Mutilación o ablación genital femenina

La mutilación o ablación genital femenina (FGM/C, por sus siglas en inglés) es la perforación, el corte, la extracción o la costura de los genitales externos de una niña o mujer, en parte o en su totalidad, por un motivo que no es médico. Según los investigadores, más de 513,000 niñas y mujeres en los EE. UU. han sufrido o corren riesgo de sufrir FGM/C.1 En todo el mundo, la cifra asciende a 140 millones de niñas y mujeres vivas hoy en día que sufrieron mutilaciones.2 La FGM/C suele ser parte de la cultura en los países en los que se la practica. Pero la FGM/C no tiene ningún beneficio para la salud y puede ocasionar problemas de salud crónicos. La FGM/C es ilegal en los EE. UU. y en muchos otros países.

Esta hoja informativa fue actualizada para incluir los términos más actuales y que se usan con mayor frecuencia para hablar de la mutilación genital femenina (FGC, por sus siglas en inglés) Actualizaremos el título de esta hoja informativa y la forma en la que hacemos referencia a la FGC con el término mutilación o ablación genital femenina (FGM/C). La FGM/C hace referencia a cualquier procedimiento que implique la extracción total o parcial de los genitales externos femeninos, o la lesión de los órganos genitales femeninos por motivos que no son médicos. FGM/C es un término utilizado por los departamentos y agencias del gobierno federal como parte de su respuesta a esta dañina práctica.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es la FGM/C?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) definen la FGM/C como "cualquier extracción parcial o total de los genitales externos femeninos o cualquier otra lesión de los órganos genitales femeninos que no sea por motivos médicos". Estados Unidos también usa esta definición con el propósito de acabar con esta práctica.

A veces la FGM/C se conoce como "circuncisión femenina". La FGM/C no es lo mismo que la circuncisión masculina.

¿Cuáles son los diferentes tipos de FGM/C?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe cuatro tipos principales de FGM/C. Los tipos 1 y 2 son los más frecuentes, pero todos los tipos hacen daño.

Los cuatro tipos de FGM/C son:3

  • Tipo 1: extirpación parcial o total del clítoris. También se la conoce como clitoridectomía.
  • Tipo 2: extirpación parcial o total del clítoris y los labios (los "labios" internos y externos que rodean la vagina)
  • Tipo 3: consiste en coser los labios para generar un estrechamiento del orificio vaginal. Este procedimiento se llama infibulación. Puede realizarse sin resección del clítoris.
  • Tipo 4: todos los demás procedimientos lesivos de los órganos genitales con fines no médicos, tales como pinchazo, perforación, incisión, raspado y cauterización (quemadura).

¿Dónde se realizan las FGM/C?

La FGM/C suele darse en partes del norte y centro de África, en la región subsahariana y en algunas regiones de Oriente Medio y Asia. Mira el mapa de los países donde la FGM/C se practica con mayor frecuencia (PDF, 22.7 MB).

Algunos inmigrantes de estos países en los Estados Unidos y Europa Occidental también practican la FGM/C, o puede ser que envíen a sus hijas a su país natal para que les practiquen una FGM/C. Otras familias inmigrantes suspenden la práctica una vez que llegan a un país nuevo.

¿Por qué se realizan las FGM/C?

Las diversas comunidades y culturas tienen diferentes motivos para practicar FGM/C. Los motivos suelen ser complejos y cambian a lo largo del tiempo.4 La aceptación social es el motivo más frecuente. Algunas familias sienten la presión social de hacer que sus hijas sean mutiladas para que sean aceptadas por su comunidad. Otros motivos pueden ser:

  • Asegurarse de que una mujer preserve la virginidad hasta el matrimonio
  • Higiene. Algunas comunidades creen que los genitales femeninos externos que son extirpados (el clítoris o los labios de la vagina) son antihigiéncos.
  • Rito de iniciación. En algunos países, la FGM/C es parte del ritual que debe atravesar una niña para ser considerada una mujer.
  • Condición para el matrimonio. En algunos países, una niña o mujer debe ser mutilada para poder contraer matrimonio.
  • Se cree que la FGM/C aumenta el placer sexual en los hombres
  • Deber religioso, aunque no hay ningún texto sagrado de ninguna religión que exija una FGM/C

¿Quiénes corren riesgo de que les practiquen una FGM/C?

