El accidente cerebrovascular y la mujer

Cada año, el accidente cerebrovascular se cobra la vida del doble de mujeres que el cáncer de seno. De hecho, el accidente cerebrovascular es la cuarta causa principal de muerte entre las mujeres.1 Además, cada año mueren más mujeres que hombres por accidentes cerebrovasculares. Un accidente cerebrovascular puede dejarte incapacitada de forma permanente. Sin embargo, muchos accidentes cerebrovasculares son evitables y tratables. Todas las mujeres pueden tomar medidas para evitar un accidente cerebrovascular si conocen sus factores de riesgo y realizan cambios saludables.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es un accidente cerebrovascular?

Un accidente cerebrovascular también se denomina "ataque cerebral". El accidente cerebrovascular ocurre cuando el flujo sanguíneo que va hacia una parte del cerebro se detiene o se ve bloqueado por un coágulo o una placa, y las células del cerebro comienzan a morir.

¿Cuáles son los diferentes tipos de accidentes cerebrovasculares?

Existen dos tipos de accidente cerebrovascular:

  • Accidente cerebrovascular provocado por un bloqueo del flujo sanguíneo hacia el cerebro (accidente cerebrovascular isquémico [is-QUÉ-mi-co]). Es el tipo más común de accidente cerebrovascular. Este tipo de accidente cerebrovascular ocurre más a menudo cuando una arteria está obstruida por una placa (aterosclerosis) o un coágulo de sangre.
  • Accidente cerebrovascular causado por hemorragia en el cerebro (accidente cerebrovascular hemorrágico). Este tipo de accidente cerebrovascular ocurre cuando un vaso sanguíneo del cerebro se revienta y la sangre se derrama por el cerebro. Este tipo de accidente cerebrovascular puede ser causado por un aneurisma, que es una mancha pequeña o débil en una arteria que puede romperse.

Ambos tipos de accidente cerebrovascular pueden hacer que las células del cerebro se mueran. Según la parte del cerebro que afecte el accidente cerebrovascular, puedes tener problemas del habla, movimiento, equilibrio, visión o memoria.

Si piensas que puedes tener un accidente cerebrovascular, llama al 911.

¿Qué es el miniaccidente cerebrovascular?

Un "miniaccidente cerebrovascular" también se denomina accidente isquémico transitorio (AIT). Un AIT ocurre cuando, durante un período corto, el cerebro recibe un flujo sanguíneo menor al normal. Quizás tengas algunos síntomas de un accidente cerebrovascular o quizás no los notes.

Un AIT por lo general dura unos pocos minutos, aunque puede durar varias horas. Muchas personas ni siquiera se dan cuenta cuando tienen un accidente cerebrovascular. Un AIT puede ser una señal de alarma de un accidente cerebrovascular en el futuro, o puedes tener otro miniaccidente cerebrovascular más tarde.

Si crees que estás sufriendo algún tipo de accidente cerebrovascular, llama al 911.

¿Cuáles son los efectos del accidente cerebrovascular?

La manera en que te afecta el accidente cerebrovascular depende de:

  • El tipo de accidente cerebrovascular
  • El área del cerebro en que se desarrolló el accidente cerebrovascular
  • La gravedad de la lesión cerebral

Un accidente cerebrovascular leve puede causar daños leves o ningún tipo de daño al cerebro. Un accidente cerebrovascular grave puede causar daño cerebral considerable e incluso la muerte. Algunos efectos del accidente cerebrovascular pueden mejorar con el tiempo y la rehabilitación.

Vistas lateral y desde arriba del cerebro, con el tronco encefálico, el cerebelo y los hemisferios izquierdo y derecho.El accidente cerebrovascular puede ocurrir en diferentes partes del cerebro. El cerebro está dividido en cuatro partes principales:

  • El hemisferio (o lado) derecho
  • El hemisferio (o lado) izquierdo
  • El cerebelo, que controla el equilibrio y la coordinación
  • El tronco encefálico, que controla todas las funciones del cuerpo sobre las que no pensamos, como el ritmo cardíaco, la presión sanguínea, la transpiración o la digestión.

