Recibir tratamiento

Recibir tratamiento para una afección de salud mental es un paso importante hacia la recuperación. A algunas personas les preocupa que, al recibir ayuda de un médico o consejero para una afección de salud mental, eso los haga parecer débiles. Sin embargo, en realidad es un signo de fortaleza. Cada vez más estadounidenses reciben tratamiento para afecciones de salud mental. Más de 1 de cada 7 adultos en los Estados Unidos reciben tratamiento cada año.1

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Cómo puedo encontrar el tratamiento para mi afección de salud mental?

Si te gustaría encontrar tratamiento para una afección de salud mental, comienza por hablar con un médico, enfermera o profesional de salud mental en tu área. Puedes encontrar a alguien cerca tuyo al ingresar tu código postal en el buscador de servicios de salud mental en la esquina superior izquierda (vista de escritorio) o en la parte inferior (vista para teléfono móvil) de esta página. También puedes llamar a la Línea Nacional de Ayuda de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias al 1-800-662-HELP (4357).

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de pensar en el tratamiento?

Al buscar tratamiento para una afección de salud mental, ten en cuenta lo siguiente:

  • Encontrar un terapeuta con el que te sientas cómoda puede llevar tiempo. Prueba con distintos terapeutas hasta que encuentres el adecuado. No te des por vencida. Si necesitas ayuda para encontrar un terapeuta, pregúntale a un amigo o miembro de la familia.
  • Los médicos, enfermeras y terapeutas se toman muy en serio tu privacidad. Existen leyes que ayudan a proteger tu privacidad, entre ellas la Ley de Transferencia y Responsabilidad de Seguro Médico (HIPAA, por sus siglas en inglés). Solo en situaciones específicas y muy graves, como abuso o daño físico, los médicos y terapeutas pueden contarle a alguien más información médica privada. Conoce más sobre la privacidad y confidencialidad de la American Psychological Association.
  • Si tu médico o enfermera te indica medicamentos para tu afección de salud mental, ten en cuenta que los medicamentos pueden tardar en hacer efecto. Es posible que necesites ayuda adicional de amigos, familiares o de un profesional de salud mental durante esta etapa.
  • Los medicamentos pueden tener efectos secundarios no deseados; sin embargo, nunca dejes de tomarlos sin hablarlo primero con tu médico o enfermera.
  • Existen muchos tipos de terapia, y tu médico, enfermera o profesional de salud mental pueden ayudarte a encontrar la adecuada para ti. La psicoterapia, o terapia conversacional puede ocurrir en sesiones de terapia individual, familiar o grupal. La terapia conductual cognitiva (CBT, por sus siglas en inglés) es un tipo de terapia conversacional común y eficaz. Durante la CBT, trabajas con un terapeuta para concientizarte de los pensamientos falsos o negativos y, de esta manera, puedas ver las situaciones desafiantes de manera más positiva y efectiva. También trabajas para acercarte a las personas, lugares o situaciones que has estado evitando en un esfuerzo para disminuir tu sufrimiento.

¿Cómo puedo pagar el tratamiento?

La mayoría de los planes de salud cubren servicios preventivos, como la prueba de depresión para adultos y la evaluación conductual para niños, sin costo adicional. La mayoría de los planes de seguro de salud también cubren el tratamiento de salud mental de la misma manera que lo hacen con los tratamiento médicos o quirúrgicos. No hay un copago, coseguro o deducible diferentes para el tratamiento de salud mental.

  • Si tienes seguro, consulta con tu proveedor de seguro para averiguar lo que incluye tu plan. Si tienes seguro a través de tu empleador, es posible que puedas obtener ayuda mediante el Programa de Asistencia a Empleados (EAP, por sus siglas en inglés), que puede ofrecer asesoría a corto plazo para el estrés, síntomas de enfermedades de salud mental y abuso de sustancias.
  • Si tienes Medicaid, tu plan ofrecerá algunos servicios de salud mental. Algunos planes ofrecen servicios para el trastorno por abuso de sustancias.
  • Si tienes Medicare (PDF, 882 KB), tu plan puede ayudar a cubrir los servicios de salud mental, entre ellos hospitalizaciones, visitas a un terapeuta y los medicamentos que necesites.

Si no tienes seguro, utiliza el buscador de servicios de salud mental en la esquina superior izquierda (vista de escritorio) o en la parte inferior (vista para teléfono móvil) de esta página para encontrar atención gratuita o de bajo costo en una escala variable según tus ingresos.

Otros recursos de tratamiento incluyen:

  • Recursos comunitarios. Los centros de salud mental comunitarios (CMHC, por sus siglas en inglés) ofrecen tratamiento para la salud mental y servicios de asesoría, por lo general a una tarifa reducida para las personas de bajos ingresos. Los CMHC suelen requerir que tengas un plan de seguro privado o asistencia pública, como cupones de comida o Medicaid. Ingresa tu código postal en el buscador de servicios de salud mental para encontrar un centro de salud mental en tu área.
  • Asesoramiento pastoral. Tu institución religiosa puede conectarte con un programa de asesoramiento pastoral. Los asesores pastorales calificados tienen diplomas avanzados en asesoramiento pastoral, como así también experiencia en asesoramiento profesional. Por lo general, tienes que pagar lo que puedes, según tus ingresos, para el asesoramiento pastoral.
  • Asistencia pública. Las personas con enfermedades mentales graves pueden ser elegibles para distintos tipos de asistencia pública para satisfacer los costos de vida básicos y pagar la atención médica. Seguridad Social, Medicare y Medicaid son ejemplos de dichos programas. Conoce más sobre estos programas.
  • Grupos de apoyo y autoayuda. Los grupos de apoyo y autoayuda les brindan a los participantes la oportunidad de conocer, hablar y trabajar sobre sus problemas comunes, tales como alcoholismo, trastornos por abuso de sustancias, depresión, problemas familiares y relaciones. Los grupos de autoayuda suelen ser gratuitos y se pueden encontrar en prácticamente todas las comunidades de Estados Unidos. La Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales (NAMI, por sus siglas en inglés) ofrece una lista de grupos de apoyo a nivel nacional.
  • El Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. Si prestaste servicio militar y recibiste la baja con honores, es posible que puedas recibir beneficios y servicios de salud a través del VA. Conoce más sobre los requisitos de elegibilidad y cómo inscribirte.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre recibir tratamiento para una afección de salud mental?

Para obtener más información acerca del tratamiento para una afección de salud mental, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

Fuente

  1. Centro de Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias para las Estadísticas y Calidad sobre la Salud Conductual. (2018). Encuesta Nacional sobre el Abuso de Drogas y la Salud 2017: tablas detalladas. Tabla 8.33B (versión en inglés) (PDF, 36.1 MB).