Prevención del VIH

En la actualidad, es posible evitar el contagio de VIH o transmitir el virus a tu pareja o bebé. Sin embargo, las mujeres siguen enfrentando desafíos únicos para prevenir el VIH.

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué desafíos únicos enfrentan las mujeres para prevenir el VIH?

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, algunos desafíos de prevención son exclusivos de las mujeres:2

  • Las mujeres pueden transmitir el VIH a sus bebés durante el embarazo y nacimiento y a través de la lactancia materna.
  • La anatomía de la mujer facilita el contagio del VIH a través del sexo en comparación con la anatomía del hombre.
  • Tener una infección de transmisión sexual (ITS) aumenta el riesgo de las mujeres de contraer VIH más que los hombres.
  • Las mujeres tienen más posibilidades de perder el control en las relaciones y de sentir temor por violencia, estigma o abandono al intentar prevenir la exposición al VIH.
  • Las mujeres tienen más posibilidades de ser víctimas de abuso sexual. Las personas con antecedentes de abuso sexual tienen más probabilidades de tener comportamientos sexuales de alto riesgo, como intercambiar sexo por drogas, tener múltiples parejas o tener sexo con una pareja que abusa físicamente cuando se le pide usar preservativo.

¿Cómo puedo prevenir el VIH?

La mejor manera de prevenir el VIH es no tener sexo vaginal, oral o anal ni compartir agujas. Compartir agujas por cualquier motivo es muy riesgoso.

Si mantienes relaciones sexuales, reduce el riesgo de contraer una ITS siguiendo los pasos que se detallan a continuación:

  • Usar preservativos. Los preservativos de látex masculinos son la manera más eficaz de prevenir el VIH y otras ITS cuando se tienen relaciones sexuales. Debido a que los hombres no necesitan eyacular (terminar) para transmitir o contagiarse con algunas ITS, asegúrate de que se ponga un condón antes de que el pene entre en contacto con la vagina, la boca o el ano. Los preservativos femeninos también pueden ayudar a prevenir el contagio de VIH. Otros métodos anticonceptivos, como las píldoras anticonceptivas, las inyecciones, los implantes o los diafragmas, no actúan como protección contra las ITS.
  • Hacerse la prueba. Asegúrate de que tanto tú como tu pareja se hagan pruebas de detección de VIH y otras ITS. Compartan los resultados de las pruebas antes de mantener relaciones sexuales. Tener una ITS aumenta las posibilidades de contraer el VIH durante el sexo. Si tu pareja tiene una ITS además de VIH, también aumenta tu riesgo de contraer el VIH. Si tienes una ITS, debes hacerte la prueba de VIH.
  • Practicar la monogamia. Practicar sexo con la misma persona puede reducir el riesgo de contraer VIH y otras ITS. Después de haberse hecho una prueba de detección de ITS, sean fieles. Esto significa que tendrán exclusividad mutua para las relaciones sexuales.
  • Limita la cantidad de parejas sexuales. Tu riesgo de contagiarte VIH y otras ITS aumenta con la cantidad de parejas que tienes.
  • Vacunarse. Puedes vacunarte para protegerte del VPH y la hepatitis B, que también son ITS. No existe ninguna vacuna para prevenir o tratar el VIH.
  • No realices duchas vaginales. Las duchas vaginales eliminan algunas de las bacterias que se encuentran normalmente en la vagina, cuya función es protegerte de las infecciones. Esto puede aumentar el riesgo de contraer VIH y otras ITS.
  • No consumir alcohol o drogas en exceso. El consumo de alcohol o drogas puede conllevar a conductas riesgosas, tales como compartir agujas para inyectarse drogas o no usar preservativo en las relaciones sexuales.

Estas medidas funcionan mejor si se implementan juntas. Ningún paso individual te protegerá contra todos los tipos de ITS.

Conoce más sobre tu riesgo de contraer VIH con la herramienta de reducción de riesgo del VIH de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los condones de látex masculinos son una manera muy eficaz para prevenir el VIH y otras ITS, pero casi una de cada cinco mujeres que solo usa condones como método anticonceptivo queda embarazada.3 La mejor manera de prevenir tanto las ITS como el embarazo es usar condones de látex junto con otro método anticonceptivo altamente eficaz, como por ejemplo el dispositivo intrauterino (DIU), un implante o la inyección.

¿Puedo tomar medicamentos para evitar contraer o contagiar el VIH?

Sí. Hay varios medicamentos disponibles que ayudan a reducir el riesgo de contraer o contagiar el VIH:

Profilaxis prexposición (PrEP)

La PrEP es un método de prevención del VIH para las personas que no tienen el VIH pero se encuentran en alto riesgo de contraerlo. La PrEP es una píldora que se toma de manera oral todos los días.

