Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Saltar navegación

Logotipo de Women's Health
In English

Publicaciones

línea divisoria

Cistitis intersticial/síndrome de vejiga dolorosa, hoja de datos

¿Qué es la cistitis intersticial o el síndrome de vejiga dolorosa (CI/SVD)?

La cistitis intersticial (CI) es una afección dolorosa crónica que afecta la vejiga. Muchos expertos hoy la llaman síndrome de vejiga dolorosa (SVD). Los síntomas de CI/SVD incluyen:

  • Dolores o molestias que podrían tener relación con la vejiga y que suelen empeorar a medida que se llena la vejiga.
  • Sensación de que necesitas orinar de inmediato (urgencia), a menudo (frecuencia) o ambos. La mayoría de las personas orina entre 4 y 7 veces al día. Sin embargo, con CI/SVD, la vejiga puede soportar menos orina. Las personas que tienen CI/SVD severa orinan hasta 30 veces al día.
  • Dolor, presión o sensibilidad en la zona pélvica y/o los genitales.
  • Dolor durante las relaciones sexuales o durante la eyaculación en los hombres.
  • Úlceras y/o sangrado de la vejiga.

Los síntomas de CI/SVD varían de una persona a otra y pueden cambiar con el tiempo. Los síntomas de las mujeres suelen empeorar durante los períodos menstruales. Algunas personas que tienen CI/SVD sienten solo una molestia leve. Otras tienen dolor y síntomas severos.

La CI/SVD puede afectar en gran medida la calidad de vida de una persona. Los casos graves de CI/SVD pueden impedir que las personas vayan a trabajar o a la escuela y que tengan una vida social. Puede afectar la vida sexual y las relaciones de una persona. Vivir con una afección crónica puede aumentar el riesgo de tener depresión.

Volver arriba

¿Quién puede desarrollar CI/SVD?

Más de 1.3 millones de estadounidenses tienen CI/SVD, aunque algunos estudios sugieren que millones más pueden tener síntomas de la enfermedad. Aproximadamente 8 de 10 personas que tienen CI/SVD son mujeres, aunque más hombres de los que creemos podrían tener CI/SVD. Los hombres que tienen CI/SVD pueden recibir diagnósticos de afecciones que tienen síntomas similares, como algunas afecciones relacionadas con la próstata. La mayoría de las personas que tiene CI/SVD recibe el diagnóstico en la mediana edad, aunque también puede diagnosticarse tanto en adolescentes como en ancianos.

Volver arriba

¿Cuáles son las causas de CI/SVD?

Nadie conoce las causas de CI/SVD. Los siguientes factores pueden tener incidencia en la CI/SVD:

  • Un defecto en la pared de la vejiga que permite que sustancias de la orina irriten la vejiga.
  • Un tipo específico de célula que libera histamina (sustancia química que se libera durante una reacción alérgica) y otras sustancias químicas, que genera síntomas de CI/SVD.
  • Algo en la orina que daña la vejiga.
  • Cambios en los nervios que transmiten las sensaciones de la vejiga y crean eventos normales, como la vejiga llena, con dolor.
  • El sistema inmunitario del cuerpo ataca la vejiga.

Es difícil saber si algunos de estos factores realmente producen CI/SVD o forman parte del proceso que da lugar a CI/SVD. Además, las causas de CI/SVD en algunas personas pueden ser distintas a las causas en otras personas que tienen CI/SVD. Algunos estudios de personas que tienen CI/SVD sugieren que, a veces, se desarrolla luego de una lesión en la vejiga, como por ejemplo, una infección. Los genes también juegan un papel importante en algunas formas de CI/SVD. En algunos casos, la CI/SVD afecta a una madre y su hija o a hermanas. Sin embargo, no es común que la CI/SVD sea hereditaria.

Recientemente, los investigadores identificaron una sustancia que se encuentra casi exclusivamente en la orina de las personas que tienen CI/SVD. Esta sustancia parece bloquear el crecimiento normal de las células que recubren la pared de la vejiga. Conocer más acerca de esta sustancia podría ayudar a los investigadores a comprender mejor las causas de CI/SVD y los posibles tratamientos.

Muchas mujeres que tienen CI/SVD tienen otras afecciones, como por ejemplo síndrome del intestino irritable y fibromialgia. Las alergias también son comunes en personas que tienen CI/SVD. Conocer estas afecciones también podría dar indicios acerca de la causa de la CI/SVD.

Volver arriba

¿Cómo puedo saber si tengo CI/SVD?

