Abuso sexual

El abuso sexual es un tipo de actividad o contacto sexual en el que no das tu consentimiento. Un atacante puede usar la fuerza física o amenazas, o darle drogas o alcohol a su víctima para abusarla sexualmente. El abuso sexual incluye violación y coerción sexual. En los Estados Unidos, una de cada tres mujeres sufrió algún tipo de violencia sexual.1 Si sufriste un ataque sexual, no es tu culpa, no importa en qué circunstancias haya ocurrido.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es el abuso sexual?

Se considera abuso sexual a cualquier tipo de actividad o contacto sexual, incluida la violación, que se produce sin tu consentimiento. El abuso sexual puede incluir actividades sin contacto, como el exhibicionismo (cuando alguien te muestra sus partes íntimas) o forzarte a mirar imágenes con contenido sexual.2

Quizás escuches que al abuso sexual también lo llaman violencia o ataque sexual. Las definiciones legales de abuso sexual y otros delitos de violencia sexual pueden tener pequeñas variaciones según el estado. Si te atacan, nunca es tu culpa.

¿Qué incluye el abuso sexual?

El abuso sexual puede incluir:3

  • Cualquier tipo de contacto sexual con una persona que no puede dar su consentimiento, como una persona menor de edad (según la legislación estatal), que tenga una discapacidad intelectual o que esté desmayada (por ejemplo a causa del consumo de drogas o alcohol) o que no esté en condiciones de responder (por ejemplo porque está dormida).
  • Cualquier tipo de contacto sexual con una persona que no da su consentimiento
  • Violación
  • Intento de violación
  • Coerción sexual
  • Contacto sexual con un niño
  • Caricias o contacto no deseados por encima o debajo de la ropa

El abuso sexual también puede ser verbal, visual o sin contacto. Es cualquier situación en la que se fuerza a una persona a participar en una actividad sexual o en la que se expone visualmente a una persona a contenido sexual. Otros ejemplos pueden incluir:4

  • Voyerismo, o mirar a hurtadillas (cuando alguien mira actos sexuales privados sin el consentimiento de los involucrados)
  • Exhibicionismo (cuando alguien se expone en público)
  • Acoso sexual o amenazas
  • Forzar a alguien a posar para fotos sexuales
  • Enviar a una persona mensajes o mensajes con contenido sexual (con fotos o textos) no deseados

¿Qué significa "consentimiento"?

Consentimiento se refiere a un "si" claro para realizar una actividad sexual. Decir "no" no significa que no diste tu consentimiento. El contacto sexual sin consentimiento es abuso sexual o violación.

Dar tu consentimiento significa:

  • Sabes y comprendes lo que está ocurriendo (no estás inconsciente, desmayada, dormida, no eres menor de edad ni tienes una discapacidad intelectual).
  • Que sabes lo que quieres hacer.
  • Estás en condiciones de decir qué es lo que quieres o no quieres hacer.
  • Entiendes que estás dando tu consentimiento (y tu capacidad no está afectada por el consumo de drogas o alcohol).

A veces tu consentimiento para tener contacto o actividad sexual no puede considerarse legal. Por ejemplo estos casos:

  • Eres amenazada, forzada, obligada o manipulada para dar tu consentimiento
  • No tienes la capacidad física para hacerlo (estás borracha, drogada, inconsciente o dormida)
  • No tienes la capacidad mental para hacerlo (debido a una enfermedad o discapacidad)
  • No tienes edad suficiente para dar consentimiento legal. Esta edad varía según cada estado

Recuerda:

  • El consentimiento es un proceso continuo, no una pregunta de una sola vez. Si aceptas tener relaciones sexuales, puedes cambiar de opinión y decidir detenerte en cualquier momento, aun después de haber comenzado.
  • Haber dado tu consentimiento en el pasado no significa que lo darás en el futuro. Haber dado tu consentimiento en el pasado para tener relaciones sexuales no significa que tu consentimiento anterior sea válido ahora o en el futuro.
  • Decir que "sí" a una actividad sexual no significa consentir todo tipo de actividad sexual. Si aceptas participar de una actividad sexual, es solo para los tipos de actividad sexual con los que te sientes cómoda en ese momento con esa pareja. Por ejemplo, consentir un beso no significa que das tu consentimiento para que alguien te quite la ropa.

