Violación

La violación es un tipo de abuso sexual que incluye penetración sexual, así sea apenas, sin consentimiento. Si bien existen otros tipos de abuso sexual perpetrados por hombres o mujeres, las violaciones son casi siempre perpetradas por hombres.1 La mayoría de las mujeres son violadas por alguien que conocen, como una pareja íntima pasada o actual, un conocido o un familiar.1 La violación nunca es culpa de la víctima.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es violación?

El Departamento de Justicia de los EE. UU. define una violación como "la penetración, por leve que sea, de la vagina o el ano con cualquier parte del cuerpo u otro objeto, o la penetración oral con el órgano sexual de otra persona, sin el consentimiento de la víctima".3 El gobierno nacional se basa en esta definición legal a la hora de recoger información acerca de violaciones con la policía local. La definición legal de violación puede diferir un poco en cada comunidad.

Dar tu consentimiento significa decir claramente "sí" a cualquier tipo de actividad sexual, aunque las leyes sobre consentimiento varían de un estado a otro. También es violación si la penetración ocurre cuando estás ebria, drogada, desmayada o dormida y no puedes dar tu consentimiento. Las personas menores de 18 años (en la mayoría de los estados) no se consideran adultas para dar su consentimiento para realizar actividades sexuales.

¿Cómo sé si fui violada?

Puede ocurrir que no estés segura de si fuiste violada. La definición de violación difiere según cada estado. Pero es posible que te hayan violado si te penetraron (aunque sea parcialmente) con una parte del cuerpo o un objeto sin tu permiso. En algunos estados también se considera violación la penetración con otras partes del cuerpo, como los dedos, o con objetos. Si estabas bebiendo o estabas drogada o inconsciente, es posible que no sepas que fuiste violada.

Para aprender más y obtener ayuda, llama a la Red Nacional contra la Violación, el Abuso y el Incesto (RAINN, por sus siglas en inglés) al 800-656-HOPE (4673).

¿Qué debo hacer si fui violada?

  • Ve a un lugar seguro. Si puedes, llama al 911. Lo más importante después de haber sufrido una violación es tu seguridad.
  • No laves ni limpies tu cuerpo. Si te duchas, bañas o lavas después de un ataque, podrías eliminar evidencia importante. No cepilles, peines ni limpies ninguna parte de tu cuerpo. Esto incluye tus dientes. No te cambies de ropa, si es posible. No toques ni cambies nada en el lugar donde ocurrió el abuso. De esta manera, la policía local tendrá evidencia física de la persona que te atacó.
  • Obtén atención médica. Llama al  911 o acude al hospital o a la sala de emergencias más cercana. Necesitas que te examinen y te curen las heridas. Posiblemente el médico o la enfermera te dé un medicamento para prevenir el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés)  y anticoncepción de emergencia para evitar un embarazo.
    La Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual, cuyo número de teléfono es el 800-656-HOPE (4673), puede ayudarte a encontrar un hospital con personal capacitado para reunir evidencia de abuso sexual. Pide un examinador forense de abuso sexual (SAFE, por sus siglas en inglés) o una enfermera examinadora especialista en abuso sexual (SANE, por sus siglas en inglés). Un médico o una enfermera usará un kit para casos de violación para recolectar evidencia. Esto puede incluir fibras, cabellos, saliva, semen o ropa que haya dejado el agresor. No tienes que decidir si presentar cargos o no mientras estás en el hospital. No necesitas presentar cargos para que recojan evidencia con un kit para casos de violación.
  • Si crees que te drogaron, pídele al personal del hospital que te hagan la prueba de detección de drogas para violación durante una cita, como Rohypnol y GHB (ácido gama hidroxibutirato). El organismo elimina rápidamente las drogas para violación durante una cita, por lo que pueden no detectarse cuando te hagan las pruebas.
  • Busca ayuda. El personal del hospital puede ponerte en contacto con un centro local de atención a víctimas de violación. El personal allí puede ayudarte a tomar decisiones en cuanto a cómo denunciar el abuso sexual y obtener ayuda a través de grupos de asesoramiento y apoyo. También puedes llamar a un amigo o familiar de tu confianza para que se ponga en contacto con un centro o con la línea telefónica de ayuda a víctimas de violación por ti. Los centros y las líneas de ayuda a víctimas de abuso sexual cuentan con voluntarios capacitados y otros profesionales (como profesionales de salud mental) que pueden ayudarte a encontrar apoyo y recursos cerca de donde vives. Una de las líneas de ayuda es la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual, 800-656-HOPE (4673). Si estás en el ejército, también puedes llamar a la Department of Defense Safe Helpline (línea de ayuda segura del Departamento de Defensa, DOD) (versión en inglés) al 877-995-5247.
  • Denuncia el abuso sexual a la policía. Si quieres denunciar el ataque a la policía, los empleados del hospital pueden ayudarte a ponerte en contacto con la policía local. Si estás en peligro inmediato, llama al 911. Si quieres denunciar un abuso sexual que ocurrió en el pasado, llama al número que no es de emergencia de tu policía local o denúncialo en persona en el departamento de policía.
  • Habla con alguien acerca de denunciar el abuso a la policía. Si primero prefieres hablar con alguien acerca de denunciar el ataque, puedes llamar a la Línea Nacional de Ayuda Contra el Abuso Sexual al 800-656-HOPE (4673). Un defensor o consejero pueden ayudarte a entender cómo denunciar el delito. Aunque estas llamadas son gratuitas, pueden aparecer en tu factura de teléfono. Si crees que la persona que abusó de ti sexualmente puede revisar tu factura telefónica, intenta llamar desde el teléfono de un amigo o un teléfono público.
  • Si la persona que te atacó fue un extraño, escribe tantos detalles como puedas recordar acerca de la persona y lo que pasó. Esto te ayudará al momento de declarar ante la policía y los proveedores de atención médica acerca del abuso sexual. Si tienen buena información podrán ayudarte mejor a encontrar a la persona que te atacó.

