Recuperación después del nacimiento

En este momento usted está dedicada exclusivamente al cuidado de su nuevo bebé. Pero las madres que acaban de dar a luz también deben ocuparse del cuidado de su cuerpo después del parto y durante el período de lactancia. Hacerlo te ayudará a recobrar tu energía y vigor. Cuando te cuidas a ti misma eres capaz de brindar un mejor cuidado a tu bebé y así poder disfrutarlo más.

Expandir todo
|
Cerrar todo

Descanso

Los primeros días en casa después del parto son para descansar y recuperarse tanto física como emocionalmente. Necesitas dedicar toda tu energía en ti misma y en conocer a tu nuevo bebé. Aunque probablemente estés muy contenta y muchos familiares y amigos desean visitarlos, trata de limitar el número de visitas e intenta descansar lo más que puedas. No pretendas tener tu casa en perfectas condiciones. Notarás que lo único que haces es comer, dormir y cuidar de tu bebé. Y es perfectamente normal. Trata de encontrar tu propio ritmo desde el primer día que vuelves a casa. Trata de recostarte o dormir una siesta mientras el bebé duerme. No intentes hacer demasiadas tareas en la casa. Permite que otros te ayuden y no temas pedir ayuda con la limpieza, la lavandería, la comida o el cuidado del bebé.

Cambios físicos

Después del nacimiento del bebé, tu médico te hablará sobre lo que experimentarás a medida que tu cuerpo comience a recuperarse.

  • Tendrás una secreción vaginal llamada loquios. Es el tejido y la sangre que recubrían el útero durante el embarazo. Al principio es profuso y de color rojo intenso y luego va disminuyendo en cantidad e intensidad del color hasta que desaparece después de unas semanas.
  • También podrías tener hinchazón en las piernas y los pies. Puedes reducir la hinchazón manteniendo los pies levantados todo el tiempo que sea posible.
  • Probablemente tengas estreñimiento. Trata de ingerir mucha agua y frutas y verduras frescas.
  • Es común tener dolores similares a los cólicos menstruales, especialmente si estás amamantando. La leche materna comenzará a bajar entre el tercer y sexto día después del parto. Incluso si no estás amamantando, puedes notar que cae leche de los pezones y tener una sensación incómoda y de sensibilidad como si los senos estuviesen cargados.
  • Sigue las indicaciones de tu médico en cuanto al nivel de actividad que puedes realizar durante las siguientes semanas, como caminar o subir las escaleras.

En la consulta que realizas luego de seis semanas después del parto, el médico controlará tu recuperación. Pregúntale cuándo puedes reanudar tus actividades normales y sobre los planes de alimentación y entrenamiento físico que te ayudarán a regresar a tu peso saludable. También pregúntale a tu médico acerca de las relaciones sexuales y el uso de anticonceptivos. Tu período menstrual podría volver en seis a ocho semanas, o antes si no estás amamantando. Si estás amamantando, es posible que no tengas el período menstrual durante varios meses. No obstante, el uso de un método anticonceptivo confiable es la mejor opción para evitar quedar embarazada hasta que desees tener otro bebé.

Algunas mujeres comienzan a tener problemas de tiroide durante el primer año después de dar a luz. Esto se llama tiroiditis posparto Por lo general comienza con un cuadro de hipertiroidismo que dura entre dos a cuatro meses. La mayoría de las mujeres después presentan síntomas de una actividad tiroidea deficiente que puede durar hasta un año. Los problemas de tiroides son fáciles de ignorar ya que muchos síntomas como la fatiga, los trastornos del sueño, la falta de energía y los cambios en el peso son comunes después de haber tenido un bebe. Consulta a tu médico si tienes síntomas que no se van. Una tiroides hipoactiva debe ser tratada. En la mayoría de los casos, la tiroides vuelve a funcionar con normalidad cuando se cura. Pero algunas mujeres desarrollan la enfermedad de la tiroides hipoactiva de manera crónica, conocida como enfermedad de Hashimoto la cual necesita tratamiento de por vida.

