Fibromialgia

La fibriomialgia, o síndrome de fibromialgia, es una afección que provoca malestar y dolor en todo el cuerpo. Las personas con fibromialgia suelen experimentar otros síntomas, como cansancio extremo o problemas para dormir, cambios de humor o problemas de memoria. La fibromialgia afecta más a las mujeres que a los hombres. El dolor, el cansancio extremo y la falta de sueño que causa la fibromialgia puede afectar tu habilidad para trabajar o realizar las actividades diarias. El tratamiento puede ayudar a aliviar el dolor y prevenir el recrudecimiento de los síntomas.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia también se denomina síndrome de fibromialgia. Un síndrome es un conjunto de síntomas que ocurren al mismo tiempo. Las personas con fibromialgia experimentan malestar y dolor en todo el cuerpo, fatiga (cansancio extremo que no mejora con el sueño o el descanso) y problemas para dormir.

La fibromialgia puede deberse a un problema en el cerebro con los nervios y las señales de dolor. En otras palabras, en las personas con fibromialgia, el cerebro malinterpreta el dolor diario y otras experiencias sensoriales, y la persona resulta más sensible a la presión, la temperatura (frío o calor), las luces brillantes y el ruido, en comparación con las personas que no padecen fibromialgia.

La fibromialgia se ha comparado con la artritis. Al igual que la artritis, la fibromialgia provoca dolor y fatiga. Pero, a diferencia de la artritis, la fibromialgia no provoca enrojecimiento e hinchazón, ni tampoco daña las articulaciones.

¿Quién puede padecer fibromialgia?

La fibromialgia afecta a hasta 4 millones de estadounidenses mayores de 18 años.1 El promedio de edad en que se diagnostica la fibromialgia es de los 35 a los 45 años, pero la mayoría de las personas han tenido síntomas, inclusive dolor crónico, que comenzaron mucho antes.

La fibromialgia es más común en mujeres que en hombres.1,2

¿Algunas mujeres tienen más riesgo de padecer fibromialgia?

Es posible. La fibromialgia es más común en las personas que:1

  • Tienen obesidad
  • Fumas
  • Tienen otra condición reumática (relacionada con las articulaciones), como artritis reumatoide o lupus
  • Tienen un familiar cercano que padece fibromialgia. Los investigadores creen que un gen o varios pueden causar dolor cuando normalmente no habría dolor.
  • Tienen o han tenido un trauma cerebral o en la médula espinal. El trauma físico puede deberse a una lesión o lesiones repetidas, una enfermedad o a un accidente. El estrés emocional o un trauma, tal y como un trastorno por estrés postraumático, también puede generar fibromialgia.

¿Cuáles son los síntomas de la fibromialgia?

El dolor crónico (a largo plazo) y generalizado es el síntoma más común de la fibromialgia. Puedes sentir dolor en todo el cuerpo. O, es posible que lo sientas más en los músculos que más usas, como la espalda o las piernas. El dolor puede sentirse como un malestar muscular profundo, o puede latir o quemar. El dolor también puede empeorar por la mañana.

Otros síntomas de fibromialgia incluyen:3,4,5

  • Cansancio extremo, llamado fatiga, que no mejora con el sueño o el descanso
  • Problemas cognitivos y de memoria (a veces llamados "niebla mental")3
  • Problemas para dormir6
  • Problemas de humor
  • Fatiga mañanera
  • Fatiga muscular, provocando espasmos o calambres
  • Dolores de cabeza
  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Períodos menstruales dolorosos
  • Entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies
  • Síndrome de las piernas inquietas
  • Sensibilidad a la temperatura
  • Sensibilidad a ruidos fuertes o luces brillantes
  • Depresión o ansiedad7

Las mujeres son fibromialgia suelen sufrir más fatiga mañanera, dolor en todo el cuerpo y síntomas de SII que los hombres con fibromialgia.8

¿Qué provoca el recrudecimiento de los síntomas de fibromialgia?

Los síntomas de la fibromialgia pueden ocurrir sin advertencia. Pero ciertos eventos pueden desencadenar los síntomas, tales como:

  • Cambios hormonales durante el ciclo menstrual o el embarazo. Es posible que tengas problemas para dormir, más dolor generalizado o dolores de cabeza antes de tu período, cuando disminuyen tus niveles hormonales. Es posible que tu período sea más doloroso.9
  • Estrés. El estrés crónico (a largo plazo) puede aumentar el riesgo de padecer fibromialgia.7 Además, el estrés a corto plazo, como el estrés laboral, o los eventos estresantes, como el fallecimiento de un ser querido, puede desencadenar los síntomas en las personas con fibromialgia.
  • Cambio climáticos. Algunas mujeres manifiestan sentir dolor con los cambios en la presión barométrica (como cuando la temperatura pasa de calor a frío) o en los días cálidos y húmedos.