¿Qué NO se considera consentimiento en el marco de una actividad sexual?

  • Silencio. El hecho de que alguien no diga "no" no significa que esté diciendo "sí".
  • Haber dado consentimiento anteriormente. El hecho de que alguien haya dicho "sí" en el pasado no significa que dice "sí" en la actualidad. El consentimiento debe ser parte de cada actividad sexual, siempre.
  • Estar en una relación. Haber estado casada, salido con alguien o tenido contacto sexual con alguien en el pasado no quiere decir que haya consentimiento en este momento.
  • Estar bajo los efectos del alcohol o de las drogas. Lee más sobre alcohol, drogas y abuso sexual.
  • No defenderse. No defenderse físicamente no significa que haya consentimiento.
  • Ropa sexy, bailes o coqueteos. La ropa que usa o cómo se comporta una chica no puede interpretarse como consentimiento para la actividad sexual. Únicamente un "sí" verbal significa que dice "sí" a una actividad sexual.

¿Quién comete abuso sexual?

Es más frecuente que una víctima sufra abuso sexual por parte de un conocido.1 Puede tratarse de un amigo, un allegado, un ex, un pariente, una cita o una pareja. El abuso sexual por parte de un extraño es menos frecuente.

Las mujeres y los hombres cometen abuso sexual, pero más del 90 % de las personas que cometen actos de violencia sexual contra la mujer son los hombres.1

¿Cuál es la edad promedio a la que una mujer sufre abuso sexual?

Cuatro de cada cinco mujeres violadas, sufren la violación antes de los 25 años de edad. Alrededor del 40 % de las mujeres que fueron violadas, lo que significa dos de cada cinco, fueron abusadas antes de cumplir los 18 años.1

¿Puedo sufrir abuso sexual por parte de mi pareja o cónyuge?

Sí, el abuso sexual es cualquier actividad sexual no consentida, sin importar con quién sea.

El abuso sexual de una pareja sexual es frecuente. Casi la mitad de las víctimas de violación de sexo femenino fueron violadas por una pareja actual o pasada.1

¿Qué hago si fui víctima de abuso sexual?

Si estás en peligro o necesitas atención médica, llama al 911. Si puedes, aléjate de la persona que abusó de ti y ve a un lugar seguro lo más rápido posible. Puedes llamar a la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual al 800-656-HOPE (4673) para ponerte en contacto con un proveedor de servicios para víctimas de abuso sexual de tu área, que podrá darte información sobre los recursos locales.

¿Qué hago si me violaron?

