Un proyecto de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

Saltar navegación

Logotipo de Women's Health

Haga la llamada. ¡No pierda tiempo!

¿Qué hacer durante un ataque cardíaco?

In English

Actúa enseguida: llama al 9-1-1

Ahora que conoces los síntomas de un ataque cardíaco, el siguiente paso es actuar rápidamente y saber cuál es la mejor manera de obtener ayuda. Si se administran a tiempo, los medicamentos y otros tratamientos pueden detener un ataque cardíaco y prevenir o limitar el daño a tu corazón. Si tienes cualquiera de los síntomas de un ataque cardíaco, o si crees que podrías estar sufriendo uno, llama inmediatamente al 9-1-1 para pedir atención médica de emergencia.

¡Una cuestión de minutos!

Los tratamientos para un ataque cardíaco funcionan mejor cuando son administrados durante la primera hora en que comenzaron tus síntomas.

  • Durante la primera hora: el riesgo de morir se reduce a la mitad
  • Durante las tres primeras horas: el riesgo de morir se reduce un 25 por ciento

¡Por cada 30 minutos que esperas para pedir ayuda puedes perder un año de vida!

Muchas mujeres dicen que buscarían ayuda solamente si sus síntomas duraran 30 minutos o más. ¡No te demores! Si esperas mucho tiempo para llamar y pedir ayuda, corres el riesgo de que para cuando llegues al hospital y te hagan los exámenes necesarios ya sea demasiado tarde para que el tratamiento pueda prevenir un daño permanente al corazón. Cuando se trata de un ataque cardíaco, "tiempo equivale a músculo cardiaco".

Hacer las cosas bien es tan importante como actuar rápidamente. Aunque la mitad de las mujeres dice que llamaría al 9-1-1 si estuviera sufriendo un ataque cardíaco, de cada cuatro, menos de una lo hace realmente.

"Aunque tenía todos los síntomas, me negaba a creer que estuviera sufriendo un ataque cardíaco. Nadie en mi familia había tenido uno y creía que era demasiado joven. Mi mensaje es que llames al 9-1-1, incluso si no sabes de dónde vienen tus síntomas. ¡Podría salvarte la vida!"
—Michelle