¿Cuáles son las causas de la fibromialgia?

Los investigadores no saben con certeza qué es lo que causa la fibromialgia. La genética desempeña un papel importante.

Además, los estudios demuestran que los cerebros de las personas con fibromialgia no pueden procesar el dolor de la misma manera que las personas sin fibromialgia. Los niveles bajos de ciertos neurotransmisores cerebrales, como la serotonina y la norepinefrina, pueden provocar que seas más sensible al dolor y que tengas reacciones más severas a éste. Los estudios por imágenes del cerebro demuestran que las personas con fibromialgia sienten dolor cuando las personas sin fibromialgia no lo hacen.10 Algunos medicamentos prescritos para tratar la fibromialgia intentan equilibrar los niveles de dichos neurotransmisores.

¿Cómo se diagnostica la fibromialgia?

Tu médico o enfermero hará preguntas sobre tus síntomas y antecedentes médicos. No hay una prueba de laboratorio para detectar la fibromialgia. En su lugar, el médico hará un diagnóstico basado en dos criterios:

  1. Has experimentado dolor generalizado (en muchas partes del cuerpo) por más de tres meses.
  2. Tienes otros síntomas, como fatiga, problemas de sueño o de memoria.

Es posible que debas consultar con varios médicos antes de recibir un diagnóstico. Un motivo puede ser que el dolor y la fatiga, los principales síntomas de la fibromialgia, también son síntomas de muchas otras afecciones, tales como encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica, artritis reumatoide y lupus. Los médicos intentan descubrir si la fibromialgia u otro problema de salud provoca tus síntomas.

¿Cómo se trata la fibromialgia?

El tratamiento de la fibromialgia puede incluir:

  • Medicamentos que tratan el dolor. La Administración de Alimentos y Medicamentos ha aprobado tres medicamentos para tratar la fibromialgia: pregabalina, duloxetina y milnaciprán. Además, tu médico puede sugerir analgésicos o antidepresivos para tratar ciertos síntomas o prevenir recrudecimientos.
  • Terapia conversacional. Las sesiones de terapia con un terapeuta capacitado pueden enseñarte diferentes habilidades y técnicas que puedes usar para controlar mejor el dolor. Este tipo de terapia puede ser individual o grupal con el terapeuta. Vivir con una afección crónica como la fibromialgia puede ser difícil. Los grupos de apoyo también pueden ofrecerte apoyo emocional y ayudarte a lidiar con el problema.

Tu médico o enfermero pueden sugerirte tomar medidas en el hogar para aliviar los síntomas.

¿Qué medidas puedo tomar en casa para aliviar los síntomas de fibromialgia?

Puedes tomar las siguientes medidas en el hogar para aliviar tus síntomas:

  • Dormir bien. La mayoría de los adultos pueden intentar conseguir de seis a ocho horas de sueño por noche. Pero la fibromialgia puede impedir que te duermas o permanezcas dormida. Habla con tu médico sobre cualquier problema de sueño que tengas y maneras de prevenirlos. Tu médico puede recomendar:
    • Ir a la cama y levantarse a la misma hora todos los días
    • Evitar la cafeína, el alcohol o las comidas picantes antes de acostarte
    • No dormir siestas durante el día
    • Hacer actividades relajantes, como escuchar música tranquila o darte un baño caliente, que preparan tu cuerpo para dormir.
  • Reducir el estrés. El estrés puede desencadenar los síntomas de la fibromialgia. Estrategias como la meditación, los masajes y la terapia conversacional pueden ser de gran ayuda. Obtén consejos para aliviar el estrés.
  • Hacer actividad física regularmente. El dolor y la fatiga pueden hacer que el ejercicio y las actividades diarias sean más difíciles. Pero los estudios demuestran que, para muchas mujeres con fibromialgia, la actividad física regular puede disminuir el dolor.11 Cualquier actividad, incluso caminar por la casa o el vecindario, puede aliviar los síntomas. Empieza de a poco y aumenta lentamente la cantidad de actividad que realizas.
  • Probar terapias alternativas o complementarias. Algunas mujeres dicen que sus síntomas mejoraron al probar terapias alternativas o complementarias, tales como:
    • Fisioterapia
    • Masajes
    • Terapia de liberación miofascial
    • Acupuntura
    • Ejercicios de relajación
    • Tai chi
    • Yoga

La fibromialgia, ¿mejora con el tiempo?

Es posible. La fibromialgia es una enfermedad crónica que suele ser una afección de por vida. Sin embargo, la fibromialgia no es progresiva, lo que significa que no empeorará con el tiempo. No provoca daño en las articulaciones, músculos u órganos.

