¿Cómo se trata el accidente cerebrovascular?

El tratamiento que recibes en caso de accidente cerebrovascular depende del tipo de accidente cerebrovascular que hayas sufrido y de cuán rápido recibas atención médica.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico

La primera opción de tratamiento para el tipo más común de accidente cerebrovascular (accidente cerebrovascular isquémico) es un medicamento trombolítico denominado activador tisular del plasminógeno (tPA, por sus siglas en inglés). Por lo general se inyecta en una vena. El medicamento es llevado por la sangre hasta el cerebro para disolver el coágulo.

Para que funcione correctamente y sea seguro, el tPA debería administrarse dentro de las tres horas (pero puede usarse hasta 4 ½ horas después) posteriores al inicio del accidente cerebrovascular. De hecho, cuanto antes sea administrado, mejor funcionará el tPA. Antes de que te den el tPA, es necesario hacer estudios para asegurarse de que no estés sufriendo un accidente cerebrovascular hemorrágico porque el tPA puede empeorar la situación. Por eso es tan importante que la persona que esté sufriendo un accidente cerebrovascular llame al 911 rápidamente.

Algunas personas que sufren un accidente cerebrovascular no pueden recibir tPA. Pueden haber llegado al hospital demasiado tarde o tener otra afección médica. Estas personas recibirán un tratamiento diferente:

  • Anticoagulantes. Estos medicamentos pueden mejorar el flujo sanguíneo en caso de que tengas un coágulo. Si tienes fibrilación atrial o antecedentes de accidente cerebrovascular, es posible que tu médico prescriba un tratamiento prolongado de anticoagulantes para prevenir un futuro accidente cerebrovascular.
  • Extracción del coágulo. Algunas personas no llegan al hospital a tiempo para recibir el tPA, o recibieron el tPA pero no surtió efecto. El médico puede usar un dispositivo para eliminar el coágulo que está causando el bloqueo.

Tratamiento del accidente cerebrovascular hemorrágico

Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos son muy peligrosos y tienen menos opciones de tratamiento. El tratamiento por lo general consiste en controlar la hemorragia y reducir la presión con medicamentos o cirugía. El tipo de tratamiento que recibas depende de las causas de la hemorragia y de si la hemorragia tuvo lugar dentro o fuera del tejido cerebral. Las principales opciones son estas:

  • Medicamentos para disminuir la presión arterial. La hipertensión es la causa más común del accidente cerebrovascular hemorrágico. Por lo general, en este tipo de accidente cerebrovascular, hay pequeños derrames en los vasos sanguíneos de distintas partes del cerebro. La disminución de la presión arterial puede ayudar a sanar estos derrames.
  • Cirugía para drenar las sangre acumulada. La hemorragia en el cerebro puede provocar un aumento de la presión dentro del cráneo que puede dañar al cerebro. Los médicos pueden hacer una incisión en el cráneo para drenar la sangre y reducir la presión.
  • Clipaje quirúrgico. Este procedimiento se usa para tratar un accidente cerebrovascular causado por la ruptura de un aneurisma en el cerebro. Los cirujanos tienen que abrir el cráneo y usar una pinza de metal para cerrar el vaso sanguíneo que se rompió.
  • Espiral endovascular. Este procedimiento también se usa para tratar la ruptura de un aneurisma. No es necesario abrir el cráneo, de modo que puede ser menos riesgoso que el clipaje quirúrgico. También requiere de menos tiempo de recuperación. En esta cirugía, el cirujano coloca un tubo largo y delgado, denominado catéter, a través de una pequeña incisión en una arteria. El cirujano guía el extremo del catéter hasta el aneurisma y libera pequeños resortes de metal dentro del mismo. Se forma un coágulo de sangre alrededor de los resortes que detiene la hemorragia.
  • Procedimientos para corregir vasos sanguíneos anormales. Algunos accidentes cerebrovasculares hemorrágicos son causados por vasos sanguíneos de forma anormal. Si el problema está cerca de la superficie del cerebro, puede corregirse con cirugía. Si los problemas se localizan en alguna parte más profunda del cerebro, los cirujanos pueden usar un catéter que se inserta a través de la ingle para acceder a los vasos sanguíneos, bloquear conexiones anormales y detener la hemorragia.

Después de que el accidente cerebrovascular sea tratado, es posible que también necesites rehabilitación para recuperarte del daño causado a tu cerebro.

Fuentes

  1. Ingram, D.D., Montresor-Lopez, J.A. (2015). Diferencias en mortalidad por accidente cerebrovascular entre adultos mayores de 45 años en los Estados Unidos, 2010-2013 (versión en inglés). National Vital Statistics System Data Brief No. 257, National Center for Health Statistics.
  2. Boehme, A.K., Siegler, J.E., Martin-Schild, S. (2014). Diferencias raciales y de género en la gravedad, resultados y tratamiento de accidentes cerebrovasculares en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo (versión en inglés). Journal of Stroke and cerebrovascular diseases: the official journal of National Stroke Association; 23(4): e255-e261.