Adaptar la casa a prueba de bebés

Tu bebé está en camino y hay mucho en qué pensar. Además de asegurarte de contar con los muebles y la ropa de bebé para tu nuevo hijo o hija, recuerda comprobar si tu casa es segura. Estos consejos pueden ayudarte a cubrir todos los aspectos de seguridad.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Antes de llevar al bebé a casa

Antes de llevar al bebé a casa:

  • Controla la seguridad de la cuna y otros artículos para el bebé. Muchos padres primerizos heredan artículos para el bebé de familiares y amigos. Pese a que lo adecuado es ahorrar dinero, algunos productos pueden ser inseguros si han sido retirados del mercado o si les faltan piezas o tienen alguna suelta. Las cunas y otros artículos peligrosos pueden poner en riesgo la vida de tu bebé. La mayoría de las cunas y colchones nuevos comprados en los Estados Unidos son seguros. Asegúrate de que la cuna cumpla con las normas de seguridad vigentes del gobierno. Además, controla que los artículos heredados, como moisés o cunas portátiles, no hayan sido retirados del mercado. Verifica si un producto fue retirado del mercado y obtén información sobre la compra de una cuna y un colchón seguros en el sitio web de la Comisión para la Seguridad de Productos de Consumo de los EE. UU. O llama al 800-638-2772.
  • Quita las almohadas, mantas y animales de peluches de la cuna para evitar que el bebé se asfixie.
  • Controla que los detectores de humo y de monóxido de carbono funcionen. Instala por lo menos un detector de humo en cada planta de la casa y en los pasillos afuera de los dormitorios. Elabora un plan de escape en caso de incendio.
  • Anota los números de emergencia, incluido el de control de envenenamiento, cerca de todos los teléfonos. Ten al menos un teléfono fijo en la casa. Los teléfonos inalámbricos no funcionan cuando se corta la electricidad y los teléfonos celulares pueden quedarse sin batería.
  • Asegúrate de que el número de tu casa o apartamento sea visible para que los equipos de bomberos o de rescate puedan localizar tu dirección rápidamente en caso de emergencia.
  • Asegúrate de que las escaleras tengan barandas y de que estén bien aseguradas. Siempre sujétate de las barandas cuando uses las escaleras, sobre todo cuando cargas a tu bebé.

Antes de que el bebé empiece a gatear

Cuando menos te des cuenta, tu bebé ya estará gateando. La mayoría de los bebés comienza a gatear entre los seis y nueve meses. El hecho de andar a gatas implicará muchos peligros para tu bebé. Pensar de antemano cuando el niño empiece a caminar te permitirá prever los peligros antes de que el bebé crezca y se tope con ellos él primero. Aquí tienes algunas cosas que puedes hacer antes de que tu bebé comience a gatear:

  • Cubre todas las tomas eléctricas que no utilices con protectores de tomas.
  • Mantén los cables fuera del alcance del bebé. Sujeta los cables a las persianas verticales y corre los muebles, las lámparas o los medios electrónicos para ocultar los cables.
  • Asegura los muebles y artículos electrónicos, como bibliotecas y televisores, para que no caigan sobre tu bebé.
  • Usa un protector para cubrir las esquinas y los bordes filosos, como los de una mesa baja o una chimenea.
  • Instala puertas de seguridad en la parte inferior y superior de las escaleras o para bloquear la entrada a habitaciones peligrosas.
  • Usa pestillos de seguridad en armarios y puertas.
  • Guarda todos los medicamentos, productos de limpieza y otras sustancias tóxicas fuera del alcance del bebé.
  • Quita las puntas de caucho de los topes para puertas o reemplázalos con topes de una sola pieza.
  • Busca todos los objetos pequeños y quítalos. Los objetos que pueden atravesar el centro de un rollo de papel higiénico pueden provocar asfixia.
  • Mantén las plantas de interiores fuera del alcance del bebé. Algunas plantas son venenosas y pueden intoxicar a tu bebé.
  • Fija la temperatura del calentador de agua en 125.° Fahrenheit como máximo. Si el agua estuviese más caliente podría provocar quemaduras graves.
  • Controla de cerca a tu bebé cuando esté con una mascota. Las mascotas necesitan tiempo para adaptarse a un nuevo bebé.

Más información sobre cómo adaptar la casa a prueba de bebés

Consulta otras publicaciones y sitios web

  • Bañar a un bebé (versión en inglés): la hora del baño puede ser divertida, pero necesitas tener mucho cuidado cuando tu hijo está cerca del agua. Este recurso ofrece consejos de seguridad y maneras de evitar accidentes a la hora del baño.
  • Sueño seguro para tu bebé: reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) (versión en inglés): esta publicación explica qué es el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) y qué deberías saber al respecto. Además, ofrece 10 consejos para ayudar a reducir el riesgo de SMSL y una explicación sobre por qué lo más seguro para tu bebé es dormir boca arriba.

Ponte en contacto con otras organizaciones