Abuso, trauma y salud mental

El abuso, ya sea físico, emocional, verbal o sexual, puede tener efectos a largo plazo en tu salud mental. El trauma puede afectar a la manera en que te sientes sobre ti misma y cómo te relacionas con otros. Las mujeres que han pasado por el abuso u otro trauma tienen mayor riesgo de desarrollar una afección de salud mental, como depresión, ansiedad o trastorno por estrés postraumático (TEPT). El trauma y el abuso nunca son tu culpa. Puedes obtener ayuda para sanar las heridas físicas, mentales y emocionales del trauma y el abuso.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Cómo se relacionan el abuso y el trauma con la salud mental?

El trauma puede ocurrir después de que experimentas uno o varios eventos que te lastiman física o emocionalmente. El trauma puede tener efectos duraderos en tu salud mental, física y emocional.1 Experimentar un abuso u otro trauma pone a las personas en riesgo de desarrollar afecciones de salud mental, tales como:

El abuso puede haber ocurrido en la infancia o en la adultez. Puede ser emocional, verbal, físico o sexual. El trauma puede incluir situaciones o eventos peligrosos, amenazantes o extremadamente estresantes, tales como abuso sexual, guerra, un accidente o desastre natural, una muerte violenta o repentina de un ser querido, o bien un problema grave de salud física.

Los efectos a largo plazo del abuso o trauma pueden ser:2

  • Ansiedad, estrés o miedo agudos
  • Abuso del alcohol o de las drogas
  • Depresión
  • Trastornos de la conducta alimentaria
  • Autoflagelación
  • Suicidio

Conoce más sobre el abuso y trauma y sus efectos en la salud en nuestra sección Relaciones y seguridad.

¿Cómo puede afectar el ejército a mi salud mental?

Si estuviste o estás en el ejército, es posible que hayas experimentado o sido testigo de un evento potencialmente mortal. Es posible que hayas estado en misiones que te expusieron a experiencias traumáticas relacionadas con el combate, tales como incendios, dispositivos explosivos o cadáveres. Otras experiencias militares, como el trauma sexual militar, también pueden afectar a la salud mental.

Aproximadamente 1 de cada 4 veteranos de las guerras de Irak y Afganistán recibieron el diagnóstico para afecciones de salud mentales, tales como trastorno por estrés postraumático (TEPT), depresión y ansiedad3 Si no reciben tratamiento, los problemas de salud mental pueden generar problemas a largo plazo para ti, tu familia y tu comunidad. Acude a alguien en busca de ayuda si estás experimentado los signos de una afección de salud mental.

¿Qué es el trauma sexual militar?

El trauma sexual militar (MST, por sus siglas en inglés) es un término utilizado por el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, siglas en inglés) para describir el abuso sexual o el acoso sexual repetido y amenazador que ocurre mientras la víctima se encuentra en el ejército.4 El MST puede ocurrirle a hombres y mujeres, pero las mujeres miembros del servicio tienen mayor riesgo de sufrirlo. El MST también puede generar depresión, trastorno por estrés postraumático (TEPT) y abuso de sustancias. Los estudios demuestran que 1 de cada 4 o 5 mujeres militares experimentan MST.4,5

El MST puede ocurrir en tiempos de guerra, paz o entrenamiento. Puede ocurrir entre personas del mismo sexo o de diferentes sexos. Si has experimentado MST, posiblemente sientas temor, remordimiento, ira, vergüenza o culpa. Es posible que tengas problemas para confiar en las personas. Incluso puedes llegar a experimentar síntomas físicos tales como dolores de cabeza, diarrea, fatiga crónica o problemas ginecológicos.

Mientras estás en servicio activo, puede ser difícil denunciar o hablar sobre el MST. El Departamento de Defensa (DoD, por sus siglas en inglés) cuenta con dos formas (archivo en PDF, 329 KB) de denunciar el abuso si estás en servicio activo:

  • El informe restringido te permite denunciar confidencialmente el abuso y obtener tratamiento médico y asesoramiento, pero no habrá una investigación real. Esto tiene como fin facilitar la denuncia de abuso y darte más tiempo para sanar física y mentalmente. Luego, puedes decidir si quieres iniciar una investigación criminal en el ejército.
  • El informe no restringido significa que recibirás tratamiento médico y asesoramiento, pero el abuso será informado a través de tu cadena de comando. Desencadenará una investigación.

