Clamidia

La clamidia es una infección de transmisión sexual (ITS). Por lo general, la clamidia se contagia a través del sexo anal, oral o vaginal. La clamidia es una de las infecciones de transmisión sexual (ITS) más frecuentes en mujeres, especialmente en jóvenes de entre 15 y 24 años. Por lo general, no presenta síntomas. La clamidia se puede tratar con antibióticos. Si no se la trata, puede provocar problemas de salud graves para las mujeres, como por ejemplo la dificultad para concebir

Expandir todo
|
Cerrar todo

¿Qué es la clamidia?

La clamidia es una ITS causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Es un problema particularmente grave para las mujeres ya que puede dañar los órganos reproductivos femeninos.

¿Quién puede tener clamidia?

La clamidia es una de las ITS más frecuentes en las mujeres de los Estados Unidos. En 2015, más de 1 millón de mujeres en los Estados Unidos recibieron un diagnóstico de clamidia.1 Es más frecuente en mujeres de entre 15 y 24 años.2

¿Cómo se desarrolla la clamidia?

La clamidia se contagia a través de:

  • Sexo vaginal, oral u anal. La clamidia se puede contagiar incluso si no existen síntomas. Esto significa que puedes contagiarte de clamidia de una persona que no tiene síntomas.
  • Contacto con los genitales. Un hombre no necesita eyacular (llegar al orgasmo) para que se produzca el contagio de clamidia. La clamidia también puede transmitirse entre mujeres que tienen sexo con mujeres.
  • En el parto, de una madre a su bebé

¿Cuáles son los síntomas de la clamidia?

La clamidia es una infección "silenciosa", ya que muchas mujeres que la padecen no presentan síntomas. Si tienes síntomas, posiblemente no los notes hasta después de varias semanas de haberte contagiado.

Los síntomas pueden incluir:

  • Sangrado entre períodos menstruales
  • Escozor al orinar
  • Fiebre
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Dolor en la zona abdominal baja
  • Náuseas
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Flujo vaginal atípico

Si crees que tienes clamidia, tú y tus parejas sexuales deben visitar a un médico lo antes posible.

Incluso si la clamidia no presenta ningún síntoma, puede derivar en problemas de salud a futuro, como la imposibilidad de quedar embarazada. La única manera de saber si tú o tu pareja tienen clamidia es mediante un estudio.

¿Debo hacerme una prueba de detección de clamidia?

  • Si eres menor de 24 y mantienes relaciones sexuales, debes hacerte una prueba de detección de clamidia.3 La clamidia es más frecuente entre las mujeres de entre 15 y 24 años.2 Debes hacerte una prueba si has tenido síntomas de clamidia desde la última prueba con resultado negativo o si tu pareja sexual padece clamidia.
  • Si eres mayor de 24 años, necesitas hacerte una prueba si, durante el último año o desde tu última prueba:3
    • Tuviste una nueva pareja sexual
    • Tu pareja sexual te contó que tiene clamidia
    • Cambiaste sexo por dinero o drogas
    • Has tenido clamidia u otra ITS en el pasado.
    • No usaste preservativos durante tus relaciones sexuales y estás en una relación que no es monógama, es decir que tú o tu pareja tienen relaciones sexuales con otras personas

También debes someterte a una prueba si estás embarazada o si tienes cualquier síntoma de clamidia.

¿Cómo se diagnostica la clamidia?

Hay dos formas de hacer una prueba de detección de clamidia:

  • Un análisis de orina. Esta es la más común. Orinas (haces pis) en un recipiente. Luego, se analiza la orina en busca de clamidia.
  • Una prueba de hisopado. Tu médico utiliza un hisopo de algodón para extraer una muestra de fluidos de un lugar infectado (la vagina, el cuello uterino, el recto o la garganta). Luego, el fluido se analiza en busca de clamidia.

El examen de Papanicolaou no se usa para detectar clamidia.

¿Cómo se trata la clamidia?

El médico o la enfermera te recetará antibióticos para tratar la clamidia. Los antibióticos pueden curar la clamidia. Pero no podrán curar los daños permanentes en tu cuerpo, como las cicatrices de los órganos reproductivos. Por esta razón, debes hacerte una prueba de detección y tomar antibióticos lo antes posible.

Para que actúen los antibióticos, debes terminar la cantidad de medicamento que te indica el médico, incluso si los síntomas desaparecen. No compartas tus antibióticos para la clamidia con otras personas. Si los síntomas no desaparecen después del tratamiento, consulta a tu médico o enfermera.

Avísale a tu médico si estás embarazada. Tu médico puede recetarte antibióticos que son aptos para el embarazo.

¿Qué puede suceder si no se trata la clamidia?

La clamidia sin tratamiento puede provocar serios problemas de salud en las mujeres, como por ejemplo:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), una infección en los órganos reproductivos de una mujer. La EIP puede dar lugar a dolor pélvico crónico, problemas en el embarazo e infertilidad, lo que significa que no puedes quedar embarazada. La clamidia no tratada es una causa común de EIP. Afecta a entre un 10% y un 15% de mujeres con clamidia sin tratamiento4.
  • Mayor riesgo de contraer VIH (el virus que causa SIDA) durante las relaciones sexuales

¿Qué debo hacer si tengo clamidia?