Habla con tu médico sobre la PrEP si:

  • Eres VIH negativo pero tu pareja es VIH positivo (lo que se conoce como parejas serodiscordantes o de estado mixto)
  • No tienes una relación monógama (tú o tu pareja también tienen sexo con otras personas) y no siempre usan condón
  • Te inyectas drogas ilegales o compartes agujas
  • Tienes una pareja que es VIH positivo y quieres quedar embarazada. La PrEP puede ayudar a protegerte a ti y a tu bebé.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que la PrEP podría prevenir la transmisión en hasta 140,000 parejas heterosexuales serodiscordantes.4 Conoce más sobre la PrEP.

Profilaxis posexposición (PEP)

La PEP es un medicamento contra el VIH para personas que podrían haber estado expuestas muy recientemente al VIH.5 Si crees que estuviste expuesta (por ejemplo, se rompió un condón), o si fuiste abusada sexualmente, habla con tu médico o enfermera acerca de cómo tomar la PEP.

Debes tomar la PEP durante tres días luego de la exposición para ayudar a reducir el riesgo de contraer el VIH. Luego, debes tomar de dos a tres medicamentos antirretrovirales por 28 días para evitar que el virus se multiplique y propague en tu cuerpo.

Mientras tomas la PEP, debes continuar tomando medidas para prevenir el VIH, lo que incluye el uso de condón con tus parejas sexuales. Conoce más sobre la PEP.

Medicamentos antirretrovirales

Si eres VIH positivo, tomar medicamentos antirretrovirales (ARV, por sus siglas en inglés) puede reducir tu carga viral (la cantidad de VIH en tu sangre) para mantenerte saludable. Conocer tu carga viral y cómo controlarla reduciéndola a niveles indetectables puede proteger a tu feto durante el embarazo, parto y nacimiento. También puede ayudar a prevenir la transmisión del VIH a tu pareja sexual.

¿Cuáles son algunos comportamientos que pueden aumentar el riesgo de las mujeres de contraer el VIH?

Los comportamientos que aumentan el riesgo de las mujeres de contraer el VIH incluyen:

  • Tener sexo con una pareja hombre que tuvo sexo con otro hombre o que ha usado drogas intravenosas (IV). Tener sexo con un hombre es la manera más común de que las mujeres se contagien el VIH.
  • Usar drogas ilegales y compartir agujas. Esta es la segunda manera más común de propagar el VIH.
  • Consumo de alcohol y drogas. Esto puede llevar a comportamientos riesgosos, como tener sexo sin condón, no saber si tu pareja tiene el VIH o no, o inyectarse drogas.

Las mujeres que consumen alcohol o drogas también pueden estar en mayor riesgo de ser víctimas de abuso sexual o violación, lo cual puede ponerlas en riesgo de contraer el VIH. Si fuiste abusada sexualmente o violada, debes ver a un médico de inmediato. Tu médico va a decidir si necesitas profilaxis posexposición (PEP). Estos medicamentos pueden reducir tus posibilidades de contraer el VIH luego de haber estado expuesta al virus. Sin embargo, estos medicamentos solo funcionan si consultas a un médico dentro de los tres días luego de la exposición.

¿Cómo puedo prevenir el VIH si me inyecto drogas?

Los consumidores de drogas intravenosas (IV) que comparten agujas están en alto riesgo de contraer el VIH. Al compartir agujas corres el riesgo de traspasar sangre de otra persona a tu cuerpo, incluso si la cantidad es tan pequeña que no puedes verla en la aguja.

Las personas que se inyectan esteroides, insulina o medicamentos para otros problemas de salud están en riesgo de contraer el VIH si no usan agujas esterilizadas siempre. Cada vez que necesites usar una aguja, asegúrate de que esté esterilizada. No compartas agujas con nadie. También puedes contraer el VIH si los equipos usados para hacer tatuajes o perforaciones en el cuerpo no están esterilizados.

Si te inyectas drogas o medicamentos, sigue estos pasos para reducir el riesgo de contraer el VIH:

  • Nunca reutilices ni "compartas" agujas, jeringas, agua o equipos de preparación de drogas.
  • Solo usa las agujas y jeringas que conseguiste de una fuente confiable (como farmacias o programas de intercambio de agujas).
  • Usa siempre agujas o jeringas nuevas y esterilizadas.
  • Si debes usar una aguja que utilizaron otras personas, límpiala con lejía antes de usarla.
  • Si es posible, usa agua esterilizada para preparar drogas; de lo contrario, usa agua limpia de una fuente confiable (como agua fresca del grifo).
  • Usa un contenedor nuevo o desinfectado ("cocina") y un filtro nuevo ("algodón") para preparar drogas.
  • Limpia la zona que vas a inyectar con un hisopo nuevo con alcohol antes de la inyección.
  • Desecha todas las agujas y jeringas luego de un uso. No las deseches junto con la basura regular. Puedes usar una jarra de leche o detergente vieja para recolectar las agujas y jeringas usadas, y luego sellar el contenedor antes de botarlo. Consulta con el departamento de salud de tu localidad sobre la manera correcta de desechar el contenedor.
  • No compartas agujas o jeringas con amigos o familiares.