Si fuiste víctima de abuso o no sabes qué hacer, puedes llamar a la línea confidencial que trabaja específicamente con la comunidad del DoD: Safe Helpline Llama al 877-995-5247 o visita safehelpline.org.

Si has experimentado MST, también puedes comunicarte con el centro VA más cercano para hablar con el coordinador de MST. Los centros VA cuentan con proveedores de atención médica capacitados para tratar los efectos del MST. Muchos se han especializado en servicios ambulatorios de salud mental centrados en traumas sexuales.

También puedes recibir una compensación del ejército para ayudar con el tratamiento (archivo en PDF, 168 KB).

¿Cómo sé si mi salud mental se ve afectada por un abuso o trauma pasado?

Puede ser difícil saber si, o en qué medida, tu salud mental se ve afectada por un abuso o trauma pasado A veces, los síntomas de trauma o abuso no comienzan a afectar tu vida hasta después de muchos meses o años de ocurrido el evento. Si tienes alguno de los siguientes síntomas, habla con tu médico o enfermera o busca ayuda:

  • Ansiedad
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Ira
  • Depresión
  • Cambios de humor o apetito
  • Abuso de drogas o alcohol

¿Qué debería hacer si fui abusada o traumatizada?

Cuanto antes recibas ayuda profesional para el abuso o trauma, más pronto comenzarás a sentirte mejor. Si fuiste herida físicamente, visita un hospital o médico de inmediato. También puedes llamar a la policía. El médico o la policía puede ayudarte a documentar lo que te ha ocurrido. Esta documentación podría ser importante si decides presentar cargos contra alguien que te ha atacado.

Si estás experimentando cambios en la forma en que piensas, te sientes o te comportas que están interfiriendo con tu capacidad de trabajar o vivir tu vida normalmente, busca ayuda de un profesional de salud mental. Encuentra un profesional de salud mental cerca de ti. Un profesional de salud mental puede ayudarte a entender los síntomas que puedas tener y que estén relacionados con tu abuso o trauma. El profesional puede ayudarte a encontrar los mejores tipos de tratamiento para ayudarte a controlar los síntomas del abuso o trauma.

Si estás en peligro inmediato, llama al 911.

También puedes llamar a las líneas de ayuda para hablar sobre lo que ocurrió o recibir una guía sobre qué hacer:

El abuso o trauma que has sufrido no es tu culpa. Puedes mejorar con el tratamiento.

¿Cómo se tratan el abuso y el trauma?

Por lo general, los síntomas provocados por el trauma o abuso pueden tratarse con distintos tipos de terapia conversacional, medicamentos o ambos. La terapia con un consejero profesional puede ayudarte a entender tus sentimientos y aprender maneras saludables de lidiar con ellos. Los medicamentos pueden ser antidepresivos o ansiolíticos.

En la actualidad, las terapias complementarias de cuerpo y mente, como la conciencia plena y el yoga, se pueden ofrecer en conjunto con los tratamientos tradicionales como los medicamentos y la terapia.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre el abuso, el trauma y la salud mental?

Para obtener más información acerca del abuso, el trauma y la salud mental, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos y organizaciones:

Fuentes

  1. Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA, por sus siglas en inglés).(2014). Concepto de trauma del SAMHSA y guía para un enfoque para casos traumáticos (versión en inglés). Publicación de HHS N.° SMA 14-4884. Rockville, MD: SAMHSA.
  2. Krug, E.G., Dahlberg, L.L., Mercy, J.A., Zwi, A.B., Lozano, R. (2002). Informe mundial sobre la violencia y la salud (versión en inglés) (archivo en PDF, 1.8 MB). Geneva: Organización Mundial de la Salud.
  3. Seal, K.H., Bertenthal, D., Miner, C.R., Sen, S., Marmar, C. (2007). Traer la guerra de regreso a casa: trastornos de salud mental entre 103 788 veteranos de EE. UU. que regresan de Irak y Afganistán vistos en los centros del Departamento de Asuntos de los Veteranos (versión en inglés). Archives of Internal Medicine; 167(5): 476–482.
  4. Departamento de Asuntos de los Veteranos de EE. UU. (2015). Trauma sexual militar (versión en inglés).
  5. Barlas, F.M., Higgins, W.B., Pflieger, J.C. (2013). Encuesta de conductas relacionadas con la salud 2011 del Departamento de Defensa a miembros del ejército en servicio activo (versión en inglés) (archivo en PDF, 3.7 MB). Fairfax, VA: Departamento de Defensa.