  • Ve a un lugar seguro. Si puedes, llama al 911. Lo más importante después de haber sufrido una violación es tu seguridad.
  • No laves ni limpies tu cuerpo. Si te duchas, bañas o lavas después de un ataque, podrías eliminar evidencia importante. No cepilles, peines ni limpies ninguna parte de tu cuerpo. Esto incluye tus dientes. No te cambies de ropa, si es posible. No toques ni cambies nada en el lugar donde ocurrió el abuso. De esta manera, la policía local tendrá evidencia física de la persona que te atacó.
  • Obtén atención médica. Llama al  911 o acude al hospital o a la sala de emergencias más cercana. Necesitas que te examinen y te curen las heridas. Posiblemente el médico o la enfermera te den un medicamento para prevenir el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) y anticoncepción de emergencia para evitar un embarazo.
    La Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual, cuyo número de teléfono es el 800-656-HOPE (4673), puede ayudarte a encontrar un hospital con personal capacitado para reunir evidencia de abuso sexual. Pide un examinador forense de abuso sexual (SAFE, por sus siglas en inglés) o una enfermera examinadora especialista en abuso sexual (SANE, por sus siglas en inglés). Un médico o una enfermera usará un kit para casos de violación para recolectar evidencia. Esto puede incluir fibras, cabellos, saliva, semen o ropa que haya dejado el agresor. No tienes que decidir si presentar cargos o no mientras estás en el hospital. No necesitas presentar cargos para que recojan evidencia con un kit para casos de violación.
  • Si crees que te drogaron, habla con el personal del hospital para que te hagan pruebas de detección de drogas para violación durante una cita como Rohypnol y GHB (ácido gama hidroxibutírico). El organismo elimina rápidamente las drogas para violación durante una cita, por lo que pueden no detectarse cuando te hagan las pruebas.
  • Busca ayuda. El personal del hospital puede ponerte en contacto con un centro local de atención a víctimas de violación. El personal allí puede ayudarte a tomar decisiones en cuanto a cómo denunciar el abuso sexual y obtener ayuda a través de grupos de asesoramiento y apoyo. También puedes llamar a un amigo o familiar de tu confianza para que se ponga en contacto con un centro o con la línea telefónica de ayuda a víctimas de violación por ti. Los centros y las líneas de ayuda a víctimas de abuso sexual cuentan con voluntarios capacitados y otros profesionales (como profesionales de salud mental) que pueden ayudarte a encontrar apoyo y recursos cerca de donde vives. Una de las líneas de ayuda es la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual, 800-656-HOPE (4673). Si estás en el ejército, también puedes llamar a la Department of Defense Safe Helpline (línea de ayuda segura del Departamento de Defensa) al 877-995-5247.
  • Denuncia el abuso sexual a la policía. Si quieres denunciar el ataque a la policía, los empleados del hospital pueden ayudarte a ponerte en contacto con la policía local. Si estás en peligro inmediato, llama al 911. Si quieres denunciar un abuso sexual que ocurrió en el pasado, llama al número que no es de emergencia de tu policía local o denúncialo en persona en el departamento de policía.
  • Habla con alguien acerca de denunciar el abuso a la policía. Si primero prefieres hablar con alguien acerca de denunciar el ataque, puedes llamar a la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual al 800-656-HOPE (4673). Un defensor o consejero pueden ayudarte a entender cómo denunciar el delito. Aunque estas llamadas son gratuitas, pueden aparecer en tu factura de teléfono. Si crees que la persona que abusó de ti sexualmente puede revisar tu factura telefónica, intenta llamar desde el teléfono de un amigo o un teléfono público.
  • Si la persona que te atacó fue un extraño, escribe tantos detalles como puedas recordar acerca de la persona y lo que pasó. Esto te ayudará al momento de declarar ante la policía y los proveedores de atención médica acerca del abuso sexual. Si tienen buena información podrán ayudarte mejor a encontrar a la persona que te atacó.

¿Cómo puedo obtener ayuda luego de sufrir un abuso sexual?

Luego de un abuso sexual, puedes sentir miedo, vergüenza, culpa o conmoción. Todo lo que sientes es normal, y cada sobreviviente puede sentir emociones diferentes en diferentes momentos del proceso de recuperación. El abuso sexual nunca es culpa de la víctima. Puede ser aterrador pensar en hablar sobre el agresor, pero es importante conseguir ayuda. Puedes llamar a estas organizaciones a cualquier hora, de día o de noche. Las llamadas son gratuitas y confidenciales.

Cada estado y territorio tiene organizaciones y líneas de ayuda para ayudar a las personas que han sido víctimas de abuso sexual. Estos números pueden aparecer en tu factura o historial de llamadas, así que procura usar un teléfono público o el teléfono celular de un amigo.

¿Cómo puedo reducir mi riesgo de abuso sexual y el de otras personas en situaciones sociales?

Si eres víctima de abuso, o si te encuentras en una situación que parece insegura, no es tu culpa. El abuso sexual nunca es culpa de la víctima, más allá de la ropa que lleve, lo que beba o lo que esté haciendo en el momento del ataque. Uno no puede prevenir el abuso sexual, pero puede tomar medidas para mejorar su seguridad cuando está con otras personas:5,6