¿Cómo puedo prevenir el VIH si me hago tatuajes o perforaciones en el cuerpo?

Sigue estos pasos para reducir el riesgo de contraer el VIH:

  • Pregunta sobre cómo el personal esteriliza sus equipos. Los instrumentos de uso único que cortan la piel deben usarse una sola vez y luego desecharse. Los instrumentos reutilizables que cortan la piel deben limpiarse y esterilizarse luego de cada uso.
  • Averigua qué medidas debe tomar el personal para prevenir el contagio del VIH y otras infecciones, como la hepatitis B y la hepatitis C.
  • Asegúrate de que la tienda de tatuajes sigas las regulaciones estatales e inspecciones de salud.

Estoy embarazada y tengo VIH. ¿Mi bebé también contraerá VIH?

Si estás con tratamiento para el VIH, lo más probable es que no. Cuando los medicamentos para el VIH se usan de manera constante y correcta, una mujer embarazada con VIH que recibe tratamiento para el VIH en la primera etapa de su embarazo, puede reducir el riesgo de que el bebé nazca con VIH a menos del 1 %. Sin tratamiento, este riesgo es de aproximadamente el 25 % en los Estados Unidos.6

Todas las mujeres deben hacerse la prueba de VIH durante su primera visita de cuidado prenatal, al principio del embarazo. Las mujeres en alto riesgo que obtienen el resultado de VIH negativo en la prueba, deben volver a hacerse la prueba más tarde durante el embarazo.

El tratamiento, llamado terapia antirretroviral, funciona mejor cuando:

  • Comienza lo antes posible durante el embarazo
  • También se realiza durante el trabajo de parto y el alumbramiento
  • Se aplica al bebé luego de nacer

Si eres VIH positivo y tu carga viral es superior a 1,000 copias por mililitro, tu médico puede recomendar que des a luz por cesárea.

Tengo VIH. ¿Puedo amamantar a mi bebé?

No. Si tienes VIH, no le des el pecho a tu bebé. En los Estados Unidos y otros países donde hay agua limpia disponible, el uso de sustitutos de la leche materna como las fórmulas es altamente recomendable en mujeres con VIH, porque el virus se puede traspasar al bebé a través de la leche materna.

También puedes preguntarle a tu médico, partera o pediatra sobre cómo conseguir leche materna de un banco de leche. Encuentra un banco de leche humana a través de la Human Milk Banking Association of North America.

Lasrecomendaciones sobre amamantar con VIH pueden ser diferentes en otros países, donde no siempre hay agua limpia disponible.

¿Cómo puedo ayudar a proteger a mis hijos del VIH?

Una manera de proteger a tus hijos del VIH es hablar con ellos sobre el VIH, SIDA y los comportamientos sexuales que aumentan el riesgo de contraer el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Cuanto antes comiences a hablar sobre este tema, mejor será. Antes del tercer grado, casi todos los niños ya han escuchado hablar del VIH.7

Según una encuesta nacional de 2013 a estudiantes de secundaria:8

  • Aproximadamente la mitad de todos los estudiantes ha tenido sexo al menos una vez
  • Un tercio es sexualmente activo (ha tenido sexo en los últimos tres meses)
  • Casi la mitad de los estudiantes sexualmente activos no usaron condón la última vez que tuvieron sexo

Obtén consejos sobre cómo hablar sobre el VIH con tus hijos en nuestra sección Desarrollo de habilidades de comunicación.

Pídele a tus adolescentes que visiten nuestro sitio web Know The Facts First (Conoce los datos primero) en donde pueden encontrar información apta para adolescentes sobre la prevención de las ITS.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre cómo prevenir el VIH?

Para obtener más información sobre la prevención del VIH, llama a la línea de ayuda de OWH al 1-800-994-9662 o consulta los siguientes recursos de otras organizaciones:

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). VIH entre embarazadas, bebés y niños.
  2. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2014). Nuevas pautas recomiendan la píldora de prevención del VIH diaria para quienes están en muy alto riesgo (versión en inglés).
  3. Administración de Alimentos y Medicamentos. (2016). Anticonceptivos: medicamentos que te ayudan (versión en inglés).
  4. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). PEP (versión en inglés).
  5. Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development. (2012). Microbicide Trials Network (MTN).
  6. AIDS.gov. (2009). Niños (versión en inglés).
  7. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2014). Observación de conductas de riesgo en los jóvenes - Estados Unidos, 2013 (versión en inglés). MMWR Weekly; 63(4).
  8. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). El VIH en mujeres (versión en inglés).