Buena salud mental a cualquier edad

Cada etapa de tu vida puede generar diferentes desafíos para una buena salud mental. Los eventos que te preocupan cuando tienes 20 años probablemente no serán los mismos que te causen estrés cuando tengas 50. Comer saludable, mantenerte físicamente activa, dormir lo suficiente y tener relaciones saludables te ayudarán a tener una buena salud física y mental durante toda tu vida. Si te preocupa tu salud mental, habla con alguien de inmediato.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué necesito saber sobre la salud mental en la adolescencia y a los 20 años?

Los investigadores creen que la mayoría de las afecciones de salud mental comienzan en una etapa temprana de la vida, por lo general antes de los 25 años.2 Las afecciones de salud mental son comunes en las personas jóvenes, pero algunos problemas son más graves o duran más tiempo que otros. Una encuesta reciente demostró que aproximadamente 1 de cada 3 mujeres jóvenes de entre 18 y 25 años manifestaron haber tenido una afección de salud mental en el último año.3 Una de cada 10 mujeres jóvenes tienen una afección de salud mental grave que impacta en sus actividades diarias, tales como el trabajo o la escuela.

A principios de los 20, es posible que tengas que lidiar con situaciones estresantes, como encontrar un trabajo o terminar la universidad, mudarte de tu casa y ser independiente financieramente. Este puede ser un momento estresante para cualquier persona. Puede ser más difícil lidiar con estos cambios de vida si tienes una afección de salud mental. Además, si has padecido una afección de salud mental durante gran parte de tu vida, puede ser difícil saber si tienes un problema de salud que pueda tratarse.

Qué puedes hacer:

¿Qué necesito saber sobre la salud mental a los 30 y 40 años?

A los 30 y 40 años, es posible que estés comenzando tu carrera, formando una familia o lidiando con muchas responsabilidad diferentes al mismo tiempo. Estos cambios pueden ser cansadores y estresantes, y puede ser difícil mantener una buena salud mental. Tu ciclo menstrual o el embarazo también pueden afectar tu bienestar mental, desde cambios de humor durante tu período menstrual o el embarazo hasta problemas para quedar embarazada. Obtén más información sobre la salud reproductiva y salud mental.

La perimenopausia, la transición a la menopausia, suele comenzar a finales de los 40. La perimenopausia puede causar altibajos hormonales repentinos que pueden afectar tu salud física y mental.

Qué puedes hacer:

  • No te olvides de tu salud. Durante los chequeos anuales, también llamados "visitas médicas de rutina", habla con tu médico o enfermera sobre tu salud y bienestar mental.
  • Sigue los consejos del médico. Si te han diagnosticado una afección de salud mental, sigue los consejos de tu médico sobre cualquier medicamento o medida que puedas tomar en casa para sentirte mejor.
  • Desarrolla hábitos saludables. Comer saludable, ejercitarte, dormir lo suficiente y mantenerte en contacto con otros puede ayudar a lidiar con el estrés en tus 30 y 40 años. Al desarrollar hábitos saludables, puede ser más fácil tener la energía para buscar ayuda ante afecciones de salud mental.

¿Qué necesito saber sobre la salud mental a los 50 y 60 años?

A principio de los 50, probablemente experimentarás la menopausia, lo que puede afectar tu salud mental o tus niveles de estrés. Si tienes una relación romántica, puedes encontrar que las expectativas y roles han cambiado con los años. Antes de los 60, es posible que lidies con la jubilación o una enfermedad crónica. También puedes encontrarte de repente con una casa más vacía si tus hijos se han mudado, o puedes ser cuidadora de un padre anciano. Estos cambios tan importantes en la vida pueden tener efectos emocionales e incluso físicos.

Qué puedes hacer:

  • Trata los síntomas de la menopausia. Habla con tu médico sobre cómo aliviar los síntomas de la menopausia si se han vuelto incómodos o le agregan estrés a tu vida. Los cambios en los niveles hormonales durante la menopausia y la perimenopausia también pueden afectar tus emociones. Conoce más sobre cómo la menopausia afecta a tu salud mental.
  • Prioriza tu salud. Si eres cuidadora, intenta estar atenta a tus niveles de estrés y necesidades físicas. También puedes encontrar ayuda a través de un grupo de apoyo local, servicios hospitalarios u otros recursos comunitarios. Conoce más sobre el estrés del cuidador.
  • Mantente activa. Si eres jubilada, mantén tu cuerpo y tu mente activos. La jubilación es una oportunidad para pasar tiempo haciendo lo que nunca pudiste, como aprender una nueva habilidad o pasatiempo, hacer voluntariado o ver a tus amigos y familia con más frecuencia. Sin embargo, no tener un trabajo regular y no ver a tus colegas a diario también puede hacerte sentir sola.
  • Prueba algo nuevo. Si sufres del "síndrome del nido vacío", una frase que suelen utilizar los padres para el sentimiento de tristeza o soledad que experimentan cuando sus hijos se mudan de la casa, prueba algo nuevo. Haz voluntariado, únete a un club, practica un deporte o crea una lista de los lugares que quieres visitar o las cosas que siempre quisiste hacer.
  • Mantente en contacto. Habla con alguien si tienes problemas para lidiar con los efectos físicos o emocionales del envejecimiento. Apóyate en tus amigos y seres queridos, o hazte un tiempo para hablar con un profesional de la salud mental. No estás sola.

