El estrés y tu salud

El estrés en un sentimiento que surge cuando te enfrentas a un desafío. Sentirse estresada durante mucho tiempo puede tener un impacto negativo en la salud mental y física. Si bien puede parecer difícil encontrar maneras de desestresarse con todas las cosas que tienes pendientes, es importante buscar la forma. Tu salud depende de ello.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es el estrés?

El estrés en un sentimiento que surge cuando te enfrentas a un desafío. En pequeñas dosis, el estrés puede ser algo bueno porque te pone en alerta y te da un impulso de energía. Por ejemplo, si empiezas a cruzar la calle y ves que un auto está a punto de atropellarte, esa sacudida que sientes te ayuda a salir del camino antes de que te golpeen. Pero sentir estrés durante mucho tiempo puede tener un impacto negativo sobre tu salud mental y física. Si bien puede parecer difícil encontrar maneras de desestresarse con todas las cosas que tienes pendientes, es importante buscar la forma. Tu salud depende de ello.

¿Cuáles son las causas más comunes del estrés?

El estrés se produce cuando las personas sienten que no tienen todas las herramientas necesarias para manejar lo que les pasa en la vida. El estrés se puede producir a corto o a largo plazo. Perder el autobús o discutir con tu cónyuge o tu pareja puede causar estrés a corto plazo. Los problemas económicos o en el trabajo pueden provocar estrés a largo plazo. Incluso los acontecimientos felices, como tener un bebé o casarse, pueden causar estrés. Algunos de los acontecimientos de vida que más estrés pueden causar son:

  • Muerte del cónyuge
  • Muerte de un miembro cercano de la familia
  • Divorcio
  • Perder el trabajo
  • Enfermedad o lesión personal grave
  • Separación matrimonial
  • Matrimonio
  • Embarazo
  • Jubilación
  • Pasar un tiempo en la cárcel

¿Cuáles son los signos comunes del estrés?

No todas las personas tienen la misma respuesta ante el estrés. Quizás tus síntomas sean diferentes a los de otra persona. Estos son algunos de los signos que debes buscar:

  • No comer o comer en exceso
  • Sentir que no tienes el control
  • Necesidad de tener demasiado control
  • Olvidos
  • Dolores de cabeza
  • Falta de energía
  • Falta de enfoque
  • Problemas para concretar tareas
  • Poca autoestima
  • Poca paciencia
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Molestia estomacal
  • Dolor de espalda
  • Malestares y dolores generales

Estos síntomas también pueden ser signos de depresión o ansiedad, que pueden ser causadas por el estrés a largo plazo.

Las mujeres, ¿tienen una reacción diferente ante el estrés que los hombres?

En una encuesta reciente se descubrió que las mujeres eran más propensas a experimentar los síntomas físicos del estrés que los hombres. Pero no existe evidencia suficiente como para afirmar que esto se aplica a todas las mujeres. Lo que sí sabemos es que las mujeres a menudo manejan el estrés de diferentes maneras que los hombres. Las mujeres "se ocupan y protegen", atienden a quienes las rodean, pero también recurren a la ayuda de familiares y amigos. Los hombres, por su parte, suelen responder afrontando el problema o huyendo. Lidian con lo que les pasa "escapando" mediante una actividad relajante u otra distracción.

¿Puede el estrés afectar mi salud?

Ante esta situación, el cuerpo responde liberando las hormonas del estrés. Estas hormonas provocan hipertensión, aumento del ritmo cardíaco y de los niveles de azúcar en sangre. El estrés a largo plazo puede causar distintos problemas de salud, entre los que se incluyen:

  • Trastornos de salud mental, como depresión y ansiedad
  • Obesidad
  • Enfermedad cardíaca
  • Hipertensión
  • Ritmo cardíaco anormal
  • Problemas menstruales
  • Acné y otros problemas de la piel

El estrés, ¿provoca úlceras?

No, el estrés no provoca úlceras, pero sí puede empeorarlas. La mayoría de las úlceras son causadas por un germen llamado Helicobacter pylori. Algunos investigadores piensan que las personas podrían contraerlo de los alimentos o el agua. La mayoría de las úlceras se puede curar tomando una combinación de antibióticos y otros medicamentos.

¿Qué es el trastorno por estrés postraumático (PTSD)?