¿Por qué necesito atención médica después de una violación?

Después de una violación puede ser difícil pensar en que los médicos y enfermeros te toquen en zonas personales. Pero es importante que te examinen profesionales de la salud que puedan detectar lesiones internas y administrarte medicamentos para prevenir infecciones de transmisión sexual (STI) y un embarazo.

Acude a la sala de emergencia de un hospital o una clínica donde haya personal capacitado especialmente para tratar a víctimas de violación y abuso sexual. Para encontrar una clínica especial en tu comunidad, llama a la Red Nacional contra la Violación, el Abuso y el Incesto (RAINN) al 800-656-HOPE (4673). La policía también puede decirte dónde encontrar una clínica en tu área.

Si crees que te drogaron, pide en el hospital o la clínica que te tomen una muestra de orina. Así podrán hacerte pruebas de detección de drogas que se usan para violación en citas como el Rohypnol o el GHB (ácido gama hidroxibutírico). Pero el organismo elimina estas drogas muy rápidamente y puede suceder que no sean detectables al momento de la prueba.

¿Qué sucede en el hospital?

Aun si no tienes lesiones físicas, quizá necesites un examen médico completo. Este tipo de examen se llama examen forense de abuso sexual. Debe ser sumamente exhaustivo y puede llevar varias horas.

Si das tu autorización a los médicos y enfermeros para que te hagan un examen de abuso sexual, eso no significa que debas denunciar la violación a la policía. Dar tu autorización para el examen significa únicamente que los médicos y enfermeras tienen tu autorización para tomar muestras de ADN y otra evidencia de tu cuerpo.

Es posible que hayas oído hablar de algo llamado kit de violaciones. Se trata de un recipiente con varias cosas que ayudan a los médicos, enfermeros o examinadores a recolectar evidencia de una violación. Estos kits suelen incluir una lista de control. Esto ayuda a garantizar que se sigan correctamente todos los procedimientos. También puede incluir formularios para recopilar datos y tubos y sobres para la evidencia física y las muestras de ADN.

Juntar esta evidencia es importante. Si logran atrapar al violador y se le inicia una demanda, la evidencia se utilizará en tribunales. Aun si no logran identificar o arrestar al atacante, su ADN se puede incorporar a la base de datos nacional. Esto puede posibilitar relacionar al atacante con un crimen futuro si vuelve a hacerlo.

Por lo general el hospital o la clínica programan una consulta de seguimiento. Esto permite verificar que se siga tratando cualquier lesión que tengas y que estás recibiendo toda la atención que necesitas, como terapia.

¿Puedo tomar medicamentos para prevenir infecciones de transmisión sexual y VIH después de una violación?

Sí, en el hospital o la clínica pueden administrarte medicamentos que pueden ayudar a prevenir muchas infecciones de transmisión sexual. Se lo conoce como tratamiento de profilaxis. Ayuda a evitar que contraigas una infección si estuviste expuesta. Los medicamentos se deben administrar lo antes posible.

