Tiempos de descanso

La Ley de Normas Laborales Justas (FLSA) obliga a los empleadores a proporcionar un tiempo de descanso razonable para que las empleadas extraigan leche durante el período laboral. Conoce más sobre cómo proporcionar un tiempo de descanso razonable para las madres lactantes en el trabajo y otras formas de apoyo a la lactancia materna en el lugar de trabajo.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué debo saber acerca de proporcionar descansos regulares para las madres que amamantan?

La mayoría de las madres lactantes extraen leche durante los descansos habituales o los horarios de almuerzo. La ley federal de tiempo de descanso para las madres lactantes no exige que los empleadores paguen a las mujeres por los descansos que necesitan para extraer leche. Sin embargo, el Departamento de Trabajo de EE. UU. informa que, si la compañía ofrece descansos remunerados, se debe seguir remunerando dichos descansos si las madres en período de lactancia los usan para extraer leche en el trabajo. La necesidad de extraer leche materna es una necesidad biológica, similar a la necesidad dee comer o dormir.

Algunas empresas tienen períodos constantes de inactividad y piden a las madres que se tomen sus descansos para extraer leche durante estos períodos. En un restaurante, esto puede ser entre los períodos de comidas más concurridos. En una tienda, puede ser a media mañana o a media tarde. Algunas empresas permiten que las empleadas trabajen en turnos divididos y se marchen durante los períodos de menor actividad. Esto permite que las empleadas amamanten a sus bebés en casa y regresen al trabajo durante los períodos ajetreados. En este caso, tener una política formal de lactancia ayuda a que todos los empleados comprendan que la mayoría de los empleadores están obligados por la ley a proporcionar un descanso para la lactancia materna, ya sea para extraer leche o para amamantar a un bebé, y que las madres lactantes no reciben un tratamiento especial. Una política formal de lactancia puede establecer que los descansos para la extracción de leche sean solo por el período en que la madre está amamantando a su bebé y que terminará con el destete del niño o cuando éste no se alimente más con leche materna.

¿Con qué frecuencia las madres lactantes necesitan descansos para la extracción de leche?

Por lo general, las madres extraen leche cada 2 a 3 horas, o bien de dos a tres veces por período laboral de 8 horas. Las mujeres que trabajan turnos de 12 horas posiblemente necesiten extraer leche tres o cuatro veces para mantener su producción de leche.

La extracción de leche puede tardar de 15 a 20 minutos, dependiendo de la mujer y la edad del bebé. Esto no incluye el tiempo necesario para llegar hasta y desde el espacio de lactancia o el tiempo necesario para asentarse y limpiar los accesorios del extractor de leche después de la extracción. Los estudios demuestran que la mayoría de las madres lactantes se toman solamente dos a tres descansos por jornada laboral de 8 horas, lo que hace un total de menos de 1 hora por jornada laboral para la extracción de leche.1

 

¿Cómo se debe manipular o almacenar la leche extraída?

La leche humana es un alimento. Se puede almacenar en un refrigerador o en una nevera de la misma forma en que se hace con los otros alimentos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) no clasifican la leche humana como un peligro biológico2 No es necesario tomar las precauciones universales cuando se manipula la leche humana. Las empresas pueden alentar a las madres que amamantan a limpiar el área con paños antibacterianos luego de cada uso.

Los restaurantes pueden tener políticas estrictas en cuanto al almacenamiento de los alimentos servidos a los clientes lejos de la comida de los empleados. De ser así, se puede utilizar una nevera personal para almacenar la leche extraída hasta que la empleada regrese a casa.

¿Cómo podemos apoyar a las madres lactantes que necesitan tomarse más tiempo para extraer leche?

Es posible que, para ciertas madres, un descanso normal de 15 minutos no sea suficiente para extraer leche. Esto es así particularmente cuando las empleadas regresan a trabajar luego de su licencia por maternidad. Usar un extractor de leche requiere práctica, y algunas madres necesitan unos minutos más al principio. Además, un extractor no es tan eficiente para sacar leche del seno como lo es un bebé. La extracción puede llevar más tiempo si las madres tienen problemas para relajarse. La relajación ayuda a mejorar el flujo de leche de las madres. También pueden necesitar más tiempo si tienen que caminar mucho para llegar al espacio designado para la extracción de leche, o si tiene un extractor manual en vez de uno eléctrico.

La manera más rápida de extraer leche materna es utilizar un extractor eléctrico doble de uso hospitalario en un espacio de lactancia privado, cómodo y relajante. Algunas empresas cuentan con un extractor más potente en el espacio de lactancia. Esto ayuda a las empleadas que no pueden comprar un extractor más rápido o que tienen problemas para transportar un extractor de leche al trabajo y guardarlo durante su turno. Si bien la mayoría de los planes de seguro de salud están obligados a proporcionar un extractor para las madres lactantes, el extractor aprobado por el seguro posiblemente no sea rápido o conveniente. Los extractores manuales pueden ser más lentos que los extractores eléctricos dobles.