Un accidente cerebrovascular en el lado derecho del cerebro puede causar:

  • Problemas para mover el lado izquierdo del cuerpo
  • Problemas para calcular las distancias Puedes tener dificultades para evaluar las distancias y caerte. O quizás no puedas guiar tus manos para recoger algo.
  • Deterioro del juicio y del comportamiento. Puedes tener dificultades para realizar actividades. Además, puedes realizar actividades que no haces normalmente, como salir de casa sin estar completamente vestida.
  • Pérdida de memoria a corto plazo. Podrás recordar eventos de hace 30 años, pero no cómo llegar a tu lugar de trabajo.

Un accidente cerebrovascular en el lado izquierdo del cerebro puede causar:

  • Problemas para mover el lado derecho de tu cuerpo.
  • Problemas en el habla y el lenguaje. Puedes tener problemas para hablar o entender a otros.
  • Comportamiento lento y cauteloso. Puedes necesitar mucha ayuda para realizar las tareas diarias.
  • Problemas de memoria. Quizás no recuerdes lo que hiciste hace 10 minutos. O puedes tener dificultades para aprender cosas nuevas.

Un accidente cerebrovascular en el cerebelo puede causar:

  • Rigidez y opresión en la parte superior del cuerpo, que puede causar espasmos o movimientos involuntarios
  • Problemas en los ojos, como visión borrosa o doble
  • Problemas de equilibrio
  • Mareos, náuseas (malestar estomacal) y vómitos

Los accidentes cerebrovasculares en el tronco encefálico son muy dañinos. Dado que los impulsos que nacen del cerebro deben viajar por el tronco encefálico hasta llegar a los brazos y piernas, los pacientes con un accidente cerebrovascular en el tronco encefálico también pueden desarrollar parálisis.

¿Cómo sé si tengo riesgo de padecer un accidente cerebrovascular?

El accidente cerebrovascular puede ocurrirle a cualquiera. Algunas mujeres tienen más riesgo por ciertos problemas de salud, antecedentes médicos familiares, edad o hábitos. Se denominan factores de riesgo.

No puedes cambiar algunos factores de riesgo, como la edad, la raza o etnia o los antecedentes familiares. La buena noticia es que puedes controlar muchos otros factores de riesgo de un accidente cerebrovascular, tales como la presión sanguínea, la diabetes, el tabaquismo y la mala alimentación.

Conoce más sobre los factores de riesgo para un accidente cerebrovascular que son controlables y no controlables.

¿Cómo sé si estoy sufriendo un accidente cerebrovascular?

Los accidentes cerebrovasculares ocurren de manera rápida y son una emergencia médica. Si crees que tú o alguien más puede estar sufriendo un accidente cerebrovascular, utiliza la prueba F.A.S.T:

F-Face (rostro): mírate en un espejo y sonríe, o pídele a la persona que sonría. ¿Un lado del rostro está caído?
A-Arms (brazos): levanta los brazos. ¿Un brazo se desvía hacia abajo?
S-Speech (habla): repite una frase sencilla, como "Hola, mi nombre es ____". ¿El discurso suena arrastrado o extraño?
T-Time (tiempo): actúa rápido. Si observas algunos de estos signos, llama al 911 de inmediato. Algunos tratamientos para el accidente cerebrovascular funcionan únicamente si se realizan en las primeras 3 horas posteriores a la aparición de los síntomas.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre los accidentes cerebrovasculares?

Para obtener más información acerca del accidente cerebrovascular, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

Fuentes

  1. Heron, M. (2016). Muertes: las principales causas para 2014 (versión en inglés). National Vital Statistics Reports; 65(5). Hyattsville, MD: Centro Nacional de Estadísticas de Salud.