Las mujeres y niñas que viven en los países donde la FGM/C se practica con mayor frecuencia (PDF, 22.7 MB) corren el riesgo más alto. En ciertos países, solo una pequeña cantidad de mujeres y niñas son mutiladas. En otros países, prácticamente todas las niñas y mujeres son mutiladas.2

La comunidad o región del país en el que vive una niña o mujer puede aumentar o reducir su riesgo de que le practiquen ciertos tipos de FGM/C. Por ejemplo, diferentes grupos étnicos practican diferentes tipos de FGM/C. Además, el poder adquisitivo y el nivel educativo de los padres y el tipo de educación que recibieron pueden ser determinantes al momento de decidir si someterán a su hija a una mutilación. Por último, si una comunidad es urbana o rural también influye en la práctica de la FGM/C.

La edad en la que se realiza este procedimiento varía dependiendo de cada país o incluso de cada comunidad.

  • Las niñas corren mayor riesgo entre el nacimiento y los 15 años. En aproximadamente la mitad de los países en los que se practica la FGM/C, las niñas son mutiladas antes de los 5 años. En otros países, las niñas son mutiladas entre los 5 y los 14 años.4
  • A veces se practica la FGM/C en mujeres adultas. Las mujeres pueden ser mutiladas justo antes de contraer matrimonio. En algunas comunidades esperan hasta después de su primer embarazo.5

¿Cuántas mujeres y niñas son víctimas de la FGM/C?

Se estima que entre 100 y 140 millones con vida a la fecha fueron sometidas a una FGM/C. Tres millones de mujeres y niñas al año podrían estar en riesgo de que les practiquen una FGM/C.2 El porcentaje de mujeres que fueron mutiladas es muy diferente según cada país. En Indonesia, del 86 % al 100 % de las mujeres y niñas han sido mutiladas.6 En Guinea y Somalía, fueron mutiladas más del 95 % de las mujeres y niñas. En Yibuti, Egipto, Eritrea y Sierra Leone, la cifra es de casi el 90 %. Sin embargo, en Camerún y Uganda, menos del 2 % de las mujeres y niñas han sido mutiladas.

Según las estimaciones disponibles en los Estados Unidos, más de 513,000 niñas y mujeres fueron sometidas a una FGM/C o están en riesgo de ser sometidas a una FGM/C.1

¿Por qué la FGM/C causa problemas de salud?

La FGM/C puede causar problemas de salud inmediatos y crónicos. La gravedad de estos problemas depende de:7

  • La higiene (esterilización) del lugar donde se lleva a cabo el procedimiento de mutilación. La FGM/C es ilegal en la mayoría de los países y se debe practicar en secreto. En la mayoría de estos países, la FGM/C se realiza en el piso, sobre una mesa, una cama o sobre tierra. Pero en algunos países como Egipto, un vacío legal permite a los médicos practicar FGM/C en un entorno médico estéril.4
  • La experiencia de la persona que realiza la FGM/C y las herramientas que utiliza. La mutilación suele realizarse con vidrio, hojas de afeitar o cuchillos. Es posible que las herramientas no sean esterilizadas entre cada mutilación realizada. En el caso del tipo de FGM/C 3, la sutura se hace con espinas y no se utiliza hilo esterilizado.
  • El tipo de FGM/C 3 causa más problemas de salud que los tipos 1 o 2.
  • La salud en general de la mujer o niña.

¿Cómo afecta la vida de una niña o una mujer la FGM/C inmediatamente después de la mutilación?

El tipo de FGM/C que se realiza puede incidir en cuántos problemas de salud y de qué gravedad aparecen después de una FGM/C. El tipo 3 causa más problemas de salud que el tipo 1 o el tipo 2.

Los problemas médicos inmediatos pueden incluir:7

  • Dolor intenso. Las niñas no suelen tomar analgésicos antes o después de que les practiquen la FGM.
  • Hemorragias
  • Infección en la herida. Las niñas pueden tener fiebre, espasmos e incluso pueden morir si la infección no es tratada.
  • Trauma. Las niñas suelen ser sometidas a esta práctica en contra de su voluntad y posiblemente no entienden el motivo.
  • Problemas para ir al baño, con dolores y sensación de ardor
  • Tétano y otras enfermedades infecciosas, como el VIH, de herramientas e instrumentos cortantes sin esterilizar.
  • La muerte. Los investigadores no tienen información sobre cuántas niñas mueren a causa de una FGM/C. Existen pocos registros, y las muertes que pudieron haber sido producto de una FGM/C por lo general no se reportan como relacionadas con una FGM/C.8

¿Cómo afecta una FGM/C la salud de una niña o mujer en el largo plazo?