No hay una prueba que pueda determinar si tienes CI/SVD, lo cual hace que sea difícil de diagnosticar. El médico te hará muchas preguntas acerca de tus síntomas. Tu médico también necesitará descartar otros problemas de salud que puedan generar los síntomas, como por ejemplo:

Algunas de las pruebas usadas para descartar otros problemas de salud que pueden ocasionar dolor de vejiga son:

  • Prueba de orina. El médico introducirá un catéter, un tubo delgado, para drenar orina. O pueden pedirte que suministres una muestra de orina usando el método de "muestra limpia". Para tomar una muestra limpia, debes lavarte la zona genital antes de recolectar la orina de mitad de micción en un recipiente estéril. La orina se observará con un microscopio o se enviará a un laboratorio para ver si tienes gérmenes que ocasionan UTI o ITS.
  • Citoscopía con o sin distensión de la vejiga. El médico puede usar un citoscopio, un tubo delgado con una cámara diminuta, para ver dentro de la vejiga. Otras pruebas pueden incluir el estiramiento lento de la vejiga, llamado distensión de vejiga, que se logra al llenarla con líquido. Esto ayuda al médico a tener una mejor visión del interior de la vejiga. El médico puede buscar signos de cáncer, cálculos en la vejiga u otros problemas. Puede mostrar si la pared de la vejiga está inflamada, gruesa o rígida y puede medir cuánta orina puede contener la vejiga. También puede detectar sangrado o úlceras en la vejiga. Esta prueba suele hacerse como una cirugía ambulatoria.
  • Biopsia. En una biopsia, se extrae una muestra de tejido y se analiza con un microscopio. Las muestras de la vejiga y la uretra pueden extraerse durante la citoscopía. Una biopsia ayuda al médico a descartar el cáncer de vejiga.

Los investigadores trabajan en el desarrollo de nuevas pruebas para ayudar a diagnosticar CI/SVD.

Volver arriba

¿Existe una cura para la CI/SVD?

Los médicos aun no han encontrado una cura para la CI/SVD. No pueden predecir quién responderá mejor a las distintas opciones de tratamiento. A veces, los síntomas pueden desaparecer sin motivo o después de un cambio en la alimentación o el tratamiento. Incluso cuando los síntomas desaparecen, pueden volver después de días, semanas, meses o años.

Volver arriba

¿Cómo se trata la CI/SVD?

Existen tratamientos que ayudan a aliviar los síntomas de CI/SVD. Generalmente, los médicos comienzan con un método conservador y recurren a otras terapias si es necesario. Si bien no existe un tratamiento único para todos, con el tiempo muchas mujeres pueden encontrar un plan de tratamiento que les ayuda a sentirse mejor. Algunos de ellos son:

Estrategias de autoayuda. Algunas personas que tienen CI/SVD encuentran alivio en los métodos de cuidado personal, como por ejemplo:

  • Reeducación de la vejiga: ayuda a la vejiga a soportar más orina antes de indicar el deseo de orinar.
  • Cambios en la alimentación
  • Usar ropa holgada
  • Dejar de fumar
  • Reducir el estrés: el estrés no puede provocar CI/SVD, pero puede desencadenar los síntomas.
  • Ejercicios pélvicos: un médico o un fisioterapeuta puede enseñarte a hacerlos.
  • Actividad física de bajo impacto, como el estiramiento y las caminatas

Medicamentos orales. Hay varios tipos de medicamentos que pueden ayudar con los síntomas de CI/SVD. Los analgésicos de venta libre, como la aspirina y el ibuprofeno, podrían aliviar el dolor leve de vejiga. Habla con tu médico si sientes que necesitas un analgésico más fuerte.

Un medicamento recetado llamado pentosán polisulfato sódico (Elmiron) puede ayudar a aliviar los síntomas en aproximadamente un tercio de los pacientes. Puesto que el Elmiron no ha sido probado en mujeres embarazadas, no se recomienda su uso durante el embarazo, salvo en casos severos. Los médicos no están seguros de cómo actúa, pero puede restaurar la superficie interna y proteger la pared de la vejiga de sustancias irritantes. Es posible que tengas que tomar este medicamento durante 6 meses antes de comenzar a sentirte mejor. Otros medicamentos orales para la CI/SVD incluyen:

  • Amitriptilina, un antidepresivo que puede ayudar a aumentar la capacidad de la vejiga y bloquear el dolor
  • Antihistamínicos

Distensión de vejiga. El médico estira lentamente la vejiga al llenarla con líquido. Los médicos no saben bien por qué, pero este procedimiento alivia el dolor en algunos pacientes.

