Efectos de la violencia contra la mujer

La violencia contra la mujer puede causar problemas en la salud mental y física a largo plazo. La violencia y el abuso no solo afectan a las mujeres involucradas, sino también a sus hijos, familiares y comunidades. Estos efectos incluyen daño a la salud de la persona, posibles daños a largo plazo en los niños y daños a las comunidades como la pérdida de trabajo y la falta de hogar.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Cuáles son los efectos físicos a corto plazo de la violencia contra la mujer?

Los efectos físicos a corto plazo de la violencia pueden incluir lesiones leves o afecciones graves. Pueden incluir hematomas, cortes, huesos fracturados o lesiones a órganos y otras partes interiores del cuerpo. Algunas lesiones físicas son difíciles o imposibles de ver sin tomogradías, radiografías u otras pruebas realizadas por un médico o enfermero.

Los efectos físicos a corto plazo de la violencia sexual pueden incluir:

Si estás embarazada, una lesión física puede herirte a ti y al niño por nacer. Esto también se aplica a ciertos casos de abuso sexual.

Si sufres de abuso sexual por parte de la persona con la que vives, y tienes niños en el hogar, piensa también en la seguridad de los niños. La violencia en el hogar por lo general incluye el abuso a los niños. 1 Muchos niños que son testigos de la violencia en el hogar también son víctimas del abuso físico. 2 Conoce más acerca de los efectos de la violencia doméstica sobre los niños.

Si resultas lesionada por abuso físico o sexual, llama al 911.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo de la violencia contra la mujer?

La violencia contra la mujer, incluida la violencia sexual o física, está asociada a muchos problemas de salud a largo plazo. Entre ellos, se encuentran:3

  • Artritis
  • Asma
  • Dolor crónico
  • Problemas digestivos tales como úlceras estomacales
  • Problemas cardíacos
  • Síndrome del intestino irritable
  • Pesadillas y problemas para dormir
  • Migraña
  • Problemas sexuales como dolor durante las relaciones sexuales
  • Estrés
  • Problemas con el sistema inmume

Muchas mujeres también tienen problemas de salud mental después de la violencia. Para afrontar los efectos de la violencia, algunas mujeres comienzan a abusar del alcohol o las drogas o tienen conductas riesgosas, como tener relaciones sexuales sin protección. La violencia sexual también puede afectar la percepción de una persona sobre su propio cuerpo, lo que conduce a patrones de alimentación no saludables o problemas alimenticios. Si tienes algunos de estos problemas, tienes que saber que no estás sola. Hay recursos que te pueden ayudar a afrontar estos desafíos.

¿Cómo se relacionan las lesiones cerebrales traumáticas con la violencia doméstica?

Un riesgo grave del abuso físico es la contusión y la lesión cerebral traumática (TBI, por sus siglas en inglés) debido a los golpes en la cabeza o las caídas con golpes en la cabeza. Las TBI pueden provocar:4

  • Dolor de cabeza o sensación de presión
  • Pérdida de conciencia
  • Confusión
  • Mareo
  • Náusea o vómito
  • Problemas para hablar
  • Pérdida de memoria
  • Problemas de concentración
  • Pérdida del sueño

Algunos síntomas de las TBI pueden demorar varios días en aparecer. A largo plazo, las TBI pueden provocar depresión y ansiedad. Las TBI pueden provocar problemas con las ideas, incluida la capacidad de hacer un plan y llevarlo a cabo. Esto puede dificultar que una mujer deje una relación abusiva. Incluso si crees que estás bien después de haber sufrido un golpe en la cabeza, habla con tu médico o enfermero si tienes algunos de estos síntomas. El tratamiento para las TBI puede ayudar.

¿Cuáles son los efectos a la salud mental de la violencia contra la mujer?

Si has experimentado abuso sexual o físico, puedes sentir muchas emociones: miedo, confusión, ira o hasta insensibilidad o no preocuparte por nada. Puedes sentirte culpable o avergonzada por haber sido abusada. Algunas personas tratan de minimizar el abuso u ocultarlo al cubrir los hematomas o inventar excusas para el abusador.

Si has sido física o sexualmente abusada, tienes que saber que no es tu culpa. Recibir ayuda en caso de abuso puede evitar los efectos a largo plazo sobre la salud mental y otros problemas de salud.

Los efectos a largo plazo sobre la salud mental de la violencia contra la mujer pueden incluir:5

  • Trastorno por estrés postraumático (TEPT). Puede ser el resultado de experimentar lesiones traumáticas o tener una experiencia impactante o atemorizante, como un abuso sexual o físico.6 Te puedes sobresaltar fácilmente, sentirte tensa o en el borde, tener dificultades para dormir o tener brotes de ira. También puedes tener problemas para recordar cosas o tener pensamientos negativos sobre ti misma o los demás. Si crees que tienes TEPT, habla con un profesional de la salud mental.
  • Depresión. La depresión es una enfermedad grave, pero puedes recibir ayuda para sentirte mejor. Si te sientes deprimida, habla con un profesional de la salud mental.
  • Ansiedad. Puede tratarse de ansiedad general por cualquier cosa, o puede ser un ataque repentido de miedo intenso. La ansiedad puede empeorar con el tiempo e interferir con la vida diaria. Si estás experimentando ansiedad, puedes obtener ayuda de un profesional de la salud mental.

