Logotipo It's Only Natural

Qué hacer

Ahora que conoces los síntomas de un ataque cardíaco en mujeres, el siguiente paso es actuar rápido y conseguir ayuda. Cuando se administran rápido, los medicamentos y otros tratamientos pueden detener un ataque cardíaco y limitar el daño del músculo cardíaco. Si tienes cualquiera de los síntomas de un ataque cardíaco, o si crees que podrías estar sufriendo uno, llama inmediatamente al 911.

 

Expandir todo
|
Cerrar todo

Prepárate para una emergencia

Nadie quiere pensar que podría sufrir un ataque cardíaco, pero saber qué hacer en caso de que ocurra puede salvarte la vida. Escribir tu propio plan de acción ante un ataque cardíaco te ayudará a cuidarte a ti o a tus seres queridos que puedan sufrir un ataque cardíaco.

Cómo: plan de acción ante un ataque cardíaco

Trabaja con tu médico para elaborar un plan de acción ante un ataque cardíaco (PDF), para que sepas qué hacer en caso de sufrir uno.  

Ten aspirina en tu casa o lleva una siempre contigo. Pregúntale a tu médico si es seguro tomar una aspirina en caso de un ataque cardíaco. Un operador del 911 puede indicarte que mastiques o tragues una aspirina no recubierta si crees que estás sufriendo un ataque cardíaco y si no eres alérgica a la aspirina o no está contraindicada para ti. La aspirina puede ayudar a disolver los coágulos sanguíneos que pueden provocar un ataque cardíaco. Algunas personas no deben tomar aspirina durante un ataque cardíaco, por lo que habla con tu médico ahora.

Pregúntale a tu médico si es bueno tomar nitroglicerina (nitro) en caso de emergencia. La nitroglicerina dilata las arterias, enviando sangre adicional al corazón y brindándote más tiempo para llegar al hospital durante un ataque cardíaco. Si tu médico ha recetado nitro y tienes dolor o molestia en el pecho, toma una dosis y espera cinco minutos. Si el dolor no se va o si empeora, llama al 911 de inmediato. Puedes tomar hasta dos dosis más (una cada cinco minutos) mientras esperas la ambulancia.

Comparte tu plan de acción con tus seres queridos y cuidadores. Un plan de acción claro durante una emergencia médica puede ayudar a mantener calmados y concentrados a todos.

Habla con tu familia y amigos sobre un plan de acción ante un ataque cardíaco, cómo reconocer los síntomas de un ataque cardíaco y por qué es importante llamar al 911 dentro de los cinco minutos posteriores a la aparición de los síntomas. Diles que recibirás tratamiento más rápido si llaman al 911 en lugar de llevarte al hospital ellos mismos.

Ten una copia en papel de tu plan de acción ante un ataque cardíaco y otros registros médicos donde puedes buscarlos fácilmente. Deberías tener copias tanto en tu casa como en el trabajo. Si regularmente llevas un bolso o cartera, también es un buen lugar para tener una copia adicional. Tener estos papeles escritos al alcance de tu mano puede ayudar a los médicos a diagnosticarte más rápido y a saber qué medicamentos son seguros para ti. En una emergencia, puede ser difícil acceder a los registros médicos electrónicos o a información de tu teléfono si está protegido con contraseña.

Deberías tener copias en papel de:

  • Una lista de todos los medicamentos que tomas, y aquellos a los que seas alérgica (esto también debe encontrarse en tu tarjeta de bolsillo con tu plan de acción ante un ataque cardíaco). Esta lista debe incluir medicamentos de venta libre, medicamentos con receta y cualquier suplemento dietético o natural.
  • Una copia de tu electrocardiograma (ECG) en reposo. Llama a tu cardiólogo, a tu médico de cabecera o al hospital donde te hayas hecho pruebas y pide una copia. Esto puede ayudar a los médicos a diagnosticar mejor un ataque cardíaco y guiar tu tratamiento.
  • El nombre y número de teléfono de la persona a la que llamar si debes acudir al hospital.

Cuándo deberías llamar al 911

Si presentas síntomas de un ataque cardíaco por más de cinco minutos, llama al 911. Muchas mujeres dicen que buscarían ayuda solamente si sus síntomas duraran 30 minutos o más. ¡No te demores! Si esperas demasiado, podría ser muy tarde para evitar un daño cardíaco permanente. Cuando se trata de un ataque cardíaco, "tiempo equivale a músculo cardiaco". Cuánto más rápido consigas ayuda, más músculo cardíaco podrás salvar.

Los tratamientos para un ataque cardíaco funcionan mejor cuando se administran dentro de la hora posterior a la aparición de los síntomas.1,2

  • Por cada hora que demores en llegar al hospital desde la aparición de los síntomas, el riesgo de morir se incrementa en un 20%.
  • Luego de seis horas, es posible que tu corazón haya sufrido un daño permanente.
  • ¡Por cada 30 minutos que esperes para conseguir ayuda podría quitarte un año de tu vida!

No conduzcas hasta el hospital. Llama al 911.

Llamar al 911 es la manera más segura de llegar al hospital cuando estás sufriendo un ataque cardíaco. Si adviertes los síntomas de un ataque cardíaco, llama al 911 de inmediato (como mucho a los cinco minutos). Si llamas al 911, el personal médico de emergencias puede comenzar el tratamiento para salvarte la vida de inmediato, incluso antes de llegar al hospital. No conduzcas por tu cuenta ni hagas que alguien más te lleve.