Instilación de vejiga (un lavado o un baño de vejiga).La vejiga se llena con un medicamento líquido que se retiene durante distintos períodos de tiempo antes de vaciarse. Los tratamientos se realizan cada una o 2 semanas en ciclos de aproximadamente 6 o 8 semanas. Algunas personas pueden hacer esto en su casa.

Estimulación nerviosa. Los cables envían pulsos eléctricos leves a los nervios que controlan la vejiga. Los científicos no saben exactamente cómo actúa la estimulación, pero ayuda a aliviar la urgencia y la frecuencia urinaria en algunas personas.

Cirugía. Si han fallado otros tratamientos y el dolor interfiere en tu vida, la cirugía puede ser una opción. La cirugía puede aliviar los síntomas o no.

Ten en cuenta que estos tratamientos no curan la CI/SVD. Sin embargo, puedes descubrir que estos tratamientos ayudan a aliviar tus síntomas de CI/SVD. Los investigadores siguen estudiando nuevos tratamientos para la CI/SVD. Consulta a tu médico para saber si la participación en un ensayo clínico puede ser adecuada para ti.

Volver arriba

El consumo de algunos alimentos y bebidas, ¿puede generar síntomas o empeorarlos?

Los estudios no han demostrado que exista un vínculo entre la alimentación y la CI/SVD. Sin embargo, algunas personas notan que sus síntomas comienzan o empeoran después de consumir determinados alimentos o bebidas, como por ejemplo:

  • Alcohol
  • Tomates
  • Especias
  • Chocolate
  • Bebidas con cafeína y cítricas
  • Alimentos ricos en ácidos
  • Edulcorantes

Llevar un registro de comidas puede revelar un vínculo, si existe, entre determinados alimentos o bebidas y la aparición de los síntomas. O bien, puedes evitar alimentos o bebidas que creas que podrían generar o empeorar los síntomas. Luego, puedes comenzar a comer o beber nuevamente estos productos, de a uno a la vez, para ver si alguno afecta tus síntomas. Algunas personas que tienen CI/SVD descubren que no existe un vínculo entre los síntomas y lo que comen.

Si decides evitar determinados alimentos o bebidas, asegúrate de que tus comidas sigan siendo equilibradas y saludables.

Volver arriba

La CI/SVD, ¿afecta el embarazo?

Los médicos no tienen mucha información acerca del embarazo y la CI/SVD. No se cree que la CI/SVD afecte la fertilidad o la salud de un bebé por nacer. Algunas mujeres notan que sus síntomas de CI/SVD mejoran durante el embarazo. Otras descubren que sus síntomas empeoran. Si piensas quedar embarazada, habla con tu médico acerca de la CI/SVD y los medicamentos que podrías usar para tratar esta afección u otras. Algunos medicamentos y tratamientos no son seguros para usarse durante el embarazo.

Volver arriba

Descubrí que tengo CI/SVD. ¿Qué más puedo hacer para sobrellevar la situación?

Busca toda la información que puedas acerca de la CI/SVD y adopta un rol activo en tu tratamiento y en tu cuidado personal. Adopta un estilo de vida saludable para que puedas sentirte lo mejor posible. Intenta vivir con la mayor normalidad posible. Recurre a tus seres queridos y amigos de confianza para recibir apoyo. Considera participar en un grupo de apoyo para personas que tienen CI/SVD. Esto puede ayudarte a sobrellevar los síntomas y el estrés.

Volver arriba

Más información acerca de cistitis intersticial o síndrome de vejiga dolorosa (CI/SVD)

Para obtener más información sobre la cistitis intersticial o el síndrome de vejiga dolorosa (CI/SVD), llama a womenshealth.gov al 800-994-9662 (TDD: 888-220-5446) o comunícate con las siguientes organizaciones:

Volver arriba

¡Comparte esta información!

La información que aparece en nuestro sitio web es proporcionada por el gobierno federal de los Estados Unidos y es de dominio público. Esta información pública no posee derechos de autor y se puede reproducir sin autorización. No obstante, se agradece la cita de cada fuente.

La hoja de datos sobre cistitis intersticial/síndrome de vejiga dolorosa fue revisada por:

Philip Hanno, M.D., M.P.H.
Profesor de urología
University of Pennsylvania

Última actualización del contenido: 16 de julio de 2012.

Volver arriba