Recuperación de la figura y peso saludable

Tanto el embarazo como el parto pueden afectar el cuerpo de la mujer. Después de dar a luz perderás alrededor de 10 libras en forma inmediata y un poco más a medida que los niveles de líquidos corporales disminuyan. No pretendas ni intentes perder el peso adicional que hayas subido durante el embarazo en forma inmediata. La pérdida gradual de peso al cabo de varios meses es la manera más segura, sobre todo si estás amamantando. Las madres lactantes pueden perder una cantidad de peso moderada sin que esto interfiera en la producción de leche ni en el crecimiento del bebé.

Quizás solo necesites un plan de alimentación saludable y entrenamiento físico regular para recuperar un peso saludable. Si no pierdes peso o si estás perdiendo peso muy lentamente, reduce la ingesta de alimentos con azúcares añadidos y grasas como las bebidas gaseosas, los postres, las frituras, las carnes grasas y el alcohol. Recuerda que las madres lactantes deberían evitar el consumo de bebidas alcohólicas. Al eliminar los alimentos extras puedes optar por comidas saludables y balanceadas que mantendrán elevado tu nivel de energía y te aportarán los nutrientes que tanto tú como tu bebé necesitan para gozar de buena salud. Asegúrate de consultar a tu médico antes de empezar cualquier tipo de dieta o plan de ejercicios.

Sensación de tristeza

Después del parto es posible que te sientas tristes, abrumada y con ganas de llorar durante unos días. Muchas madres que acaban de dar a luz sienten "tristeza de posparto". Los cambios hormonales, la ansiedad por el cuidado del bebé y la falta de sueño afectan sus emociones.

Ten paciencia contigo misma. Estas sensaciones son normales y por lo general desaparecen rápidamente. Pero si esa sensación de tristeza dura más de dos semanas, consulta a tu médico. No esperes hasta la consulta después del parto para hacerlo. Podrías tener una afección aguda pero tratable conocida como depresión posparto. La depresión posparto puede darse en cualquier momento durante el primer año después del parto.

Las señales dedepresión posparto son:

  • Sentirse impaciente o irritable
  • Sentirse triste o deprimida o llorar mucho
  • Sentir que te falta de energía
  • Tener dolores de cabeza, dolor en el pecho, palpitaciones (los latidos cardíacos se aceleran y por momentos sientes como si se detuvieran), entumecimiento o hiperventilación (respiración rápida y superficial)
  • No poder dormir, estar muy cansada o ambas cosas
  • No poder comer y perder peso
  • Comer en exceso y aumentar de peso
  • Tener problemas para concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas
  • Estar demasiado preocupada por el bebé
  • No sentir interés por el bebé
  • Sentirse culpable e inútil
  • No tener interés ni disfrutar de actividades como el sexo y la vida social
  • Pensar en hacerte daño o hacerle daño a tu bebé

Algunas mujeres no le cuentan a nadie acerca de estos síntomas ya que se sienten avergonzadas o culpables por tener estos sentimientos en un momento en que todos piensan que debería estar feliz. ¡No permitas que te suceda esto! La depresión posparto puede dificultar el cuidado de tu bebé. Los bebés recién nacidos cuyas madres sufren de depresión posparto pueden tener retrasos en el aprendizaje y en el habla. Pueden tener problemas para crear vínculos afectivos. Tu médico puede ayudarte para que te sientas mejor y puedas disfrutar de tu bebé recién nacido. La depresión posparto se puede tratar con terapia y/o medicamentos. Obtén más información sobre la depresión posparto en nuestra sección Depresión durante y después del embarazo, hoja de datos.

Investigaciones recientes revelan que 1 de cada 10 hombres que acaban de ser padres pueden sufrir depresión durante o después el embarazo. Aunque es necesario contar con más investigaciones, el hecho de tener depresión hace que sea más difícil ser un buen padre y quizás afecte al desarrollo del bebé. Esta depresión también puede estar relacionada con la depresión de la madre. Los hombres que están en la dulce espera o que acaban de ser padres y tienen problemas emocionales o síntomas de depresión deberían consultar al médico. La depresión es una enfermedad tratable.

Más información sobre recuperación después del nacimiento

Consulta otras publicaciones y sitios web

  • Cesárea (Copyright © Mayo Foundation): esta publicación explica brevemente qué esperar durante un parto por cesárea. Explica con más detalle la recuperación posterior, tanto en el hospital como en la casa.

Ponte en contacto con otras organizaciones