Otros efectos pueden incluir alejarse de otras personas, no disfrutar de las cosas que antes disfrutabas, no poder confiar en los demás y tener baja autoestima1

Muchas mujeres que han sufrido violencia afrontan este trauma con drogas, bebidas alcohólicas, tabaquismo o comen en exceso. La investigación muestra que aproximadamente el 90 de las mujeres con problemas de uso de sustancias a vivido violencia física o sexual.7

El uso de sustancias puede hacerte sentir mejor en el momento, pero termina haciéndote sentir peor a largo plazo. Las drogas, el alcohol, el tabaco o la comida en exceso no te ayudarán a olvidar o superar la experiencia. Busca ayuda si estás pensando en usar o has estado usado alcohol o drogas para superar la situación.

¿Quién puede ayudar a las mujeres que han sido abusadas?

Después de haber recibido ayuda por las heridas físicas, un profesional de la salud mental te puede ayudar a superar los problemas emocionales. Un consejero o terapista puede trabajar contigo para afrontar tus emociones de manera saludable, tener autoestima y ayudarte a desarrollar habilidades de afrontamiento. Puedes pedirle a tu médico el nombre de un terapista, o puedes buscar una lista en línea de servicios de salud mental. Consulta más sobre cómo obtener ayuda para tu salud mental.

Las víctimas del abuso sexual pueden hablar de manera gratuita con alguien capacitado para ayudar a través de la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual por teléfono al 800-656-HOPE (4673) o en línea.

¿Cuáles son algunos de los efectos de la violencia contra las mujeres?

La violecia contra la mujer tiene efectos físicos y a la salud mental, pero también puede afectar la vida de las mujeres abusadas de otras maneras:

  • Trabajo. Experimentar una situación traumática como la violencia sexual puede interferir con la capacidad de trabajo de una persona. La mitad de las personas que experimentaron abuso sexual tuvieron que renunciar o fueron obligadas a renunciar a sus trabajos durante el primer año después del abuso. La pérdida del ingreso total durante la vida de estas mujers es casi de $250,000 cada una.8
  • Hogar. Muchas mujeres son obligadas a abandonar sus hogares para encontrar seguridad debido a la violencia. La investigación demuestra que la mitad de todas las mujeres y niños sin hogar llegaron a estar en situación de calle al tratar de escapar de la violencia de la pareja.9
  • Escuela. Las mujeres en la universidad que fueron abusadas sexualmente pueden tener miedo de denunciar el abuso para continuar con su educación. Pero las leyes del Título IX obligan a las escuelas a brindar apoyo adicional para las víctimas de abuso sexual en la universidad. Las instituciones educativas pueden ayudar a poner en práctica impedimentos de contacto con el abusador y ofrecer apoyo de salud mental y tutorías escolares.
  • Niños. Las mujeres con niños pueden permanecer con la pareja abusadora porque tienen miedo de perder la custodia o el contacto con los hijos.

A veces, la violencia contra la mujer termina en la muerte. Más de la mitad de las mujeres asesinadas cada año son asesinadas por su pareja.10 Una de cada 10 de estas mujeres experimentó violencia en el mes anterior a su muerte. Si has sufrido abuso, comunícate con la línea directa al 800-799-SAFE (800-799-7233), o conoce otras maneras de recibir ayuda.

¿Contestamos tus preguntas sobre los efectos de la violencia contra la mujer?

Para obtener más información sobre los efectos de la violencia contra la mujer, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2015). Violencia por parte de la pareja: consecuencias (versión en inglés)
  2. Modi, M.N., Palmer, S., Armstrong, A. (2014). El rol de la Ley sobre la Violencia contra la Mujer en atacar la violencia doméstica y de pareja (versión en inglés). Journal of Women's Health; 23(3): 253-259.
  3. Smith, S.G., Chen, J., Basile, K.C., Gilbert, L.K., Merrick, M.T., Patel, N., et al. (2017). The National Intimate Partner and Sexual Violence Survey: 2010-2012 State Report. Atlanta, GA: Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
  4. Defense and Veterans Brain Injury Center. (2016). Reconocer las TBI y las contusiones (versión en inglés).
  5. Delara, M. (2016). Consecuencias en la salud mental y factores de riesgo de la violencia física por parte de la pareja (versión en inglés). Mental Health in Family Medicine; 12: 119-125.
  6. Jina, R., Thomas, L.S. (2013). Consecuencias de la violencia sexual contra la mujer en la salud (versión en inglés). Best Practice and Research: Clinical Obstetrics and Gynaecology; 27: 15-26.
  7. Beijer, U., Scheffel Birath, C., DeMartinis, V., Af Klinteberg, B. (2015). Las facetas de la violencia contra la mujer por parte de hombres y los problemas de abuso de sustancias: mujeres con residencia y mujeres sin hogar (versión en inglés). Journal of Interpersonal Violence; 4 de dic. pii: 0886260515618211.
  8. Alianza Nacional para Terminar con la Violencia Sexual. (2011). Los costos y las consecuencias de la violencia sexual y soluciones económicas (versión en inglés).
  9. Goodman, L.A., Fels, K., Glenn, C., Benitez, J. (2011). No hay un lugar seguro: abuso sexual en la vida de las mujeres sin hogar. (versión en inglés) Centro Nacional de Recursos contra la Violencia Doméstica.
  10. Petrosky, E., Blair, J.M., Betz, C.J., Fowler, K.A., Jack, S.P.D., Lyons, B.H. (2017). Diferencias raciales y étnicas en homicidios de mujeres adultas y el rol de la violencia por parte de la pareja - Estados Unidos, 2003-2014 (versión en inglés). MMWR; 66: 741-746.