¿Qué necesito saber sobre la salud mental después de los 70 años?

Cuando eres mayor de 70, este es un buen momento para disfrutar de la jubilación, comenzar nuevos pasatiempos y ver a tus amigos y familiares más a menudo. También puede ser el momento en que muchas personas reciben el diagnóstico de problemas de salud graves, como enfermedades cardíacas o cáncer. A veces, tienes que lidiar con la muerte de un ser querido. Las personas mayores de 70 años también se pueden enfrentar a situaciones financieras difíciles debido a facturas médicas o a la escasez de ahorros para la jubilación.

Los adultos mayores que tienen afecciones físicas graves son más propensos a desarrollar depresión.5 Aproximadamente 1 de cada 8 mujeres mayores manifestaron haber tenido una afección de salud mental en el último año.6 Los adultos mayores de 65 años también pueden tener más problemas para dormir, lo que puede empeorar las afecciones de salud mental.

Si bien estos desafíos pueden ser estresantes y molestos, existen herramientas que puedes utilizar para alcanzar una buena salud mental a los 70 años y más.

Qué puedes hacer:

  • Mantén relaciones sólidas. Los adultos mayores pueden estar más aislados de sus amigos, familia y comunidad. Tener una red social sólida de familiares y amigos cercanos puede ayudar a tu salud mental e incluso física.
  • Haz retribuciones. Las investigaciones demuestran que dedicar tu tiempo y tus talentos en beneficio de otros puede ayudar a sentirte más conectada y disminuir tus niveles de estrés.7
  • Come bien. Las mujeres mayores necesitan la misma cantidad de nutrientes que las mujeres más jóvenes, pero es posible que necesiten menos calorías para tener energía. Averigua cuántas calorías necesitas al día en función de tu edad, altura, peso y nivel de actividad. Habla con tu médico sobre si necesitas tomar suplementos.
  • Mantente activa. La actividad física contribuye a la salud de tus huesos, tu corazón y a tu buen estado de ánimo. Consulta con tu médico qué actividades te conviene hacer. La mayoría de los adultos necesitan dedicar al menos 2 horas y 30 minutos a la semana para realizar actividad física aeróbica moderada o bien 1 horas y 15 minutos de actividad aeróbica vigorosa, o una combinación de ambas. Habla con tu médico antes de comenzar un nuevo programa de ejercicios. La mayoría de los adultos también necesitan 2 días de actividades fortalecedoras para mantener sus huesos y músculos saludables. Conoce más sobre la actividad física para adultos mayores.
  • Utiliza los recursos de tu comunidad. Al envejecer, puede ser difícil enfrentarse a la pérdida de independencia, como conducir o vivir por tu cuenta. Aprende sobre los recursos gratuitos y de bajo costo en tu comunidad que te permiten mantener la independencia al envejecer. Puedes comenzar en la Administración sobre el Envejecimiento o en tu Agencia sobre el Envejecimiento local.

Estos consejos pueden ayudarte a mantener tu salud física y mental. Conoce los signos de una afección de salud mental y habla con tu médico o enfermera sobre tu salud mental.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre la buena salud mental a cualquier edad?

Para obtener más información acerca de la buena salud mental a cualquier edad, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

Fuentes

  1. Centro Nacional de Estadísticas Sanitarias de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2017). Salud, Estados Unidos, 2016: con tablas de tendencias a largo plazo sobre salud (versión en inglés). Hyattsville, MD.
  2. Kessler, R.C., Amminger, G.P., Aguilar-Gaxiola, S., Alonso, J., Lee, S., Ustun, T.B. (2007). Edad de inicio de trastornos mentales: una revisión de la literatura reciente (versión en inglés). Current Opinion in Psychiatry; 20(4): 359–364.
  3. Centro de Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMSHA, por sus siglas en inglés) para las Estadísticas y Calidad sobre la Salud Conductual. (2018). Encuesta Nacional sobre el Abuso de Drogas y la Salud 2017: tablas detalladas. Tabla 8.2B (versión en inglés) (PDF, 36.1 MB).
  4. Centro de SAMHSA para las Estadísticas y Calidad sobre la Salud Conductual. (2018). Encuesta Nacional sobre el Abuso de Drogas y la Salud 2017: tablas detalladas (versión en inglés). Tabla 8.4B (versión en inglés) (PDF, 36.1 MB).
  5. American Psychological Association. (s/d). Preocupaciones de salud conductual y mental crecientes que enfrentan los estadounidenses mayores (versión en inglés).
  6. Centro de SAMHSA para las Estadísticas y Calidad sobre la Salud Conductual. (2018). Encuesta Nacional sobre el Abuso de Drogas y la Salud 2017: tablas detalladas (versión en inglés). Tabla 8.1B (versión en inglés) (PDF, 36.1 MB).
  7. Raposa, E.B., Laws, H.B., Ansell, E.B. (2016). La conducta prosocial disminuye los efectos negativos del estrés en la vida diaria (versión en inglés). Clinical Psychological Science; 4(4): 691–698.