  • Ve a fiestas o reuniones con amigos. Lleguen juntos, estén en contacto y váyanse juntos. Habla sobre tus planes para la noche, de modo que todos sepan qué esperar.
  • Encuéntrate con tus primeras citas o con personas nuevas en lugares públicos.
  • Escucha tu voz interior. Muchas mujeres abusadas conocen a su abusador sexual. Si te encuentras sola con alguien en quien no confías, vete. No te preocupes por herir los sentimientos de alguien o resultarle antipática. Si te sientes incómoda en una situación por cualquier motivo, vete. Si la persona no te deja ir, trata de llamar la atención de otra persona que pueda ayudarte a escapar a un lugar seguro. Tú eres la única persona que puede determinar si te sientes segura o no.
  • Cuida a tus amigos, y pídeles que te cuiden también. Puedes jugar un rol fundamental en la prevención del abuso sexual de otras personas. Si una amiga parece estar fuera de sí, parece estar demasiado ebria para la cantidad de alcohol que bebió, se comporta de manera extraña o parece estar demasiado ebria como para cuidar de sí, llévala a un lugar seguro. Pídele a tus amigos que hagan lo mismo por ti. Aprende más acerca de cómo puedes ayudar a prevenir el abuso sexual cuando eres testigo ocasional.
  • Ten un "código" con tus amigos y familiares que signifique "Ven a buscarme, necesito ayuda" o "Llámame simulando una emergencia falsa". Llámalos o envíales un mensaje de texto y usa el código para hacerles saber que necesitas ayuda.
  • Descarga una aplicación en tu teléfono. Busca en la tienda de aplicaciones de tu teléfono aplicaciones gratuitas de seguridad para mujeres que puedas descargar y usar si no te sientes segura o te sientes amenazada. Algunas aplicaciones comparten tu ubicación con tus amigos o la policía si necesitas ayuda. También puedes configurar una aplicación para que te envíe mensajes de texto durante toda la noche para garantizar que estás a salvo. Si no respondes, la aplicación le notificará a la policía.
  • Ten cuidado con cuánto bebes. Hay investigaciones que sugieren que alrededor de la mitad de las víctimas de abuso sexual habían estado bebiendo cuando se produjo el ataque.7 Tomar alcohol no te convierte en culpable del ataque, pero el alcohol y las drogas pueden aumentar las probabilidad de que estés ebria o drogada. Si estás ebria a drogada, no puedes dar tu consentimiento a una actividad sexual, o puede ocurrir que no entiendas qué está pasando.
  • Controla lo que bebes, porque alguien puede añadirle alcohol o drogas para violación durante una cita.
  • Pide ayuda o vete de inmediato si te sientes ebria y no bebiste alcohol o si el efecto del alcohol es más fuerte que lo habitual. Esto puede suceder si alguien agregó una droga para violarte durante la cita o cualquier otro tipo de droga a tu bebida. Muchas drogas no tienen olor ni gusto y pueden hacer que te desmayes o que no recuerdes qué ocurrió.
  • Conoce tus alrededores. Si caminas sola, no uses auriculares, así puedes escuchar lo que pasa a tu alrededor. Además, trata de mantenerte tanto como puedas en áreas iluminadas y con buena afluencia de gente, especialmente de noche.
  • Ten un plan para llegar a casa. Si tienes pensado usar un servicio de traslado compartido de una aplicación, procura que tu teléfono esté cargado o lleva un cargador contigo. Tener una tarjeta de crédito o dinero en efectivo es útil por si necesitas irte rápidamente.

¿Hay alguna relación entre el alcohol y las drogas y el abuso sexual?

Sí. Según las investigaciones, hasta tres de cada cuatro atacantes habían estado bebiendo alcohol cuando atacaron sexualmente a alguien.8

Además también se sabe a través de investigaciones que alrededor de la mitad de las víctimas de abuso sexual habían estado bebiendo.8 Pero esto no significa que beber es motivo de abuso sexual o que el acto de violencia es culpa de la víctima. Muchos atacantes usan el alcohol para emborracharte y para que no estés en condiciones de dar tu consentimiento, entender qué está sucediendo o recordar el ataque. Pueden aprovecharse de la víctima que ya había bebido o alentarla a beber más de lo que usualmente bebe. Si alguien abusó sexualmente de ti cuando estabas ebria o desmayada, cometió un delito, no importa cuánto hayas bebido o cuántos años tengas.