La clamidia se trata fácilmente. Pero debes hacerte las pruebas y recibir tratamiento lo antes posible.

Si tienes clamidia:

  • Consulta a un médico o una enfermera lo antes posible. Los antibióticos pueden tratar los síntomas de la clamidia, pero no pueden curar el daño permanente en tus órganos reproductivos.
  • Toma todos los medicamentos. Aunque los síntomas hayan desaparecido, debes terminar todos los antibióticos.
  • Cuéntale a tu pareja sexual para que pueda hacerse una prueba y tratarse. Si no se hace una prueba y no se trata, puedes volver a contraer clamidia.
  • Evita el contacto sexual hasta que tanto tú como tu pareja se hayan tratado y curado. Incluso después de haber terminado de tomar los antibióticos, puedes contraer clamidia si tienes relaciones sexuales con alguien que padezca clamidia.
  • Consulta a tu médico o enfermera nuevamente si tienes síntomas que no desaparecen pocos días después de haber terminando los antibióticos.

¿De qué modo la clamidia afecta el embarazo?

Para las embarazadas, la clamidia puede provocar un nacimiento prematuro o nacimientos antes de las 37 semanas de embarazo. El nacimiento prematuro es la causa más común de muerte infantil y puede dar lugar a problemas crónicos de salud y en el desarrollo de los niños5.

Los bebés de madres con clamidia pueden contraer:

  • Infecciones en los ojos, llamadas conjuntivitis u ojo rojo. Los síntomas incluyen secreciones de los ojos e hinchazón de los párpados. Los síntomas generalmente aparecen dos semanas después del nacimiento.
  • Neumonía Los síntomas incluyen congestión, tos, respiración rápida y dificultad para respirar, aunque no siempre se presentan. Los síntomas generalmente aparecen en el lapso de uno a tres meses después del nacimiento.

¿Cómo puedo prevenir la clamidia?

La mejor forma de prevenir la clamidia o cualquier ITS es no tener relaciones sexuales vaginales, orales ni anales.

Si mantienes relaciones sexuales, reduce el riesgo de contraer una ITS siguiendo los pasos que se detallan a continuación:

  • Usar preservativos. Cuando se mantienen relaciones sexuales, los preservativos son la mejor alternativa para prevenir una ITS. Debido a que no es necesario que el hombre eyacule para contagiar o contagiarse de clamidia, asegúrate de colocar el preservativo antes de que el pene toque la vagina, la boca o el ano. Otros métodos anticonceptivos, como las píldoras anticonceptivas, las inyecciones, los implantes o los diafragmas, no actúan como protección contra las ITS.
  • Hacerse la prueba. Asegúrate de que tanto tú como tu pareja se hagan la prueba para descartar cualquier ITS. Compartan los resultados de las pruebas antes de mantener relaciones sexuales.
  • Practicar la monogamia. Practicar sexo con la misma persona puede reducir el riesgo de contraer una ITS. Después de haberse hecho una prueba de detección de ITS, sean fieles. Esto significa que tendrán exclusividad mutua para las relaciones sexuales.
  • Limitar la cantidad de parejas sexuales. El riesgo de contraer una ITS aumenta en proporción con la cantidad de parejas sexuales que tienes.
  • No realizarse duchas vaginales. Las duchas vaginales eliminan algunas de las bacterias que se encuentran normalmente en la vagina, cuya función es protegerte de las infecciones. Esto puede aumentar el riesgo de contraer una ITS.4
  • No consumir alcohol o drogas en exceso. Tomar demasiado alcohol o usar drogas aumenta las posibilidades de que tengas un comportamiento riesgoso y puede ponerte en riesgo de abuso sexual y de una potencial exposición a las ITS.

Estas medidas funcionan mejor si se implementan juntas. Ningún paso individual te protegerá contra todos los tipos de ITS.

Las mujeres que mantienen relaciones sexuales con otras mujeres, ¿pueden contraer clamidia?

Sí. Es posible contagiarse de clamidia u otra ITS si eres una mujer que mantiene relaciones sexuales solo con mujeres. La clamidia vive en el tracto reproductivo de una mujer infectada y puede transmitirse a una pareja sexual, sea hombre o mujer.

Habla con tu pareja acerca de su historial sexual antes de mantener relaciones sexuales y, si estás en riesgo, pídele a tu médico o enfermera que te realice una prueba de detección de ITS6.

¿Pudimos responder tus preguntas sobre la clamidia?

Para obtener más información acerca de la clamidia, llama a la línea de ayuda de OWH al 800-994-9662 o ponte en contacto con las siguientes organizaciones:

Fuentes

  1. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). Trabajo de investigación sobre enfermedades de transmisión sexual 2015, cuadro 4 (versión en inglés).
  2. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). Trabajo de investigación sobre enfermedades de transmisión sexual 2015, figura 5 (versión en inglés).
  3. Fuerza de Tareas de Servicios Preventivos de los Estados Unidos. (2014). Clamidia y gonorrea: prueba de detección.
  4. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). ETS e infertilidad.
  5. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2016). Nacimiento prematuro (versión en inglés).
  6. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. (2017). 2015 Sexually Transmitted Diseases Treatment Guidelines: Special Populations.