóvenes a encontrar actividades que les gusten y ayúdalos a hacerse amigos de sus pares.
  • Pregunta a los niños y adolescentes que muestren signos y síntomas de un trastorno de la conducta alimentaria cómo se sienten y crea un espacio seguro para que hablen de sus emociones y relaciones sociales.
  • Habla con el pediatra de tu hijo u otro proveedor de atención médica si notas signos y síntomas de un trastorno de la conducta alimentaria.
  • Únete a la conversación en línea durante la Semana de Concientización sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria y comparte recursos sobre la imagen corporal y los trastornos de la conducta alimentaria con tus contactos de las redes sociales y las personas que te importan.

Obtén más consejos sobre el apoyo a niños que sufren acoso en www.stopbullying.gov. La línea de ayuda de la National Eating Disorders Association está disponible de lunes a jueves de 9 a.m. a 9 p.m. ET y viernes de 9 a.m. a 5 p.m. ET. Comunícate con la línea de ayuda para obtener apoyo, recursos y opciones de tratamiento para ti misma o para un ser querido. Puedes comunicarte con la línea de ayuda llamando al 800-931-2237.

Las afirmaciones y las opiniones que aparecen en esta publicación pertenecen a su autor y no necesariamente representan las opiniones de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.