En el hospital o la clínica también pueden administrarte medicamentos llamados de profilaxis posterior a la exposición (PEP, por sus siglas en inglés) para evitar que contraigas VIH. Los PEP se deben administrar dentro de las 72 posteriores a la violación.

¿Puedo tomar algún medicamento para evitar un embarazo después de una violación?

En la mayoría de los hospitales o clínicas pueden darte píldoras de anticoncepción de emergencia para evitar un embarazo. También puedes comprarlas en una farmacia sin receta. Estas píldoras también se conocen como las píldoras del día después. La anticoncepción de emergencia no es lo mismo que tomar píldoras para abortar. La anticoncepción de emergencia tiene las mismas hormonas que contienen las píldoras anticonceptivas regulares. La anticoncepción de emergencia evita que ovules (es decir, que tu ovario libere un óvulo) o impide que el espermatozoide fertilice el óvulo. Las píldoras de anticoncepción de emergencia funcionan mejor si las tomas lo antes posible.4 Más información sobre anticoncepción de emergencia.

Si sufres una violación y quedas embarazada, pide ayuda.

¿Qué pasa si no puedo pagarlo?

Conforme a la Ley de Violencia contra la Mujer (PDF, 410 KB) (versión en inglés), el examen médico después de un ataque sexual debe ser sin cargo. Todos los estados tienen además un programa de compensación para víctimas de delitos. La página de la Asociación Nacional de Juntas de Compensación de Víctimas de Crímenes (versión en inglés) contiene enlaces al programa de cada estado. Estos programas pueden ayudarte con los gastos médicos y de terapia, y el lucro cesante por haber faltado al trabajo.

Puedes obtener más información y asesoramiento de la Red contra la Violación, el Abuso y el Incesto (RAINN) si llamas al 800-656-HOPE (4673).

¿Qué pasa si decido denunciar una violación?

Si decides denunciar una violación a la policía, es posible que inicien una investigación para juntar evidencia del delito. La policía presentará un informe oficial. A veces la policía arresta al atacante, si cree que supone un peligro inmediato para ti o para alguna otra persona en la comunidad. Si la evidencia es lo suficientemente sólida, el abogado del estado, llamado fiscal, presentará cargos contra el atacante.

Tendrás que responder algunas preguntas que te harán la policía y los abogados sobre la violación. Es posible que te soliciten que declares en tribunales si acusan de un delito al atacante.

Evalúa pedirle a un amigo, familiar o defensor que te acompañe a la comisaría. Que haya alguien presente cuando denuncias una violación puede contribuir a que la situación te dé menos temor o te abrume menos.

¿Qué tan frecuentes son las acusaciones falsas de violación?

Muchas mujeres tienen miedo de denunciar una violación o abuso sexual porque temen que nadie les creerá. Y es frecuente que se hable de acusaciones falsas de violación en los medios. Pero, según los investigadores, menos del 10 % de las violaciones que se denuncian son falsas.5

Así como es imposible conocer el número exacto de violaciones o abusos sexuales, también es imposible conocer el número exacto de acusaciones falsas. El abuso sexual es un delito grave, y todos los involucrados deben tomarse en serio las acusaciones.

¿Respondimos todas tus dudas sobre las violaciones?

Para obtener más información sobre la violación, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

Fuentes

  1. Smith, S.G., Chen, J., Basile, K.C., Gilbert, L.K., Merrick, M.T., Patel, N., et al. (2017). El estudio nacional sobre la violencia doméstica, de pareja y sexual: informe estatal 2010-2012 (versión en inglés). Atlanta, GA: Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
  2. Walters, M. L., Chen, J., Breiding, M. J. (2013). The National Intimate Partner and Sexual Violence Survey: Hallazgos sobre abuso por orientación sexual 2010 (versión en inglés).
  3. Departamento de Justicia de los EE. UU. (2012). Una definición actualizada de violación (versión en inglés).
  4. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2015). Anticoncepción de emergencia. Preguntas frecuentes .
  5. Lisak, D., Gardinier, L., Nicksa, S. C., Cote, A. M. (2010).  Acusaciones falsas de abuso sexual: análisis de diez años de denuncias (versión en inglés). Violencia contra la mujer 16(12): 1318-34. doi: 10.1177/1077801210387747.