Una FGM/C puede causar problemas crónicos en la salud mental, física y sexual de una niña o mujer. El tipo de FGM/C que le hayan practicado puede incidir en el tenor y la gravedad de los problemas de salud. Los tipo 2 y 3 causan problemas de salud más graves que el tipo 1.

Los problemas de salud crónicos incluyen:9

  • Infecciones, como abscesos genitales (llagas llenas de pus que se deben drenar) y enfermedades infecciosas como la hepatitis B. En un estudio grande se detectaron más infecciones y enfermedades infecciosas como infecciones de las vías urinariasvaginosis bacteriana y VIH en mujeres con FGM/C del tipo 3.10 Probablemente esto se deba a que el daño causado por la FGM/C puede ocasionar que el tejido vaginal sea más propenso a desgarrarse durante las relaciones sexuales. Esto aumenta el riesgo de VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS).
  • Problemas para tener relaciones sexuales. El tejido extra de las cicatrices de la FGM/C (más frecuente con las del tipo 2 o 3) puede causar dolor, especialmente durante las relaciones sexuales. Esto puede ocasionar falta de deseo sexual, sequedad vaginal y menos satisfacción en general.11 Las cicatrices también pueden quitarle elasticidad al tejido vaginal. Puede que ya no se dilate con la misma facilidad para el sexo o el parto.
  • Depresión y ansiedad. Es posible que las niñas no entiendan lo que les están haciendo ni el motivo porque lo hacen. Los efectos de esta experiencia dolorosa son similares a los del trastorno por estrés postraumático. Las mujeres y niñas que ya han sido mutiladas y viven en los Estados Unidos pueden ser humilladas o sentirse avergonzadas al momento de recibir atención médica.12,13 Incluso pueden tener miedo de que los proveedores de atención médica en los Estados Unidos no sepan cómo atenderlas.14 Esto hace que sea más difícil adaptarse a un nuevo país.
  • Períodos menstruales dolorosos y prolongados. La FGM/C de tipo 3 puede ocasionar períodos menstruales dolorosos en algunas niñas y mujeres. A algunas mujeres les dejan solo un pequeño orificio para orinar y para el sangrado menstrual. Es posible que no puedan despedir todo el flujo de sangre menstrual. Esto puede causar dolor y períodos más prolongados de lo normal. Algunas mujeres también pueden tener infecciones en forma reiterada.
  • Problemas urinarios. La FGM/C de tipo 3 puede demorar o afectar el flujo de orina, lo que a su vez causa infecciones en las vías urinarias. La orina también puede quedar atrapada detrás de la cicatriz y cristalizarse, formando masas sólidas llamadas piedras en la vejiga o cálculos urinarios.
  • Fístula, es un conducto entre la uretra y la vagina que permite que la orina entre en la vagina. Esto puede ocurrir cuando se daña la uretra durante la FGM/C. La fístula causa incontinencia y otros problemas, incluidos olores, que pueden aislar socialmente a las niñas y mujeres.

Las mujeres y niñas que llegan a los Estados Unidos después de haber sido mutiladas posiblemente tengan que enfrentar otros problemas de salud. Es posible que los médicos y otros proveedores de atención médica no sepan cómo tratarlas y atender las necesidades de salud de estas mujeres y niñas. En algunos casos los profesionales de la salud no tienen la capacitación necesaria para atender a mujeres y niñas que fueron sometidas a una mutilación.9

¿De qué modo afecta al embarazo una FGM/C?