Si una empleada necesita tiempo adicional, puede registrarse y brindarse como una ausencia no remunerada. Muchos empleadores ofrecen a las mujeres la flexibilidad de llegar bien temprano o quedarse hasta tarde para compensar el tiempo perdido. Algunos empleadores permiten que las mujeres ajusten sus descansos para el almuerzo para compensar el tiempo perdido. Otros no registran el tiempo adicional tomado, dado que la lactancia materna durante el trabajo suele ocurrir por menos de un año.

¿Cómo podemos asegurarnos que tenemos suficiente cobertura del personal mientras las empleadas se toman sus descansos para la lactancia?

La cobertura mientras las empleadas se toman su descanso para la extracción de leche se puede ofrecer de distintas maneras:

  • Los empleados cubren los momentos de ausencia entre ellos.
  • El supervisor o gerente cubre a las empleadas cuando necesitan salir de su estación de trabajo.
  • Los empleados temporales cubren a las empleadas cuando se toman un descanso.
  • El empleador ajusta los horarios laborales de las empleadas para permitir tiempos de descanso flexibles para amamantar cuando sea necesario.
  • A las empleadas del área de transporte se les brinda una ruta diferente que pueda acomodar los descansos para lactancia, o bien a las empleadas de ventas se les brinda una lista de clientes diferente pero equitativa.
  • Es posible que algunas empleadas necesiten tareas diferentes temporalmente. Por ejemplo, el chaleco antibalas utilizado por los oficiales de policía puede interferir con la extracción de leche, y es posible que no se encuentre un espacio privado de lactancia durante el servicio.
  • Las pequeñas empresas donde la madre lactante es la única empleada presente posiblemente necesiten colgar un cartel de "enseguida vuelvo" o un mensaje telefónico durante los descansos para la lactancia.

Los descansos son previsibles; las ausencias, no. En promedio, los bebés alimentados con leche materna son más saludables, menos propensos a enfermarse y menos propensos a necesitar medicamentos y visitas al médico. La cobertura de los descansos puede planificarse y organizarse con mayor facilidad que las ausencias durante todo el día porque el niño está enfermo.

¿Cuáles son algunas de las opciones para que las madres lactantes tengan un acceso directo a sus bebés?

Cada vez más empresas hacen posible que las madres lactantes puedan amamantar a su bebé durante el día de trabajo. Esto puede ser una solución para las empresas con espacio limitado para la extracción de leche. La extracción de leche es una solución aceptable para las madres que deben estar en el trabajo durante muchas horas; sin embargo, muchas madres preferirían amamantar a sus bebés en persona.

Las opciones para ofrecer acceso directo al bebé durante las horas laborales incluyen:

  • Pedirle a un cuidador que lleve al bebé para que la empleada pueda amamantarlo. La madre se toma su descanso habitual cuando llega su bebé. El cuidador la deja con su bebé y regresa para la próxima alimentación. Es posible que las madres necesiten un área privada para alimentar a su bebé en el trabajo, especialmente si los clientes están en el área de trabajo. Este espacio privado puede ser una oficina privada, una sala de conferencias u otro espacio. Algunas mujeres dejan su bebé en un cangurito para poder amamantar de manera discreta en el trabajo. La madre puede necesitar extraerse leche durante el trabajo en los momentos en que no sea posible llevar al bebé para alimentarlo o cuando su horario no le permite acercarse a su bebé.
  • Permitir que la empleada regrese a casa para amamantar al bebé. Se les debe dar a las empleadas suficiente tiempo de descanso para permitirles ir a alimentar a su bebé y luego regresar. El tiempo adicional de viaje debe ser adecuado para la empleada. La discusión abierta y la comunicación continua son fundamentales. Las empleadas también pueden necesitar un espacio privado en el trabajo para extraerse leche cuando no sea posible tener contacto con el bebé.
  • Permitir que la empleada acuda a un centro de cuidados para niños en el sitio. En algunas compañías, la guardería se comunica con la empleada cuando el bebé está listo para alimentarse. Es posible que algunos empleadas prefieran programar sus descansos en el trabajo a la hora de alimentar. Permite a la empleada el tiempo suficiente para ir a y venir de la guardería. Las empleadas también pueden necesitar un espacio privado para extraerse leche en los momentos en que no pueden alimentar al bebé en la guardería.
  • Permitir que las empleadas trabajen a distancia. Algunas empresas le permiten a las empleadas trabajar a distancia por varias semanas o meses después de que nazca su bebé. Esto permite que las mujeres vuelvan al trabajo rentado más rápidamente mientras están en su casa con su pequeño bebé. Una combinación flexible del trabajo a distancia y el trabajo en el sitio por un período de tiempo les permite a las madres volver progresivamente al trabajo de tiempo completo en el sitio. Por lo general, las empleadas que trabajan a distancia necesitan tener un cuidador para el bebé en la casa mientras trabajan. La empleada se toma sus descansos habituales en casa, durante los cuales alimenta a su bebé.
  • Permitir que la empleada tenga al bebé en el trabajo durante toda la jornada. Esta puede ser una solución apta para las mujeres en ambientes de trabajo apropiados, como pequeñas tiendas minoristas o ciertas oficinas. Quizás no sea adecuado para ciertos tipos de industrias, como fabricación o cuidados hospitalarios. La mayoría de las empresas establecen un límite de 6 a 12 meses, o hasta que el bebé puede gatear o caminar. Las madres que llevan a sus bebés al trabajo necesitan privacidad para amamantarlos y un área para cuidarlos. Es muy importante establecer una comunicación clara entre el supervisor, la empleada y los colegas. Muchas empresas descubren que permitir los bebés en el trabajo durante toda la jornada es una parte importante de la plataforma familiar.

