¿Soy víctima de abuso?

En una relación cercana, puede ser difícil darse cuenta si estás siendo víctima de abuso, especialmente si tu pareja dice que te ama, te presta atención y paga el alquiler o la comida. Las personas que son abusivas suelen actuar cariñosas y serviciales para mantenerte en la relación. El comportamiento cariñoso de tu pareja no quiere decir que esté bien su comportamiento abusivo. El sexo forzado o las palabras crueles o amenazantes son formas de abuso. Obtén más información sobre cómo reconocer el abuso.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Signos de abuso

Existen muchos tipos de violencia y abuso. Algunos de estos signos son indicios de abuso físico o violencia doméstica. Algunos son signos de abuso verbal y emocional o de abuso sexual.  

Los signos de abuso incluyen:

  • Llevar el control de todo lo que haces
    • Controlar lo que haces todo el tiempo o preguntarte dónde o con quién estás a cada segundo del día
    • Exigirte las contraseñas de tus redes sociales y cuentas de email
    • Exigirte que respondas los mensajes de texto, emails o llamadas de inmediato
    • Impedir o desanimarte a que te reúnas con familiares o amigos
    • Impedir o desanimarte a que trabajes o estudies
  • Ser celoso, controlador o de mal temperamento
    • Actuar muy celoso, incluso acusarte constantemente de engañarlo
    • Ser temperamental, por lo que nunca sabes si lo que dirás o harás puede causar un problema
    • Controlar cómo gastas tu dinero
    • Controlar tu uso de medicamentos o anticonceptivos
    • Tomar las decisiones diarias por ti, lo que normalmente harías tu misma (como qué usar o comer)
  • Degradarte
    • Menospreciarte, que puede ser insultar tu apariencia, inteligente o actividades
    • Humillarte frente a los demás
    • Destruir tu propiedad o cosas que te importan
    • Culparte de sus arrebatos violentos
  • Herirte físicamente o amenazarte con herirte a ti o a tus seres queridos
    • Amenazar con herirte a ti, a tus hijos u otras personas o mascotas de tu familia
    • Herirte físicamente (como golpearte, empujarte, darte puñetazos, abofetearte, patearte o morderte)
    • Utilizar (o amenazar con utilizar) un arma en tu contra
    • Amenazar con hacerse daño cuando se enoja contigo
    • Amenazar con llevarte a la policía por actividades ilegales si haces la denuncia por abuso físico
  • Forzarte a tener sexo u otra actividad íntima
    • Forzarte a tener sexo cuando no quieres mediante la fuerza física o amenazas
    • Asumir que por haber tenido un acto sexual en el pasado significa que debes participar en los mismos actos en el futuro
    • Asumir que tu consentimiento para una actividad significa el consentimiento para actividades futuras o mayores niveles de intimidad (por ejemplo, asumir que un beso debe llevar al sexo siempre)

Si piensas que alguien está abusando de ti, busca ayuda. El abuso puede tener efectos físicos y emocionales graves.

Signos de una relación poco saludable

A veces, una relación romántica quizás no sea abusiva, pero puede presentar problemas graves que la hacen poco saludable. Si crees estar en una relación poco saludable, intenta hablar con tu pareja sobre tus preocupaciones. Si eso es difícil, también puedes hablar con un amigo confiable, un familiar, un consejero o un lider religioso.

Es posible que te encuentres en una relación poco saludable si:

  • Centras toda tu energía en tu pareja
  • Dejas de ver a amigos o familiares, o abandonas actividades que disfrutas
  • Te sientes presionada o controlada por esta persona
  • Tienes más momentos malos que buenos en la relación
  • A menudo te sientes triste o asustada cuando estás con esta persona
  • Sabes que esta persona no te apoya a ti ni lo que quieres hacer con tu vida
  • No te sientes cómoda siendo tu misma o tomando tus propias decisiones
  • No puedes hablar con honestidad para resolver los conflictos de la relación
  • No puedes hablar sobre tus necesidades o cambios en tu vida que sean importantes