En general la FGM/C no afecta a las mujeres durante el embarazo, pero las mujeres que fueron mutiladas enfrentan dificultades particulares durante el parto. Estas incluyen:9

  • Trabajo de parto prolongado. Las mujeres con FGM/C del tipo 3 corren mayor riesgo de que se extienda la segunda etapa de su trabajo de parto.
  • Sangrado excesivo después del parto
  • Mayor riesgo de episiotomía durante el parto. El médico hace un corte en el perineo, que es la carne entre la vagina y el ano. También hay un mayor riesgo de que este tejido se desgarre durante el parto. Estos riesgos son particularmente altos para las mujeres que fueron sometidas a una FGM/C de tipo 3.
  • Mayor riesgo de cesárea. Los médicos que no conocen la apariencia de las cicatrices de una FGM/C pueden sugerir una cesárea. Sin embargo, puede ocurrir que una cesárea no sea necesaria. Es seguro volver a abrir la vagina (deshacer la infibulación) de las mujeres con FGM/C tipo 3 durante el embarazo o el trabajo de parto y el parto. Sin embargo, es posible que los proveedores de atención médica no tengan experiencia o no hayan recibido la capacitación necesaria para proporcionar una atención médica adecuada a las mujeres que han sido mutiladas.9,15

Los riesgos para el bebé incluyen bajo peso al nacer (menos de 5 ½ libras al nacer), problemas respiratorios justo después de nacer y muerte fetal o muerte prematura.16,17

¿La FGM/C es ilegal?

La FGM/C es ilegal en los Estados Unidos. Los Estados Unidos y muchos otros países consideran la FGM/C una violación de los derechos de las mujeres y una forma de abuso infantil. La legislación federal considera un delito realizar una FGM/C a cualquier niña menor de 18 años o llevar o intentar llevar a una niña fuera de los Estados Unidos para practicarle una FGM/C. Las niñas y mujeres que sufrieron una FGM/C no tienen responsabilidad y no violaron ninguna ley estadounidense.

¿Por qué en los Estados Unidos se considera que la FGM/C es violencia contra la mujer y abuso infantil?

En los Estados Unidos la FGM/C se considera una violación grave de los derechos humanos y una forma de violencia de género y abuso infantil.18 A muchas niñas se las fuerza a someterse a una FGM/C y no tienen alternativa. Es un procedimiento doloroso y no brinda beneficios para la salud. Además, la FGM/C suele causar problemas de salud físicos y mentales crónicos. Por tales motivos, el gobierno de EE. UU. junto con otros gobiernos y organizaciones hacen todo lo posible por ponerle fin a esta práctica.

¿Qué se puede hacer para terminar con la práctica de FGM/C?

Hay gobiernos y grupos en los Estados Unidos y en todo el mundo que trabajan juntos para terminar con la práctica de la FGM/C. Algunos enfoques incluyen:

  • Participación de la comunidad. Las iniciativas para terminar o reducir la práctica de FGM/C que resultaron exitosas tienen los siguientes factores en común:19
    • Los individuos de la comunidad se convierten en instructores y educadores. Muchos programas recurren a mujeres locales respetadas para que enseñen a otras niñas en sus comunidades acerca de los efectos perjudiciales de la FGM/C.
    • Las iniciativas se centran en las necesidades y fortalezas de la comunidad y recomendaciones de los miembros de la comunidad.
    • Los programas y los líderes de las organizaciones respetan las tradiciones y la estructura social de la comunidad. Los participantes del programa se ganan la confianza de la comunidad para poder hablar honestamente sobre temas delicados como la FGM/C.
    • Los programas que revisten cierta sensibilidad cultural incluyen el uso de teatro, canciones y juegos para informar a las familias sobre la FGM/C.
  • Aprobar leyes contra la FGM/C. La FGM/C es ilegal en la mayoría de los países del mundo, incluidos muchos de los países en los que se la practica en forma regular.

Investigaciones recientes demuestran que estas iniciativas podrían estar funcionando. En algunas regiones, la educación está empezando a modificar algunas actitudes e influyendo en las familias para que opten por no practicar la FGM/C. Por ejemplo, en Egipto fueron mutiladas el 96 % de las mujeres de entre 45 y 49 años, pero ese porcentaje cayó al 81 % en mujeres de entre 15 y 19 años.2

¿Qué debo hacer si alguien que conozco está en riesgo de que le practiquen una FGM/C?

Si crees que una mujer está en riesgo de que le practiquen una FGM/C, comunícate con la agencia de servicios de protección de la niñez de tu estado.

También puedes comunicarte con el área de Derechos Humanos y Procesamientos Especiales del Departamento de Justicia al 1-800-813-5863 o hrsptips@usdoj.gov o a la unidad de Violadores de Derechos Humanos y Crímenes de Guerra del Departamento de Seguridad Interior al 1-866-DHS-2-ICE (866-347-2423) o HRV.ICE@ice.dhs.gov.