¿Qué debo tener en cuenta si nuestra empresa permite que las madres lactantes tengan acceso directo a sus bebés en el trabajo?

Las empresas que ofrecen acceso directo a los bebés dicen que las empleadas y los bebés son más felices y están más satisfechos. Las mujeres también manifiestan que tienen una mayor producción de leche. Los bebés son más efectivos y eficaces que los extractores a la hora de sacar leche del seno. La composición de la leche materna cambia a diario para satisfacer las necesidades de nutrición del bebé y para proteger contra enfermedades. Este proceso funciona mejor cuando las madres pueden amamantar a sus bebés en lugar de extraerse leche.

Si tu empresa permite que las madres lactantes lleven a sus bebés al trabajo, considera lo siguiente:

  • Responsabilidades. Los empleadores y las empleadas deben identificar claramente sus responsabilidades mutuas para ayudar a evitar los malentendidos sobre sus expectativas. Por ejemplo, las empleadas pueden tener a sus bebés en el trabajo para alimentarlos o a tiempo completo. Las madres deben asumir la responsabilidad total por el bebé y no esperar que otros empleados se hagan cargo de él en el trabajo. Una madre no debe traer un niño enfermo a su lugar de trabajo. Las empleadas que salen del lugar de trabajo para alimentar al bebé deben acordar límites de tiempo con el supervisor. Ejemplos de responsabilidades y otra información de implementación y asistencia se encuentran disponibles en el Parenting in the Workplace Institute.
  • Responsabilidad. Algunas empresas solicitan a las empleadas firmar un deslinde de responsabilidad si el bebé se queda con la madre en el lugar de trabajo. Puedes encontrar ejemplos de deslindes de responsabilidad en el Parenting in the Workplace Institute. El seguro de responsabilidad también es una opción cuando el bebé se queda en el trabajo a tiempo completo. Algunas empresas les piden a las madres que traen a su bebé al trabajo que contribuyan con el equivalente de los gastos de una semana por el cuidado del niño para ayudar a pagar la prima del seguro.
  • Período de tiempo. La lactancia materna es una necesidad temporal para las empleadas y sus bebés. El acceso directo a los bebés puede ser necesario por unas pocas semanas hasta muchos meses, dependiendo de las necesidades de la empresa y de la empleada. La mayoría de las empresas sugieren un límite de 6 a 12 meses para que los bebés permanezcan en el trabajo a tiempo completo, o bien hasta que el bebé pueda gatear o caminar.
  • Privacidad. Es posible que una empleada que tiene su bebé con ella en el lugar de trabajo necesite privacidad para amamantar. Algunas madres se sienten cómodas al amamantar en público. Una empresa con inquietudes acerca de la lactancia materna delante de las clientes o colegas puede planificar la privacidad. La oficina privada de la empleada, una sala de conferencias o un cangurito o manta para lactancia materna pueden proporcionar privacidad.
  • Espacio para la extracción de leche. Algunas empresas brindan un espacio para que la madre se extraiga leche en el trabajo, incluso cuando suele amamantar en el lugar. Esto puede ser útil cuando no se puede llevar al bebé al trabajo en un día en particular o cuando la madre tiene actividades en el trabajo que eviten el acceso al bebé. El área de lactancia materna se puede mejorar para incluir un cambiador y suministros para adaptarse al cuidado del bebé.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre proporcionar un tiempo de descanso para las madres lactantes en el trabajo?

Para obtener más información acerca de la lactancia materna en el lugar de trabajo, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Slusser, W.M., Lange, L., Dickson, V., Hawkes, C., Cohen, R. (2004). Extracción de leche en el trabajo: un análisis de la frecuencia y el tiempo. (versión en inglés) Journal of Human Lactation; 20(2): 164–169.
  2. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2018). Lactancia materna: preguntas frecuentes (versión en inglés).