Si tú, o alguien más, conduce hasta el hospital, perderás tiempo en la sala de espera de emergencias. Llegar a la sala de emergencias en ambulancia significa que un médico te verá de inmediato.

Qué hacer cuando llamas al 911

  • Llama desde un teléfono fijo o conoce la dirección de ubicación. Aunque tu teléfono celular siempre parece saber dónde estás, eso no podría ser cierto para un operador del 911. Un teléfono fijo o con cable es la mejor opción para llamar al 911 porque los trabajadores de emergencias sabrán dónde te encuentras. Sin embargo, si tienes que llamar al 911 desde un teléfono celular intenta buscar la dirección donde te encuentras. Si no sabes con exactitud dónde te encuentras, dile al operador del 911 la intersección o salida a la carretera más cercana y una descripción del lugar donde estás.
  • Quédate tranquila e intenta no entrar en pánico. Respira profundamente si puedes. Habla de forma clara y pausada. El operador del 911 te preguntará dónde estás, qué ocurre y qué tipo de ayuda necesitas. Dile: "Creo que estoy sufriendo un ataque cardíaco".
  • No cuelgues la llamada. Quédate al teléfono hasta que la ayuda llegue o hasta que el operador del 911 te indique que puedes colgar.
  • Sigue las instrucciones del operador del 911. Luego de preguntarte sobre los medicamentos que tomas, es posible que operador del 911 te pida que mastiques o tragues una aspirina o tomes una píldora de nitroglicerina (nitro) si tienes. Si bien la aspirina y la nitro ayudan ante un ataque cardíaco o dolor en el pecho, no son adecuadas para todas las personas. Pregúntale a tu médico con anticipación si son seguras para ti.
  • Destraba la puerta. Haz que alguien destrabe la puerta si sientes que estás mareada o que vas a desmayarte. Recuéstate en el suelo donde quienes respondan a la emergencia puedan verte tan pronto entren. Intenta mantener la calma y respira lenta y profundamente, si puedes.

Qué hacer en la sala de emergencias

Describe tus síntomas en forma clara y directa. Cuéntale al médico tus síntomas y por cuánto tiempo los has tenido. Intenta ser clara y concisa, en lugar de contarle una larga historia sobre cómo comenzaron los síntomas y cuál crees que puede ser la causa.

Sé específica. Descríbele cómo son los síntomas, dónde se localizan y qué tan graves son.

Deja claro que esos síntomas no son normales para ti y que crees que algo está realmente mal. Usar las palabras "nunca antes me había sentido así" puede ayudar al médico a darse cuenta de que algo está realmente mal.

No te des por vencida. Continúa describiendo tus síntomas hasta que sientas que te han comprendido.

Escucha atentamente cualquier pregunta que se te haga y responde directamente. Pero no temas demorarte un momento para organizar tus pensamientos.

Sé honesta contigo misma y con los proveedores de atención médica acerca del dolor. Se te puede pedir que describas el dolor que sientes en una escala de cero a 10, donde cero es ningún dolor y 10 es el peor dolor imaginable. Sé honesta y no subestimes tus síntomas, no es el momento de "ser fuerte". A veces, las mujeres tienden a describir el dolor en el pecho como una "presión" en lugar de un "dolor". Sin embargo, si se siente como si un elefante se sentara en tu pecho por la presión, ten en cuenta que muchos médicos y enfermeras lo catalogan como "dolor".

Habla alto. No temas hacer preguntas. Si continúas sintiendo dolor mientras estás en el hospital, asegúrate de que el médico y enfermeros sepan cómo te sientes. El dolor continuo se tratará de forma diferente al que se va.

¿Qué pasa si no me toman en serio?

Tener síntomas de un ataque cardíaco es una experiencia estresante. La presión adicional de tener gente, especialmente médicos, negándose a tomarte en serio puede ser casi imposible de soportar. Pero ten confianza: muchas mujeres han enfrentado el mismo reto y finalmente pudieron recibir la atención que necesitaban. Confía en tus instintos y mantente dispuesta a luchar por tu salud.

Sé persistente. Nunca dejes de buscar ayuda, siempre y cuando tengas un problema, incluso si el médico dice que no está pasando nada malo.

Sé directa. Di: "siento que estoy teniendo un ataque cardíaco". Si te dicen que solamente son nervios o indigestión, di: "¿investigó para ver si tuve un ataque cardíaco?"

Pide más exámenes. Insiste en que te hagan un ECG y análisis de sangre antes de volver a casa. Estos exámenes son simples, rápidos y muy precisos en la búsqueda de problemas cardíacos. Incluso aunque los resultados de tus análisis sean normales, si sigues teniendo dolor o una molestia, dile a tu médico que sigues dolorida.

Obtén una segunda opinión. Si sientes que el médico de la sala de emergencias no te toma en serio, pide ver un cardiólogo clínico (también llamado cardiólogo no invasivo), que se especializa en ataques cardíacos. No te preocupes por ofender a alguien: tu salud es lo más importante.

Fuentes

  1. Rawles, J.M. (1997). Cuantificación del beneficio de una terapia trombolítica temprana: resultados de cinco años del estudio Grampian Region Early Anistreplase Trial (GREAT) (versión en inglés). Journal of the American College of Cardiology; 30(5): 1181-6.
  2. Avorn, J., Knight, E., Ganz, D.A., Schneeweiss, S. (2004). Demora terapéutica y menor estado funcional seis meses después de una trombólisis para un infarto miocardial agudo (versión en inglés). American Journal of Cardiology; 94(4): 415-20.