Tomar medidas para tratar la fibromialgia puede ayudar a aliviar los síntomas.

¿De qué modo la fibromialgia afecta el embarazo?

Muchas mujeres con fibromialgia no tienen problemas para quedar embarazadas y algunas manifiestan que sus síntomas mejoran durante el embarazo.

Pero, para algunas mujeres, la fibromialgia puede causar problemas durante el embarazo. Tus síntomas pueden recrudecer o empeorar, especialmente en los primeros meses del embarazo. Además, algunos problemas comunes del embarazo, como la fatiga, el estrés y las alteraciones del humor a causa de los cambios hormonales, pueden empeorar para las mujeres con fibromialgia.

Habla con tu médico sobre los medicamentos que tomes para tratar la fibromialgia, dado que pueden generar otras afecciones de salud a ti o a tu bebé por nacer.

¿Cuál es la diferencia entre la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica?

La enfecalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica (EM/CFS) y la fibromialgia son similares de muchas maneras. Una persona puede padecer fibromialgia y EM/CFS. Tanto la EM/CFS como la fibromialgia tienen el dolor y la fatiga como síntomas.

Pero el síntoma principal de la fibromialgia es el dolor, mientras que el síntoma principal de la EM/CFS es el cansancio extremo que no mejora con el sueño o el descanso, también denominado fatiga.

¿Podré ser capaz de trabajar aún si padezco fibromialgia?

Generalmente. La mayoría de las personas con fibromialgia siguen trabajando, pero es posible que debas realizar cambios para hacerlo. Puedes acortar la cantidad de horas que trabajas, cambiar a un trabajo menos demandante o adaptarte a tu trabajo actual. Si enfrentas desafíos en el trabajo, un terapeuta ocupacional puede ayudarte a diseñar un área de trabajo más cómoda o a encontrar formas más eficientes y menos dolorosas de realizar tu trabajo. Existen varias leyes federales que protegen tus derechos.

Sin embargo, si no puedes trabajar por la fibromialgia, puedes calificar para recibir los beneficios por discapacidad a través de tu empleador o de la Administración del Seguro Social.

¿Respondimos tus preguntas sobre la fibromialgia?

Para obtener más información acerca de la fibromialgia, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Walitt, B., Nahin, R.L., Katz, R.S., Bergman, M.J., Wolfe, F. (2015). La prevalencia y características de la fibromialgia en la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud 2012 (versión en inglés). PLoS One; 10(9): e0138024.
  2. Lawrence, R.C., Felson, T., Helmick, C.G., et al. (2008). Estimaciones de la prevalencia de artritis y otras afecciones reumáticas en los Estados Unidos (versión en inglés). Arthritis Rheum. 2008;58(1):26-35. 
  3. Wolfe, F., Clauw, D.J., Fitzcharles, M.A., et al. (2010). Criterios de diagnóstico preliminares para la fibromialgia y la medición de la gravedad de los síntomas por parte del Colegio Estadounidense de Reumatología (versión en inglés). Arthritis Care Res (Hoboken);62(5):600-610. 
  4. Bennett, R.M. (2009). Manifestaciones clínicas y diagnóstico de la fibromialgia (versión en inglés). Rheum Dis Clin North Am;35(2):215-232.
  5. Smith, H.S., Harris, R., Clauw, D. (2011). Fibromialgia: un trastorno de procesamiento aferente que genera un síndrome complejo de dolor generalizado (versión en inglés). Pain Physician;14(2):E217-E245.
  6. Moldofsky, H. (2009). La importancia de las deficiencias del cerebro sonámbulo en la patogénesis y el tratamiento del trastorno de fibromialgia. Rheum Dis Clin North Am. 2009;35(2):275-283. 
  7. Hawkins, R.A. (2013). Fibromialgia: actualización clínica (versión en inglés). The Journal of the American Osteopathic Association; 113:680-689.
  8. Yunus, M.B. (2002). Diferencias de género en la fibromialgia y otros síndromes relacionados (versión en inglés). J Gend Specif Med; 5(2): 42-47.
  9. Alonso, C. (2004). Influencias del ciclo menstrual en el dolor y la emoción en mujeres con fibromialgia (versión en inglés). Journal of Psychosomatic Research; 57(5): 451-458.
  10. Clauw, D.J., Arnold, L.M., McCarberg, B.H. (2011). La ciencia de la fibromialgia (versión en inglés). Mayo Clinic Proceedings; 86(9): 907-911. 
  11. Busch, A.J., Webber, S.C., Richards, R.S., Bidonde, J., Schachter, C.L., Danyliw, A., et al. (2013). Entrenamiento de resistencia para la fibromialgia (versión en inglés). Cochrane Database Syst Rev; 12: CD010884.

Recursos sobre la fibromialgia