Algunos atacantes también usan drogas conocidas como drogas para violación durante una cita. Estas drogas se agregan a las bebidas, aun a las que no tienen alcohol, o a la comida sin que la víctima se dé cuenta. Las drogas pueden causar pérdida de memoria, de modo que las víctimas pueden no saber lo que sucedió. Algunos agresores también usan otras drogas, tales como éxtasis, marihuana o pastillas con receta. Puede que le den drogas a una persona que las consume por propia voluntad, o pueden drogarla sin su consentimiento.

Una persona borracha, drogada o bajo los efectos de las drogas no puede dar su consentimiento. Sin consentimiento, cualquier actividad sexual es abuso sexual.

¿El abuso sexual causa efectos en la salud a largo plazo?

Sí, el abuso sexual puede causar efectos en la salud a largo plazo. Las personas que sufrieron violencia sexual o acecho por parte de cualquier persona, o que sufrieron violencia física de una pareja sexual, son las que más probablemente referirán:1

  • Dolores de cabeza
  • Dolor a largo plazo
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Salud física y mental deficientes
  • Asma
  • Síndrome del intestino irritable

Otros efectos en la salud pueden incluir:9

Pedir ayuda después de un abuso sexual puede ayudar. No estás sola. Recurre a amigos o familiares, habla con un consejero o súmate a un grupo de apoyo en persona o en línea.

¿Cómo puedo ayudar a una persona que fue abusada sexualmente?

Puedes ayudar a una amiga o familiar que fue abusada sexualmente si la escuchas y las consuelas. Recuérdale que le crees lo que dice. Refuerza el mensaje de que no es su culpa. Una víctima nunca causa un abuso sexual ni "se lo busca". También puedes explicarle que es natural sentirse confundida, tener problemas para recordar lo que ocurrió o sentirse enojada, bloqueada o avergonzada.

Pregúntale si quiere que la acompañes al hospital o a ver a un terapeuta. Si decide denunciar el delito a la policía, pregúntale si quiere que la acompañes. Dile que puede recibir ayuda. Infórmale sobre las líneas de ayuda a las que puede llamar para hablar con alguien. Aquí puedes ver más consejos para ayudar a una persona que sufrió un ataque o abuso sexual.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre el abuso sexual?

Para obtener más información sobre el abuso sexual, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

  • Not Alone (versión en inglés) - Información de la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de los Estados Unidos.
  • Denunciar a las autoridades (versión en inglés) - Información de la Red nacional contra la violación, el abuso y el incesto (RAINN).
  • Comprender la violencia sexual (PDF, 382 KB) (versión en inglés) - Hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
  • Victim Connect Resource Center (versión en inglés) - Programa del National Center for Victims of Crime.

Fuentes

  1. Smith, S.G., Chen, J., Basile, K.C., Gilbert, L.K., Merrick, M.T., Patel, N., et al. (2017). El estudio nacional sobre la violencia doméstica, de pareja y sexual: informe estatal 2010-2012 (versión en inglés). Atlanta, GA: Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
  2. Breiding, M.J., Basile, K.C., Smith, S.G., Black, M.C., Mahendra, R.R. (2015). Trabajo de investigación sobre la violencia doméstica de pareja: definiciones uniformes y elementos de información recomendados, versión 2.0 (versión en inglés). Atlanta, GA: Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
  3. Departamento de Justicia. (2016). Abuso sexual (versión en inglés).
  4. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2014). Comprender la violencia sexual (versión en inglés).
  5. Rape, Abuse & Incest National Network. (2016). Seguridad y prevención.
  6. University of Michigan Sexual Assault Prevention and Awareness Center. (2016). Las drogas y el abuso sexual (versión en inglés).
  7. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism. (s/d). El alcohol y el abuso sexual (versión en inglés).
  8. Abbey, A., Zawacki, T., Buck, P.O., Clinton, A.M., McAuslan, P. (n.d.). El alcohol y el abuso sexual (versión en inglés). National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism.
  9. Krug, E.G., Dahlberg, L.L., Mercy, J.A., Zwi, A.B., Lozano R. (2002). Informe mundial sobre la violencia y la salud (versión en inglés). Organización Mundial de la Salud.