¿Qué se puede hacer para mejorar la salud de las niñas y mujeres que fueron sometidas a una FGM/C?

Las niñas y mujeres de los Estados Unidos que han sido mutiladas necesitan recibir un cuidado clínico y culturalmente adecuado por parte de proveedores de atención médica capacitados.

¿Respondimos tus dudas sobre la FGM/C?

Para obtener más información acerca de la FGM/C, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o comunícate con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Goldberg, H., Stupp, P., Okoroh, E., Besera, G., Goodman, D. y Danel, I. (2016). Female genital mutilation/cutting in the United States: Updated estimates of women and girls at risk, 2012. Public Health Reports, 131, 1–8.
  2. Population Reference Bureau. (2014). Female genital mutilation/cutting: data and trends (PDF, 870 KB).
  3. Organización Mundial de la Salud. (2008). Acabar con la mutilación genital femenina: Una declaración interagencial (PDF, 2.11 MB) (versión en inglés).
  4. United Nations Children's Fund (UNICEF). (2013). Female genital mutilation/cutting: a statistical overview and exploration of the dynamics of change (PDF, 22.7 MB).
  5. United Nations Population Fund. Preguntas frecuentes sobre la mutilación/ablación genital femenina. (versión en inglés).
  6. Population Council. (2003). Female Circumcision in Indonesia (PDF, 383 KB).
  7. Abdulcadir, J., Margairaz, C., Boulvain, M., y Irion, O. (2011). Atención para mujeres que han sufrido mutilación/ablación genital femenina (versión en inglés). Swiss Medical Weekly. DOI: 10.4414/smw.2011.13137.
  8. Innocenti Digest UNICEF. (2005). Changing a harmful social convention: female genital mutilation/cutting (PDF, 635 KB).
  9. Reisel, D., y Creighton, S. M. (2015). Long-term health consequences of female genital mutilation (FGM) (PDF, 371 KB). Maturitas, 80, 48–51.
  10. Iavazzo, C., Sardi, T. A., y Gkegkes, I. D. (2013). Mutilación genital femenina e infecciones: un estudio sistemático de la evidencia clínica (versión en inglés). Archives of Gynecology and Obstetrics, 287, 1137–1149.
  11. Andersson, S. H. A., Rymer, J., Joyce, D. W., Momoh, C., y Gayle, C. M. (2012). Sexual quality of life in women who have undergone female genital mutilation: a case-control study (PDF, 12 KB). BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynaecology, 119(13), 1606–1611. DOI: 10.1111/1471-0528.12004.
  12. Brown, E., Carroll, J., Fogarty, C. y Holt, C. (2010). "Si se realizan una cesárea, morirán": los miedos de las mujeres somalíes a las intervenciones obstétricas en los Estados Unidos (versión en inglés). Journal of Transcultural Nursing, 21(3), 220–227. DOI: 10.1177/1043659609358780.
  13. Beine, K., Fullerton, J., Palinka, L., y Anders, B. (1995). Concepciones del cuidado prenatal entre las mujeres somalíes de San Diego (versión en inglés) Journal of Nurse Midwifery, 40(4), 376-381.
  14. Pavlish, C.L., Noor, S., y Brandt, J. (2010). Somali immigrant women and the American health care system: Discordant beliefs, divergent expectations, and silent worries. Social Science & Medicine, 71, 353–361.
  15. Nour, N. (2015). Mutilación/ablación genital femenina: los proveedores de atención médica deben liderar el cambio (PDF, 606 KB) (versión en inglés). Population Reference Bureau.
  16. Berg, R.C., y Underland, V. (2013). Las consecuencias obstétricas de la mutilación/ablación genital femenina: un análisis sistemático y un metaanálisis (versión en inglés). Obstetrics & Gynecology International, 2013.
  17. Organización Mundial de la Salud. (2006). Female genital mutilation and obstetric outcome: WHO collaborative prospective study in six African countriesThe Lancet, 367, 1835–1841.
  18. Departamento de Justicia de los EE. UU. (2015). Hoja de datos del gobierno de los EE. UU. sobre la mutilación/ablación genital femenina (MGF) (PDF, 17.5 KB) (versión en inglés).
  19. Population Reference Bureau. (2006). Abandoning female genital mutilation/cutting: an in-depth look at promising practices (PDF, 1.57 MB).