El trastorno por estrés postraumático (PTSD) es un tipo de trastorno de ansiedad que puede ocurrir después de haber presenciado o atravesado un acontecimiento peligroso. También puede ocurrir después de un evento traumático repentino. Esto puede incluir:

  • Ser víctima o testigo de violencia
  • Ser víctima de agresión o abuso sexual o físico
  • Fallecimiento o enfermedad grave de un ser querido
  • Combatir en la guerra
  • Un accidente grave en automóvil o avión
  • Huracanes, tornados e incendios

Puedes comenzar a presentar síntomas de PTSD justo después del acontecimiento. En otros casos, los síntomas se pueden desarrollar meses o incluso años después. Los síntomas pueden incluir:

  • Pesadillas
  • Secuencias retrospectivas o sentir que el evento está sucediendo nuevamente
  • Evitar los lugares y las cosas que te recuerden lo sucedido
  • Estar irritable, enojada o asustadiza
  • Sentir culpa, depresión o preocupación en exceso
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Sentirse "paralizada"
  • Tener problemas para recordar el evento

Las mujeres son entre 2 y 3 veces más propensas a desarrollar PTSD que los hombres. Además, es más probable que las personas con estrés constante en sus vidas desarrollen PTSD después de un acontecimiento peligroso.

¿Cómo puedo ayudar a manejar mi estrés?

Todos lidiamos con el estrés. Hay algunos pasos que puedes seguir para manejar el estrés de manera positiva y evitar que te haga enfermar. Intenta seguir estos consejos para controlar el estrés:

Desarrolla una nueva actitud

  • Aprende a resolver problemas. Haz una lista de las cosas que te causan estrés. De la lista, averigua qué problemas puedes resolver ahora y cuáles están fuera de tu control por el momento. De aquellos problemas que puedes resolver ahora, empieza por los más pequeños. Aprende cómo puedes hacer para tomar un problema con calma, pensar en las posibles soluciones y poner manos a la obra para resolverlo. Poder resolver problemas pequeños te dará la confianza necesaria para lidiar con los grandes. Además, sentir la confianza de que puedes resolver los problemas ayudará a que te sientas menos estresada.
  • Sé flexible. A veces, no vale la pena discutir para estresarse. A veces tendrás que ceder o llegar a un acuerdo.
  • Organízate. Planea con anticipación cómo pasarás tu tiempo. Escribe una lista de tareas. Decide qué es lo más importante que debes hacer y concreta primero esas tareas.
  • Establece límites. Cuando se trata del trabajo y la familia, determina qué es lo que realmente puedes hacer. El día tiene determinada cantidad de horas. Establece límites para ti y para los otros. No tengas miedo de decir que NO a algunas peticiones en favor de tu tiempo y tu energía.

Relájate

  • Respira profundo. Si te sientes estresada, respirar profundo te ayuda a relajar tus músculos.
  • Estírate. Al estirarte podrás relajar los músculos y sentirte menos tensa.
  • Masajea los músculos tensos. Pedirle a alguien que te masajee los músculos de la nuca y la parte superior de la espalda puede ayudarte a que te sientas menos tensa.
  • Tómate el tiempo de hacer algo que quieres hacer. Todos tenemos muchas cosas que hacer. Sin embargo, no solemos tomarnos el tiempo para hacer las cosas que realmente nos gustan. Podría ser escuchar música, leer un buen libro o ir al cine. Piensa en esto como si fuese una orden de tu médico, ¡y no te sentirás culpable!

Cuida tu cuerpo

  • Duerme lo suficiente. Dormir lo suficiente puede ayudar a recuperarte del estrés del día. Además, descansar bien te permite pensar mejor y estar preparada para manejar los problemas a medida que surjan. La mayoría de los adultos necesita entre 7 y 9 horas de sueño por noche para sentirse descansados.
  • Come sano. Trata de alimentarte con frutas, vegetales, frijoles y granos integrales. No te engañes con el impulso que puedes obtener de la cafeína o de los refrigerios con alto contenido de azúcar. La energía desaparecerá y podrías terminar sintiéndote más cansada que antes.
  • Muévete. Realizar actividad física puede ayudarte a relajar los músculos tensos y a mejorar tu humor. Según revelan algunos estudios, la actividad física puede ayudar a aliviar los síntomas de la depresión y la ansiedad.
  • No manejes el estrés de formas poco saludables. Esto incluye beber alcohol o comer en exceso, consumir drogas o fumar.

Ponte en contacto con otras personas

  • Comparte tu estrés. A veces, hablar de tus problemas con amigos o familiares puede ayudar a que te sientas mejor. También pueden ayudarte a ver tus problemas de otra manera y sugerir soluciones que no se te habían ocurrido antes.
  • Busca ayuda profesional si la necesitas. Si sientes que ya no aguantas más, habla con tu médico. Quizás te sugieran que hagas terapia para que aprendas mejores formas de lidiar con el estrés. También es probable que tu médico te recete medicamentos, como antidepresivos o medicamentos para dormir.
  • Ayuda a otras personas. Realizar tareas como voluntaria en tu comunidad puede ayudarte a hacer nuevas amistades y sentirte mejor contigo misma.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre el estrés y tu salud?

Para obtener más información sobre el estrés y tu salud, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones: